Los políticos sanguijuelas del Parlamento han encontrado en el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) el canal adecuado para succionar dinero público y despilfarrar los escasos fondos que bien podrían haber sido utilizados en fines más provechosos. El perverso sistema prebendario de cupos ideado por los que sin pudor alguno ubican en esa institución del Estado a sus amigos y correligionarios debe ser eliminado. No es posible que unos cuantos privilegiados abusen de su poder para asegurar lealtades a través de planilleros, entre los que se cuentan hasta jugadores de fútbol. El carnaval tiene que terminar.

Desde la aún vigente concepción de que el Estado es un botín a repartirse, algunos políticos han establecido prodigiosas ingenierías para utilizar el dinero proveniente del pago de impuesto para beneficiarse y repartir migajas entre sus incondicionales.

El TSJE es un feudo estructurado legalmente por un esquema de cupos proporcional a la cantidad de bancas que cada partido posee. Está diseñado para que los legisladores inescrupulosos y sinvergüenzas coloquen a sus adeptos, sin importarles para nada que el gasto en quienes ni siquiera tienen obligaciones que cumplir -en el lenguaje vulgar, planilleros- constituya una grave agresión a las raquíticas arcas del Ministerio de Hacienda.

 

A pesar de las denuncias y ratificando que ciertos políticos no se detienen ante nada con tal de conseguir sus propósitos, la complicidad entre parlamentarios y los ministros -en particular de Juan Manuel Morales- sirvió para ampliar la clientela abastecida por la corrupción. El fiscal que investiga el hecho punible estima que hay entre 6 y 8 mil funcionarios que solo acuden a fin de mes a cobrar sus salarios.

 

Si bien el conocimiento público de esta realidad no es nuevo, es la primera vez que un agente fiscal intenta descifrar la compleja arquitectura del robo impune del dinero de los ciudadanos.

 

A tal punto llegan los abusos que incluso un senador de Ypacaraí -Juan Carlos Galaverna- y un diputado de San Estanislao -Juan José Vázquez- figuran en la lista de sospechosos de hacer que jugadores de equipos de fútbol vinculados a ellos perciban ingresos por los que no han ofrecido ninguna contraprestación laboral.

 

Es necesario que el fiscal Eduardo Cazenave investigue a fondo los detalles de esta verdadera máquina de corrupción e impute a los que han recibido pagos sin trabajar, amparados por sus padrinos y a todos los que abusando de su poder han permitido la comisión de la irregularidad. La cárcel es el lugar en el que tienen que estar.

 

El hecho ventilado pone de manifiesto, una vez más, la absoluta falta de escrúpulos de los que con tal de usufructuar conveniencias son capaces de sobrepasar incluso la barrera del sentido común.

 

La ciudadanía no debe dejar pasar con indiferencia situaciones de esta naturaleza. Es imprescindible que use su poder de presión para cambiar las reglas de juego en el TSJE. No es posible que la institución que rige la vida electoral de la República siga siendo una inmensa olla de podredumbre al servicio de políticos que desangran al país.

 

 

Comentarios  Ir a formulario



Marcos Cáceres Amarilla

Agencia de empleos para “recomendados”

El escándalo de la secretaria del presidente del Senado, Oscar González Daher, pescada in fraganti en diciembre pasado cobrando los sueldos de 12 funcionarios del TSJE y el presunto equipo de fútbol recomendado de Calé Galaverna, a sueldo de ese mismo organismo, solamente viene a confirmar algo que en realidad no es secreto para nadie: la Justicia Electoral es una agencia de empleos de la mayoría de los políticos y un antro de corrupción que los ciudadanos mantenemos con nuestros impuestos.

Es llamativo que algunos parlamentarios expertos en pedir informes sobre cualquier cuestión, real o inventada, que se publique en los medios no se preocupen ahora de informarnos de este “fato” que los involucra a ellos. La caridad bien entendida empieza por casa. ¿O no? ¿Dónde están los Tuma y los Soler que no gritan escandalizados por este reiterado robo a las arcas públicas, que viene cometiéndose desde hace lustros?

¿O no saben lo que pasa en el TSJE? Un antro en el que pululan “secretarias”, operadores políticos y zánganos mantenidos graciosamente por el Presupuesto General de la Nación.

¿Con qué cara los parlamentarios van a denunciar de ahora en más los chanchullos de otras instituciones del Estado si ellos no aclaran antes lo que les cabe en el TSJE?

Mientras no se demuestre lo contrario, los ciudadanos y ciudadanas de este país tenemos derecho a pensar que TODOS, los 125 parlamentarios, tienen a sus “recomendados” en la Justicia Electoral y no sabemos si realmente existen y, en caso de que existan, si cumplen alguna función específica o solamente cobran su sueldo a fin de mes por el privilegio de ser recomendados de un senador o diputado.

¿Cuál es el mecanismo por el cual se contrata a los funcionarios del TSJE? Está clarísimo que no es por concurso de méritos y aptitudes, como en el resto de las reparticiones públicas.

Algunos parlamentarios admitieron que quien menos recomendados “ubicó” tiene 20 y otras fuentes nos aseguran que algunos diputados y senadores tienen entre 200 y 300 cada uno, contando operadores, amantes, familiares, amigos o simplemente fantasmas. ¿Por qué esta diferencia? ¿Los que son más “cuates” de Mochito Pyrague Morales y Ramírez Zamborombombon tienen privilegios? ¿Es una cuestión mafiosa? ¿Se reparten la plata miti y miti?

A esta altura del escándalo ¿no deberían los legisladores haber brindado a la ciudadanía un informe completo y detallado de cuántos funcionarios y funcionarias nombradas tiene cada uno de ellos? ¿No les da vergüenza que el escándalo los salpique a todos por igual?

La guerra mediática que mantienen Calé Galaverna y el fiscal Cazenave, por este tema, hace prever que dentro de muy poco todo quedará en el “oparei”. A lo mejor, cuando se termine la interna colorada o cuando Calé y González Daher laven sus trapos sucios en casa, terminarán las acusaciones, se dejará de publicar sobre el asunto en los medios y se tenderá un manto de olvido con otro escándalo igual o peor.

Si eso ocurre (ojalá que no, pero me temo que sí), ¿continuarán robando tranquilamente, como lo vienen haciendo? ¿Y será que estos mismos políticos nos querrán luego echar discursos sobre ética, moral y honestidad ¡Cuánta farsa, hipocresía y desfachatez!

Fecha: 10/02/2011 11:21.


chocobom

yo manejo la barra brava de un club... integran 230 personas...me ofresco para hacerle planillear.. miti miti el asunto si le interesa a algun parlamentario.... TOTAL la mitad de los 230 seria algo asi como 10 millones de guaranies, a ser pagado por el pueblo... CUAL ES EL PROBLEMA...?

Fecha: 10/02/2011 11:21.


Caio Scavone

DESDE EL YBYTYRUZU
Planillas y planilleros


La semana que pasó, nuevamente estuvo casi colmatada de informaciones y cambios en las instituciones estatales sin tratarse precisamente de buenas revelaciones.

En una institución electoral difundieron que en su planilla de cobros figuran jugadores de fútbol, periodistas y ex funcionarios estatales de alta jerarquía. Es probable que, por los innumerables ejemplos que ya se tienen en el Paraguay, ni se sientan preocupados aquellos que cobran sin trabajar y una mancha más no le hace nada al tigre. Conste que con algún nuevo jabón líquido no hay mancha que no se remueva, y ¡es paraguayo! Y más que ese jabón, el corrupto hábito de ser planillero es todavía más paraguayo.

Referente al apoyo económico que se brinda a los jugadores de fútbol hay que consignar que seguramente son muy buenos deportistas, ya que por eso debe hacerse una buena paga. Los futbolistas hoy día ganan buen dinero y todos sabemos que solamente con y por buena plata corren y se consiguen excelentes deportistas.

En otra institución, encargada de las contrataciones públicas, al director se le fue la mano y el cargo al defender en demasía al Estado al procurar impedir una licitación aparentemente con graves irregularidades en una entidad que maneja la electricidad. El presidente Lugo tocó un cable suelto y como estaba pelado –el cable– le dio una tremenda patada al titular de Contrataciones que lo devolvió a la empresa privada de donde había salido. Parece que el ex director quiso desenredar una amañada licitación de unos cables para la ANDE que tiene un rollo y embrollo de unos 13 millones de los verdes.

En el IPS hubo un terremoto con epicentro en San Pedro. En dicha localidad, la esposa de un político de peso, que seguro cena todos los días, recibió una tarjeta roja por el simple hecho de cobrar y no trabajar. Hoy día, con esto de la democracia, la autoridad ya no puede hacer ni lo que quiere. Las ondas expansivas de esta situación repercutieron en el director del Aporte Obrero Patronal del IPS y su cabeza fue cedida como ofrenda de paz entre los correligionarios. Para acortar los procedimientos, el abogado Jorge Giucich, director del IPS, alegó motivos personales para dimitir. Todos saben que el cambio del director de la Patronal fue realizado personalmente por Lugo con intenciones de colocar en dicho lugar a su mano derecha, Walter Rojas, quien, al final y con la Biblia en mano, decidió seguir en una hidroeléctrica binacional.

Esta injerencia del Ejecutivo me hace acordar de un cambio de presidente en la misma institución al negarse este ante Wasmosy a depositar dinero del IPS en bancos con certificados de defunción. El IPS es una empresa en donde cada mes depositamos nuestro aporte para que cada gobierno haga lo que quiera. Tan parecido a muchas cooperativas de ahorro y crédito en donde los directivos se creen inamovibles y dueños de nuestra platita.

Los trogloditas directivos de una institución que juega en contra de la producción como el Senave acaban de reivindicar al periodismo paraguayo al nombrar a uno de sus miembros para que dirija la producción de semillas, aunque ayer, seguramente a raíz del tsunami de protestas que produjo dicha decisión, fue cambiado por un profesional agrónomo. Estamos todos locos…

En varias entidades continúan muchos planilleros. Hasta alguien finge de ministro y cobra como tal y en sus horas libres se disfraza de consejero de Itaipú para cobrar mensualmente 59 millones de guaraníes. Si esto no es joda, ¿la joda dónde está?

Lo que queda en claro es que con este gobierno no conviene trabajar con idoneidad ni excelencia, hasta ni hay necesidad de trabajar. Se sigue con el trágico y magnánimo estilo que implementaron los colorados durante sus 60 años de asquerosos mandatos.

Es que hay planillas y planilleros para rato…

Fecha: 10/02/2011 11:22.


gsm.paraguay

Por favor Señores periodistas publiquen de una vez, quienes son los periodistas colegas figurettis del TSJE BASTA de LISTAS SABANAS... INSCRIPCION AUTOMATICA YA de todo ciudadano de 18 años cumplidos. Paraguayos cuando tomaremos ejemplo de los egipcios y salir a las calles a exigir la caida del sistema corrupto instaurado y empotrado en los tres poderes del estado? Lo llamativo es que situaciones irregulares de la UNA tampoco es muy publicitado...sera que periodistas tambien figuran por ahi sin que la ciudadania lo sepa?

Fecha: 10/02/2011 11:22.


De: Semillas Para la Democracia

JUSTICIA ELECTORAL. INSTITUCION QUE DERROCHA RECURSOS AL SERVICIO DEL CLIENTELISMO POLITICO
En nuestro país, a más de 20 años de haber iniciado un proceso democrático, no hemos logrado dar pasos importantes para consolidar sus instituciones y hoy el Tribunal Superior de Justicia Electoral- institución que había ganado respeto por su trabajo – pierde credibilidad al convertirse en un coto del clientelismo y al constituirse en una forma encubierta de subsidio de los partidos y movimientos políticos.
Existe una desconexión entre las prácticas institucionales de las distintas instancias de los poderes del Estado y los postulados constitucionales que le dan legitimidad. Esto no es una casualidad ni un hecho coyuntural, sino una lamentable lógica constitutiva del sistema político paraguayo. Un déficit del proceso de institucionalización entendido como el desarrollo y la expansión en el tiempo de tres dimensiones centrales: su burocracia, su sistema legal y su credibilidad como autoridad.
La ley de creación del TSJE lo concibió como un sistema donde las principales fuerzas políticas ocupen espacios en ella para ejercer un control mutuo que permita la transparencia de todo el proceso electoral. Sin embargo, utilizando esta disposición un grupo de partidos políticos a través de sus parlamentarios y parlamentarias, lo han convertido en una fuente ilegitima para mantener a sus operadores políticos. Estas personas aprueban cuantiosos recursos para contratar operadores y operadoras que ellos mismos “recomiendan” en un sistema discrecional donde lo que importa es el interés de la dirigencia partidaria, sin importar que el costo sea el deterioro generalizado de la credibilidad institucional y de la democracia en el país. Frente a esta deplorable situación el Parlamento nacional y los partidos políticos tienen una clara responsabilidad. Por eso, las instituciones abajo firmantes exigimos a estas instituciones el cumplimiento fiel de las funciones para las que han sido constituidas. Los parlamentarios y parlamentarias han sido elegidos para representar el interés de la ciudadanía y para resguardar y fortalecer el sistema democrático y no para convertirse en una corporación que solo promueve y defiende sus propios intereses. Los partidos políticos, en consecuencia, tienen la responsabilidad de generar propuestas que ayuden a mejorar el sistema democrático y orientar así a sus afiliados/as y a la ciudadanía.
Por tanto, exhortamos que : Las autoridades del TSJE, tomen decisiones que corrijan el rumbo de la institución, y colaboren activamente con el Parlamento Nacional para la sanción de leyes que ayuden al TSJE a cumplir con los fines para los cuales fue creada la institución;El Parlamento Nacional, impulse de una vez por todas, sin más demoras, el estudio y aprobación de leyes que propicien un mejoramiento institucional del TSJE, del sistema político-electoral, y que garanticen mejores condiciones para que la ciudadanía pueda ejercer en forma íntegra su derecho al sufragio y otros derechos fundamentales para avanzar en la calidad de la democracia;Los partidos políticos dejen definitivamente el manejo clientelar y prebendario que vienen teniendo respecto al TSJE, e impulsen un acuerdo que permita la recuperación institucional de este organismo. Estas propuestas dependen exclusivamente de la voluntad política de quienes han sido autorizados por la ciudadanía para tomar decisiones dentro de la estructura del Estado. Como organizaciones estamos dispuestas a acompañar este desafío, con el objetivo de defender y garantizar la solidez de nuestras instituciones a fin de seguir profundizando la calidad de la democracia que necesitamos y nos merecemos cada uno de los paraguayos y paraguayas.
Organizaciones firmantes: 1. AVINA 2. BASE-ECTA. Base, Educación, Comunicación y Tecnología alternativa 3. CDE. Centro de Documentación y Estudios 4. CDIA. Coordinadora por los Derechos de la Infancia y Adolescencia 5. CEAMSO .Centro de estudios ambientales y sociales 6. CIRD. Centro de Información y Recursos para el Desarrollo 7. DECIDAMOS, Campaña por la Expresión ciudadana 8. GEAM. Gestión ambiental 9. GLOBAL INFANCIA 10. GUYRA PARAGUAY 11. FUNDACION SARAKI 12.FUNDACION MOISES BERTONI 13. IDEA. Instituto de Derecho y Economía Ambiental 14. ICED. Instituto de Estudios para la Consolidación del Estado de Derecho 15. JQM. Juventud que se mueve 16. ÑEMONGETARA. Programa de educación y comunicación popular 17. POJOAJU. Asociación de ONGs del Paraguay 18. SEAS-AR. Servicio de educación y apoyo social 19. SEMILLAS PARA LA DEMOCRACIA 20. SERPAJ-PY. Servicio Paz y Justicia- Paraguay 21. SEDUPO. Servicio de Educación Popular 22. TIERRANUEVA

Fecha: 02/04/2011 07:22.


Añadir un comentario



No será mostrado.