La migración es un doloroso fenómeno asociado a nuestra historia. Razones políticas, económicas y sociales obligaron a miles  de compatriotas a abandonar el Paraguay. Diputados abrió ayer la posibilidad de que voten en las elecciones.

El día de ayer en sesión ordinaria la Cámara de Diputados aprobó en general el proyecto de ley que plantea  la enmienda constitucional para que los paraguayos residentes en el extranjero ejercer su derecho al voto en elecciones.

Este hecho legislativo abre la posiblidad de rever un injusto trato y de satisfacer una histórica revindicación. Teniendo en cuenta  que nuestro país ha registrado en los últimos años la mayor tasa de migración en Amérca Latina: un 8% de la población paraguaya reside en países como Argentina y España y EE.UU., principalmente.

 

Los datos de migración en Paraguay se remontan fines del siglo ante pasado, cuando grandes terratenientes de distintas nacionalidades compran imensas cantidades de tierras ante la  venta masiva de las tierras públicas resuelta por el gobierrno de aquel tiempo. Esto  expulsa a muchos  campesinos desposeídos, cuyo único medio de vida era la agricultura.

 

La Argentina es el primer país receptor de migrantes paraguayos. Las cifras encontradas en la primera mitad de siglo pasado oscilan entre 40.000 y 200.000 emigrantes.

 

La emigración hacia el Brasil, también se inició después de la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870), aunque en menor cantidad que la emigración argentina. Los paraguayos emigrados se ubicaron primeramente en las zonas rurales, sobre todo en el Estado de Matto Grosso, diversificándose hacia las grandes ciudades, como por ejemplo San Pablo, en las primeras décadas de este año.

 

En la Argentina habían 28.049 paraguayos en 1914, y entre 1919 y 1920 los gobiernos de las repúblicas de Argentina y de Chile ofrecieron becas a estudiantes paraguayos en las facultades de Agronomía, Veterinaria y Formación Militar, que constituyeron un incentivo para los jóvenes.

 

EE.UU también ofreció plazas en la Escuela de Medicina de Washington y en las instituciones de Servicio Aéreo. Este ofrecimiento de las becas de estudio sirvió de estímulo para la emigración de estudiantes paraguayos. Entre 1941 y 1946, durante la dictadura de Higinio Morínigo, 50.000 paraguayos aproximadamente abandonaron el territorio nacional.

 

Migración paraguaya en la actualidad

 

Estudios realizados por la Asociación de Estudios de Población (ADEPO), refieren que en en la Argentina se encuentran unos 325.000 compatriotas registrados (con un pequeño subregistro); en España aproximadamente 60.000, en Brasil están radicados otros 20.000 y, en el resto del mundo, 50.000 paraguayos que abandonaron el país.

 

Por primera vez en la historia migratoria de Argentina, Paraguay es la primera minoría extranjera en el vecino país, producto de un evidente incremento del flujo migratorio paraguayo y por un decaimiento observado en la antigua migración europea por cuestiones de edad. Los migrantes paraguayos se concentran fundamentalmente en el área de Buenos Aires y sus alrededores, aunque hay dos centros urbanos donde también hay  una importante población paraguaya como Posadas y Formosa.

 

La mayoría de la gente que va a España no es menor de 15 años ni mayor de 50 años, lo que representa una fuga de personas con capacidad de producir (entre 20 y 39 años) representando este grupo un 75% del total que hoy está trabajando en tierras españolas.

 

La ausencia de una política de Estado que incentive la creación de fuentes de trabajo, es el principal motivo de la emigración que principalmente va en busca de empleos.

 

La media sanción del dereho al voto para compatriotas emigrantes es tan solo una de las muchas deudas que tiene el Estado con los miles de compartriotas expulsados del país por diversos motivos

 

http://ea.com.py/voto-de-paraguayos-en-el-extranjero-algo-de-historia-sobre-migraciones/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed:+semanarioea+(E%3Fa)

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.