El Movimiento Alianza Nacional, Resistencia Colorada, realiza este encuentro político, con el sublime objetivo de estar juntos, conversar, institucionalizar el diálogo, para construir con la creatividad colorada, con la soberanía popular, las condiciones emocionales de la futura sociedad del bienestar.Nuestro encuentro es una iniciativa necesaria y vital en la política paraguaya que marcha inexorablemente hacia cambios históricos.

Nuestra firme voluntad es volver a nuestras aguas naturales, volver al espíritu señero, prudente y tolerante de Bernardino Caballero quien ha marcado con fuego su impronta libertaria. Los prohombres de nuestro partido construyeron una institución donde el disenso es la base de la convivencia y armonía social. Afirmaba Caballero, “Es propio de la naturaleza humana que no todos pensemos de igual manera”. El maestro de la reconstrucción siguió diciendo: “a pesar de todas nuestras diferencias tenemos el compromiso con la patria y con el pueblo de conquistar días de paz y felicidad”.

 

El pueblo colorado siempre luchó por el cambio, buscando la democracia participativa y políticas de estado, para las reformas históricas en busca de la sociedad del bienestar.

 

Vemos el pasado, el presente y el futuro racionalmente, la política es un arte y una ciencia, donde debemos administrar realidades con sabiduría, arte, bondad y valentía. No somos perfectos, pero tenemos virtudes probadas en nuestro quehacer diario.

 

Las virtudes que le interesan a las coloradas y colorados son las virtudes del alma, y de éstas las que se refieren a la parte racional. Buscamos el yvy marane’y, un país sin mal.

 

Con la doctrina colorada y el evangelio en los labios podemos decir que buscamos el reino de Dios. El Reino de la justicia, la libertad, la fraternidad y fundamentalmente la igualdad de oportunidades.

 

El coloradismo abrió las puertas de la administración pública a todos los paraguayos sin distinción de credos religiosos ni políticos. Hoy, después de décadas de batallas por la democracia nos duele ver como personeros reaccionarios de este gobierno levantan campañas contra los humildes empleados públicos colorados.

 

Comprobamos racional y emocionalmente que las fuerzas del mal han desatado una guerra sucia contra los funcionarios públicos colorados. Los afiliados y simpatizantes colorados son amordazados, discriminados y excluidos, sin posibilidad de defenderse de la angurria de los nuevos mandamases de sentimientos mezquinos.

 

Una jauría, una turba de especuladores y manipuladores de mercado de origen espurio, se adueñan del cemento, del gasoil, del agua, del transporte, de nuestros ríos, de la carne, de la soja y los jamones, creando un clima de inseguridad estructural en el país. El rio Pilcomayo se desvía con el visto bueno alegre, entre tintineos de copas de cristal y de 30 monedas de judas. El enriquecimiento extraño de los amigos de la sombra pasará por la balanza terrenal y divina más temprano que tarde.

 

¿Dónde está la promesa de igualdad de oportunidades? ¿Dónde está el cambio prometido cuando los ancianos, los obreros, los niños todavía mueren de frio en nuestro país? ¿Qué hacen los responsables de la niñez y de la adolescencia? Al decir de la canción: “Que dirá el Santo Padre, que vive en Roma, cuando están degollando, a sus palomas”.

 

En 1989, mi padre, don Guillermo Lugo Ramos, nos dijo al volver de nuestro exilio: “En Paraguay no hubo cambio, solo un cambio de arco y siguen los mismo jugadores, ciegos, rengos y perversos adueñados de la pelota”.Sabemos que los cambios son imperceptibles, como sabemos también que la exclusión de brillantes ciudadanos paraguayos de este proceso es un despropósito.

 

En el año 2010, el partido so ‘o sigue, y parece ser que solo siguen cambiando de arco. Somos testigos que algunos personeros del llamado cambio se les perdió la cancha y la pelota, pusieron el buey detrás de la carreta y se lanzaron al abismo del vicio y la corrupción.

 

Nos cuesta creer que en este proceso de cambio los demonios, inspiraronlas monstruosidades de la pornografía infantil y las violaciones de niñas y niños en las prisiones paraguayas, hechos inéditos que nos llena de vergüenza ante la comunidad internacional.

 

Las madrugadas soñadas por mi hermano mártir, muerto en el exilio, comienza a vislumbrarse en la aurora, con destellos del evangelio de San Juan, liberador y esclarecedor de los siniestros personajes de la política de la oscuridad, la mentira y la traición.

 

Los colorados hemos quedado atónitos ante los ojos inclaudicables de la llanura; sin embargo, este pequeño paseo por el purgatorio nos llama a purificar nuestro espíritu colectivo para volver a nuestras glorias pasadas. Hoy es el momento de tomar la iniciativa política en el país y mostrar los caminos para un buen gobierno y ser los sostenes del equilibrio político nacional.

 

Debemos reconocer que en los dos últimos años no hemos hecho una oposición constructiva o creativa. Hemos seguido el juego en silencio a unos delirantes que han buscado solamente la quiebra institucional de la Republica.

 

 

 

Estos desaciertos de propios y extraños advenedizos de la política, ponen a la sociedad en vilo y, en tela de juicio la sinceridad de este proceso de cambio que sigue con exclusiones; sin embargo, en cada rincón del país siguen soñando los excluidos en la buena nueva del cambio.

 

La respuesta inmediata a esta crisis y desfasaje política debe ser un llamado a una Concertación Nacional sin exclusiones que nos lleve hacia un gobierno de unidad nacional.

 

Blas Garay habló de una patria paraguaya para todos, y Guillermo Emil Lugo Méndez hizo lo suyo diciendo:

 

 

 

“Que saben de madrugada

 

Los huérfanos de futuro,

 

Los huérfanos de cariño

 

No conocen madrugadas,

 

Las madrugadas con yerba,

 

Con harina, grasa y sal,

 

Son madrugadas serenas

 

Que te enseñaron a andar,

 

Campesino paraguayo

 

Yo te consagro maestro

 

Te consagro compañero

 

Sembrador de tiempos nuevos

 

Los hermanos postergados

 

Sin reviro ni alborada

 

Resucitan con tu grito

 

Hombre rudo de mi raza”.

 

¡Ay Paraguay de mis amores, cuanto aún debemos aguantar a los que no saben adónde van!

 

Un nuevo amanecer anuncia la historia para el coloradismo en las próximas elecciones municipales. En nuestras manos y en nuestros corazones están las respuestas para el día decisivo. Aceptemos el desafio de aumentar el poder popular municipal a través del coloradismo afianzando este proceso de cambio.

 

Roguemos al pueblo paraguayo que el 7 de noviembre de una segunda oportunidad al partido colorado. Somos el partido de la gente humilde, campesinos, obreros, empresarios, jovenes y especialmente de las mujeres, para demostrar nuestra sinceridad y eficiencia.

 

Estamos aquí en esta hora crucial, como nunca, dispuestos a enfrentar los designios de la historia. Salimos de nuestras trincheras de la Resistencia Colorada, buscando la victoria y la gloria el 7 de noviembre, pidiendo con valentía al pueblo paraguayo todo el poder municipal y el voto para el Partido Colorado.

 

Nobleza obliga aclarar que estamos haciendo política de Estado en pie de igualdad con todos los actores de la política paraguaya, sabiendo a ciencia cierta que en la política solo cuenta lo que se escribe o se manifiesta públicamente.

 

En este día histórico quiero que sepa el Sr. Presidente de la Republica, don Fernando Lugo Méndez, que los colorados históricos apoyamos este proceso de cambio, fervientemente.

 

Ratificamos públicamente que encontrarán en nosotros los colorados a los verdaderos promotores y animadores de la sociedad del bienestar, del postergado progreso, la dignidad humana, la justicia, la libertad, y la solidaridad que gritan por emerger en esta tierra prodigiosa.

 

Finalmente, en este noble recinto, asumimos enteramente nuestra responsabilidad ante el juicio el juicio inapelable de la historia con el coloradismo histórico, popular y liberador.

 

¡Díos bendiga al Paraguay!

 

¡Larga vida a nuestro Presidente Constitucional de la Republica del Paraguay!

 

¡Viva la familia paraguaya!

 

¡Viva el Partido Colorado!

 

¡Viva el Paraguay!

 

 

 

Gran Hotel del Paraguay, 20 de octubre de 2010

 Resistencia Colorada

--

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.