Publicado por Carlos Rodríguez  

http://rescatar.blogspot.com/

La sociedad paraguaya es la más pesimista, seguida de la venezolana y en tercer lugar está la sociedad argentina. Esto es lo que publica Ramy Wurgaft en su blog “Crónicas de Latinoamerica” que cobija el diario español El Mundo.

Esto implica que los paraguayos pensamos que si algo irá a sucedernos, será lo peor y damos escasas posibilidades a la opción de que irá mejor.

El blog no aporta mayores datos sobre el momento en que se hizo la encuesta pero atribuye el estudio al Instituto de Investigaciones Sociológicas (IIS).

Entre otros aspectos, sorprende al colega que los bolivianos, absolutamente más pobres y con problemas más complejos, aparezcan más optimistas que los argentinos.

No podemos negar que la nuestra es una sociedad en la que está instalada la “mala onda” y en que la paciencia está casi agotada por lo que las reacciones son desmesuradas y el índice de antipatía es elevado.

Digamos sin embargo que si los datos sobre si vemos el vaso medio vacío se hubieran recogido en agosto del año pasado, tal vez no hubiésemos ocupado el primer lugar porque a esa altura veíamos el vaso medio lleno pero bueno, la toma de temperatura no fue en ese momento y ahí aparecemos dando sentido al término pesimismo que deriva del latín pessimum ("lo peor").

Necesariamente tenemos que poner la pelota en el campo de los políticos y principalmente del Presidente de la República ya que tiene en sus manos y en su mente, la posibilidad de encarar una gestión mejor, con lo que elevaría la sensación de bienestar y consecuentemente con ello cambiar la visión social de cómo está el vaso.

El fútbol también puede hacer su contribución y para ello es que en sus encuentros con las selecciones de Bolivia y Argentina, la albirroja garantice su participación en el Mundial de Sudafrica.

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.