OTRA SEMANA HUECA

Publicado: Martes, 07 de Septiembre de 2010 15:41 por jotaefeb en CULTURA: lo que nos falta

  • Lourdes Peralta

“El estudio es el vencedor del vicio” (Lope de Vega)

Las clases se postergaron una semana más y según lo dicho por las autoridades del MEC es “para resguardar a los jóvenes de las enfermedades invernales”. Un educador me comentaba que fue una estrategia para evitar una nueva huelga de los maestros. Por su parte, una amiga paraguaya que vive en EE.UU. me contaba que Obama busca extender el horario de clases para que los niños (de las zonas más vulnerables) permanezcan en la escuela y no vaguen por las calles en busca de drogas. En Argentina el plan de estudio bajó el nivel de exigencia, ídem EE.UU., para lograr una contención social. Pero yendo al mismo centro del aprendizaje, es bueno reflexionar sobre la importancia que le estamos dando al verdadero estudio.

 

En nuestra sociedad como en tantas otras se ha logrado instalar el concepto de que la inteligencia es sinónimo de “viveza” para ganar dinero fácil. De estos exiguos exitosos estamos llenos. La promocionada Larissa Riquelme declaró muy suelta que ella no estudió medicina ni profesorado porque tenía otros talentos (¿?). Hace un tiempo leí una nota que presentaba a unos cuantos famosos (actores, futbolistas y modelos) que se habían hecho millonarios y se resaltaba de ellos como un mérito el “no haber estudiado”.

 

A muchos padres les encanta contar que sus hijos tienen “todito 5”, y por eso tantos chicos se deprimen si en su libreta aparece un “4” (pues no cumplen con la expectativa de los padres). Hay más interés por ser el mejor que por ser el más descubridor. Hoy se alaba la velocidad de la tecnología que trae una nueva manera de aprender, sin embargo, siempre son menos los chicos que nos demuestran conocimiento en la conversación diaria. Internet ofrece la facilidad y el acceso a la información, pero también el desinterés por buscar, cotejar y pensar.

 

Después de llenar la panza, enseñar la virtud del estudio es obligación de los padres, no es algo optativo. ¿Qué harán esta semana los niños y jóvenes? ¿Irán a la Expo, al shopping, al karaoke o al cyber? Se protege la salud física, ojalá también la salud del intelecto.

 

En mi tiempo de escolar se daba muchísima tarea en vacaciones, esto era para fijar en nosotros que el estudio no sufre ningún relax. Hoy cada vez son más los padres que no buscan buenos colegios sino buenas guarderías para sus hijos. En el estudio no hay tibiezas; aprender exige conducta, dedicación, esfuerzo, seguimiento en el hogar y en la escuela. El temible sistema inglés decía: “La letra con la sangre entra”, algo que actualmente atenta contra los tan declarados derechos del niño, no obstante hay que entender los extremos para lograr el equilibrio.

 

Si no se aprieta en el estudio, una sociedad jamás podrá prevenir y menos combatir los vicios y la banalidad en que cae la población joven.

 

Estudiar en su real, profundo e iluminado sentido, es el desarrollo de las ideas. Cierro este comentario con una frase de un libro viejo pero eterno en su verdad: “Se pueden emprender los estudios superiores en cualquier edad, los preparatorios no. Es necesaria la disciplina que solo se acepta en la infancia, la dedicación absoluta del tiempo, el vigor de la memoria, nunca más poderoso que en los primeros años; la emulación constante y la ingenua curiosidad. Bendigo mis años de colegio…” (Miguel Cané).

26 de Julio de 2010

http://www.abc.com.py/2010/07/27/nota/158289-Otra-semana-hueca/

 

 

Comentarios  Ir a formulario

vivaparaguay

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.