Jorge Zárate  

El Servicio Paz y Justicia (SERPAJ) y el Movimiento deObjeción de Conciencia (MOC) expresaron su “rotundo rechazo a la Ley Nº 4013 “Que reglamenta el ejercicio del derecho a la Objeción de Conciencia alservicio militar obligatorio (SMO)”. Esta ley establece el servicio sustitutivo al mismo en beneficio de la población civil. “En resumen, pretende disminuir el ejercicio masivo de este derecho. Es una Ley hecha a la medida de los intereses históricos de las Fuerzas Armadas: limitar la objeción, para tratar de resucitar al SMO, hoy deslegitimado y con cada vez menos jóvenes cumpliéndolo, por las numerosas muertes y violaciones de derechos humanos de los jóvenes en los cuarteles”, apuntaron Vidal Acevedo y Enrique Gauto.

“Es lamentable que, en lugar de que el Estado priorice esfuerzos en la creación de puestos de trabajo para la juventud, se promulgue una Ley que implementa el trabajo forzoso y casi gratuito de jóvenes para el Estado”, agregaron para adelantar que “impulsaremos diversas acciones de movilización en contra de esta Ley violatoria de la objeción de conciencia y de los derechos de los jóvenes”.

Espefcificaron que “como primera medida, haremos una presentación masiva de acciones de inconstitucionalidad ante la Corte Suprema de Justicia. Y actualmente ya estamos sumando adhesiones de organizaciones nacionales e internacionales en contra de esta Ley”.

A la hora de fundamentar, las organizaciones apuntaron que la Ley otorga al Consejo Nacional de Objeción de Conciencia facultades “para determinar la validez o no de la declaración del objetor” cuestión que “viola el párrafo 5º del artículo 129 de la Constitución el cual señala que sólo es necesaria la declaración de la condición de objetor”.

Agregan que “la declaración de objeción de conciencia, constitucionalmente debe implicar el reconocimiento automático de la condición de objetor por parte de las autoridades; no puede estar sujeta a un proceso de análisis sobre la declaración del objetor. Al abrir un proceso de “consideración” de las declaraciones de objeción, se está facultando inconstitucionalmente al Consejo a investigar las razones por las cuales un joven se declara objetor, y a determinar si esas razones son válidas o no”.

Serpaj y el MOC coincidieron en señalar que esta cuestión viola “el artículo 24 de la Constitución en el que se establece que “Nadie puede ser molestado, indagado u obligado a declarar por causa de sus creencias o de su ideología”.

En el análisis describieron que la norma “establece la prescriptibilidad del derecho a la objeción de conciencia… al establecer un plazo máximo de 20 días posteriores a la fecha de enrolamiento como limite para que el joven se declare objetor. Esto significa, en la practica, que el derecho del joven a declararse “prescribe” luego de 20 días de la fecha de enrolamiento. La objeción de conciencia es un derecho humano, y todo derecho humano se caracteriza por ser imprescriptible; esto significa que su ejercicio no tiene límites de tiempo. La objeción de conciencia es un derecho que puede ejercerse antes, durante o después de la prestación del servicio militar”, indicaron.

Señalaron a su vez que “la implementación del servicio civil obligatorio establecido por la Ley, traerá muchas consecuencias negativas” como “la creación de un sistema de corrupción para la obtención del certificado de cumplimiento de servicio civil, tal como viene ocurriendo con la obtención de la baja (libreta militar) en el caso del SMO. Además, el servicio civil obligatorio acarreará excesivos gastos que deberán ser cubiertos por el Presupuesto General de la Nación”, consideraron Serpaj y el MOC.

http://ea.com.py/rechazan-ley-sobre-servicio-militar-sustitutivo/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed:+semanarioea+(E%3Fa)

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.