• Carlos Amir González

Fin de semana violento con varios “plus” – Jueves de Nochebuena y viernes de Navidad, dejaron en diversos tipos de accidentes, la mayoría de tránsito, más de 64 muertes, la mayoría personas menores de 30 años, incluidos 6 suicidios. El elevado índice de la  ingesta de alcohol, juega sin dudas un protagonismo esencial, pero también “estos desenfrenos y víctimas que el mismo causa”, en un espectro social que va desde los más pobres a los más ricos, habla de unas conductas sociales que carecen de objetivos en lo que hace a la construcción de una sociedad con otros pilares de valores culturales.

En el arte dramático rigen dos géneros, sobre la base de los cuales se pueden hacer relatos históricos, acerca de lo que nos pasa y nos pasó. La ficción también existe como género literario y teatral. Pero la comedia como forma desenfadada y con humor de vernos a nosotros mismos en nuestras realizaciones y frustraciones, ha construido grandes obras, y es uno de estos importantes géneros. Por otra parte esta la tragedia, que toma con más fuerza para construir el relato de la historia puntual a la que haga referencia, algo así como una suerte de destino fatal al cual estamos condenados los seres humanos en la tierra. Las religiones aprovechan las trágicas situaciones en las que los seres humanos se desenvuelven en la tierra, para proponiéndoles adherir a sus doctrinas que marcarán conductas en los que vinimos “a sufrir a este valle de dolor y lágrimas”, y proponerles que en el “más allá” de la vida terrenal existe un paraíso que premia las buenas conductas doctrinarias. El Paraguay como pueblo adhiere en inmensa mayoría a la “religiosidad católica”, que para mi es completamente diferente a adherir a los principios filosóficos del Cristianismo que mucho de bueno tienen en su esencia y también mucho de “neutrales o neutros”.

Lo cierto es que los miles de paraguayos y paraguayas que llenan los actos litúrgicos en el entorno de la llegada del niño-dios, en actitud compungida y confesional, son los que luego se desplazan a altísimas velocidades, ahítos de alcohol y con los bajos instintos desatados, por calles en pésimo estado, rumbo a un lugar que ni ellos tienen la menor idea…ese lugar muchas veces termina siendo una columna, un río, otro vehículo, un árbol e inclusive la copa del mismo…lo más fatal o trágico es cuando estos conductores suicidas impactan sobre las humanidades del prójimo peatón…se cuentan por cientos los muertos en estas circunstancias…como por lo general se trata de peatón pobre frente a conductor rico o hijo/a de “familia acomodada”, las muertes son cambiadas por dinero y el victimario sale limpio de pena y culpa – rumbo a su futura víctima…Ariel Oviedo, parlamentario del UNACE (Unión Nacional de Ciudadanos Éticos) dirigida por su padre el general fascista Lino César Oviedo conduciendo un vehículo por el microcentro de Asunción a 160 km por hora, embistió y mató a una persona que venía conduciendo su vehículo con su familia en el mismo.

El hijo del político Calé Galaverna (colorado) sobre la ruta 2 a la altura de Capiatá, atropelló a una mujer a la cual arrastró por más de 100 metros hasta poder frenar su vehículo…¿a qué velocidad venía?... al igual que Arielito no llegó a estar ni dos horas en la comisaría del lugar…

class="MsoNormal" style="margin: 0cm 0cm 10pt; text-align: justify;">Esto habla a las claras de una Justicia inexistente, la Justicia paraguaya no actúa sobre el “hecho concreto y consumado”, sino sobre la “voluntad de la parte afectada” de querer iniciar una denuncia y una acción legal en contra de la parte que la dañó, que la afectó…como el muerto ya no puede defenderse, y sus familiares se saben desprotegidos frente al poder judicial, económico y político, terminan accediendo a la oferta que les hace el criminal y sus familiares para blanquear su situación y “aquí no ha pasado nada”.    Estos casos se repiten a lo largo y ancho del país, y no solo hacen al derecho a la vida de la gente, sino que también al derecho de la propiedad, de la familia, que no te violenten el domicilio, a tus hijos con la violación, el robo…los niños y jóvenes hoy acechados y asaltados por el crimen organizado del narcotráfico que tiene copados y como cómplices a los organismos de seguridad y justicia del Estado Paraguayo.

Las instituciones democráticas y la sociedad civil “asaltados y secuestrados por mafias y mafiosos” - El secuestro del empresario rural Fidel Zavala ya lleva más de 75 días de perpetrado. El grupo autodenominado guerrillero y revolucionario EPP (Ejército del Pueblo Paraguayo) no se sabe funcional a que intereses, aunque muchos tenemos “sospechas” que es a quienes quieren desestabilizar más al país…y no precisamente en cuanto a su modelo Económico y Financiero (que funciona en paz).

Un ministerio del Interior y Ministerio Público, uno con destacamentos especializados de la policía recientemente uniformados y armados por la Embajada Norteamericana, y el otro supervisado y formado por la Fiscalía del Estado de Colombia, que gustan ponerse sus fiscales los uniformes camuflados de las fuerzas de seguridad, y que les encanta “plantar” pruebas vinculando al EPP con las FARC…

La Agencia de Noticias Aratiri (afincada en Buenos Aires) denuncia el negocio del “secuestro en Paraguay” donde durante la dictadura y parte del frágil tránsito a la democracia que vivimos, se convivió con casi 10 secuestros y más de 9 millones de dólares cobrados, una desaparecida por años, 3 muertes, y otras varias consecuencias de torturas y padecimientos varios, en todos estos casos se encontró involucrada a la policía nacional e inclusive a ministros…si nos remitimos a los grupos de Defensa de Derechos Humanos también nos vamos a encontrar con cientos de casos de niños/as que son secuestrados, mediante este secuestro condicionar a sus familiares a algo o que el móvil del secuestro sea la violación con la derivación fatal de la muerte posterior de los niños, o la condena existencial de los mismos por lo general pertenecientes a los sectores más pobre y marginales.

Durante la dictadura del General Stroessner era uso común, traerle como presente al jefe militar regional o al Tiranosaurio, jóvenes púberes arrancadas de sus familias, para conformar harenes donde estos vituperables seres saciaban sus más bajos instintos…estos uniformados son los que hoy recorren medios de comunicación “alarmados por la irresponsabilidad paternal” de Fernando Lugo… me pregunto, a estos hechos como se los califica, de inseguridad…siendo que hay gente que pide el regreso de la mano dura, evidentemente no era a ellos que les secuestraban sus hijas “para servir a la patria”…

Lo que nos pasó y nos sigue pasando – En últimas declaraciones el ministro del Interior Rafael Filizzola dijo que de proseguir así la situación en Paraguay, dentro de 10 años el “crimen organizado” al igual que hoy día en Méjico “campearía”.  La noticia no me parece ni buena ni mala, ni le noto siquiera un valor preventivo que de algo sirva, creo que desde hace mucho tiempo campea en Paraguay el crimen organizado, el ministro no ha leído o no les ha dado importancia a los libros de Aníbal Miranda o de Idilio Méndez que ponen al desnudo las operaciones de los grupos mafiosos que operan de larga data en el país.

Como un ayuda memoria nomás, el general que “da el golpe al golpe” en febrero de 1989, Andrés Rodríguez tenía orden de captura por Interpol por narcotraficante, pero como cualquier narcotraficante ¿? …! NO ¡ como el Jefe del Cartel de Santa Cruz. Hoy día el general está muerto, con el murió el Cartel, o tenía un sucesor ¿?....

Claro que lo tenía, el general Lino César Oviedo, vivito y coleando, con una bancada en el parlamento del 20 % de representación, como dice Silvio Rodríguez…”el asesino tomó otro camino, y preparó una nueva celada…”.

Después de 5 años de infructuosas búsquedas caen en Yby Yaú, el narco brasileño Jarvis Chimenes Pavao, y uno de los jefes del PCC (primer comando capital de Brasil)

de apellido Caballero. Estos dos peces gordos del narcotráfico brasileño, pero que operaban en los departamentos del Amambay y Concepción en Paraguay, fueron aprehendidos gracias al trabajo conjunto de la SENAD (secretaría nacional antidrogas del py), la Policía Federal del Brasil y la DEA norteamericana, Chaparro jefe de la SENAD redujo al mínimo los agentes intervinientes en el operativo ya que el narco Jarvis tenía infiltrados en la policía nacional, la fiscalía y en la propia SENAD.

El narco poseía en la región una estancia faraónica, cuando hubo o tuvo sospechas de que era denunciado por pobladores, como en octubre y noviembre pasados el mismo ordenaba a sus sicarios la eliminación de los mismos. Esto ocurrió con Ambrosio Colmán Almada, su hijo Alberto Colmán Ruiz y su nieto de 3 años. Luego con Héctor León Viedma y Oscar Gaona Laneri, político colorado y ex administrador del propio Jarvis, quién sospechó que el mismo estaba brindándole información a la SENAD.  Así como la dictadura paraguaya permitió la extensión de la “frontera verde brasileña” en territorio paraguayo con 300.000 colonos incluidos, esto también ocurrió con mafias brasileñas de “todo tipo” que se asocian con estructuras mafiosas paraguayas. En la zona de frontera seca de los departamentos del norte del Paraguay y sur del Brasil, los mafiosos brasileños se mueven a su libre albedrío en sus “ajustes de cuentas” que se llevan puestas a familias enteras, la policía federal brasileña también cuenta con impunidad para hacer todo tipo de incursiones.

Este fin de semana también arrojó el encuentro de dos jóvenes ajusticiados con 3 balas en la nuca cada uno, que fueron raptados hace pocos días por quienes la gente que presenció el hecho calificó de agentes policiales, en un automóvil Gol sin chapa. A esto se suma que uno de los mismos había sido “amenazado por un oficial de policía, de que esto le iba a ocurrir”, frente a la desaparición de los jóvenes este oficial fue llamado a declarar en la fiscalía, y luego liberado por el juez. El jefe de policía de  Alto Paraná, lugar de los hechos, ha declarado en el sentido de que dicho oficial sigue en los cuadros activos de la policía con total normalidad.

Claro que estos jóvenes, además de pobres ellos y sus familias, estaban según los sindica la policía, en actividades de tráfico o contrabando…¿será que sobre estas bases sus criminales, asesinos, contarán con un blanqueo…por haber cumplido órdenes de los mafiosos superiores…?

Hechos como los citados anteriormente, son “el pan nuestro de cada día” en el Paraguay, en algunas regiones más agudizados, pero en ninguna exenta de su existencia por que son las propias instituciones del Estado las que están penetradas por las mafias, o por el “crimen organizado” como gusta llamarlas el ministro del Interior, que nos quiere hacer creer que dándole un gran golpe al grupúsculo del EPP se lo está dando al crimen organizado. Sería como golpear a una pequeña pústula de un cuerpo integrado por instituciones, principalmente a la que él `pertenece, que están en completo estado de septicemia.

 Sería bueno a fines del 2009 y a 16 meses del gobierno de los cambios en Paraguay, no tener que estar analizando “ingenuidades políticas” sino que realidades cambiantes en desarrollo. Hace no mucho en una reunión realizada por el presidente Lugo con sus ministros…”el mismo reclamó de los mismos, mayor despliegue y desarrollo de sus destrezas”. El PBI del Paraguay cierra el 2009 en – 3.8 % , la verdad es la realidad, dijo alguien. El ministro que siempre salió a poner la cara por Lugo, fue Rafael Filizzola, en los últimos tiempos lo ha cambiado en varias oportunidades por el de Relaciones, Salud, Hacienda, según quisiese mostrar algún logro en función de esas carteras…es evidente que este gobierno no ha logrado frente al viejo poder establecido y sus estructuras, iniciar un proceso de cambios…¿ razones ¿?

¿causas?? …creo que después del obligado receso del próximo fin de semana y año (que espero no nos traiga la misma carga) merece seguir analizándose, sin que la comedia, dos veces repetida, se convierta en tragedia.

 

Carlos Amir González, es periodista uruguayo, residente en Asunción Paraguay.

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.