EL ESTADO PARAGUAYO DEBE INSTITUCIONALIZARSE DE UN MODO EFICIENTE 

 “El Estado paraguayo se construyó explícitamente como un modelo que debía funcionar a medias y que fue funcional tal vez en un país con un elevado índice de población rural y productores primarios. Hoy tiene la imperiosa necesidad de institucionalizarse de un modo total y eficiente, incluso por una cuestión de supervivencia económica”, advierte el sociólogo Alejandro Vial quien tutorea un equipo de 6 investigadores de la gestión estatal.

La Secretaría de la Función Pública, como parte de uno de sus planes, decidió estimular iniciativas de investigación por parte de funcionarios y al interior del Estado paraguayo a fin de generar un pensamiento crítico conducente a la eficiencia y para el efecto cuenta con el apoyo del PNUD a través de la ong geAm. 

 

Vial expone que “la semi institucionalidad que se percibe en tantos ámbitos estatales fue una manera de gobernar, funcional a un modelo dónde había un cogobierno que pasaba por afuera del Estado, por ejemplo a través de las seccionales”.

 

Eso permitía tener un control político pero el modelo se derrumbó “porque la globalización lo derrumbó”.

 

Metropolización

De qué modo. “La globalización ingresó al país muy fuertemente por el  lado de la soja que desplazó a mucha gente del campo a la ciudad. Aquel modelo funcionaba con una cantidad sustancial de personas en el ámbito rural, en el sector primario de la economía”.

 

Hoy, más gente está en las ciudades y la economía ha pasado de ser mirada hacia adentro, a depender del mercado externo.

 

Ese cambio socioeconómico del escenario exige contar con un Estado institucionalizado “a full” porque en el mercado globalizado es preciso competir en bloque con estados altamente institucionalizados.

 

“De lo contrario nos pasará lo que advierte el presidente Mujica de Uruguay que en vez de que nosotros manejemos la globalización según nuestros intereses y potencialidades, será la globalización las que nos pasará por encima”.

“Estamos entonces en un proceso que intenta cambiar una forma de ser de un  funcionariado público que ya no le sirve al país”.

 

Para la SFP ello implica un funcionariado público con “conciencia ampliada” a través de nuevos conocimientos, capacitación y entrenamiento en nuevas habilidades, en el marco de propuestas globales (sistema de concursos para el ingreso a la función pública, aplicación del Índice de Gestión de Personas, innovación estructural del Poder Ejecutivo, etc.)

 

“En esta nueva etapa lo que garantiza la perspectiva de competir tienen que ver con la capacitación, la eficiencia, la eficacia que son valores que finalmente serán los que van a garantizar la supervivencia económica del país”.

 

Les fue muy bien pero no entienden

Apunta Vial que “hay sectores a los que les fue muy bien en el pasado cuando el país estaba más vuelto hacia adentro pero que no están entendiendo la absoluta necesidad de modernizar el Estado para poder garantizar un proceso exitoso”.

 

“Si bien el Paraguay tiene que estimular su consumo interno para lo que debe dar equidad a la población, dada la pequeñez de su mercado local, también debe estar en condiciones de dar cuenta de todas aquellas normas internacionales vigentes para competir de manera legal. Es imprescindible que el Estado se modernice”.

 

Explica que China puede decir que crecerá solamente en base a su mercado interno y no lo hace sino que mira el mercado externo. Paraguay que es pequeño debe necesariamente mirar el mercado externo.

 

Advierte que sería impresentable para la comunidad internacional un país al que le cuesta cumplir con los estándares internacionales por lo que es fundamental que el Estado se ponga a tono y “para ello debe tener un escalafonamiento riguroso de sus funcionarios, una selección de los más capaces, un sistema de evaluación de la gestión pública y todo de acuerdo con los estándares internacionales”.

 

El ejemplo clave de la carne

Vial cita un ejemplo clave: La Unión Europea viene y certifica a los frigoríficos locales con un altísimo costo. “En el futuro uno imagina que será más práctico que sea el propio Estado paraguayo el que le de garantías a la Unión Europea y otros mercados y demuestre que lo que fiscaliza y certifica un funcionario paraguayo es tan eficiente como si viniera una delegación de certificadores europeos”.

 

En un proceso de interdependencia muy fuerte como el que tenemos -y hacia donde vamos va a ser aún más fuerte-  es fundamental que los demás países que nos están monitoreando puedan confiar en el Estado paraguayo.

 

“Y una de las investigaciones que estamos haciendo justamente tiene que ver con el tipo de fiscalización que hace el Estado a las empresas y hemos percibido una serie de ineficiencias desde la heterogeneidad en los modelos de fiscalización según qué institución realiza la tarea ya sea Hacienda o el Ministerio de Industria y Comercio o las Municipalidades”.

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.