UNA MIRADA HACIA EL DESARROLLO 

Por Manuel Ferreira Brusquetti

El Paraguay es el país que más va a crecer en América Latina este año. Y esto no es poco decir, ya que América Latina es la zona del mundo que ha dado la sorpresa en términos de su recuperación de la crisis financiera. El rebote, que fue importante en la región, ha sido monumental en este país: nuestro 9% es imbatible y supera ampliamente el fantástico promedio de 5,7% de la región.

El notable crecimiento de Paraguay se da en un momento particularmente especial del mundo. Los Estados Unidos, la economía más grande del mundo, está en serios problemas que parecerían ser de largo plazo. La crisis de 2008 ha dejado terribles consecuencias en lo económico: millones de hogares en quiebra, con más deudas que activos, un terco desempleo que se resiste a bajar de un casi 10% y que asusta a los consumidores que hacen gala de una tardía prudencia, inmensas cantidades de dinero soltadas al mercado para intentar reflotar una economía donde la deflación y el magro crecimiento parecen marcar la pauta.

 

A la realidad americana se suma la tal vez más preocupante realidad europea. Cuando la plata era dulce, los gobiernos del Viejo Mundo, sobre todo los menos avanzados, se endeudaron de manera importante. Los grandes flujos financieros que recibieron Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España se tradujeron en precios y salarios cada vez más altos, con la consecuente pérdida de competitividad que esto significó para estos países.

 

Normalmente, para hacer a un país más competitivo se devalúa la moneda, ya que al hacer la moneda relativamente más barata se abaratan también los productos de esa economía para el resto del mundo. Pero el euro no se emite en Atenas o en Dublín, con lo que esta política es imposible. La solución, por lo tanto, pasa por ajustes muy duros, como bajar el déficit fiscal, subiendo impuestos y bajando salarios por decreto, en los que el capital no cree.

 

Con estas realidades en el Primer Mundo, el capital, que es cobarde casi por definición, está con miedo. Además, para reactivar la economía se ha tirado tanto dinero a la calle que las tasas de interés están por el piso. Conclusión: Riesgo alto + tasas de interés bajas = No hay negocios.

 

Pero aún falta un ingrediente para terminar la receta. Somos vecinos de la mayor economía de la región: Casi 200 millones de habitantes, unos 20 millones que se acaban de integrar a la clase media gracias a los planes sociales de Lula. Brasil es hoy el país más atractivo en el mundo sin negocios, y prueba de ello es que es la economía que más dinero ha recibido en los últimos meses en términos de capital.

 

Entender este contexto internacional es clave para comprender nuestras oportunidades. Es en este mundo sin negocios que Paraguay se convierte en el país con el mayor crecimiento en la zona económica más respetada por su capacidad de respuesta a la crisis.

 

El capital está ávido de encontrar destinos de inversión en Paraguay. Y como acá falta prácticamente todo, hay mucho por ofrecer. Las oportunidades de negocio van desde lo agropecuario o forestal, hasta el desarrollo de empresas de servicio en casi todos los rubros, pasando por la inversión industrial y manufacturera. En un mundo con exceso de capital, tenemos lo que se necesita: recursos naturales, gente y una larga historia de estabilidad monetaria y prudencia fiscal. Solo nos faltan los proyectos, las ideas y la capacidad y ganas de ejecutarlos.

 

Debemos traer ese dinero que necesita alojarse en este bendito suelo y utilizarlo prudentemente para lo que nosotros necesitamos: para darle más bienestar a nuestro pueblo. No podemos desaprovechar la oportunidad.

Comentarios  Ir a formulario



gravatar.com jump manual review

Gracias por tu blog, me hizo aprender mucho

Fecha: 16/05/2011 04:04.


Añadir un comentario



No será mostrado.