(Publicado por www.pijamasurf.com)

Aunque podría tratarse de una estrategia para desacreditar a WikiLeaks, algunos sugieren que ésta organización es parte de una sofisticada operación encubiertade la CIA.

En enero de 2007 un miembro importante de WikiLeaks, John Young, quien actualmente encabeza el sitio cryptome.org, renunció a la organización alegando que se trataba de una operación encubierta de la CIA. Por otro lado algunas fuentes de inteligencia de diversos países asiáticos han sugerido la posibilidad de que “WikiLeaks está operando una campaña de desinformación, alegando persecución de las agencias estadounidenses de inteligencia, pero realmente pertenece a esas mismas agencias”. De hecho no deja de llamar la atención que esta organización dedicada a filtrar información confidencial sea respaldada por gente como George Soros, y que haya logrado en tan poco tiempo convertirse en un protagonista del actual escenario geopolítico, en buena medida con la ayuda de medios informativos del mainstream, los cuales parecen proteger y alimentar la presencia de WikiLeaks.Esta hipótesis apunta a que a fin de cuentas los secretos revelados por la organización están cuidadosamente seleccionados de acuerdo a una compleja agenda, pero que a fin de cuentas los hechos más significativos, que realmente revelarían los intereses de la élite geopolítica son simplemente mantenidos en la sombra, por ejemplo la necesidad de Estados Unidos de que Pakistán continúe apoyando a los talibanes para mantener a flote la supuesta guerra de Afganistán, la cual forma parte de un mega show bélico destinado a lucrar del tráfico mundial de heroína y a mantener activa la economía de guerra estadounidense.

 

WikiLeaks se define a sí misma como “una organización multi jurisdiccional para proteger a disidentes internos, filtradores de información, periodistas y blogers que enfrentan amenazas legales o de otro tipo por publicar información, cuyo interés principal es exponer regimenes opresivos en Asia, el antiguo bloque soviético, África subsahariana, y el medio oriente, pero asistimos a la gente de cualquier otra nación que quiera revelar comportamientos no éticos de gobiernos y corporaciones. Y apuntamos a lograr el máximo impacto político posible.” Sin embargo existe un reporte elaborado por el controversial periodista radicado en Washington, Wayne Madsen, que revela una aparente afiliación de Wikileaks como parte de una operación oculta de la CIA. En el reporte se denuncia a WikiLeaks como parte de la estrategia de espionaje digital de Estados Unidos e Israel, operada por la CIA y el Mossad respectivamente, y como fuentes cita a comunicados de las agencias de inteligencia en China y Tailandia. En particular China sospecha que la organización tiene conexiones con el Mossad.

 

 

 

WikiLeaks está íntimamente involucrado con una operación de 20 millones de dólares de la CIA en la que disidentes chinos que viven en Estados Unuidos hackean constantemente computadoras del gobierno de China. Este grupo de hackers simulan ataques informáticos a redes del ejército estadounidense, supuestamente provenientes e China, para que luego el gobierno de Estados Unidos pueda denunciar ciber ataques por parte del gigante asiático. Esta supuesta amenaza justifica el aumento en el presupuesto de ofensiva y defensiva de Estados Unidos y siembra el miedo de organizaciones públicas y empresas en este país que eventualmente se cobijan bajo el gobierno. Para reforzar su hipótesis, Wayne Madsen advierte que uno de los miembros del consejo de WikiLeaks, Ben Laurie, es un programador y experto en seguridad cibernética que trabaja para Google, empresa que recién firmó un acuerdo de cooperación con el conglomerado de agencias de inteligencia estadounidense, la Agencia Nacional de Seguridad (NSA).

 

También de acuerdo a las fuentes de inteligencia de Asia que han filtrado información a Madsen, la CIA se molestó con WikiLeaks luego de que se enterará que la organización también estaba colaborando con la agencia israelí de el Mossad. Ello motivó que la CIA suspendiera momentáneamente el otorgamiento de fondos a WikiLeaks y por esa razón uno de los fundadores que se presenta bajo el alias de Daniel Schmidt, decidiera mover la operación central de la organización a Bélgica y Suecia.

 

Por otro lado existen rumores de que George Soros, el viejo lobo de la especulación financiera y uno de los hombres más poderosos del mundo, podría también estar fondeando la operación de Wikileaks. Supuestamente cuando el senador estadounidense Norm Coleman se opuso al nombramiento de Mark Malloch como presidente del Banco Mundial, a quien Soros apoyaba, el magnate húngaro pidió a Daniel Schmitt que hackeara la lista de seguidores de Coleman, robando los datos bancarios y sus domicilios para luego publicarlos en el sitio de wikileaks.org. Esta movida eventualmente costaría a Coleman su reelección frente al demócrata Al Franken, otro de los protegidos de Soros. Además, de acuerdo a esta misma versión Soros estaría promoviendo el movimiento de la base central de operación de WikiLeaks hacia Islandia, país que por un lado se perfila como uno de los mayores protectores de activistas en internet, y que por otro lado su sistema bancario que se encuentra en plena recuperación tras la crisis de 2008 parece el terreno ideal para que el húngaro instale algunos millonarios negocios mientras que WikiLeaks se mantenga cerca de él y pueda continuar sus operaciones desde la tierra del hielo.

 

Por otra parte el presidente de Irán, país que se ha visto involucrado en los cables filtrados, donde se menciona presión del rey de Arabia Saúdita y de Israel para atacar a Irán, ha declarado a la BBC, que considera que WikiLeaks  es solo propaganda y se trata de una guerra psicológica en contra de su país. “No creemos que la información haya sido filtrada. Creemos que fue organizada para ser publicada en una base regular para lograr ciertas metas políticas”, dijo a la BBC.

 

Finalmente, dentro de las múltiples acusaciones que acusan a WikiLeaks de estar aliado con la CIA y otras agencias de inteligencia, se presentan una lista de mails de un importante ex miembro de la organización, John Young, en donde Además asocia a Wikileaks con la mafia rusa del Phishing cuyo epicentro se encuentra en Israel y supuestamente es operada por un grupo de judíos rusos.

 

Con la enorme turbulencia generada por la última publicación por parte de WikiLeaks, que incluye una gran cantidad de cables diplomáticos de funcionarios estadounidenses que revelan “chismes geopolíticos” algunos relevantes y otros meramente entretenidos, lo cierto es que el escenario resulta un poco confuso. Y aunque todos estos rumores bien podrían ser parte de una burda estrategia para deslegitimar a WikiLeaks, lo cierto es que nada es suficientemente disparatado para ser descartado per se, y no sería la primera vez que termina por comprobarse que un organismo o movimiento aparentemente contracultural en realidad forma parte de la misma agenda a la que supuestamente combate.

 

Así las cosas, lo mejor sería estar pendiente del desarrollo de todo este fenómeno wikilikeano y ejercer nuestra capacidad de análisis a partir de una postura un tanto escéptica frente a cualquiera de los protagonistas. Y más allá de que WikiLeaks sea o no parte de una operación encubierta de la CIA, lo cual tal vez ni siquiera importe, parece innegable que el contemplar esta posibilidad representa un ejercicio sano para encarar la realidad sobreinformada que nos ha tocado vivir en la actualidad.

 

 

Comentarios  Ir a formulario



Anónimo

BAD COMEDY > LA MIRADA DE CUATRO EXPERTOS SOBRE LA FILTRACION DE LOS ARCHIVOS SECRETOS DE LA CANCILLERIA NORTEAMERICANA
“Esto tendrá efectos políticos y quizá de seguridad”
Daniel Ellsberg, quien denunció los archivos de Vietnam; Carne Ross, ex diplomático británico; Greg Mitchell, periodista del blog Media Fix, y As’ad Abukhalil, profesor en Ciencias Políticas, analizan el significado de las revelaciones de Wikileaks.







La periodista estadounidense Amy Goodman, voz del noticiero Democracy Now, reunió a cuatro voces calificadas para tratar la filtración de los documentos de la diplomacia norteamericana. “Estoy acá reunida en Nueva York con cuatro invitados, Carne Ross, un diplomático británico durante quince años que renunció antes de la guerra contra Irak. Es el fundador de un grupo asesor diplomático, Independent Diplomat. Estamos con Greg Mitchell, que escribe el blog Media Fix para el diario Nation. Y antes fue el editor de Editor and Publisher Magazine. Con nosotros está también Daniel Ellsberg, quizás el denunciante más famoso del país, filtró los papeles de Pentágono en 1971. Además está As’ad Abukhalil, un profesor de Ciencias políticas en la Universidad Estatal Stanislaus de California y profesor en UC Berkeley. Es el autor de La Batalla de Arabia Saudita y dirige el blog Angry Arab News Server. Daniel Ellsberg, comenzaremos con usted. ¿Qué piensa hoy?

Daniel Ellsberg: Bueno, es un proceso que va a seguir día tras día. Hemos visto uno de los miles de cables que Wikileaks está dispuesto a divulgar. De manera que es muy pronto para juzgar los valores o los daños, si hay alguno. En octubre, cuando el portal daba a conocer creo que eran los documentos afganos, todavía eran nuevos en el proceso, y creo que cometieron algunos errores en términos de dar a conocer los nombres que no debían dar en ese momento y fuimos muy criticados por eso. Parece que desde ahora, con los cientos de miles de documentos que Wikileaks divulgó, el Pentágono tuvo que reconocer que ni un solo informante o soldado estuvo en peligro. En realidad, no han sentido la necesidad de proteger o informar que alguno estaba en peligro.

Amy Goodman: Greg Mitchell, antes que nada coméntanos sobre el significado de la divulgación de estos documentos, lo que son; ¿como son los diferentes lugares de donde provienen?

Greg Mitchell: Son de 79 diferentes embajadas del todo el mundo, de manera que son algo sin precedentes. Y como dijo Dan, esto es diferente de los Wikileaks previos, cuando salieron sobre la guerra de Irak y sobre Afganistán, en que aquellos eran básicamente historias de un día. Eran documentos gigantes, recibían cobertura de los medios durante un día y luego se terminaba. Lo de ahora estará saliendo a la luz durante los próximos nueve días, por ejemplo en el New York Times, y Wikileaks dijo en su sitio web que duraría meses. De manera que es muy pronto para decir exactamente cuáles serán los efectos y las revelaciones ya son bastante significativos. Lo que también es distinto sobre esta divulgación es que en las filtraciones previas Wikileaks trabajó muy cerca de las organizaciones de noticias. Pero acá les dieron esos archivos a las organizaciones de noticias muy pronto y estas –por lo menos el New York Times– fueron a la administración, lanzaron nombres en el Departamento de Estado y éste redactó muchos de los documentos, que Wikileaks luego tomó y están entre los más de 200 que subió. De manera que Wikileaks está dejando que los medios ayuden asegurándose que los documentos están a salvo.

Amy Goodman: El almirante Mike Mullen, el jefe del Estado Mayor Conjunto, acusó a Wikileaks de tener sangre en sus manos en el programa GPS de CNN el domingo. Dijo que ponían en peligro no sólo a las tropas estadounidenses, también “a otros individuos a los que hemos comprometido en nuestro esfuerzo, ya sea en Afganistán o en otros países”. ¿Cuál es su opinión, Dan Ellsberg?

Daniel Ellsberg: Antes que nada, tenemos al almirante Mullen ahí, que está en la posición de enviar tropas estadounidenses –hombres y mujeres– a un lugar peligroso. De manera que cuando hablamos de sangre en las manos, tiene mucho a lo cual responder. Al mismo tiempo, hay que pensar que tiene recursos ilimitados de su lado para minimizar el daño de asignar gente para averiguar quién está en peligro en esos documentos.

Amy Goodman: Carne Ross, usted fue un diplomático británico durante quince años, y renunció antes de la guerra de Irak, y ahora ha fundado una grupo diplomático asesor sin fines de lucro llamado Independent Diplomat. Estos son cables diplomáticos. ¿Por qué no nos habla de lo que significan, el hecho de que hayan estado expuestos y qué es lo que encuentra más interesante?

Carne Ross: Creo que esto es un hecho extraordinario y colosal que tendrá un profundo efecto en el discurso y la práctica de la diplomacia. Probablemente habrá buenos efectos y malos efectos cuando se le mande al público la información que hasta ahora era confidencial. Esto tendrá consecuencias políticas y quizá de seguridad. Lo que significa, creo que será muy difícil para los diplomáticos estadounidenses de aquí en más practicar la diplomacia. El hecho de que esos cables hayan sido divulgados significará que a otros diplomáticos les resultará más difícil compartir confidencias con sus pares estadounidenses. Tendrán, por supuesto, efectos negativos para la efectividad operacional del gobiernos de Estados Unidos, y quizá también para los Wikileads e historiadores que en el futuro quieran saber realmente qué hacían o pensaban el gobierno de Estados Unidos y sus diplomáticos. De manera que creo que es muy significativo a largo plazo. Se ramificará en todo tipo de formas.

A. G.: En Estados Unidos, los medios se preguntan básicamente sobre las formas en que esto dañará a Estados Unidos, y sin embargo usted dice que puede ser beneficioso. ¿Por qué?

Carne Ross: Bueno, yo renuncié a la Cancillería por la guerra de Irak. A la gente no se le decían los verdaderos motivos por los que íbamos a la guerra contra el gobierno de Saddam Hussein. Yo fui el experto en Irak en el Consejo de Seguridad de la ONU durante muchos años. Personalmente creo que demasiada diplomacia es mantenida en secreto.

A. G.: Hablemos, ya que usted trabajó en el Consejo de Seguridad de la ONU, hablemos sobre los cables. Desde Condoleezza Rice, anterior secretaria de Estado, a Hillary Clinton...

Carne Ross: de Clinton a Rice, en realidad. De la secretaria de Estado Clinton a la embajadora Rice en la ONU. Hay telegramas estándar de instrucciones de Washington al USG (gobierno de Estados Unidos), todos firmados “Clinton”. Esto no debe considerarse un tipo de mensaje personal de Hillary Clinton –todos los telegramas de instrucciones de Washington estarán firmados por el secretario de Estado–, de manera que no tiene mayor importancia. Lo que este telegrama establece es una larga lista de pedidos de inteligencia para Estados Unidos en la ONU, que francamente es una lista muy exhaustiva, hasta las actividades de ONG para prevenir el sida o afectar las políticas de la ONU. El hecho de que Estados Unidos está tratando de reunir información de inteligencia en la ONU no es francamente un gran revelación. Todos espían a todos en la ONU, incluyendo al secretario general, general Ban Ki-Moon. La secretaria de Desarrollo británica, Claire Short, quien también renunció por la guerra de Irak, ha dicho públicamente que las autoridades del Reino Unido estaban interviniendo los teléfonos de Kofi Annan cuando él era secretario general. De manera que no creo que esto resulte una gran revelación para la gente de la ONU. Sin embargo será embarazosa para los diplomáticos de Estados Unidos que actualmente están practicando en la ONU.

A. G.: Las directivas que parecen borrar las líneas entre la diplomacia y el espionaje fueron emitidas a los diplomáticos estadounidenses bajo el nombre de Hillary Clinton en julio de 2009 pidiendo detallada información biométrica de funcionarios claves de la ONU...

Carne Ross: Tal es la naturaleza de las reuniones de inteligencia moderna. Pero el hecho de que Estados Unidos tuviera esta lista de requisitos de inteligencia de la ONU no creo que sea un gran sorpresa. Hasta los estados se espían unos a otros.

A. G.: Quiero traer a la conversación a As’ad Abukhalil, autor del libro La Batalla de Arabia Saudita. ¿Qué opina sobre los cables que dan cuenta de que Arabia Saudita pidió atacar a Irán?

As’ad Abukhalil: Muchos de los cables sobre Arabia Saudita muestran un alto grado de control del gobierno de Estados Unidos sobre las decisiones políticas tomadas en Arabia Saudita. En un punto, hay un específico pedido estadounidense, emitiendo lo que parece una orden, pidiéndole al gobierno saudita que vaya a China y que se haga cargo de un cierta misión en nombre de Estados Unidos vis-à-vis de la situación en Irán. Creo que el grado en que el gobierno saudita y todos los gobiernos árabes en el Golfo están avergonzados por estas filtraciones es evidente por las medidas drásticas que tomaron los medios árabes controlados por Arabia Saudita. Y hasta la llamada “independiente” Al Jazeera, la cadena de noticias más seria en Yemen, también está tratando de cubrir las incómodas revelaciones sobre la forma en que los gobiernos árabes operan vis-à-vis de Estados Unidos.

De Democracy Now. Especial para Páginal12
Traducción: Celita Doyhambéhère


http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-157810-2010-11-30.html

Fecha: 01/12/2010 07:46.


Anónimo

La Triple Frontera favorece el terrorismo, dice informe de EEUU

Un informe realizado por la Embajada de EEUU en Brasil considera al país como "aliado cooperador" en la lucha antiterrorista, pero le preocupa el potencial extremista de la región conocida como Triple Frontera.

RÍO DE JANEIRO, BRASIL

Un documento del 1 de agosto de 2008 indica preocupación, principalmente con la posibilidad de que grupos terroristas aprovechen la falta de vigilancia en la región fronteriza entre Brasil, Paraguay y Argentina para recaudar fondos u organizar la logística de atentados.

El reporte indicó que algunas condiciones en la Triple Frontera, como el "débil control fronterizo, contrabando, tráfico de drogas, fácil acceso a documentos falsos y armas, circulación de bienes falsificados y flujos de dinero sin control", pueden atraer terroristas.

En el texto se indicó además que las autoridades locales son "altamente sensibles a los alegatos públicos de que organizaciones terroristas o extremistas están presentes o mantienen actividades en Brasil".

También, afirmó que "hay pocas evidencias" de que esos grupos operan en la región.

CRÍTICAS A BRASIL. Otro punto del documento, que es un informe diplomático ahora filtrado por el sitio WikiLeaks, indica que el Gobierno brasileño "se rehusa a clasificar, retórica u oficialmente, a grupos considerados terroristas por EEUU, como el (islámico palestino) Hamás, (el libanés) Hezbolá o las (guerrilleras) FARC" colombianas.

También menciona que la política de la Cancillería brasileña tiene una "inclinación antiestadounidense". El informe señala que "a pesar de la retórica negativa" del Gobierno brasileño, las agencias de seguridad e inteligencia locales "son concientes de la potencial amenaza" y de la posibilidad de que terroristas aprovechen "condiciones favorables de operación" existentes en el país. La reacción oficial brasileña fue relativizar lo dicho en los documentos.

En un acto oficial en Maranhao, el presidente Lula da Silva dijo: "De vez en cuando aparecen esas cosas. Creo que cosas que vi de Brasil son tan insignificantes que no merecen ser tomadas en serio".

ARGENTINOS CALIFICAN COMO HECHO GRAVE

Diplomáticos argentinos señalaron ayer la gravedad de las revelaciones de documentos secretos de Estados Unidos por Wikileaks, que agravian a jefes de Estado, entre ellos la presidenta Cristina Kirchner, aunque otros lo tildaron de escándalo menor.



Pero ni el Gobierno ni Kirchner se manifestaron sobre las filtraciones de cables internos del Departamento de Estado estadounidense obtenidos por la organización Wikileaks y publicados por diarios europeos.

"Se trata de un hecho grave, un hecho serio que violenta el espíritu mismo de la Organización de Naciones Unidas", dijo a radio Del Plata el embajador argentino ante la ONU, Jorge Argüello.

Un cable del Departamento de Estado de diciembre de 2009 y enviado a la Embajada en Buenos Aires pide indagar sobre el "estado mental y salud" de Kirchner. "¿Cómo controla Cristina Fernández de Kirchner sus nervios y su ansiedad? ¿Cómo afecta el estrés a su conducta con sus asesores y/o en su proceso de toma de decisiones?", pregunta un telegrama enviado a Buenos Aires. Argüello dijo que la difusión deja "en una situación embarazosa" al presidente Barack Obama, y afirmó no recordar que "se desnuden de manera tan brutal y contundente las comunicaciones internas que las embajadas tienen con su Cancillería". Andrés Cisneros, un ex vicecanciller del presidente Carlos Menem, dijo que se trata "chismes de familia y cosas de poca monta".

Fecha: 01/12/2010 13:12.


Anónimo

Libertad de prensa vs. seguridad, el dilema


El analista político y periodista colombiano Camilo Tamayo hizo un análisis sobre las filtraciones de informaciones consideradas clasificadas por el Departamento de Estado de EEUU, a través de Wikileaks, encontrando dos puntos de vistas.

En el primero, el profesional admite que la información de los cables diplomáticos sobre cuestiones internas de algunos países es claramente de interés público. En su opinión, la publicación es un triunfo del derecho a la libertad de información en el mundo. Ello, porque permite conocer de primera mano los hechos que afectan al desarrollo del planeta como tal.

OTRA ARISTA. Sin embargo, mirando desde otra arista, según el analista, se debe analizar que el triunfo del derecho a la información puede poner en peligro otros derechos fundamentales, citando como ejemplo el derecho a la vida.

"Hasta qué punto y hasta qué medida esta información puede poner en riesgo la vida de otras personas y la seguridad del planeta entero", cuestiona el periodista.

Fecha: 01/12/2010 13:18.


Anónimo

Wikileaks

La Jornada *
Por David Brooks
Corresponsal del Periódico La Jornada.
Miércoles 1º de diciembre de 2010, p. 3
Washington amenaza con investigar judicialmente al portal de Internet
Chomsky: muestran los documentos odio de gobernantes a la democracia

El gobierno de Estados Unidos amenaza fiscalizar judicialmente a Wikileaks mientras intenta superar la crisis diplomática provocada por la divulgación de más de 250 mil cables de sus 274 embajadas y consulados, y se intensifica el debate sobre las implicaciones de la filtración. Noam Chomsky consideró que esto revela "el profundo odio" de los gobernantes a la democracia.

Mientras la secretaria de Estado, Hillary Clinton, se reunió con contrapartes en Asia Central -muchos de ellos mencionados en los cables- para intentar aminorar el golpe y rescatar su prestigio, el procurador general, Eric Holder, y el Pentágono reiteraron que se impulsan investigaciones "criminales" acerca de las filtraciones de Wikileaks.
Algunas versiones periodísticas señalaron que las autoridades consideran aplicar la Ley de Espionaje contra Julian Assange, el fundador y director de Wikileaks. El vocero de la Casa Blanca, Robert Gibbs, declaró que, "obviamente, hay una investigación criminal sobre el robo y difusión de información sensible y clasificada". Explicó que se evalúa toda una gama de opciones para castigar a los responsables.

Minimizan la filtración

Otros funcionarios del gobierno de Barack Obama continuaron minimizando el asunto. El secretario de Defensa, Robert Gates, declaró hoy a reporteros en el Pentágono que la divulgación ha sido un asunto "embarazoso", pero que las consecuencias para la política exterior estadunidense son limitadas. "El hecho es que los gobiernos establecen relaciones con Estados Unidos porque está en su interés, no porque les gustamos, no porque confían en nosotros y no porque creen que podemos mantener secretos".

Hillary Clinton reiteró en Kazajstán que "fue un acto muy irresponsable" que "puso en riesgo las vidas de personas inocentes en todo el mundo, sin tener consideración para los más vulnerables, incluyendo periodistas".

Insistió en defender la libertad de expresión y criticó a los gobiernos que reprimen a los periodistas. En la era del Internet, sostuvo, es difícil balancear la libertad y la responsabilidad. "Tenemos que apoyar y proteger la libertad de expresión, sea de un individuo o de un periodista. Pero también tiene que haber algunas reglas o algún sentido de responsabilidad que debe ser inculcado".

En tanto, el Departamento de Estado desconectó el acceso a los archivos de la red cibernética clasificada del gobierno y redujo el número de empleados que pueden ver mensajes diplomáticos. La medida es temporal, indicó el vocero P. J. Crowley, mientras se reparan "debilidades en el sistema que se han evidenciado por esta filtración".

A la vez, el Departamento de Estado intentó desmentir que los diplomáticos estadunidenses son espías. El cable divulgado por Wikileaks firmado por Clinton, que incluye instrucciones a funcionarios estadunidenses a buscar información hasta de ADN, escaneos oculares y biométricos de representantes de otros gobiernos y de los más altos funcionarios de la Organización de Naciones Unidas, provocó críticas en varias partes sobre si los diplomáticos estaban espiando.

Un alto funcionario del Departamento de Estado -no identificado- declaró que las solicitudes para obtener esa información personal fueron enviadas por "administradores de la comunidad de inteligencia", y que los diplomáticos estadunidenses no tenían obligación de cumplir con esos pedidos, reportó la agencia Ap. El vocero Crowley subrayó que "nuestros diplomáticos son diplomáticos, no bienes de inteligencia".

El caso detonó un creciente debate aquí sobre el impacto y el significado de la filtración masiva de documentos clasificados -la más grande en la historia. "Tal vez la revelación más dramática (…) es el amargo odio a la democracia que es revelado por el gobierno de Estados Unidos -Hillary Clinton y otros- y también por el servicio diplomático", consideró hoy Noam Chomsky, en entrevista con Amy Goodman en el noticiero Democracy Now. "Debemos entender (…) que una de las razones principales de los secretos gubernamentales es para proteger al gobierno de su propia población", agregó.

Tomó como ejemplo lo dicho ayer por Clinton acerca de que los cables "confirman el hecho de que Irán representa una amenaza muy seria ante los ojos de muchos de sus vecinos", ya que los documentos revelan que líderes árabes instaron a Washington a atacar Irán. Chomsky señaló que "las encuestas más recientes (realizadas por Brookings Institution) reportan que 80 por ciento de la opinión pública árabe ve a Israel como la principal amenaza en la región; la segunda es Estados Unidos, con 77, e Irán con 10 por ciento. Eso no se reporta en los periódicos, pero seguro es muy familiar para los gobiernos de Israel y Estados Unidos y sus embajadores" y, por tanto, lo que revelan los cables no es la posición de los pueblos de la región, sino de los dictadores árabes y de los gobiernos occidentales.

Así, "el significado principal de los cables divulgados hasta ahora es lo que nos dicen del liderazgo occidental", señaló Chomsky. Al omitirse la opinión pública del mundo árabe, como en otros aspectos que abordan esos cables, reiteró, eso "revela el odio profundo a la democracia por parte de nuestro liderazgo político y (en este caso) el liderazgo político israelí".

Esto apenas comienza

Los cuatro diarios y la revista que han difundido el vasto acervo de cables diplomáticos informan que continuarán publicando más durante al menos una semana. Algunos editores afirmaron que esto apenas comienza.

Todo empezó, al parecer, con un analista de inteligencia militar estadunidense de 22 años de edad, quien aparentando que escuchaba a Lady Gaga -cantando y moviéndose-, estaba "bajando" más de un cuarto de millón de documentos diplomáticos que, después de entregarlos en una minimemoria portátil a Wikileaks, sacudieron a varios gobiernos del mundo.


* Diário mexicano

Fecha: 01/12/2010 19:07.


Anónimo

WIKILEAKS: ¿Cual es el tema?
Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

En el análisis alejado de las vocerías que promueven determinado objetivo político, esta filtración de nueva generación puede ser algo menos pedestre de lo que se debate, y tal vez peligroso. Que exista sesgo, xenofobia, racismo, prejuicio, inseguridades y ansiedades por expansión está en la naturaleza de las relaciones internacionales y el público no lo descubre ahora.

No es ni farándula rentable ni espionaje duro y es allí, en la zona gris de la ambigüedad donde puede estar el verdadero problema de lo que revela WIKILEAKS y por ahora no resta ni agrega.

Desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, la política exterior de Estados Unidos es quizás la más abierta y conocida por el público, entre las llamadas potencias tradicionales. Un país al que se le ha llamado miles de millones de veces imperialista, tiene poco que esconder, por lo tanto hay un buen espacio para dudar de los objetivos de WIKILEAKS. Los que manufacturan o trabajan con la información pública del ángulo político que sea, no son inocentes palomas de la paz.

Es así que hoy sabemos más de la política exterior de Estados Unidos y de sus métodos que del origen y los objetivos de WIKILEAKS. La primera democracia en el mundo que se consolida en el liberalismo, está por su Constitución, obligada a protegerse estratégicamente con el liderazgo mundial y la defensa de la democracia. De esa forma su política participa activamente en los movimientos anticoloniales de las oligarquías criollas desde Filipinas pasando por Cuba y aterrizando en Chile con los asesores (Worthington y Bland) del Libertador Bernardo O 'Higgins. A partir de la Revolución Bolchevique, esa política exterior anticolonial se traslada a la esfera de la contención de la insurgencia leninista. No hay secretos, desde los dos Roosevelt, Franklin y Teodoro, hasta JFK, Nixon y Obama, Estados Unidos pretende liderar para la visión occidental de la democracia.

Esa conducta exterior se conoce en sus rasgos gruesos y en muchos aspectos específicos también. Se sabe con claridad cual fue la política con la China dirigida por Mao, el Chile de Allende, y en el presente, cuál es frente a la revolución bolivariana y Hugo Chávez. Ni hablar de Cuba. Todo está en letra escrita y abierta.

Los objetivos del Departamento de Estado están en su página web, y las operaciones encubiertas del peor calibre, se han desclasificado en varios períodos, la última en 2007. ¿Qué más se puede saber? Que Ronald Reagan en una entrevista en la revista Time declaraba que “La única forma para que los hispano-latinos respondan es con una patada en el trasero”. No se necesitaba de ninguna filtración. La única conspiración exitosa es la que no se denuncia. ¿En qué mundo vivimos ahora? ¿Una página web va a cambiar la política exterior de un país y la parte subjetiva de un líder con poder atómico?
Lo que no se sabe con detalles fiscalizados es el origen de WIKILEAKS, su financiamiento y sus objetivos reales más allá de los explicitados. Eso es grave y va más allá de los aspectos prácticos de la información y su utilidad.

El fenómeno mediático creado por la desproporción entre el cacareo de los medios y la utilidad práctica para las relaciones internacionales sugiere más bien lo inverso. Se ve como una filtración con información débil y descafeinada, o sea más bien “WEAKLY LEAKS”, donde el objetivo no se desprende con claridad.

La molestia de la Casa Blanca no apunta al mérito intrínseco de la filtración y el probable daño a las relaciones. La preocupación tiene que ver con el método y el objetivo especialmente en el período en que ocurre. Sucede bajo una presidencia como la de Barack Obama, que promueve oportunidades para iniciar el esperado giro en las relaciones internacionales en función de la paz, los equilibrios y la esquiva equidad, que está pendiente desde que se decretó el fin de la guerra fría. ¿O es que, por el peso de los hechos, crisis económica y política global, se está regresando a la lógica de los años 60, es decir, polarizar para cambiar? O sea, el regreso a plenitud de los neoconservadores que invadieron Irak, en Estados Unidos. ¿Esa es la idea detrás de WIKILEAKS?

Lo que sí se pueden observar son las repercusiones de un proyecto ostentoso por pretender más de lo que es. No es un nuevo fenómeno de la globalización como piensan algunos y no contribuye a limpiar el enrarecido ambiente de la política internacional, cuya eficiencia continuará funcionando con indispensable secretismo. Desde tiempos remotos la diplomacia opera en gran medida en base a lo que no está escrito. Aún más, la letra de tratados es violada por estados y privados en un marco de Derecho Internacional que no alcanza a normar la conducta entre las naciones. Ejemplos a la vista: el reclamo interpuesto por Perú contra Chile en La Haya y la actitud beligerante de Costa Rica contra Nicaragua en el asunto del Río San Juan.

Hoy ningún país se bombardea a diestra y siniestra, sin embargo después de las invasiones a Afganistán e Irak el mundo pos desplome soviético no alcanza a configurar un nuevo orden. Lo que existe es un intenso intercambio comercial que ha subordinado la política internacional a las reglas de su flujo. Detrás de la información, la estrategia es lanzar una cortina de humo con la cual se hace difícil seleccionar la paja del trigo. No ensancha la oportunidad del público para ver lo esencial y plantear el análisis en cuestiones más relevantes. Son filtraciones de documentos que exhiben lugares comunes y prejuicios privilegiando el chisme, cuya escandalera forma el perfecto colateral del artefacto mediático construido para obtener réditos.
El mecanismo de entregar información de supuesta confidencialidad, y la poca selectividad de los receptores, expresa lo adocenado del ambiente periodístico en general. Debido a esa tendencia a construir agendas desde lo mediático, se colocan temas menos relevantes de los que deberían preocupar a la ciudadanía. Por ejemplo: las raíces de la nueva ambición nuclear en los países; la matriz de avaricia, concentración y depredación en la concepción económica del sistema; el espíritu guerrero y destructor de la política; las ambiciones de supremacía de las naciones independiente de su tamaño.

WIKILEAKS no expone la parte más oscura de la diplomacia ni posiciona información “dura” respecto a objetivos o intereses estratégicos de los países, o soluciones para la paz, o como se gestan las decisiones para la guerra. Tampoco revela el mensaje de George W. Bush a Tony Blair para que éste le mienta al parlamento Británico respecto a las armas de destrucción masiva que NO había en Irak.

Expone con morbo comercial la parte más frívola para un nuevo festín de novedades internacionales con mucho potencial comercial para alimentar una alicaída industria de la información pública. A pesar de estas filtraciones, los elementos ocultos de la oscura industria de las relaciones exteriores continuarán por la senda de las operaciones encubiertas al servicio de los mega poderes reales, especialmente del capital transnacional que no da puntada sin hilo.
Con menos sofismas y menos hipocresía, WIKILEAKS debería entrar en el mundo corporativo del capital transnacional y exponer en esa misión la verdadera envergadura de su objetivo.

Fecha: 02/12/2010 14:49.


Anónimo

A quién ataca y a quién defiende Wikileaks

Manuel E. Yepe (especial para ARGENPRESS.info)
Por estos días es frecuente escuchar preguntas acerca de Wikileaks en todas partes: ¿Quién lo financia, a quién beneficia, a quién perjudica, cómo es posible que el imperio se muestre tan vulnerable?.

No es difícil descubrir que quien queda más dramáticamente expuesto en los documentos sustraídos por Wikileaks es el actual, ahora impopular, gobierno de Estados Unidos y, quizás por ello, la inusitada acción fue recibida con aprobación jubilosa en casi todas partes del mundo porque constituía un aporte de pruebas para la denuncia de sucios manejos imperiales contra los pueblos.

Diríase que la opinión pública aprobaba de antemano aquel gesto heroico de sustraer, a lo Robin Hood, papeles secretos del gobierno de Estados Unidos que ponían de manifiesto el irrespeto a la independencia de otras naciones y a la soberanía de los pueblos con que la política nacional y la diplomacia estadounidense asumen un papel que pretende ser de líder del mundo, para difundirlos en todo el mundo.

Obviamente, tal ejercicio habría significado una extraordinaria conmoción en los procedimientos informativos establecidos.

Muchos pensaron incluso que tales revelaciones podrían ser el preludio del fin del imperio estadounidense o del fin del capitalismo. Era difícil suponer que tan inconcebibles testimonios de la violencia y del desprecio con que Estados Unidos maneja sus relaciones, no solo con sus enemigos sino también a sus amigos y asociados, fueran a quedar impunes a la luz del derecho internacional.

Las primeras revelaciones que pudieron ser apreciadas por la opinión pública mundial, por su carácter sensacionalista, hicieron pensar que las expectativas se justificaban, pero bien pronto se pudo saber que el hecho no era, como se creía, algo parecido a una absoluta libertad de difusión de la información que escapara de las reglas de control impuestas por Washington,.

Pronto se hizo evidente que, por algún motivo, la disciplina que ha venido rigiendo a la supuesta libertad de prensa en el hemisferio, no había cedido en el caso del evento Wikileaks.

No se sabe bien cómo ocurrió que los dirigentes de Wikileaks aceptaron que la publicación de los documentos que había logrado sustraer para hacerlos del libre conocimiento de los pueblos, serían seleccionados o censurados por una agrupación de cinco de los medios más representativos de la gran prensa occidental que ha respetado históricamente las regulaciones impuestas por Estados Unidos. Se pudiera suponer que el acoso a quefue sometido por las autoridades estadounidense de relaciones exteriores e inteligencia el máximo dirigente de Wikileaks, fue responsable de que el cediera en esto, cual ante una retorcida de brazo.

Esos cinco medios fueron los diarios The New York Times, El País, Le Monde, Der Spiegel y The Guardian, de Estados Unidos, España, Francia, Alemania e Inglaterra, respectivamente.

Se supone que estas cinco publicaciones llegaron a una suerte de pacto con WikiLeaks sobre la base de que, antes de hacer público los documentos, advertirían al Departamento de Estado y se pondrían de acuerdo entre ellas para que los textos publicados se mantuvieran dentro de ciertos parámetros “éticos” acordados.

O sea, a diferencia de lo que anteriormente ocurría con las informaciones confidenciales reveladas por Wikileaks, en esta ocasión se había instrumentado una filtración o “censura” a cargo de varios medios acostumbrados a regirse por la disciplina informativa establecida por Washington para los grandes medios occidentales que se identifican como la “mainstream media” informando, previamente a su publicación, a la administración estadounidense.

Pero más allá aún de estas dudas acerca de la naturaleza verdadera de la operación Wikileaks, están las dudas acerca de cuales serán las fuerzas internas o elementos en Estados Unidos que están detrás del asunto o que han propiciado su ocurrencia.

No son pocos los que atribuyen la paternidad de la audaz hazaña periodística a la extrema derecha de Estados Unidos, las fuerzas neoconservadoras que perdieron, con la asunción de Barack Obama, el control total que ejercieron desde la administración de Ronald Reagan hasta la de George W. Bush.

Suponen que la contundente derrota del partido demócrata en las elecciones de medio término, abrió los apetitos de las fuerzas neoconservadoras de golpear al herido hasta asegurar su exterminio y el regreso de la ultra derecha al poder real en las elecciones de 2012, o antes.

Otras muchas respuestas se plantean a las preguntas acerca de las motivaciones reales del fenómeno Wikileaks cuyos objetivos difícilmente pudieran calificarse de nobles o positivos, aunque su acontecer haya sido recibido con júbilo por quienes consideran merecida una sanción al presidente Barack Obama por su pobre actuación a favor de quienes lo eligieron en apoyo a su discurso renovador.

Fecha: 02/12/2010 14:51.


Anónimo

Wikileaks: Senador mafioso Martínez intervino en España, en el caso de tortura de Guantánamo

Jean-Guy Allard

El Senador cubano-americano Melquíades “Mel” Martínez que siempre pretendió dar lecciones de derechos humanos a Cuba, intervino en Madrid para presionar la Audiencia Nacional española y poner fin a los procedimientos en la causa por el uso generalizado de la tortura en el campo de concentración de Guantánamo, revelaron las últimas filtraciones de Wikileaks.

Con el total apoyo del entonces Embajador US en Madrid, el también cubanoamericano Eduardo Aguirre, Martínez advirtió el día 15 de abril de 2009 al entonces secretario de Estado Ángel Lossada que el proceso judicial “no sería entendida ni aceptada en EE UU y que tendría un enorme impacto en las relaciones bilaterales” (informe “confidencial” del 17 de abril de 2009).

Dos días después de esa entrevista, el fiscal general declaró públicamente que la causa abierta era “fraudulenta”.

El ex senador Mártinez está identificado al Cuban Liberty Council, una organización mafiosa de Miami constituida por ex directivos de la terrorista Fundación Nacional Cubano Americana. En varias oportunidades se ha expresado con complacencia acerca de acciones terroristas contra Cuba.

En el momento de la invasión a Irak, Martínez fue entre los únicos políticos en el mundo en aplaudir la ocupación de esta nación y en el 2009 apoyó con fervor el golpe de Estado en Honduras, al lado de su amiga la congresista de ultraderecha Ileana Ros-Lehtinen,.

El 16 de noviembre del 2005, Aguirre había afirmado descaradamente a la prensa española que "no tenía constancia" de que aviones de la CIA hayan utilizado aeropuertos de España para trasladar detenidos sospechosos de terrorismo.

El ex agente de la CIA y terrorista internacional Luis Posada Carriles entró ilegalmente en EE.UU. en 2005 y logró mantenerse en suelo norteamericano hasta hoy, mientras Aguirre era Jefe del Servicio de Inmigración de esta nación. Aguirre tuvo que abandonar el cargo dejándo el servicio paralizado con unos 8 millones de residentes con visas caducas.

“Importantes recursos” para entorpecer la justicia

“La Embajada de Estados Unidos en Madrid ha desplegado en los últimos años importantes recursos para frenar o boicotear las causas judiciales abiertas en España contra políticos y militares estadounidenses presuntamente involucrados en casos de torturas en Guantánamo, crímenes de guerra en Irak o secuestros en los vuelos de la CIA,” comenta el diario español El Pañis, que maneja los documentos con cuatro otras publicaciones internacionales.

Según lo publicado, el embajador Aguirre ha dirigido personalmente muchas de las presiones, a menudo groseras, ejercidas sobre el Gobierno español o las autoridades judiciales españolas.

Los informes secretos confirman que EE UU contó con la complicidad de numerosos altos funcionarios españoles, entre ellos el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, y varios fiscales de la Audiencia Nacional, incluyendo su jefe, Javier Zaragoza.

“Se me está acabando la paciencia ante los comentarios tan desleales del PSOE y sus aliados sobre EE UU”, advirtió Aguirre el 21 de marzo de 2007 a Carles Casajuana, entonces el principal asesor diplomático en La Moncloa y hoy embajador en Londres.

El día 20, se había propùesto en la prensa una investigación judicial sobre la guerra en Iraq. Organización del PSOE, se había sumado a la idea -”alguien tiene que pagar las consecuencias de esa decisión y de ese horror”. El segundo de Aguirre recibió entonces la orden de transmitir al dirigente socialista un “aviso” del descontento de Washington.

En varios casos judiciales ha habido colusión de fiscales españoles con la embajada. A menudo informan de que pedirán el archivo de las causas, como hizo el fiscal Zaragoza el 14 de mayo de 2007 para alertar al consejero político que se había opuesto, bajo orientación de Aguirre, al procesamiento de tres militares estadounidenses acusados de la muerte del camarógrafo Javier Couso dictado dos semanas antes.

Fecha: 02/12/2010 14:52.


Anónimo

Los wikilikes, aunque sean extraterrestres no son enemigos; los enemigos del mundo son sus explotadores y opresores



Pedro Echeverría (especial para ARGENPRESS.info)

1. En los últimos días, a raíz de las publicaciones de Wikileaks que han desnudado y han hecho enloquecer al gobierno yanqui y algunas burguesías como la mexicana, han surgido una serie de indagaciones para perseguir y desprestigiar al líder o líderes de WKL presentándolos como agentes de algún país u organización mundial a quienes no hay que creer. Todo es posible, pero señalar que en el mundo y en los seres humanos hay contradicciones es como decir un pleonasmo. No solo tenemos amigos, también enemigos; no sólo nos enfrentamos también ellos se enfrentan a nosotros; no solo nosotros tenemos la razón, también ellos tienen su verdad. Pero Wikilik, aunque sea instrumento del sionismo internacional, agentes de otras organizaciones gigantes, incluso extraterrestres, en este momento están ayudando a desenmascarar al imperialismo y al capitalismo y ayudando a consolidar la conciencia mundial.

2. Como algún dirigente chino dijera: en las luchas sociales debemos conocer bien a nuestro enemigo principal y a los enemigos secundarios aliados a él; conocer las propias fuerzas y a nuestros posibles aliados de lucha. ¿Qué batallas de trabajadores y sus aliados no han sido desprestigiadas con engaños y calumnias por sus explotadores u opresores para luego debilitarlas y derrotarlas? El movimiento estudiantil de 1968 en México fue calumniado diciendo que estaba al servicio del imperialismo y de algunos políticos que se habían salido del redil; ello buscaba dividir al movimiento para debilitarlo y destruirlo. Y así ha sido siempre; la revolución crea siempre una reacción; los avances de las rebeldías crean represión de gobiernos y de grupos paramilitares. Así que no nos conviertan en personas que no sabemos discernir, que no diferenciamos una cosa de otra, que no distingamos entre quienes han sido y son nuestros victimarios y nuestros amigos.

3. Lo que Wikilik viene a hacer es a confirmar lo que hemos escrito los izquierdistas radicales durante décadas y que muchos pensaron que exagerábamos o de plano mentíamos. Dijimos que EEUU estaba asesinando a humildes e inocentes vietnamitas para luego dominarlos y saquearlos; señalamos que Salvador Allende fue derrocado y asesinado por Pinochet con el total apoyo del gobierno yanqui para frenar su socialismo; hemos explicado que el gobierno judío es la punta de lanza yanqui para apropiarse del petróleo de los árabes; hemos escrito mil y un veces que EEUU no sólo nos robó a los mexicanos más de la mitad del territorio sino que durante un siglo ha saqueado nuestras riquezas; que EEUU ha colocado bases militares en Colombia y grandes barcos de guerras frente a Costa Rica para derrocar a Chávez y a Morales e intimidar a todos; que Calderón y los anteriores gobiernos sólo han sido peleles de los EEUU; ¿Puede acaso decirse lo contrario?

4. Todo lo que podamos hacer para debilitar y sepultar al imperialismo yanqui y a las burguesías de cada país, que juntos representan la explotación, la opresión y la guerra, debe ser apoyado y aplaudido por los trabajadores. Si Wikilik contribuye a ello y a mucho más –por ahora- no importa al “servicio” de quién esté, aunque tendríamos que plantearnos posibilidades. ¿Qué pensaríamos que China, Europa, Japón, el BRIC, se confrontaran más en una lucha por mercados contra las fuerzas yanquis? Yo aplaudiría de alegría aunque el gobierno de México siguiera arrastrado tras los yanquis; pero al mismo tiempo buscaría levantar a los trabajadores para acabar contra sus propias burguesías. Lo que alguien dijo: “transformar las guerras imperialistas en guerras revolucionarias”. Que no nos confundan más y se burlen de nosotros: nuestros enemigos de clase son siempre antagónicos, es decir, son ellos o nosotros, no hay punto medio.

5. Me hubiese gustado que Wikilik publicara el documento que estableció que el compromiso con el Protocolo de Kioto sería de obligatorio de cumplir cuando lo ratificasen los países industrializados responsables de, al menos, un 55% de las emisiones de CO2. Al ratificar Rusia en noviembre de 2004, después de conseguir que la UE pague la reconversión industrial, así como la modernización de sus instalaciones, en especial las petroleras, el protocolo entró en vigor. El gobierno de Estados Unidos firmó el acuerdo pero no lo ratificó (ni Clinton, ni Bush), por lo que su adhesión sólo fue simbólica hasta el año 2001 en el cual el gobierno de Bush se retiró del protocolo. Les pareció injusto involucrar sólo a los países industrializados y excluir de las restricciones a los mayores emisores de gases en vías de desarrollo (China e India en particular), lo cual consideró que perjudicaría gravemente la economía estadounidense.

6. En México los izquierdistas hemos denunciado los saqueos de banqueros y gobierno con el Fobaproa; sabemos que el narcotráfico cuenta con todo el apoyo de funcionarios de gobierno y empresarios; estamos enterados de los enormes negocios que Vicente Fox y su familia realizaron en su sexenio; no tenemos duda de las fuerzas que se unieron para asesinar a zapatistas, tampoco las que mandaron al ejército a ocupar Oaxaca y a asesinar a periodistas y dirigentes de la APPO; analizamos en su tiempo de cómo se integraron las fuerzas que impusieron el desafuero de López Obrador y los métodos que se usaron para despojarlo de la Presidencia; hemos explicado por qué se estableció la ocupación militar del ejército al país y cómo los EEUU pretenden invadir abiertamente el país. Lo único que necesitamos es que Wikilik consiga y publique los documentos para demostrar que nosotros hemos tenido el 100 por ciento de razón contra los tontos.

7. Así que no le encontremos sólo tres patas al gato porque tiene cinco. Que no nos enreden nuestros enemigos que quieren que no nos enteremos de los que WKL publica. Alguien dijo: “una vez clarificado nuestro enemigo debemos combatir lo que él aplaude y aplaudir lo que nuestro enemigo combate y ganaremos mil batallas”. Calderón aparece en Cancún como si fuera salvador del medio ambiente, enemigo de la contaminación e interesado en acabar con el calentamiento global; sin embargo la realidad es que Calderón sólo es un agente abierto de los EEUU y para que pueda criticarlo con sinceridad tendría que salirle mierda en la boca. Espero que Wikilik publique las instrucciones por escrito que tiene Calderón de los EEUU para bloquear el Protocolo de Kioto y para que impulse la redacción de otro documento-compromiso para que los yanquis recuperen la confianza, su poder y fuerza. ¿Qué importa a Calderón los cambios climáticos si lo que busca es asegurar un sucesor que le cuide las espaldas?

Fecha: 07/12/2010 16:04.


Anónimo

¿Cuál es el verdadero propósito de Wikileaks?


Homar Garcés (especial para ARGENPRESS.info)

Entre las informaciones de mayor impacto mediático se halla, sin duda, las revelaciones hechas por el portal WikiLeaks sobre documentos clasificados de Estados Unidos.

Haciendo alusión a su nombre en español, filtraciones rápidas o fugas rápidas, esta organización mediática internacional sin fines de lucro e integrada por “periodistas, programadores de software, ingenieros de redes, matemáticos y otros”, le ha asestado un golpe demoledor al Departamento de Estado, al Pentágono y a las agencias de seguridad estadounidenses al revelar algunos detalles ocultos sobre su participación en las invasiones a Afganistán e Iraq y las labores de espionaje realizadas por su cuerpo diplomático a todo lo largo y ancho de nuestro planeta. En sí, tal portal no ha dado a conocer algo que ya no se supiera antes y que ha sido corroborado por algunos documentos desclasificados por las mismas autoridades estadounidenses, como la instigación y financiamiento de Estados Unidos para que se derrocara al Presidente Salvador Allende, además de otros hechos que dan cuenta del régimen de este país como un Estado terrorista de marca mayor.

Todo esto ha contribuido a desarmar el andamio construido y reforzado por el régimen gringo desde la implosión de su contraparte imperialista, la Unión Soviética, para conservar e incrementar su presencia hegemónica a nivel mundial, cosa que le facilitó incursionar junto a sus aliados en Afganistán e Iraq, sin que el resto de los gobiernos protestara exitosamente, a pesar de la violación descarada del derecho internacional. Sólo habrá gente en los mismos Estados Unidos y Europa que, sugestionada por los grandes medios informativos, siga creyendo que todo ello es parte de una conspiración contra el mundo libre, cristiano y occidental. Sin embargo, algo que ha de resaltarse es, justamente, el papel que cumplen los diferentes medios de comunicación en el moldeamiento de la opinión pública, haciéndola permeable a los intereses de gobiernos y corporaciones transnacionales, aún en contra de los intereses y los derechos de los ciudadanos. Ésta sería una de las consecuencias de las revelaciones de WikiLeaks. De ahí el interés de algunos Estados de iniciar una cacería en contra de Julian Assange, el fundador y director de WikiLeaks, acusándolo de delitos no relacionados con su actividad, además de la suspensión del portal en Internet, pues consideran que vulnera su seguridad, a tal extremo que un columnista neoconservador de The Washington Times pidió tratarlo “de la misma manera que tratamos a otros objetivos terroristas de alto valor: matándolo”.

Ahora, nadie pone en duda la veracidad de estas revelaciones, lo que suscita suspicacia es su propósito, precisamente en momentos cuando el gobierno de Barack Obama y el mundo capitalista en general atraviesan uno de sus peores momentos y requieren controlar el avance de sus opositores. Otro tanto son los canales utilizados: The New York Times, El País, Le Monde, Der Spiegel y The Guardian, los cuales han publicado sólo aquello que sus editores juzgaron importantes para el público. ¿Tendría, acaso, un propósito similar al de Osama Bin Laden y Al Qaeda, los cuales resurgen cuando Estados Unidos necesita reforzar su lucha “antiterrorista” mundial? Si detallamos lo destapado por WikiLeaks, sólo resaltaría la hipocresía de los gobiernos de Estados Unidos y de otras naciones al presentarse como paladines de la democracia, pero en modo alguno tiende a cambiar las relaciones de poder existentes. Uno de sus efectos deseables es que se imponga un control social que funcione de abajo hacia arriba, lo cual tendría su repercusión en la responsabilidad de los diversos medios de difusión, acercándonos a la verdad de las cosas, aunque hayan intentos exitosos por diluirla y distorsionarla.

Fecha: 07/12/2010 16:05.


Añadir un comentario



No será mostrado.