EL MERCADO 4

Publicado: 26/12/2010 10:33 por jotaefeb en PAÍS: lo que nos quebranta

Laura Mongelós

El nuevo intendente de Asunción y los nuevos miembros de la Junta Municipal deben pensar con urgencia alguna solución de fondo para el problema del Mercado 4. En estos días cercanos a las fiestas de fin de año, cuando miles de personas se vuelcan a hacer sus compras en este lugar, se puede notar con claridad el nivel del caos, del desorden, de la suciedad con que se maneja quizás el más importante centro comercial del país. Puestos de ventas que están instalados prácticamente en el medio de la calle, por donde atraviesan constantemente niños que venden frutas o carriteros o compradores, esquivando los vehículos y colectivos que apenas pueden pasar. Todo eso en medio de la mugre más insalubre, con agua servida y restos de vegetales, de comida, botellitas de plástico o cartones. En fin, un verdadero desastre.

Este no es un alegato en contra del Mercado 4, en lo más mínimo. Creo que el gobierno municipal y quizás el nacional también deberían hacer algo para ordenar un poco la situación y garantizar además las condiciones higiénicas más elementales.

 

Pienso que una primera medida, si de verdad existe la voluntad de hallar una solución de fondo, debe ser un censo de vendedores y comerciantes, los cuales deberían registrarse en algún tipo de padrón definitivo. Posteriormente, sobre la avenida Rodríguez de Francia, habría que cerrar definitivamente el tránsito entre las calles Perú y el inicio de Próceres de Mayo y habilitar vías alternativas en los costados del Mercado 4. Esa combinación de calle peatonal y tráfico vehicular que existe hoy en día es peligrosa y además retrasa mucho el desplazamiento de las personas. Con el cierre de esa parte de la avenida se ganará espacio para ubicar mejor a los vendedores, con puestos menos precarios y en condiciones de higiene más favorables.

 

Sería entonces un enorme centro comercial popular a cielo abierto, como suelen ser los mercados en todas partes del mundo. Incluso podría pensarse en una forma alternativa de transporte dentro de este tramo, como una suerte de tranvía. En fin, existen muchas posibilidades para encarar la situación, pero lo que es esencial es que las autoridades municipales tengan la voluntad auténtica de hacer cambios importantes para beneficio de toda la población, y no solamente de algunos pocos. Ganas de trabajar y creatividad es lo que falta para que nuestra ciudad se convierta en un hermoso lugar para vivir.

 

Yo como asuncena estoy dispuesta a colaborar con iniciativas de buena fe que busquen favorecer a la ciudad y a sus habitantes y no solamente parches que lo único que hacen es profundizar el problema y tornar todavía más difíciles las soluciones.

 

 

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.