• Guillermo Lesmes

Cuando uno escucha o lee en los medios de comunicación, que algunas dependencias oficiales están promoviendo la inversión extranjera y la venida de extranjeros o nacionales al país, no puede uno menos que preguntarse si en el Departamento de Migraciones saben de estas campañas o si es un ente que está simplemente para impedir o por lo menos obstaculizar lo que aquellas proponen.

No se explica cómo para la expedición o renovación, por ejemplo, de una "Residencia temporal", se tomen 6, 7 y más meses (de por sí, ya dicen que el documento no sale en menos de 90 días), si es que no resultan entregándolo cuando ya está para vencer. ¿Sabrán en Migraciones que un extranjero no puede adelantar ninguna gestión si no cuenta con el documento que le habilita como "Residente" en el país?

 

La simple contraseña no sirve para nada (y el anterior documento lo retiran al solicitarse el nuevo), por lo cual casi es un indocumentado. Si es estudiante no puede graduarse, si es inversionista no puede abrir una cuenta corriente o alquilar un local y así por el estilo.

 

Sería de esperar que al extranjero que viene al país para realizar alguna actividad que va a redundar en beneficio del país se le otorgará el máximo de facilidades y no se le espante mediante la ineficiencia de paquidérmicas dependencias.

 

 

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.