• Antonio López

En menos de una semana se realizarán las elecciones municipales en todo el territorio nacional. La mirada de todos apunta más a lo que puede llegar a ocurrir en la capital del país, donde dos son los principales candidatos a ocupar la silla municipal. El senador Miguel Carrizosa y el diputado con permiso, Arnaldo Samaniego, en estos últimos seis días estarán intensificando su tarea para captar los votos indecisos.

En el caso de Samaniego, la cosa está más que definida ya que los colorados, sean o no del sector oficialista, históricamente votaron siempre por el candidato que representa a la ANR. En tanto que la tarea de Carrizosa será un poco más difícil, pues si bien va en alianza con el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) y el Frente Guasu, no todos los adherentes de estos dos últimos sectores tienen la intención de darle sus votos.

 

La izquierda sobre todo ya marcó distancia del postulante que originalmente representaba solo al Partido Patria Querida (PPQ), mientras que del lado de los liberales, hay grupos que no comulgan con el patriaqueridista, por lo que podría haber fuga de votos hacia otro sector, o finalmente hacia el “casillero” de votos en blanco.

 

En relación a la izquierda, una de las alas más fuertes es la liderada por el titular con permiso de la Secretaría de Emergencia Nacional, Camilo Soares, y justamente estos tienen muy marcadas diferencias con el PPQ.

 

Mientras cabe recordar que desde la cúpula liberal se amenazó con sanciones a quienes no den el apoyo a Carrizosa, hecho que no cayó bien, por lo que es de esperar que haya alguna especie de voto castigo.

 

A simple vista, los colorados llegan bien unidos a las elecciones, hecho que no se da en torno al legislador por el PPQ, pese a que se quiera mostrar lo contrario, especialmente desde las carpas del oficialismo liberal.

 

En tanto, el otro candidato a la intendencia capitalina, el oviedista Óscar Tuma, por el momento no decidió descabalgar en favor de Carrizosa o Samaniego, aunque se espera que finalmente lo haga, ya que las chances de ganar están muy lejos. En este aspecto no hay que olvidar que el oviedismo, en el Alto Paraná, descabalgó en favor del PLRA, por lo que no sería muy ilógico pensar que la misma medida se tome también en la capital del país.

 

En los municipios aledaños a Asunción, la distancia entre liberales y colorados no es mucha, por lo que en las últimas horas, incluso ya generaron algunos que otros roces, como el ocurrido en la madrugada del pasado sábado en Lambaré. El episodio puede calificarse como muy grave, ya que el chofer del candidato colorado, Roberto Cárdenas, fue internado en muy delicado estado en Emergencias Médicas.

 

Con las municipales culminará el año que fue casi eminentemente electoral, aunque poco meses más tarde ya saltarán a la cancha los precandidatos a suceder al presidente Fernando Lugo, hecho que de nuevo marcará una intensa agenda, y en consecuencia, varios aspectos de sumo interés para el país, quedarán nuevamente un costado del camino.

 

http://www.lanacion.com.py/antonio-lopez/88-332887.htm

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.