LA DECADENCIA DE LOS ESCRÚPULOS

Publicado: Jueves, 16 de Diciembre de 2010 09:15 por jotaefeb en POLÍTICA: tapa lo urgente e importante
20101216131551-lugoycale-1-.jpg




  • por
    Marcos Cáceres Amarilla


Cuando se actúa en política en base a revanchismo e imposición sin escrúpulos, pasando por alto, en algunos casos, las formalidades institucionales, nunca se sabe cómo puede acabar. Los últimos acontecimientos ponen de manifiesto no solamente la falta de oficio del oficialismo para ser gobierno, sino también la del Partido Colorado para hacer oposición.   

Evidentemente, el de Calé Galaverna fue un mal cálculo, pensando tal vez que a liberales y  oviedistas les sobraba algún resto de escrúpulo, de los que él carece hace mucho tiempo. Aunque siempre se definió como hombre de equipo, parece que “por esta vez” quiso hacer la jugada individual para, presuntamente, obligar al Ejecutivo a negociar con los colorados y erró el arco. Ocurre que el adversario no es, como él quiere creer y hacer creer, Lugo, sino que son los liberales y oviedistas.  



La lógica
que se instaló luego de las elecciones municipales fue que la ANR era, como durante mucho
tiempo, el partido a vencer en el 2013. Ingenuamente, varios dirigentes
colorados adoptaron la actitud de ganadores por anticipado y pretendieron de
repente imponer reglas y nuevas condiciones para distribuirse cargos vacantes.
Obviamente, los otros sectores políticos pensaron que lo mejor era unirse
contra el enemigo común.   



 



En este
nuevo escenario, Unace recupera protagonismo luego de sus magros resultados
electorales. El papel que adopta es el que más le gusta: el de árbitro de las
decisiones. Con sus pocos pero decisivos votos en el Congreso pretende ahora
hacerse de “algunos” cargos: la
Contraloría (que ya obtuvo), dos lugares en la Corte Suprema, la
embajada en Brasil, un senador más, etc., etc.  



 



Si  los liberales 
pretenden llegar con esta alianza hasta el 2013 van a quedar pegados a
un sector político liderado por un personaje impredecible y voraz, que de
repente puede convertirse en enemigo o, en el mejor de los casos, permanecer
como un aliado pedigüeño e incontrolable.



 



Otra
cuestión es que  el PLRA perdería  una importante porción del electorado
independiente que  va en aumento en el
país ante la decepción que causan los partidos políticos.



 



Una
excusa de los liberales para conformar esta nueva mayoría es la necesidad de
llenar cargos que llevan trabados hace demasiado tiempo y que están afectando
la institucionalidad. Pero las consecuencias del cuoteo político, llenando
ciertos cargos con personas de dudosa capacidad y antecedentes, pueden ser
igualmente dañinas para nuestro endeble sistema democrático.



 



Ni los
colorados pueden quejarse de una situación que ellos en gran parte han
provocado ni el oficialismo liberal puede creer que la gran solución es actuar
como actuaban antes los colorados.



 



En esta
lógica, la “tortilla” se dará vuelta una y otra vez. A la larga solamente
ganarán los más inescrupulosos, y el pueblo, en nombre de quien siempre se hace
todo, seguirá esperando  soluciones,
vanamente.



BANCA
CIUDADANA



 



http://www.abc.com.py/nota/la-decadencia-de-los-escrupulos/

Comentarios  Ir a formulario

vivaparaguay

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.