“El golpe que derrocó a Stroessner” es el título del libro y el documental hecho por el periodista Roberto Paredes, que será presentado el jueves 3 de febrero en la Sala Bicameral del Congreso a pa rtir de las 10 hs con acceso libre.

El objetivo de la presentación de estos materiales al cumplirse 22 años de la caída de Stroessner, es destacar que el alzamiento es uno de los episodios más relevantes que sucedieron en el marco de los 200 años de vida independiente.

En ambos trabajos todos los protagonistas, sin excepción, son tratados con mucho respeto, ya que el autor se limita a la reconstrucción objetiva de los hechos, sin emitir juicios de valor alguno.

 

El autor ya había publicado dos libros sobre el mismo tema con anterioridad: “Los Carlos”, juntamente con Liz Varela, en 1999, y “Operación 33: la versión de los protagonistas”, en el 2009.

 

Ambos trabajos son incorporados, ajustados y ampliados en “El golpe que derrocó a Stroessner”, pero el aporte original que incluye el presente libro es un ensayo terminado y completo sobre las causas que determinaron la caída de Alfredo Stroessner y el fin del stronismo.

 

Como en ningún trabajo anterior, en el presente se despliega todo lo relativo a lo que se denomina “La crisis general del stronismo”, que explica con rigor científico el ciclo de vida completo del stronismo, desde su emergencia e implantación hasta su final, pasando por su fase de auge y consolidación.

 

En cuanto al documental –titulado de la misma manera– habrá que precisar dos cuestiones: por una parte, que incluye los testimonios de todos los protagonistas centrales. Por otra, que el autor es responsable del contenido y la realización estuvo a cargo de Focus Digital.

 

Comentarios  Ir a formulario



Anónimo

Sueños incumplidos

Por pa'i Oliva

Conocí, en el año 1996, a un joven que estaba haciendo su servicio militar en el batallón escolta en la noche del 2 al 3 de febrero de 1989. A medianoche le dieron un puesto de guardia en el patio. "Sentí explosiones con luces", me dijo, "y me alegré pensando que eran fuegos artificiales por San Blas", recordó. Más tarde le explotaría un proyectil a su lado. Le destrozó un riñón y le dañó el otro. Aquello le iba a atormentar durante 7 años. Murió poco después de haberlo conocido. Cuento esto porque es como un símbolo del sueño incumplido de la transición paraguaya.

Los largos sueños de libertad que miles de paraguayos tuvimos durante los 35 años de dictadura, un día de 1989 se manifestaron con alegría públicamente.

Pero, en los años posteriores, hombres del dictador siguieron ocupando puestos en el poder. Más tarde serían sustituidos por otros hombres y mujeres del partido. Lo mismo, pero con otra modalidad. Libertad de expresión, pero en la corrupción. Libertad disminuida en la que se favorecía a algunos con trabajo, para con prebendas y clientelismo seguir manteniéndose en el poder.

Transición que se afirmó en positivo con aquello de "Dictadura nunca más" del Marzo Paraguayo de 1999. Luego comenzó el proceso de una primavera en el 2008.

Los sueños todavía siguen incumplidos, pero seguimos soñando, con más intensidad que nunca, después de 22 años. No queremos volver al pasado.

Fecha: 03/02/2011 10:04.


Osval

Veo al Paraguay igual que antes, lo único que cambio es la libertad de expresión y el cambio del tipo de gobierno de pasar del regimen dictatorial al democratico, que hasta ahora no sabemos vivir en democracia, confundimos que podemos hacer lo que queremos y no es asi, de la libertad de expresión confundimos con el LIBERTINAJE.....Por lo menos antes podias salir tranquilo a las calles, dejar tu casa abierta teniendo la seguridad de que nadie te robaria, dejar tu vehiculo sin llavear...etc..etc.

Fecha: 03/02/2011 10:07.


Añadir un comentario



No será mostrado.