• Eduardo Antonio Burgstaller Muñoz   

Pensar que años y años tuvimos la esperanza de ver gobiernos distintos, con ideas distintas, con procedimientos distintos, con maneras de actuar distintas. La mayoría, y quien escribe esta nota, creímos que por fin, con la caída del coloradismo, todo mejoraría, en forma lenta pero segura iríamos mejorando en todo sentido. Pero, a ver, ¿qué cambio? Nada de nada. Itaipú y Yacyretá, con funcionarios y sueldos de 1er. mundo, con viajes increíbles, sin formación profesional por parte de muchos funcionarios, como única carta de presentación el amiguismo y un simple color de pañuelo, que solo cambio del rojo al azul. Servicios un desastre, la ANDE con apagones a cada rato, con un servicio desastroso; la Essap destrozando todas las calles y avenidas, y hasta se dan el tupé de afirmar que esto va para rato; Copaco. cuyas facturas no llegan a tiempo a los clientes, quienes deben acudir a ventanillas de la empresa, y se encuentran que con el pago, la misma no expide facturas, sino un simple recibo de dinero.   

 

Los teléfonos de quejas, si tienes la suerte de que te atiendan, son en vano, pues jamás acuden a solucionar los inconvenientes.

 

A pesar de la nueva administración municipal, los baches se enseñorean. Conste que dicen haber tapado miles, pero tan grande es la multiplicación de estos, que el trabajo no se ve. Multas a distancia a víctimas automovilistas por parte de municipios como Ypacaraí, Ñemby, etc., por los que desgraciadamente hay que pasar con destinos más remotos. Obras como el viaducto de República Argentina, atrasadísimo en los trabajos, las obras sobre Santa Rosa, a más de cuatro meses de su iniciación, allí están, con vecinos desesperados y atascamientos en el tránsito por todas partes. Ni hablemos de lo que sucede en ministerios, Justicia Electoral, IPS, etc. Dios mío, enséñanos la solución. Ya no por nosotros, sino por nuestros nietos, que a este paso, y con estas “autoridades actuales”, nada encontrarán. Mi Paraguay querido, qué bajo te llevaron.  

 

 

Comentarios  Ir a formulario



Anónimo

EN PARAGUAY EL 80 POR CIENTO DEL PERSONAL ELECTORAL ES FALSO, SEGÚN FISCAL
El 80 por ciento de los funcionarios del Tribunal Superior de Justicia Electoral de Paraguay (TSJE) percibe un salario sin trabajar, un "vicio" político que procede de la pasada dictadura (1954-1989), dijo el fiscal Eduardo Cazenave.
El fiscal afirmó que en el TSJE, reconocido por la Organización de Estados Americanos por la transparencia y fiabilidad de su proceso, "admiten que de esa manera se manejan" y que "hay un cupo proporcional (de contrataciones) a la cantidad de bancas de cada partido en el Congreso".

Cazenave, de la Unidad de Delitos Económicos de la Fiscalía, se expresó así ante periodistas en el marco de una pesquisa que ordenó en el tribunal ante la presunta existencia de "planilleros" o funcionarios "fantasmas" en los registros del TSJE.

Un informe enviado la pasada semana por el tribunal electoral a la Fiscalía reveló que en la nómina hay dos equipos de fútbol de la liga rural apadrinados por congresistas del Partido Colorado, en la oposición tras el triunfo del actual jefe de Estado, Fernando Lugo, en abril de 2008.

La lista incluye, además, a periodistas, un ex ministro y un antiguo comandante de la Policía Nacional.

"Nunca fui contratado ni he recibido un solo peso de la Justicia Electoral", afirmó en su descargo el ex comandante policial Niño Trinidad, actual dirigente del Partido Unión Nacional de Ciudadanos (UNACE), tercera fuerza política que lidera el general retirado Lino Oviedo.

En otro caso, el mismo fiscal imputó a finales de 2010 a una asistente del presidente del Congreso, el senador "colorado" Oscar González Daher, que fue denunciada por haber presuntamente cobrado los salarios de doce "planilleros".

El año pasado, una intervención anterior de la Fiscalía condujo a la detención de la agente electoral Liz Pérez Idoyaga en su propio despacho después de que el fiscal anticorrupción Arnaldo Giuzzio accediera a vídeos de seguridad de los cajeros automáticos.

En su día, Giuzzio explicó que a Pérez se la veía en las imágenes extrayendo dinero asignado a unas 15 personas, entre ellas un joven que la denunció y de quien la fiscal obtuvo copias de sus documentos bajo promesas de empleo.

Según la prensa local, el TSJE emplea a unas 10.000 personas, en su mayoría con contratos temporales y con salarios que oscilan entre los 900.000 y 2,6 millones de guaraníes (143-411 euros).

Fecha: 09/02/2011 10:10.


Anónimo

LOS VIADUCTOS DE LA POLEMICA
Andrés Granje
Es increíble las criticas que reciben el anuncio de las construcciones de viaductos en las avenidas importantes de nuestra ciudad capital, así surgen opiniones contrarias de paisajistas, urbanistas, arquitectos y todas clases de técnicos que alguna o mucha razón seguramente tengan en sus comentarios contrarios a estas construcciones, pero existe una cuestión de fondo que nos parece fundamental y debe ser tenido en cuenta, salir y entrar de la ciudad de Asunción es un suplicio que debe soportar todos los ciudadanos que diariamente llegan hasta la capital por motivos de trabajo o debe desplazarse de una punta a otra de la ciudad.



Así transitar por las Avenidas Eusebio Ayala y Mariscal López , hasta Madama Lynch limite con Fernando de la Mora es una tortura que no le deseamos ni a nuestro peor enemigo, en un corto tiempo no vemos una solución mas rápido para subsanar este problema que ensanchar dichas avenidas y habilitar viaductos para que no haya muchas interferencias o detenciones de semáforos en las bocacalles que son donde todo se demora y se enlentece en el transito, es verdad que se deben evitar echar árboles de manera innecesaria, pero también es cierto que a veces en caso sumamente imprescindible se deben talarlos con la promesa de reforestar con la misma especie la zona.
Lo que no se puede es parar el progreso por caprichos personales o sectoriales, esgrimiendo las más peregrinas teorías seudo científicas, seudo técnicas para tratar de impedir que se realicen estas obras, que son de estrictas y urgente necesidad para la ciudad. Recordamos un ejemplo lamentable, cuando el entonces intendente de Asunción Carlos Filizzola, pensó construir una especie de túnel en Pettirossi y Perú, sin embargo unos cuantos vecinos de la zona, entre ellos el ahora concejal municipal de Asunción Yamil Esgaib, pararon la construcción mediante un recurso de amparo en la justicia, ante el temor que sus inmuebles pudieran resultar devaluados por las construcciones, hasta hoy muchísimos automovilistas y conductores al pasar por el lugar padecen por culpa de aquella actitud torpe y avara que privilegió el interés de unos cuantos en perjuicio de la mayoría.
Siempre en el país, independientemente de quien sea el intendente o administrador que lleva adelante un proyecto, surgen las voces que buscan criticas de por medio no que las cosas se hagan mejor, sino simplemente que no se hagan directamente, somos consientes que todas estas obras deben ser realizadas dentro de planes integrales y urbanísticos planificados en macro programas de crecimiento de la ciudad, pero no se puede parar estas construcciones solamente porque va a cambiar la fisonomía de tal o cual avenida, en el caso de Mariscal López, ahora descubren que es la mas histórica y emblemática de las arterias, que no puede perder su identidad, sin embargo estos mismos que ahora se rasgan las vestiduras permitieron que se instalaran en la histórica y residencial avenida, hasta ventas de panchos y todo tipo de comercios y carteles , todo eso se puede tolerar menos el derecho de los ciudadanos de contar con vías rápidas de entrada y salida de la ciudad que le haga la vida mas placentera y cómoda en vez de este permanente calvario que soporta todos los días.

Fecha: 02/04/2011 11:42.


Añadir un comentario



No será mostrado.