• Juan G. Granada

Abogado

Evidentemente que existe déficit en la producción de leyes apropiadas para dar inicio a una serie de actividades de parte del P. Ejecutivo entre las que mencionan constantemente el Imp. Renta Personal. Otros mensajes del Ejecutivo se refieren a Emprestitos cuyo volumen es impresionante y que los interesados en invertir esos fondos se muestran impacientes en manejar sin cuidar en exponer con claridad los fines a que están destinados y los órganos que deben correr con la utilización de tan importantes sumas de dinero. El Parlamento debe se cauto en autorizar empréstitos que quedan como cargas sobre las generaciones que nos siguen.  

Además la experiencia ha sido negativa en cuanto al esmero de las inversiones públicas. Basta mirar los casos de Gobernaciones y Municipios que dejaron huellas del desastre de su administración de fondos. La deshonestidad ha campeado en todo el ámbito nacional y esto justifica la lenta consideración de los requerimientos muy urgentes de entregar grandes sumas de dinero a impacientes inversores que esperan los hechos consumados.

Surgen voces de protesta de los campesinos de San Pedro que son los más exaltados, y piden celeridad para aplacar el hambre y la miseria del sector, dicen. Sabemos que las protestas y la exigencia provienen de la pobreza en que viven, pero cuando sobrepasando esas justificaciones se presentan como exponentes de un Socialismo agresivo, con garrotes como apoyo de sus peticiones, y se presentan como únicos y exclusivos depositarios del patriotismo, de ser luchadores para la redención de sectores oprimidos, nosotros también estamos con la curiosidad de investigar sus modos de vida, sus vínculos con la productores de Marihuana y sus relaciones con potencias extranjeras. Tenemos igual que ellos, tantas sospechas sobre sus intenciones y sus actuaciones.

Hay sectores que piden dinero para repartir entre los pobres y en vez de quemar los recursos del Estado en tan peregrinas finalidades, debemos preparar a los órganos públicos del Ministerio de Agricultura a organizar cooperativas de producción de artículos de consumo para salvar las dificultades de los primeros tiempos y una vez satisfecha la necesidad básica dedicar los esfuerzos a producir artículos de renta, de modo a integrar a los desocupados actuales al proceso productivo. Lo importante es señalar que no habrá dinero arrojado al populacho, supuestamente para satisfacer hambrunas. Aquel que usa fondos del Estado debe estar autorizado por Ley a manejar dinero y aplicarlo a las finalidades u objetivos precisos, determinados por los programas trazados. Los organismos del Estado, sean Ministerios, Bancos, Cooperativas deben ser neutrales y por tanto su dirección temporal por personas comprometidas políticamente con un Partido no debe alterar su esencia y desviar su funcionamiento hacia un sector de la sociedad.

La demanda de empleos a la Administración Publica se produce con caracteres dramáticos y sin embargo, los Empresarios del sector privado son los que disponen y pueden producir mayor volumen de demanda de mano de obra, por lo que debe otorgarse a los dueños de Capital, las garantías que requieren para la utilización de sus recursos a la producción de bienes y servicios que beneficien a todos.

 

Y, aquí desembocamos al terreno ideológico. Para la doctrina Liberal es necesario que el mercado este libre de interferencias monopólicas o de la intervención del Estado que impide el funcionamiento de la oferta y demanda como regulador de los precios. No existe en el mundo un país donde funcione el mercado tan libremente como exige la doctrina porque una serie de factores, como la apetencia por el lucro excesivo, la potencia Empresarial que domina a la mano de obra, o los periodos de crisis por sequia, inundaciones o apariciones de plagas alteran uno de los factores, demanda y oferta, lo que conduce a precio artificiales.

Con relación al socialismo debemos aclarar que existe una gran diferencia entre el Socialismo Marxista y el Socialismo Democrático. Los restos dispersos de Marxismo Leninismo encontraron arraigo en el seno de grupos que están en acecho para iniciar las guerrillas campesinas, con alardes de seguir la senda recorrida por Castro – Che Guevara, Camilo Torres y otros apósteles de la acción directa. Dicen identificarse con los pobres pero solo para usarlos como bandera de propaganda porque en los muchos experimentos no se conoce un esquema o programa de superar el estado de miseria, sino de preparar mandos militarizadas para entrenar grupos armados lanzados a la política. Todo proyecto de socialismo Marxista conduce inexorablemente a la Dictadura. En nuestro país lideran esa ideología Leninista Elvio Benítez, Pakova Ledesma y otros. Tienen protectores en el Gobierno como el Sr. Fernando Lugo y López Perito que están hurgando siempre en el Presupuesto o en los organismos internacionales, la forma de obtener recursos que desean depositar en los buches ansiosos de las organizaciones de terroristas que de tanto en tanto desatan sus desmanes sobre la población civil.

En cuanto al socialismo Democrático esta representado por el Partido Revolucionario Febrerista que después de un periodo de dirección difusa busca reorganizar sus cuadros, restablecer los valores y participar de nuevo del juego democrático, cuando del espejismo de Lugo que deslumbrara, a la ciudadanía nacional se va diluyendo y en vez del apóstol sin grietas, aparece el Marxista identificado con el martillo y la hoz. Desprendámonos de esas ataduras y reiniciemos el dialogo con las demás fuerzas políticas Democráticas.

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.