• Aristides Ortiz 

Septiembre 20, 2010 ⋅

Un día como hoy, pero de 1840, moría José Gaspar Rodríguez de Francia, dejando las bases de un Estado autónomo y no oligárquico. ¿Qué tipo de Estado tiene hoy el Paraguay?. La figura sombría, contradictoria y a la vez deslumbrante de Rodríguez de Francia fue retratada magistralmente por el escritor paraguayo Augusto Roa Bastas en su novela  Yo, El Supremo. Mito e historia a un mismo, la figura de Francia fue en el decurso de la historiografía paraguaya quizá la más polémica.

Durante su largo gobierno de 26 años (1814-1840) de corte dictatorial, el Kara’i Guazú -como lo llamaba el pueblo- supo echar los cimientos de un Estado autónomo y no oligárquico, en tiempos en que los proceso de construcción de los estados en América del Sur tomaban direcciones contrarias: estados dependientes en manos de oligarquías criollas.

 

Voraz lector de los enciclopedistas de la Revolución Francesa de 1789, Francia tenía una idea clara del concepto de un Estado liberal; pero un Estado liberal que debía ser construido con la realidad geopolítica y cultural de aquel tiempo. Hacia esta dirección condujo con severas manos las riendas del naciente Estado Paraguayo, luego de la gesta cívico-militar ocurrida los días 14 y 15 de mayo de 1811.

 

Tal como lo analiza el historiador paraguayo Oscar Creydt, la larga dictadura de Francia no puede explicarse como el antojo de un “individuo autoritario con ribetes patológicos”, sino como “la expresión de una naciente nacionalidad que vio en él la construcción de una identidad y un futuro”. En este sentido, la base política y la legitimidad social de su gobierno se sustento en el campesino y la campesina medios, la población mayoritaria en el Paraguay de entonces, producida a lo largo de la época colonial española.

 

El proceso de construcción del Estado Paraguayo autónomo y no colonial iniciado por Francia fue cortado y destruido en la Guerra de la Triple Alianza de Brasil, Argentina y Uruguay contra el Paraguay.

 

A 170 años del fallecimiento de Francia, un día como hoy, cabe preguntarse ¿Qué tipo de Estado tiene hoy el Paraguay?

 

http://ea.com.py/170-anos-atras-recordando-al-kara%E2%80%99i-guazu/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed:+semanarioea+(E%3Fa)

 

 

Comentarios  Ir a formulario



Anónimo

Jaguarón homenajeó al Doctor José Gaspar Rodríguez de Francia
E’a ⋅ Septiembre 20, 2010 ⋅

La casona de la ciudad de Jaguarón, donde el joven José Gaspar solía pasar sus vacaciones, fue el lugar donde autoridades locales y representantes de la Secretaría Nacional de Cultura homenajearon al procer de nuestra nacionalidad. La comunidad de Yaguarón homenajeó esta mañana a la máxima figura de la Independencia Nacional, el doctor José Gaspar Rodríguez de Francia, al cumplirse los 170 años de su fallecimiento, con un acto en el Museo que lleva su nombre, dependiente de la Dirección de Archivos, Bibliotecas y Museos, de la Secretaría Nacional de Cultura.

La cita, organizada por la Municipalidad de Yaguarón y el Colegio Nacional “Gaspar R. de Francia”, reunió a autoridades locales y nacionales, de la Secretaría Nacional de Cultura, docentes, estudiantes y público en general, en un evento que escapó de lo meramente protocolar y fue escenario de diversas expresiones artísticas, entre la música, la danza y la poesía.

En la oportunidad, destacaron la figura y la importancia histórica del legado del Doctor Francia, el intendente local, Braulio Paredes; la profesora Sonia Elizabeth Fernández Acosta, del Colegio Nacional; el alumno del 3er curso, del Colegio Nacional, José Rodrigo Yegros Brítez; el director de Promoción de Espacios Culturales, de la SNC, Moncho Azuaga; y el arquitecto Carlos Colombino, director de Archivos, Museos y Bibliotecas, de la Secretaría Nacional de Cultura.

“Este no es una acto de mera recordación, sino de rescatar la herencia del Doctor Rodríguez de Francia como símbolo de austeridad, patriotismo y honestidad, valores para construir una patria libre y solidaria”, señaló Moncho Azuaga.

El arquitecto Colombino, por su parte, fue el encargado de presentar el ambicioso proyecto de restauración del solar histórico, dotándolo de una nueva museología y museografía, con textos de la historiadora Milda Rivarola, y la construcción de nuevos servicios sanitarios, rampas de acceso para personas con capacidades diferentes, revitalización de los jardines y el estanque, y la edificación de un aula informatizada y un almacén.

“El proyecto -informó Colombino- se inscribe en la agenda Bicentenario de la Secretaría Nacional de Cultura y estará ejecutándose en el presupuesto del año próximo”. Colombino, presentó también los nuevos trípticos informativos del Museo y el lanzamiento de una biblioteca, con material sobre historia paraguaya, que se inicia con un primer lote de libros donados por el mismo Colombino.

Un nuevo Museo

“Estamos trabajando para levantar este espacio, dotarlo de infraestructura para que ocupe el lugar que le corresponde; estamos escribiendo una historia sobre el doctor Francia que la está haciendo Milda Rivarola; estamos proyectando recuperar espacios que han desaparecido, como el Ycuá y otros detalles de los jardines”, contó el arquitecto Colombino.

El director de Museos, Archivos y Bibliotecas, de la SNC, afirmó que “la idea es hacer un verdadero museo que pueda contar algo, no un mero depósito de muebles y objetos, sino un lugar donde la gente entre y salga sabiendo algo, que cada cosa cuente su historia”.

“Queremos reinventar el Paraguay, con los nuevos valores que estamos llevando adelante”, afirmó.

La casona donde se encuentra el Museo yaguaronino data de la segunda mitad del siglo XVIII, período colonial evidenciado en su arquitectura, conocida como “culata jovai”, propia de nuestro medio rural, y utilizada hasta la actualidad en el interior del país.

La casona pertenecía al padre del prócer, el capitán José Engracia de Francia, quien se desempeñaba como Administrador de Tabacos de Yaguarón. Allí, el joven José Gaspar solía pasar sus vacaciones de verano.

El Museo reúne objetos de los siglos XVII y XVIII, una colección de pinturas altoperuanas del siglo XVIII, tallas franciscanas y jesuitas, y mobiliario del Siglo XVIII en Paraguay.

El Dr. Gaspar Rodríguez de Francia, una de las figuras más destacadas de nuestra historia y uno de los nombres más representativos de nuestra independencia, fallecía un 20 de setiembre de 1840, luego de un prolongado periodo al frente del gobierno de la naciente patria paraguaya.

Fecha: 22/09/2010 17:23.


Anónimo

Rodríguez de Francia, el libertador olvidado
Vicente Páez ⋅ Septiembre 20, 2010 ⋅

Francia tuvo la lucidez de conducir al pueblo paraguayo hacia su emancipación y la posterior puesta en marcha y consolidación de un proyecto nacional. Reforma agraria. Educación. Soberanía. Fueron estas las claves para el surgimiento de la patria paraguaya. El 20 de setiembre de 2010 se cumplen 170 años del deceso del gran patriota José Gaspar Rodríguez de Francia, que tuvo la lucidez de conducir al pueblo paraguayo hacia su emancipación y la posterior puesta en marcha y consolidación de un proyecto nacional. Una luminaria que sobresalía en la convulsionada América, que se desataba el yugo español y que planteaba profundas contradicciones de parte de los actores del movimiento independentista.

En 1814, un Congreso de más de 1.200 personas, multitudinario para la época, tomando en cuenta la población existente en dichos tiempos, provenientes de las diversas regiones del país, otorgó la venia para que el Dr. Francia sea designado Dictador Temporal. En 1816 se extendería dicho mandato, nominándolo ya Dictador Perpetuo.

Francia fue estadista. Sembró los cimientos para la República del Paraguay.

Las estancias de La Patria fueron un revolucionario mecanismo aplicado durante la gestión del Supremo.

Como administrador, la honestidad fue su carta de presentación. A la vez, su visión le permitió la creación de numerosos puntos de vigilancia para salvaguardar las fronteras paraguayas ante los avances pergeñados por los portugueses, que no dudaban en usurpar tierras que estaban desprotegidas.

Francia masificó la educación pública. Y las tierras eran para quien las trabajaba. Hoy las banderas de este insigne hombre, con sus errores y aciertos, siguen tan vigentes. La tarea es honrarlo, para ello debemos volver a ser soberanos. Y para el bicentenario de nuestra Independencia conmemorarlo con la liberación definitiva, y la creación de al menos una ciudad que lleve el nombre del padre de la Patria. La movilización del pueblo la hará posible.

Fecha: 22/09/2010 17:24.


Añadir un comentario



No será mostrado.