EL JEFE RIDÍCULO

Publicado: 26/10/2010 15:44 por jotaefeb en PAÍS: lo que nos quebranta

  • Marzha Navarro

En pleno Siglo XXI me resulta inaceptable, detestable y hasta ridículo que propietarios  o  directivos  de grandes empresas o inclusive de organismos internacionales,  contraten o aun mantengan  en sus cuadros superiores,   a jefes  autoritarios.

Es el  jefecillo prepotente y ridículo que no ve a sus colegas  como un equipo a coordinar, ve  subalternos como rebaños, el  que confunde los roles y  se cree verdugo  o    policía, tal como aquel  típico   machito ultrapasado,  de  humor cambiante y antojadizo,   que nos hace dudar de su educación, de  su salud mental y o de su hombría en todos los sentidos.

 

        Estamos en tiempos  de amplia comunicación, de competitividad,  de redes sociales activas,  de integración comercial, económica y  energética.

En tiempos de conciencia global, ecológica y ambientalista, de Derechos Humanos, de búsqueda constante de bienestar, de mejor calidad de vida.  Donde el dictadorcito opresor no tiene cabida, no tiene que tener.

 

Hoy en día las empresas de visión incluyen  monitoreos de  psicólogos laborales que  buscan  ambiente de trabajo  saludable y positivo  para llegar a las metas y objetivos trazados  con estrese cero.

 

     El machito mandón, que manosea la secretaria, que abusa de su poder,  que  maltrata y humilla, que falta el respeto a los colegas de trabajo  no debe ser tolerado por nadie. Colegas, clientes y consumidores, digamos NO  a los  jefecillos dinosaurios verticalistas,  y sí  al respeto entre colegas de la jerarquía que sea.

 

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.