Camino al Bicentenario

La obra teatral Celebración, de Ana Ivanova Villagra, obtuvo mención de honor en  el Primer Concurso Nacional de Dramaturgia, organizado en el marco de la recordación del Bicentenario del Paraguay. El concurso fue  organizado por la Comisión Nacional Bicentenario, el Centro Paraguayo de Teatro y la Secretaria Nacional de Cultura, con el apoyo del Centro Cultural de la República el Cabildo y Atlas Producciones.  La obra Celebración de Ana Ivanova Villagra obtuvo una mención de honor del jurado. Abajo transcribimso in extenso la obra.

 

Celebración de Ana Ivanova Villagra Lovera

Comedia Histórica en un acto

 

Personajes

Caballero

Yegros

Francia

Patiño

Coro 1

Coro 2

Viriato

Carlos A. López

Mariscal López

Bernardino Caballero

Appleyard

O´leary

Mujer 1

Mujer 2

Mujer 3

Hombre 1

Mujeres

Bonpland

El Rubio

Estigarribia

Rivarola Matto

Elvio Romero

Mozo

 

 Acto I

Luces apagadas. En el fondo del escenario se enciende una pantalla gigante que proyecta imágenes de la Asunción de antaño: el Panteón, la Catedral, un rancho culata yobái, distintas construcciones, paisajes.

 

Suena una guarania. Una luz tenue ilumina la sala. Los actores ingresan desde distintos puntos a escena caminando velozmente ocupando todos los espacios posibles del escenario. CABALLERO  se queda sentado en una butaca. El resto de los personajes  se ubica en el fondo conversan, ríen, discuten, bailan y beben.

 

Aparecen el coro1 y el coro 2

 

CORO 1:

 

(cantando) Paraguayos corred a la gloria,

Coronad vuestra Patria de honor,

Inscribiendo brillante en la historia,

Nuevos timbres de noble valor…….Paraguayos!…Libertad!!

Paraguayos corred a la gloria,

Coronad vuestra Patria de honor…

 

CORO 2: Hoy, 15 de Ma yo de 1811 nos tor na mos un país li bre. No recibiremos más ór de nes de la Co ro na es pa ño la ni tam po co vol ve re­mos a cum plir re glas injus tas. Se re mos go ber na dos por per so nas co mo no so tros. Ya no sufrire mos más la ex tor sión de la Me tró po li ni la dis cri mi na ción ha cia los crio llos en la distri bu ción de car gos pú bli cos. Ya no ten dre mos que car gar con la obliga ción de cum plir el ser vi cio mi li tar. Y con res pec to a las in jus tas restricciones de la econo mía, ya no es ta mos obli ga dos a des em bar car nues tros pro duc tos en el puerto Pre ci so, es de cir po dre mos ele gir el país con quien comer cia li zar. Las ga nan cias se rán pa ra nues tro pue blo y de esa ma­ne ra podre mos cre cer”

 

HOMBRE 1: ¡Viva el Paraguay!

 

CORO 1 y CORO 2: ¡Viva!

 

Se retiran los coros.

 

YEGROS: (buscando algo) Vos, por si acaso ¿no sabés dónde puede estar la corbata preferida de Gaspar?

 

CABALLERO: No ¿Para qué la quiere?  Hacia allá podés buscar. ¿Y? ¿Nada? Fijáte entre ésas cosas (señalando algo)

 

YEGROS: (resignado) Seguro que la perdió…

 

CABALLERO: O la escondieron. Acá los muchachos son jodidos.

 

YEGROS: A mí me parece que están con envidia.

 

CABALLERO: Y lo que pasa es que Gaspar es el único de nosotros que va ir…

 

YEGROS: ¡No va a ser! ¿Por eso nomás lo envidian?

 

CABALLERO: Claro que si. Además acordáte queeee…  es ehh… no es criollo.

 

YEGROS: ¿Y eso que tiene que ver? Paraguayos somos todos. Nadie tiene porqué ofenderse. Es una fiesta Nacional y la celebración no se puede hacer sin sus protagonistas, como dice él.

 

CABALLERO: Si no me invitan, no voy…

 

YEGROS: Hacé lo que quieras. Yo creo que a lo mejor me voy de colado. Aparte dicen que no hay invitación…

 

CABALLERO: Y no se… Medio raro es que no haya invitación.

 

YEGROS: Hay que ir. Eso creo yo. Gaspar hace lo correcto se prepara como debe ser. Con pompa y gloria.

 

CABALLERO: Y bueno él es así.

 

YEGROS: Vamos siqué..

 

CABALLERO: Ganas no me faltan. Pero lo que pasa es que…

 

Aparece Patiño desesperado buscando algo

 

YEGROS: (a Patiño) Acá no está, andá a buscar por el patio.

 

Desde el fondo se oye un vozarrón que interrumpe y paraliza a los tres.

 

FRANCIA: Patiiiiiiñooooooooooooooo.

 

CABALLERO: ¡Cháke!

 

FRANCIA: ¡Mi corbata carajo!

 

YEGROS: (A Patiño) ¡Pua´éke!

 

Sale Patiño. Aparece Francia.

 

FRANCIA: Buenas…

 

YEGROS: Que tal…

 

CABALLERO: Lindo traje…

 

FRANCIA: Pero sin corbata. Es como una república sin líder, muy lindo muy lindo pero desaliñado

 

YEGROS, CABALLERO: Claro.

 

Desde el fondo aparece un mozo con una bandeja y copas

 

MOZO: ¿Vino Señores Próceres?

 

YEGROS: (toma una copa) Gracias. Mmm cabernet. Me gusta.

 

CABALLERO: (toma una copa) Gracias.

 

FRANCIA: (al mozo) No, gracias. (Mirando al fondo del escenario) ¿Y éstos? Fiesta, fiesta. Nunca trabajo. Uno consagra la vida entera para entregarles una patria digna, próspera. Y ahí los tenés… bebiendo como cosacos, como si no hubiera nada por hacer.

 

YEGROS: No te pongas demagogo. Están haciendo la previa.

 

FRANCIA: Y si ¡Es lo que mejor saben hacer!

 

CABALLERO: No te vayas a descomponer…

 

YEGROS: Cierto che ra´a.

 

CABALLERO: Cada cien años nomás pasa esto.

 

FRANCIA: Solamente por esa razón es que acepto la invitación…

 

CABALLERO: (a Yegros) ¡¿No era que no había invitación?!

 

YEGROS: ¡No hay invitación!

 

FRANCIA: A mí me llegó un sobre lacrado con la firma del curita.

 

CABALLERO: (para sí) En fin. Éste y sus ínfulas.

 

Se acercan desde el fondo Viriato, Mariscal López, O´leary, Bernardino Caballero y Carlos Antonio López bebiendo y conversando.

 

VIRIATO: (a Carlos Antonio López) Yo soy vegetariano.

 

YEGROS: (a Caballero) hablando de ínfulas…

 

VIRIATO: Me alimento de raíces griegas y latinas.

 

BERNARDINO CABALLERO: (a Mcal. López) ¡Diez batallas Francisco!

 

MARISCAL LOPEZ: Usted es todo un patriota Bernadino.

 

FRANCIA: (a Caballero) Por eso prefiero el celibato. Mirá cómo terminó éste por andar detrás de las mujeres…

 

MUJERES: (desde el fondo) ¡Ejem! ¿Qué está diciendo don Gaspar?

 

FRANCIA: (al fondo con cortesía) Disculpen señoras y señoritas (a Caballero) pero ésa es la verdad ¡La única!

 

CABALLERO: (a Francia) Atendé lo que decís que ahora ya votan.

 

FRANCIA: ¿Votan?

 

YEGROS: Y se postulan.

 

BERNARDINO CABALLERO: Y salí ileso.

 

O´LEARY: (a Yegros) Ese era su destino. Siempre lo he dicho.

 

MARISCAL LOPEZ: ¡Por favor! A mí no me vengan con destinos…

 

CABALLERO: (a Francia) Todavía tiene pesadillas con lo del bendito Tratado Secreto.

 

FRANCIA: Que consulte a Bonpland.

 

VIRIATO: (hacia el fondo) ¡Amado!

 

FRANCIA: ¿Está acá?

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: Estamos todos…

 

BONPLAND: (desde el fondo) Primero que pague su cuenta por lo de la gota.

 

YEGROS: (a Francia) Eso es para vos me parece.

 

FRANCIA: (a O´leary) Científicos mal agradecidos…

 

BONPLAND: (desde el fondo) Dictadores tacaños. Todos iguales.

 

O´LEARY: Concuerdo con usted Gaspar. Según tengo entendido, Bonpland vivía muy cómodo.

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: Con esclavos y todo.

 

BERNARDINO CABALLERO: (a Mcal. López) Como le decía: ileso. Restauré la  paz pública, aseguré la tranquilidad general sobre un orden de justicia, libertad y respeto.

 

MARISCAL LOPEZ: Hablando de asegurar la tranquilidad general. ¿Quién podría traer más vino por favor?

 

BERNARDINO CABALLERO: Voy yo, con mucho gusto (se retira hacia el fondo)

 

O´LEARY: (a Mcal. López) También puede consultar al médico rosarino.

 

MARISCAL LOPEZ: ¡¿El comunista revolucionario?!

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ y FRANCIA: ¿A quién?

 

O´LEARY: Nooo.

 

VIRIATO: Se refiere a Carlos De Sanctis que fue voluntario durante la Guerra del Chaco. (Retirándose) Voy a traer más vino  (hacia el fondo) ¡Bernardino! Espéreme.

 

FRANCIA: Patética epopeya. Ahí vienen (señalando a los  coros)

 

Dos coros se acercan. Todos observan.

 

CORO 1: La guerra del Chaco fue la más grande y más sangrienta que se libró en América durante el siglo XX. El enorme despliegue de material bélico y municiones no tiene comparación con ningún otro conflicto americano a lo largo de ese siglo.

 

CORO 2: Durante tres años, 250.000 soldados bolivianos y 150.000 paraguayos se enfrentaron en los cañadones chaqueños.

 

CORO 1 y CORO 2: Ani pemanomba ápe che hegui che ra´ykuéra. Jaha ñamano oñondive Yrendagüépe

 

Los coros se retiran

 

YEGROS: Dicho así parece un poema…

 

ESTIGARRIBIA: (desde el fondo) Agua… agua…

 

CABALLERO: (A Francia) Otro con pesadillas post guerra.

 

ESTIGARRIBIA: (desde el fondo) ¡Agua para mis soldados!

 

O´LEARY: (hacia el fondo) Ya van a llegar los camiones José Félix.

 

MARISCAL LOPEZ: Que valientes fueron esos choferes…

 

FRANCIA: Che mopirïmba

 

YEGROS: (a Francia) Esos sí que eran Hijos de Hombres.

 

MARISCAL LOPEZ: (a Yegros) El sólo leyó El Supremo.

 

FRANCA: (a Mcal. López) Excelente libro, (al público) se los recomiendo.

 

CABALLERO: Prefiero a los historiadores como Efráim.

 

RIVAROLA MATTO: (desde el fondo) ¡Rivarola Matto!

 

APPLEYARD: (desde el fondo) ¡Appleyard!

 

ELVIO ROMERO: (desde el fondo) ¡Elvio Romero!

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: Uno habla de historia y se meten estos novelistas, poetas y dramaturgos.

 

FRANCIA: Como los científicos. Todos iguales.

 

CABALLERO: Volviendo al tema. Esa guerra la ganamos (hacia el fondo) ¿No es cierto José Félix?

 

ESTIGARRIBIA: (desde el fondo) ¡Viva el Paraguay!

 

CORO: (desde el fondo) ¡Viva!

 

O´LEARY: (a Mcal López) Viva viva, pero otros son los que se quedaron con todo el petróleo.

 

MARISCAL LOPEZ: … y de alianzas tenebrosas a mi no me hables. Con lo que me tocó vivir tengo bastante.

 

YEGROS: (a Carlos Antonio López) Eso pasa cuando se mete el tema de las guerras en la historia de nuestro país. Es que hubo tantas y tan sangrientas para nuestro pobre pueblo.

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: No sé yo. En mi época no había ese barullo. Mis hombres y yo nos abocamos a la construcción del primer tramo del Ferrocarril Nacional. Creamos la Flota Nacional y las fundiciones de Hierro de Ybycuí, desarrollamos el Arsenal…

 

MARISCAL LOPEZ: (interrumpiendo): ¡Si!

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: ¿Puedo continuar?

 

MARISCAL LOPEZ: Perdón viejo. Adelante…

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: Incrementamos la producción y el comercio, firmamos tratados comerciales con Francia, Estados Unidos y el Reino Unido…

 

ESTIGARRIBIA: (interrumpiendo desde el fondo) ¡Ipora la nde socio kuéra!

 

FRANCIA YEGROS CABALLERO: ¡Shhhh!

 

MOZO: (desde el fondo a Estigarribia) ¿Agua Mariscal?

 

O´LEARY: Continúe Don Carlos.

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: Creamos más de 300 escuelas, declarándose la enseñanza gratuita y obligatoria, El Himno Nacional, la reforma de la agricultura, concedimos la ciudadanía a los indígenas, y fundamos el periódico El Paraguayo Independiente.

 

BERNARDINO CABALLERO: (desde el fondo) Y no se olviden que yo restauré la  paz pública, aseguré la tranquilidad general sobre un orden de justicia, libertad y respeto.

 

CABALLERO: (hacia el fondo) Jeýma ko Bernardino.

 

YEGROS: Oválema ¿Verdad?

 

CABALLERO: Claro. Mucho discurso y sabemos bien lo que pasó después con sus correlí kuéra.

 

EL RUBIO: (desde el fondo) ¡Paz y Progreso!

 

CORO 1: (Silbido)

 

FRANCIA: (a Caballero y Yegros) Este rubio atrevido siempre intentando robar escena (hacia el fondo) ¿Cuatro décadas no te bastaron?

 

EL RUBIO: (desde el fondo) ¡Caradura!

 

O´LEARY: (A Carlos Antonio López) Mirá que invitarlo a éste…

 

FRANCIA: (a Caballero) Este no entiende nada. Lo mío era otra cosa. Mantener la soberanía exigía mano dura.

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: (a O´leary) Te guste o no es parte de la historia de la patria. Nadie puede faltar.

 

YEGROS: Claro. Tienen que estar todos los traidores, dictadores, presidentes…

 

CABALLERO: Arquitectos, músicos, actores, poetas, soldados…

 

MARISCAL LOPEZ: Mujeres patriotas, traidoras, residentas o destinadas…

 

FRANCIA: Niños, lugares, fechas, batallas, inmigrantes…

 

O´LEARY: Escultores, periodistas, escritores, obreros, campesinos…

 

MARISCAL LOPEZ: Científicos, artesanos…

 

FRANCIA: Exiliados, religiosos…

 

O´LEARY: Todos personajes de la historia de esta patria nuestra.

 

CABALLERO: (ríe sin parar)

 

FRANCIA: ¿Y vos de qué te reís?

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: Algo le causó gracia parece.

 

YEGROS: (a Carlos Antonio López) Así es él. Se ríe de su picardía.

 

O´LEARY: No habrá sido lo que dije (a Yegros) ¿O si?

 

CABALLERO: No Juan E. Me da nomás risa saber que hoy sólo somos calles y monumentos horribles que no le hacen honor a nuestros actos…

 

FRANCIA: Para mí lo peor es la falta de memoria.

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: Pero estamos además en los libros de textos querido amigo Pedro Juan.

 

O´LEARY: (a Francia) Lo de hoy pues es para reivindicar eso.

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: (a Caballero) Aunque no se quien los lee

 

MARISCAL LOPEZ: (interrumpiendo) Y en Internet…

 

FRANCIA: …y en billetes y monedas.

 

CABALLERO: (a Mcal. López) ¿Ah si? Doble vé doble vé doble vé ¿qué?

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: Lo importante es la segunda oportunidad que tenemos ahora de festejar con todos los paraguayos y permanecer en la memoria de nuestro pueblo.

 

O´LEARY: Opino igual querido Carlos. Ahora lo importante mi amigo es traer más vino ya que esos dos nunca volvieron. Voy yo (se retira al fondo).

 

YEGROS: Bien dicho.

 

CABALLERO: Esa es la actitud.

 

MCAL. LOPEZ: Para mi champaña por favor. Francesa por supuesto.

 

FRANCIA: Si lo ve a Patiño dígale que sigo esperando mi corbata.

 

YEGROS: Que servicial es este O´leary.

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: A mi me cae muy bien.

 

CORO: (desde el fondo) ¡Música maestro!

 

Suena la Catedral de Pío Barrios. Los próceres y los López bailan con las mujeres que se acercan desde el fondo. Finaliza la melodía se saludan cortésmente, las mujeres se retiran.

 

FRANCIA: El gran Pío Barrios. Uno de mis predilectos.

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: Yo prefiero la polca. Cardozo Ocampo por ejemplo es mi favorito.

 

CABALLERO: Seguro que está en el repertorio de esta noche hermosa.

 

YEGROS: Hay hilo para rato. Nunca trajeron el vino.

 

MARISCAL LOPEZ: (al fondo) ¡Mozo!

 

Aparece el mozo ofreciendo vino.

 

YEGROS: (al mozo) ¿Cerveza no hay?

 

MOZO: No señor prócer.

 

YEGROS: Dame una copa de vino entonces. Gracias.

 

MARISCAL LOPEZ: (al Mozo) Champaña tampoco seguro.

 

MOZO: Enseguida se la traigo Mariscal.

 

FRANCIA: (al Mozo) Para mi un vaso de agua mineral por favor.

 

ESTIGARRIBIA: (interrumpiendo desde el fondo) ¡Agua para mis hombres!

 

MOZO:(hacia el fondo) Enseguida Mariscal.

 

MARISCAL LOPEZ: (a Francia) Un trago no te va a hacer nada.

 

CABALLERO: (riendo) No te va a matar…

 

FRANCIA: Nada me puede matar… sólo morimos cuando nuestro pueblo nos olvida.

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: (a Caballero) Déjenlo si no quiere.

 

CABALLERO: (al mozo) ¡Gracias amigo!

 

El mozo se va.

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: Mmm delicioso. ¿En qué estábamos?

 

YEGROS: Celebrando los doscientos años.

 

FRANCIA: Pucha que pasaron volando…

 

MARISCAL LOPEZ: Verdad que sí… ¡que gran noche!

 

YEGROS: Cuidemos con amor la lengua madre…

 

FRANCIA: ….el Guaraní rudimentario y dulce…

 

CABALLERO: .. Formado de susurros de la selva…

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: … De cantos de aves, de rumor de fuente…

 

MARISCAL LOPEZ: … Lenguaje pintoresco y primitivo…

 

FRANCIA: … Contemporáneo de remotas épocas…

 

CABALLERO: … En él el lazo primordial del hombre…

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: … Con las obscuras fuentes de la tierra…

 

FRANCIA: ¡Salud por ésos primeros cien años! ¡Grande Eloy!

 

CABALLERO, CARLOS ANTONIO LOPEZ, MARISCAL LOPEZ y YEGROS: ¡Salud!

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: Linda noche. Con buenos diálogos, poesía. Sin grandes conflictos.

 

CABALLERO: (señalando a un lado) ¿Y eso?

 

FRANCIA: Hablando de conflictos…

 

Entra el coro 1.

 

CORO 1: Llamada por los paraguayos Guerra Grande o Guerra contra la Triple Alianza, por los brasileños Guerra do Paraguai y por los uruguayos y argentinos Guerra del Paraguay estalló en 1.865. Una coalición formada por Brasil, Uruguay y Argentina luchó militarmente contra el Paraguay durante cinco años. El resultado fue devastador para nuestro país.

 

MARISCAL LOPEZ: Lo que todavía no entiendo es cómo puede ser que la llamen la guerra del Paraguay

 

CORO 1: En este genocidio contra el Paraguay pelearon valientemente hombres, mujeres y niños.

 

CARLOS A LOPEZ: ¿Y porqué se metieron tantos entonces si era nuestra guerra?

 

CORO 1: Ramona Martínez sólo tenía 15 años cuando en Ita Ybate, con la espada que perteneciera al mayor Ozuna, se abrió paso entre el enemigo. Sobrevivió hasta llegar a Cerro Corá, donde presenció el asesinato de sus compatriotas.

 

MARISCAL LOPEZ: Porqué se metió tanta gente. Lo mismo digo yo.

 

CORO 1: Juliana Insfrán de Martínez, fue martirizada y ejecutada cerca de Cerro León como consecuencia de la capitulación de su esposo, el Coronel Francisco Martínez, en Humaitá, y negarse a despreciar su nombre.

 

 

 

El coro 1 se retira.

 

CABALLERO: (a Mcal. López) Se está entusiasmando el corito…

 

MARISCAL LOPEZ: Fue larga la guerra. Por eso nomás.

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: ¡Cuidado!

 

Vuelan miles de papeles. Todos observan.

 

FRANCIA: ¿Y eso?

 

YEGROS: Es Silvio Pettirosi.

 

MARSICAL LOPEZ: No. Son los 50.000 documentos paraguayos que restituyó el Brasil…

 

FRANCIA: ¡Cuánta mugre!

 

YEGROS: (A Caballero y Francia) Así son las cosas ahora.

 

CABALLERO: Más escoba y menos reja es la solución.

 

FRANCIA: Patiñooooooooooooooooooooooooo.

 

Aparece Patiño

 

FRANCIA: ¡La escoba!

 

Patiño se retira y regresa inmediatamente trayendo una escoba y se pone a barrer.

 

YEGROS: (a Francia) Entre nosotros Gaspar ¿Nunca mujer alguna?

 

CABALLERO: (a Yegros) Te parece que es el momento de…

 

MARISCAL LOPEZ: (interrumpiendo) Las mujeres valiosas y bellas sobran en este país.

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: Dicho por alguien que se trajo a una irlandesa suena un poco paradójico ¿no?

 

FRANCIA: (a Yegros) Disculpe. (a Patiño) No te olvides de la corbata.

 

Patiño asiente, termina de barrer y se retira.

 

 

Mientras suena “Che la reina” de Emiliano R. Fernández entran el coro 2 por un lado y las mujeres danzando por otro. Los Próceres y los López observan la escena a un costado del escenario.

 

CORO 2: ¡Dad paso! que corre la reina, la loca,

llevando un gran beso y un tibio pedazo de canto

en la boca.

 

MUJER 1: Juliana Insfrán de Martínez.

 

MUJER 2: Carmen Soler.

 

MUJER 3: Serafina Dávalos.

 

MUJER 1: Lorenza de Mena de las Llanas.

 

MUJER 2: Traidoras.

 

MUJER 3: Juana María de Lara de Bedoya.

 

MUJER 1: Residentas.

 

MUJER 2: Josefa Facunda Speratti de Yegros.

 

MUJER 3: Madres.

 

MUJER 1: Francisca Cabrera.

 

MUJER 2: Sargento Venancia Acosta.

 

MUJER 3: Lorenza Valdés.

 

MUJER 1: Florencia Ortíz.

 

MUJER 2: Francisca Castro de Ríos.

 

MUJER 3: Esther Ballestrino de Careaga.

 

MUJER 1: Enfermeras del Campamento Cerro León.

 

MUJER 2: Basilia Caballero de Bareiro.

 

MUJER 3: Sargento Anita Segovia.

 

MUJER 1: Sargento Hilaria Medina.

 

MUJER 2: Antonia Gómez de Pereira.

 

MUJER 3: Josefa y Anunciación Yegros.

 

MUJER 1: Juanita Pesoa.

 

MUJER 2: Pancha Garmendia.

 

MUJER 3: Esposas.

 

MUJER 1: María Ysabel Martínez de Caballero.

 

MUJER 2: paraguayas.

 

MUJER 1: Josefina Plá.

 

MUJER 3: La India Juliana.

 

Las mujeres se retiran siempre bailando.

 

CORO 2: ¡Dad paso! que corre la reina, la loca,

llevando un gran beso y un tibio pedazo de canto

en la boca.

 

Se retira el coro 2.

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: Realmente hermosas.

 

CABALLERO: La mujer paraguaya. Un canto heroico.

 

FRANCIA: Me recuerdan a las lavanderas. Guapas.

 

MARISCAL LOPEZ: El soporte de honor de nuestra patria.

 

YEGROS: Muchachos ¿Qué les parece si empezamos?

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: ¿ya?

 

FRANCIA: Imposible. No tengo corbata.

 

CABALLERO: (sacando un regalo del bolsillo) Acá tenés. ¡Feliz doscientos años!

 

FRANCIA: (Desenvuelve el regalo. Es una corbata) ¡Perfecto! (se coloca la corbata) Ahora sí. Empecemos esta fiesta.

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: (al fondo) Acérquense todos. Hagamos un brindis por la patria joven.

 

Aparecen los personajes desde el fondo del escenario. Van bailando y brindado mientras los próceres recuerdan y brindan felices. Es una fiesta en el escenario.

 

YEGROS: Vengan todos que hoy cumplimos doscientos años de vida….

 

MARISCAL LOPEZ: …Vida porque estamos en el recuerdo de nuestra patria…

 

CABALLERO: …Vida porque honrar: honra….

 

FRANCIA: …Con precisión y poesía: Honrar: honra…

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: …Celebremos que doscientos años no han pasado en vano…

 

MARISCAL LOPEZ: Festejemos que todos somos protagonistas.

 

YEGROS: ¡Protagonistas! Acérquense todos. Vengan músicos, actores, presidentes…

 

CABALLERO: Aquí los arquitectos, inmigrantes, poetas, soldados…

 

MARISCAL LOPEZ: Bailen mujeres patriotas traidoras residentas o destinadas…

 

CARLOS ANTONIO LOPEZ: Brinden también conspiradores con dictadores…

 

FRANCIA: Vengan niños, lugares, fechas, batallas…

 

YEGROS: Canten escultores, periodistas, escritores, obreros, campesinos…

 

MARISCAL LOPEZ: Todos a la memoria Nacional. Aproxímense científicos, artesanos…

 

FRANCIA: Vengan exiliados, religiosos. ¡Que esta noche la primera república de América del Sur cumple doscientos años!

 

YEGROS: Por todos los personajes de la historia. Por esta patria nuestra…

 

TODOS: Unión e Igualdad. ¡Salud!

 

Telón.

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.