CENTENARIO EN 1911

Publicado: 11/11/2010 08:25 por jotaefeb en PAÍS: lo que nos quebranta

Publicado en la revista del Bicentenario.

  • Por Beatriz González de Bosio.

El Centenario de la Independencia encontró al país desangrándose en una guerra civil, fruto del enfrentamiento del poder militar y las autoridades legítimas civiles de la Constitución de 1870, resultado de la hecatombe de la Guerra Grande (1865-1870), que casi aniquiló el proyecto desarrollista personificado por los presidentes Carlos Antonio López y su hijo y sucesor Francisco Solano.

De ebido al estado de guerra intestina en que se hallaba el Paraguaylos festejos del Centenario pasaron desapercibidos y hasta los Álbumes Gráficos del Centenario solo pudieron ser publicados un año más tarde, en 1912, por el polígrafo Arsenio López Decoud, y en 1913 el de Ramón Monte Domecq.

 

Fue la última gran rebelión militar antes de la consolidación del poder civil de manos de don Eduardo Shaerer primer presidente no militar que pudo completar su mandato en toda la historia constitucional hasta ese entonces. Gobernó de 1912 a 1916. La economía había alcanzado una mayor productividad debido a la presencia del ferrocarril con conexión internacional para el comercio. La yerba seguía siendo un rubro importante aunque no el único, pues se hallaban crecientes la ganadería, la agricultura

de árboles frutales, la producción maderera transportada en jangadas por los ríos y las industrias tanineras del norte que pusieron al Paraguay como primer productor mundial de ese producto.

 

Educación e historia

Todas las ciudades del interior tenían escuelas públicas y los mejores egresados recibían becas gubernamentales para trasladarse a la capital a seguir estudios secundarios o universitarios. La lista de becarios paraguayos a universidades internacionales es bastante numerosa y destacada, como lo documenta el propio Álbum Gráfico del Centenario.

 

Un poeta paraguayo de mucho renombredecidió inmortalizar la efeméride con un poema titulado “Canto Secular”. Eloy Fariña Núñez desglosa en versos un canto señalando en su prólogo que pretende —por

hallarse ausente— “encerrar al Paraguay en su canto” y es un elogio a la tierra nativa. El Centenario también inspiró a una de nuestras figuras intelectuales de mayor renombre. El Dr. Fulgencio R. Moreno publica su Estudio sobre la independencia del Paraguay, obra de envergadura, donde Moreno analiza

el origen y desenvolvimiento de los principalesfenómenos que contribuyeron a la formación del Paraguay colonial.

 

La primera mitad del siglo XX, Paraguay vivió en la discordia política. Un golpe de Estado cada dos años, una gran guerra civil cada veinte (1904, 1922, 1947) y una guerra internacional (1932-35). 1911… Un país en anarquía con frecuentes golpes y asonadas y con la tarea política remitida a los cuarteles.

 

El Bicentenario es un momento oportuno para reflexionar, sin triunfalismos facilistas ni pesimismos autodenigratorios, pues la tarea de construir un estado requiere mucha ciencia, paciencia y autoridad y ese es nuestro desafío para dar cabida a las propuestas de nuestros patriotas de Mayo, consignados en

valiosos documentos que nos legaron y que hasta hoy son una asignatura pendiente.

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.