CHÁVEZ EN MERCOSUR: PRINCIPIOS Y MALETINES

Publicado: Miércoles, 22 de Diciembre de 2010 08:30 por jotaefeb en POLÍTICA: tapa lo urgente e importante

VENEZUELA

  • Por Víctor Pavón

El Senado de Paraguay es el último bastión que enfrenta el presidente venezolano, Hugo Chávez, en su empeño de ingresar en Mercosur. El presidente paraguayo, Fernando Lugo, que no oculta sus simpatías por Fidel Castro, está dispuesto a permitir el ingreso de Venezuela en dicho club, pero necesita el visto bueno de la Cámara Alta.

¿Cómo votarán los senadores? Es difícil saberlo. En un primer momento el pedido del Ejecutivo fue rechazado, pero posteriormente el directorio del Partido Liberal votó a favor del mismo arguyendo que el presidente Chávez no es el pueblo venezolano; un argumento inconsistente que delata la flagrante claudicación de principios de quienes se dicen liberales pero más bien merecen ser llamados "serviles".

 

Esta es una cuestión de fondo, sin duda, en la que se enfrentarán dos enemigos antagónicos. Por un lado tenemos los principios; por el otro, los maletines. Si los principios son las reglas de conducta que orientan la acción del individuo de tal manera que no dañe al prójimo, los maletines, en este ejemplo, retratan a quienes buscan sacar tajada sin que les importe lo más mínimo la suerte del prójimo.

 

El senador que desapruebe el ingreso de Venezuela en Mercosur no estará en contra del pueblo venezolano, ni de ampliar el comercio internacional en la región. Ese senador sabrá que el comercio y la industria son obra de los emprendedores privados, que, a fuerza de coraje e ingenio, promueven el bienestar general, que sólo puede darse cuando se garantiza la propiedad privada y los actos de gobierno son predecibles.

 

A Chávez en nada le interesa el Estado de Derecho, ni la economía de mercado. Chávez, en realidad, es un imitador de Fidel Castro, el otro dictador, que desde hace cincuenta años promete prosperidad al pueblo cubano; prosperidad que, por supuesto, nunca han conocido los habitantes de la Isla.

 

Chávez confisca la propiedad privada con el pretexto de hacerla más social, considera delincuentes a quienes lucen en la camiseta un "No a Chávez" y, con la soberbia que le caracteriza, asciende a los militares que le juran lealtad. Se trata de un peligroso precedente: otros podrían adoptar tal conducta, en la propia Venezuela o en el resto de la región. ¿Acaso no puede ocurrir en el Paraguay? Cuando pierde el control, el poder es ciertamente arbitrario y peligroso.

 

El senador que se oponga al ingreso de la Venezuela de Chávez en Mercosur estará siendo respetuoso con el marco institucional de la República, el sistema político que se fundamenta en la Constitución, la separación de los poderes y la igualdad ante la ley. El senador que defienda el régimen republicano de gobierno ha de estar convencido de que sin la República sobreviene el abuso del poder y desaparecen las libertades civiles y económicas, exactamente como está sucediendo en Venezuela.

 

El senador que se reconoce en la tradición liberal de Locke, Montesquieu Tockeville y Eusebio Ayala sabe que el buen gobierno protege la vida, la libertad y la propiedad de la gente, y que los regímenes que no hacen tal puede que sean democráticos en la forma, como la Venezuela de Chávez, pero no genuinas democracias republicanas.

 

En la votación sobre el ingreso de la Venezuela de Chávez en Mercosur se sabrá qué senadores defienden la libertad por principio y cuáles son –maletines mediante– encubridores sumisos de la arbitrariedad.

 

 

 

© El Cato

http://exteriores.libertaddigital.com/chavez-en-mercosur-principios-y-maletines-1276238496.html

VÍCTOR PAVÓN, decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Tecnológica Intercontinental (Paraguay) y autor de los libros Gobierno, justicia y libre mercado y Cartas sobre el liberalismo.

 

Comentarios  Ir a formulario

vivaparaguay

Anónimo

UN NIÑO PREGUNTA A CHÁVEZ: ¿POR QUÉ TÚ HABLAS MUCHO?

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, vivió una incómoda situación durante la conmemoración de sus primeros 12 años en el poder, cuando un niño que estudia en la Unidad Educativa República Bicentenaria, de Parque Central, en Caracas, le preguntó: "¿Por qué tú hablas mucho?" El mandatario socialista, que al igual que su "padre político" Fidel Castro suele durar hasta 7 horas hablando en televisión, pidió al niño repetir la pregunta hasta dos veces y, tras escucharla por tercera vez, acertó a responder. "¿Por qué yo hablo mucho?; porque yo estudio mucho", dijo Chávez al coro de niños que le acompañaban durante el acto. "Cuando uno estudia mucho, habla bastante, ¿entiendes?"

Fecha: 06/02/2011 07:44.


Rafael Luis Franco

Respuesta a Mujica

Dijo el presidente uruguayo José Mujica en su reciente visita a Venezuela: “Venimos a Venezuela, entre otras cosas, para decirle humildemente al continente y al Mercosur que Venezuela tiene que entrar en el Mercosur.

Y sabemos que nuestras divisiones de clase, nuestros puntos de vista, nuestras contradicciones, inevitables y legítimas, y que empezamos por respetar democráticamente, haya muchos que puedan tener su punto de vista negativo con el proceso venezolano, pero no pueden tener una visión negativa con Venezuela, pedazo de nuestra América”. Y con este Presidente ya son dos los mandatarios vecinos que presionan para que nuestro país acepte el ingreso de Chávez al Mercosur. Pero no es como dice don José Mujica, hombre acostumbrado a usar la dialéctica, que se le niega a Venezuela el ingreso al Mercosur, se le está negando claramente a Chávez.

Y aunque no creo, pero puede ser, que el “Pepe” no esté al tanto de lo que ocurre en el país caribeño, conviene aclararle que el verborrágico Chávez se está transformando rápidamente en un neodictador, un aprendiz de Stalin, de Castro, de Mao, que tiene al Che como santo patrono y que suele visitar y abrazarse con los más sanguinarios dictadores del orbe, como el norcoreano; un personaje que quiere controlar férreamente su país, con la mano más dura posible, con la sangre que haya que derramar para imponer su “socialismo o muerte” y extenderlo a toda la región; un personaje que apoya a grupos narcoterroristas y que manda la plata del pueblo venezolano al exterior, en valijas, para comprar hasta la última conciencia, si es eso posible; un personaje que usa de fondo los mismos colores que usaba el nazismo; un gobernante que está invirtiendo sumas multimillonarias en su país no en educación y hospitales, sino en armas; un presidente que amordaza y persigue a la prensa independiente; un gobierno que ha enviado al exilio a miles de opositores; un gobierno que persigue a los agricultores; un gobierno que reprime las multitudinarias manifestaciones en su contra con balas; un gobierno que persigue con la justicia y encarcela a todo aquel que se le manifieste en contra. Por todo esto, don Pepe, es que un grupo de legisladores paraguayos no le está diciendo no a un país, le está diciendo NO a un gobernante que para llegar al poder le ha mentido a su pueblo, que ya lleva más de una década manejando a su antojo a Venezuela y que ahora piensa como un Führer.

No lo imagino don José, a usted, apoyando el ingreso al Mercosur, por ejemplo, de un Chile gobernado por Pinochet, de un Paraguay con un Stroessner o de una Argentina con Videla; pero en fin, si su país está haciendo excelentes negocios con Venezuela y eso es lo que le importa al pueblo uruguayo, está bien; pero deje a los paraguayos resolver sus asuntos, porque en nuestro país a pesar de estar en la estadística como uno de los más corruptos, por lo visto aún hay algún atisbo de esperanza de cambio; que no viene, precisamente, por la izquierda; y esto usted bien lo sabe.

Así que, hermanos uruguayos, sigan ustedes nomás con su mate que nosotros seguiremos con nuestro tereré.

Fecha: 06/02/2011 17:54.


Añadir un comentario



No será mostrado.