OTRO "OUTSIDER"

Publicado: Martes, 18 de Enero de 2011 07:28 por jotaefeb en POLÍTICA: tapa lo urgente e importante

 

Horacio Cartes es hoy un eminente dirigente deportivo, considerado un mago de las finanzas del fútbol. Sus dos puntales son Tabacalera del Este S.A. y Tabacos del Paraguay S.A. Está vinculado a empresas deportivas, al Banco Amambay y diversas estancias y empresas agroganaderas. Se lo vincula con el contrabando del cigarrillo, al mismo nivel que a Osvaldo Domínguez Dibb. Según publicaciones de la Nación de Argentina del 2005, la marca Rodeo fabricada por Tabesa era la que más se comercializa de forma ilegal en la Argentina, puesto que más de 60 % de los cigarrillos incautados eran de ésta tabacalera. El primer informe sobre Cartes es de la INTERPOL, que data de 1988.

Las acusaciones más fuertes lo relacionan con el tráfico de drogas y el lavado de dinero. Cartes cuenta con varias estancias en zonas de producción y tráfico de drogas.

En el año 2000, la Secretaría Nacional Antidrogas halló en su estancia Nueva Esperanza, zona de Cerro Kuatiá, jurisdicción de Capitán Bado (Amambay), una aeronave con matricula brasileña, que aterrizó de emergencia, y que contenía 20.100 kilos de cocaína cristalizada y 343.850 kilos de marihuana prensada. Desde entonces, Cartes estaría en la mira de organismos antidrogas.

Investigaciones periodísticas, así como de organismos antidrogas, desnudarían sus conexiones con el conocido capomafioso de frontera Fadh Jamil y con personas relacionadas al cartel de Fernandinho Beira Mar, entre otros. Cartes también ha sido investigado por organismos nacionales e internacionales por presunto lavado de dinero, operaciones que realizaría principalmente a través del Banco Amambay.

Celso Velázquez Oddone

 

Comentarios  Ir a formulario

vivaparaguay

Anónimo

El Partido Colorado y su Convención Extraordinaria



Un cártel político

El Partido Colorado realizó su Convención Extraordinaria el domingo 16 de enero de 2011 sólo a los fines de acomodarse a Horacio Cartes. La causa y la forma en que se desarrolló la misma no pueden sino causar repugnancia política. Con la compra de votos, imposiciones, sillazos, botellazos, mentiras y más mentiras, la ANR demostró, una vez más, ser un partido completamente descompuesto y decadente, aunque relativamente siga atrayendo centenares de miles de votos.

El Partido Colorado ratifica, una vez más, que es una organización de la cual la clase trabajadora no tiene nada que esperar.

Horacio Cartes, actualmente es uno de los hombres más ricos del país. Latifundista, tabacalero, empresario deportivo, importador de bebidas y metido en bancos y casas de cambio, etc. y al que se le atribuye, según se publica en los medios de comunicación, vínculos con sectores mafiosos. De ser nadie en la política, de pronto tuvo la mayoría entre dirigentes de uno de los partidos burgueses más fuertes del país. ¿Liderazgo? ¿Carisma? ¿Arrastre popular? Nada de eso: dinero contante y sonante.

El ascenso meteórico de un personaje como Cartes sólo se explica comprendiendo el grado extremo de descomposición política y moral de la ANR, que así aparece como una enorme bestia enferma al servicio de minorías que acumulan y reproducen sus riquezas a través del control del aparato del estado.

“El Partido fue subastado” declaró hipócritamente sorprendido Castiglioni, quién mucho sabe de las formas en que los cuadros del Partido Colorado son y fueron conformados y acostumbrados. El voto de cada convencional fue abiertamente comprado. El voto no fue secreto, fue nominal, de tal forma a “controlar la inversión” y evitar traiciones de quienes se habían “comprometido” previamente.

Nicanor y Castiglioni, antes enfrentados y ahora hermanados, tuvieron un discurso “contra la política de la billetera” ¡como si ellos la utilizaran sólo para ir al supermercado! ¡Qué cinismo! ¡El Partido Colorado siempre fue un partido de los dueños de este país, de y al servicio de los ricos…y donde manda el dinero!

La clase trabajadora, los obreros, campesinos, la juventud, las mujeres, el pueblo que produce y trabaja construyendo todos los días este país, no tiene nada que ver con este partido. La ANR no defiende los intereses populares. La ANR es un altar de la mafia, la corrupción, la impunidad, el robo. Su moral no es la nuestra. Sus intereses no son los nuestros. Un partido descompuesto y defensor acérrimo de las minorías y los negocios extranjeros.

La lucha implacable contra la influencia de este partido dentro de las organizaciones sindicales, sociales, campesinas y el pueblo trabajador en general debe intensificarse al máximo. Llamamos a todas las trabajadoras y trabajadores a romper con el Partido Colorado y demás partidos tradicionales y/o defensores de los poderosos y a luchar contra ellos de forma independiente como clase.

De los explotadores y represores de siempre sólo podemos esperar arteros golpes contra nuestro derecho al trabajo y a una mejor calidad de vida. Debemos confiar únicamente en nuestras propias fuerzas, como clase trabajadora. Sólo con la organización y la movilización podremos conquistar una vida digna.



Comité Ejecutivo Nacional

Asunción, 18 de enero de 2011




--
David Romero

Fecha: 18/01/2011 21:26.


Añadir un comentario



No será mostrado.