FRONT3RA

Publicado: 26/09/2010 08:44 por jotaefeb en CULTURA: lo que nos falta

Exposición Colectiva (Alfredo Srur, Cia de Foto y Carlos Bittar) en el Centro Cultural de España Juan de Salazar 27/09/2010. Curador de la muestra Claudi Carreras

    


 

 

Fragmento final -referencia a escritos sobre Ciudad del Este del blog FOTOTEXTO- de “LAS TRES MIRADAS”. Autor: TICIO ESCOBAR. Motivo: exposición FRONT3RA en el Centro Español Juan de Salazar, lunes 27 del corriente.

 

LA ESCRITURA DE LA IMAGEN

La imagen contemporánea, ya queda dicho, ha perdido la autosuficiencia significante; no opera, pues, en circuito cerrado: siempre tiene un fuera de sí que la argumenta, redobla o discute. Ese otro de la imagen consiste a menudo en conceptos, discursos o textos, que plantean problemas paralelos, integrables, en parte, a la propuesta de la obra; cuestión de fronteras, siempre. Quizá por eso, a la hora de comentar la obra de Carlos Bittar resulte pertinente no sólo considerar sus fotografías, sino leer sus apuntes: aunque él asegure en su blog que las notas no forman parte de la exposición, ellas enriquecen indudablemente la lectura de sus imágenes: las dotan de espesores y de sombras que nunca son indispensables pero que, una vez dadas, las vuelven más complejas. O, al menos, las desplazan del ámbito puramente visual haciéndolas vacilar en los límites del verbo.

 

Bittar trabaja desde la posición andante de un flâneur: deambula por la ciudad exponiéndose a sus acontecimientos. Su curiosidad lo lleva a pulsar los puntos más críticos pero también más sensibles y expresivos de la ciudad. Sabe que no puede acceder a ellos directamente y recurre a eficaces rodeos retóricos, a miradas soslayadas, desviadas por luces crudas y pasos rápidos. En sus recorridos aleatorios registra –en clave de crónica, de inventario, de inscripción ensayística- situaciones y personajes, no tanto marcados por lo insólito o lo sorprendente, cuanto señalados por las repercusiones de su propia experiencia personal con un lugar que ha devenido familiar por lo mucho frecuentado. Esta perspectiva otorga un tono especial a las fotografías de Bittar, aunque coincidan temáticamente con las de los otros integrantes del proyecto.

 

El fotógrafo se acerca a Ciudad del Este comenzando con la figura del resto: los árboles que, devastados en las inmediaciones urbanas, sólo sobreviven en las plazas (“Es el trópico que no perdona”)[1] http://bittarb2.blogspot.com/2010/04/chang-y-rusito.html, plazas invadidas, a su vez, por vendedores informales y, por ende, por desperdicios variados. A partir de entonces, la naturaleza se retira. Y aparece la ciudad caótica, al margen de todo proyecto de planificación urbana, ordenada sólo por el diseño, constructivista casi, que, cruzados en diagonal por los cables del tendido eléctrico, trazan las cajas de las mercaderías, los puntales de las casetas y los bastidores de los letreros. Aparece el armazón furtivo del reino de la mercancía: un esqueleto de maderamen sucio y metales herrumbrados que sostiene vitrinas deslumbrantes, carteles y puestos de kioscos atestados de mercaderías de todos los precios, orígenes y calidades. “Ciudad del Este es el consumo posible… es la economía del mercado alimentada por esteroides”, dice –escribe- Bittar y agrega: (“La ciudad fronteriza es el relejo de nuestra imposibilidad de generar ningún tipo de alternativa, como especie, al consumo que nos ofrece la economía global”)[2]. http://bittarb2.blogspot.com/2009/08/consumo.html

 

Una vez internado en la ciudad, hasta el fondo, hasta el límite marcado por el puente, el fotógrafo, provisto de una cámara digital amateur, pasea la mirada por sus calles y la detiene en los vendedores informales de cds, en algunos de los diez mil brasileros que cruzan diariamente el puente, en los resguardados autoservicios, que así se llaman las grandes tiendas (“nunca me sentí tan vigilado como en las grandes tiendas”) http://bittarb2.blogspot.com/2009/09/autoservicio.html , en los inmigrantes e indígenas, en los transportadores de bultos que cargan (“como hormigas, mochillas cúbicas”) (“prismas perfectos, cuidadosamente embalados con hule”) http://bittarb2.blogspot.com/2009/09/trafico.html, embalajes protegidos para sortear las aduanas flotando sobre el río Paraná, bogando hasta la otra orilla.

 

Pero esas miradas no son descalificatorias: Bittar se limita a registrar lo que ocurre en un escenario encarado con crudeza, pero también con cierta complicidad a la que empujan sus afectos. O, aun, con el respeto que produce la secreta admiración motivada por el asombro ante un mundo demasiado intenso, ante personajes que se ingenian para sobrevivir en el límite (o a través de él). Un escenario maldito; ensalzado por afanes trenzados.

Ticio Escobar

Mayo, 2010

 

[1] Las frases o los fragmentos entrecomillados corresponden a los textos de Carlos Bittar desarrollados en su blog http://bittarb2.blogspot.com/search/label/Ciudad%20del%20Este

2 Prosigue: “Existe un solo sistema que reverbera hasta llegar a lugares tan recónditos como éste. Donde es real consumir a bajo costo. Donde (existen) bienes que, al cruzar un puente o un río, tienen doscientos millones de posibles nuevos dueños. Gracias a un Estado frágil, los actores se hacen fuertes. Fortaleza alimentada por coimas”.

 

 

 


 

Comentarios  Ir a formulario



Anónimo

FRONT3RA
Toda frontera implica un límite y una separación, pero también necesariamente un punto de encuentro. En Front3ra hemos preferido utilizar esta acepción y tratar de facilitar un punto de reunión para creadores de los tres países en torno al imaginario de la Triple Frontera que separa o une –según se mire– Argentina, Brasil y Paraguay.


Hace ya dos años que el proyecto inició en Buenos Aires. Buscábamos imágenes de la región y nos costó enormemente encontrar material significativo. Finalmente se decidió apoyar la producción y facilitar un encuentro de miradas y reflexiones para aportar un poco más de información para el conocimiento de la Frontera más candente del sur del continente. Desde el principio, el tres ha sido nuestro número: tres países, tres lenguas, tres Centros Culturales de la Red de la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo, AECID, tres escritores y tres miradas distintas. Aunque finalmente han sido cuatro. El resultado de esta aproximación lo podemos ver en Front3ra, la exposición que por primera vez se presenta en el marco de El Ojo Salvaje. Durante casi quince días, Carlos Bittar (Paraguay), Cia de Foto (Brasil) y Alfredo Srur (Argentina) estuvieron trabajando juntos en la Triple Frontera y nos ofrecen aquí las conclusiones de un viaje que se inició en Asunción, São Paulo y Buenos Aires en julio de 2008.


Por vínculos familiares, Bittar es el que mejor conoce la región. Actuó como anfitrión y retrató las calles y locales más emblemáticos de Ciudad del Este. Cia de Foto planteó un proyecto participativo entre los tres miembros del colectivo y decidieron fotografiar el origen, trayecto y destino de los «sacoleiros», los pequeños comerciantes que transportan y negocian con productos adquiridos en Ciudad del Este que tienen como destino final la Rúa 25 de Maio en São Paulo.


Alfredo Srur se perdió en las noches y los rincones de Ciudad del Este y nos ofrece la mirada más críptica y oscura de las tres.

Finalmente, hace unos meses invitamos a Fredi Casco y su equipo a preparar una instalación audiovisual con la finalidad de reflejar los tiempos y sonidos de la idiosincrasia local y así completar el proyecto.


Estos cuatro trabajos componen el corpus visual de esta aproximación colectiva a la Triple Frontera. Esperamos que esta iniciativa apoye la reflexión y el cuestionamiento de los principales paradigmas que operan sobre la región, así como también, como no puede ser de otra forma en el ámbito fotográfico, ilumine esta realidad tan importante para los tres países fronterizos.
---
Claudi Carreras Curador de Front3ra

Fecha: 26/09/2010 08:45.


Anónimo

Prismas invertidos en primer plano. Cara de una caja abandonada. Fotografía de fotografía.

Los prismas de sonido ya no están. Fueron embalados con hule y cintas: menos bulto al cruzar el Paraná. Las cajas vacías ya esperan convertirse en cartón reciclado.

Prismas de ladrillos y cemento en tercer plano. Contienen no solo vida, también cajas prismas que a su vez albergan paralelepípedos de música.

Prismas depósitos de prismas electrónicos a espera del pasaje crucero del Paraná.

Fecha: 26/09/2010 08:45.


Anónimo

FRONT3RA

«La triple frontera está conformada por un diagrama exacto en términos geométricos, pero extraño en cifra de mapas: dos ríos delimitan en su intersección tres países, estrechamente enlazados en una región concentrada. La confluencia de los ríos Yguazú y Paraná conforma una figura perpendicular, una encrucijada incompleta y enigmática. El primer río separa la Argentina y el Brasil, mientras que el Paraná deslinda, al norte de la confluencia, el territorio paraguayo del brasilero y, al sur de la misma, sirve de límite entre el Paraguay y la Argentina. Esta complicación cartográfica y geopolítica deviene metáfora de una comarca conflictiva, acorralada por límites, crispada por la condensación de historias duras, exaltada y arrasada en sus paisajes exuberantes. Como si el lindero cortante que imponen las aduanas y rubrican las fronteras intensificara las heridas de la memoria desgarrada por la Guerra Grande, las dificultades de la promiscuidad intercultural, los problemas de la inequidad socioeconómica y las tantas disparidades que tensan ese territorio espeso y apresurado: la opulencia tecnológica de la represa de Itaipú, el portento de las cataratas y las frondas circundantes, la complejidad étnica y la indigencia de las comunidades indígenas y de las poblaciones campesinas e inmigrantes, el esplendor y la pujanza, la falsificación, las mafias locales, la corrupción aduanera, la violencia y el contrabando, los caudales de quienes saben lucrar con la explotación de la tierra y el comercio salvaje, la fecunda diversidad cultural, el juego de identidades plurales que hacen resonar ecos distintos en las ciudades y poblados. Todos esos factores, enfrentados, superpuestos o aparentemente desvinculados conforman una zona extrema y acelerada y llenan de imágenes bullentes la escena de los ríos encontrados.»
---
Ticio Escobar, Paraguay. Fragmento de Las Tres miradas para Front3ra

Fecha: 26/09/2010 08:46.


Anónimo

TRES FRONTERAS
(una mirada desde una de ellas)
Durante ya más de una década, la transformación de las ciudades paraguayas van hacia un modelo de centro urbano donde el fenómeno de globalización ha forzado la convivencia entre íconos y símbolos culturales de diferentes orígenes. Por un lado los que se producen en los países centrales y otros con un sello mas precario, local.

Ciudad del Este es el ejemplo más destacado de este fenómeno en Paraguay, representando el deterioro y la polución visual resultados del fenómeno global desenfrenado; en donde la hibridización se da de manera extrema debido al cruce de culturas. La ciudad, que linda con Brasil y se encuentra en la zona llamada Tres Fronteras, se caracteriza por el intenso flujo comercial legal e ilegal que fluye a través del puente de la Amistad.

En los últimos quince años fui de manera regular a Ciudad del Este con el fin de visitar a mi padre, que está afincado ahí hace como treinta años. Lo hice inconscientemente –en principio- para retomar una relación que se había cortado desde que se mudó allí. Durante esas cortas visitas retraté lo que tenía a mano en las calles próximas al Puente de la Amistad, que une Brasil y Paraguay sobre el Río Paraná.

Las fotos expuestas en esta ocasión son de hace dos años. Surgen a raíz de la iniciativa de Claudi, que nos convoca a Cia de Foto, Alfredo Srur y a mí a las “tres fronteras” con el fin de documentarla fotográficamente por una semana. Aunque en ese lapso de tiempo seguí con el “street photography” no solo en Paraguay sino en las calles de Foz (Brasil) y otras en Argentina, también retraté a algunos personajes que no se exponen en la calle. Son los que tienen pequeñas tiendas, que proveen a los “compristas” que vienen en masa de Brasil (en menor cantidad de Argentina) por la conveniencia de los precios de productos importados en Paraguay.

Si bien ya hacía tiempo venía fotografiando en la zona, en esta oportunidad el acercamiento al lugar tuvo un nivel de intensidad que no se dio en los cortos viajes anteriores. Reflejo de ello son las fotografías que forman parte de esta visión colectiva, con miradas desde distintas perspectivas y con diversos enfoques, de los límites entre los tres países.
Carlos Bittar

Fecha: 26/09/2010 08:48.


Añadir un comentario



No será mostrado.