EL JEFE DE GOBIERNO DEMANDADO POR “INCITACION AL ODIO” BAJO LA LEY 23.592

La Mesa Nacional por la Igualdad y la Red de Migrantes y Refugiados lo acusaron en términos penales de “ostensible incitación y aliento a la persecución”. Dura protesta de la embajada paraguaya en Buenos Aires.

Por la tarde, cuando todavía no había sucedido el cuarto asesinato en el Parque Indoamericano, Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta fueron denunciados por “incitación al odio”, de acuerdo con el artículo 3 de la ley 23.592, que pena los actos discriminatorios. La demanda, que recayó en la Fiscalía de Instrucción Nº 6 de la Justicia porteña, se originó en “una ostensible incitación y aliento a la persecución y odio contra un grupo de personas a causa de su nacionalidad”. La presentación fue impulsada por la Mesa Nacional por la Igualdad y fue realizada por la Red de Migrantes y Refugiados en Argentina. Poco después, hubo una nueva protesta diplomática.

La embajada de Paraguay en Argentina denunció que las expresiones de Macri y parte de su gabinete “facilitan el rebrote de un clima xenofóbico contra la comunidad paraguaya y otras comunidades residentes en el vecino país”. En el mismo comunicado, la embajada expresó su dolor por “los lamentables sucesos” de Villa Soldati, “durante los cuales perdiera la vida el connacional Bernardo Salgueiro”, de 22 años. Poco después, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) repudió “la acción de las fuerzas de seguridad” y lamentó “las expresiones xenófobas acerca de la presencia de inmigrantes de países limítrofes en la ciudad de Buenos Aires y la estigmatización y discriminación de las que son objeto”. Algunas de estas declaraciones fueron “esgrimidas por funcionarios de la ciudad que vincularon la presencia de extranjeros con la delincuencia y el narcotráfico y critican las regulaciones migratorias vigentes, que son consideradas ejemplares en el mundo”.

 

La presentación judicial lleva las firmas de María Rachid, secretaria general de la Mesa por la Igualdad, y de representantes de seis comunidades de inmigrantes. “Después de las declaraciones –de la conferencia de prensa que Macri y parte de su gabinete dieron el jueves– fue como que todo el mundo se sintió habilitado a hacer o decir algo contra los inmigrantes. Sentí mucho miedo, es la primera vez. Ni siquiera cuando recién había llegado a Buenos Aires y tenía veinte y tantos años. En el colectivo, viajando, escuchaba de todo en contra de los inmigrantes, ‘esta basura, hay que sacarlos de acá’. Fue muy triste”, explicó a este diario la peruana Lourdes Rivadaneyra Palacios, coordinadora de la Red.

 

Con 43 años de edad y 19 en Argentina, Rivadaneyra agregó que “queremos que Macri y su gabinete paguen por lo que están haciendo, porque estigmatizan a toda una comunidad. Somos gente trabajadora que ayuda a que este país salga adelante. Hoy (por ayer) a la tarde, él decía que no va a poner ni un peso de la ciudad para los inmigrantes. Y parece que se olvida de que también nosotros, los inmigrantes, contribuimos: trabajamos, estudiamos y cada día contribuimos. Pero es que además él tiene problemas con la pobreza: para él, la pobreza no puede estar dentro de los límites de la Capital Federal”.

 

La demanda se origina, también, en el deseo de que no se destruya una convivencia que costó construir. “Uno va combatiendo la discriminación y va intentado tener una sociedad libre de discriminación. Pero cuesta. No hace mucho a una de nuestras paisanas la tiraron de un tren, en la provincia de Buenos Aires, diciéndole ‘boliviana negra de mierda’. Y con cosas como ésas hay que luchar. Pero Macri vuelve a repetir esa historia, como la que había comenzado una revista con una tapa que decía ‘La invasión silenciosa’. Y lo hace justo ahora, que se estaba yendo esa expresión”, señaló el boliviano Ulyana Peremyshyeva, cuyo nombre, explica, es “de origen aymara, porque soy de una de las 36 naciones del Estado plurinacional de Bolivia”. Con sus dichos, evaluó, el macrismo “va criminalizando la situación de los migrantes”.

 

“Lo que queremos –sintetizó la referente de la Asociación de Migrantes y Refugiados de Colombia en Argentina, Carolina Gómez– es que Macri se responsabilice por la ola de violencia que desató en contra de los inmigrantes en la ciudad de Buenos Aires. Hoy, como resultado lamentable, sus palabras dejaron la muerte de Juan Castañeta Quispe.”

 

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.