Por Benjamín Fernández Bogado

La noticia no pasaría de ser una más en la serie de recursos médicos con que Lugo ha distraído sus grandes limitaciones como conductor de un país si no fuera porque anunció esta semana que su cura se encontraba en Cuba para donde viaja la próxima semana.

El médico paraguayo abrumado por el paciente y, más por la prensa, al tiempo de descalificar la dolencia como grave, sin embargo, sugirió que su atención en el exterior no era descartable e incluso sugería algunos lugares. Con esta nueva bofetada al gremio médico local ya bastante afectado por el escándalo Lacognata y la cínica defensa de Lilian Soto combinada con la perplejidad de Carlos Filizzola ante la destitución del presidente de su partido del IPS o el abierto hartazgo hacia el gobierno de la esposa del ministro del Interior, otra médica: Desirée Masi, podríamos concluir que hay una rebelión en la clínica o entre quienes eran parte del gremio médico de ese hospital de caridad, cuya distancia emotiva y política es cada vez más lejana.

 

Pero lo cierto es que la tendinitis de Lugo podría ser una excelente metáfora del país que vivimos. La enfermedad definida como inflamación del tendón que une músculo con hueso se parece al hecho de que vivimos el mejor momento económico con el peor desempeño posible de la prosperidad.

 

IPS rebosa de dinero y no puede resolver el problema de sus ascensores, nuestros números positivos en economía molestan que no signifique disminución de la pobreza, sino por el contrario un aumento del nivel de incompetencia de gestión de quienes administran dinero para contenerla.

 

El músculo económico del país crece por su lado sin insertarse en el hueso de la población. Con eso no hay contracción y no se genera movimiento. O sea damos vueltas en círculos y las noticias generadas desde la política han terminado por agotar la paciencia de la gente.

 

Los miles de albañiles que no encuentran empleo por falta de cemento reflejan cómo el sobrepeso, una de las causantes de la tendinitis, en material estatal solo consigue frenar el ansiado desarrollo.

 

Los 17 mil contratados en el TSJE constituyen una insolencia política del tamaño de una casa cuando esta institución debería incluso tener sus jueces en el fuero ordinario y comisionados en tiempos electorales, de manera a no cargar innecesariamente el presupuesto nacional deficitario con una población parasitaria.

 

Hay que deshacerse de los lastres, sacar peso de encima para controlar la tendinitis, eso es lo que sugieren los médicos locales abrumados por la decisión del presidente de preferir a los extranjeros en un país donde la atención sanitaria local es solamente premiada con sobresueldos a la ministra y sus colaboradores.

 

Vivimos el reino del revés. Se proclamó austeridad y triunfó el dispendio; se dijo que se combatiría la corrupción y ella se hizo carne y habitó en el gobierno gozando lamentablemente de buena salud y de gran movimiento. Este país de gente austera y mayoritariamente pobre está cansada de estas muestras de soberbia que algunos creen que desde el poder no son percibidos por el pueblo que asiste atónito a una representación decadente de quienes por mucho tiempo juraron que serían diferentes.

 

Es casi seguro que el viaje a Cuba no encierre otra cosa que la fascinación de Lugo de tener una foto con Fidel Castro para luego continuar su "nostalgia tour" por la lejana Vietnam, la exótica Indonesia y la cuestionada -pero útil- Taiwán. Todo sea por la tendinitis justificadora.

 

 

Comentarios  Ir a formulario



Asunción Marmolejo

SENADOR JAEGGLI

Leí unas declaraciones del senador Luis Alfredo Jaeggli, en las que solicitaba que el gobierno deje de macanear y privatice, de una vez por todas, el transporte público de pasajeros.

Si no estoy equivocado, el transporte público está en manos del sector privado y este parlamentario se equivocó o se hizo del desentendido diciendo algo que no corresponde.

Si los micros hoy día ofrecen un servicio pésimo, es por culpa de los políticos de todos los niveles, ya sean parlamentarios o municipales. Y Jaeggli no tiene que estar echando la culpa a otros, sino proponer una solución porque el caso del transporte, igual que la seguridad, es uno de los puntos sensibles que afectan al ciudadano paraguayo.

Para más, antes cuando el Ejecutivo tenía a su cargo administrar el desenvolvimiento de los empresarios del transporte, había un poquito más de orden, pero cuando los parlamentarios crearon la Setama con la intención de sacarle poder al gobierno, empeoró la situación. Con Setama, cada intendente que sube, o cada candidato a intendente o concejal, tenía suficiente autoridad para imponer que el “socio” o el “amigo” que dio plata para hacer la campaña política, una vez ganada la elección tenga un itinerario a mano como recompensa. Tan es así que micros hay por todas partes, cada vez peores, pero nadie le pone el freno.

Como ejemplo de que Setama es ingobernable, en la semana que pasó renunció Federico Franco (no es el vicepresidente) como presidente del organismo porque no se podía trabajar. Este señor se mostró honesto consigo mismo y como no podía hacer nada, prefirió quedar sin conchabo porque la institución creada por los políticos, entre ellos Jaeggli, han hecho insostenible mantener un criterio ideal para que los micros tengan seguridad, ofrezcan seguridad y buen servicio al público. Así que a este senador liberal le invito a que genere ideas sanas para que tengamos un transporte digno y no meta la para como cuando dice que hay que privatizar algo que de hecho no está en manos privadas.


Fecha: 14/02/2011 10:19.


Miriam Morán

LLANTO PARA LA ABUELA

Muchos vecinos de Asunción no saben qué hacer con la basura. El camión recolector pasa en el día menos esperado. Si pasa. La basura se acumula en las veredas, las alimañas se alimentan suculentamente y los virus están de fiesta.

Según denuncia del Sindicato de Empleados y Obreros de la Municipalidad de Asunción, la capacidad de retiro de basura se redujo al 50% por falta de cubiertas o fallas mecánicas de los camiones. Probablemente, la anterior administradora comunal andaba tan ocupada en otras tareas que le sumaran votos, que se olvidó de este "detalle".

Lo bueno es que el director de Aseo Urbano trajo tranquilidad a los vecinos: La licitación para la adquisición de los elementos que faltan, ya está para la firma con la empresa que fue adjudicada. En un plazo no mayor de UN MES ya sería homologada por la Junta Municipal. ¡Plop!

Si no sabe qué hacer con su basura, vaya nomás a llorarle a su abuela. O vaya a exigirle al intendente, o haga como hizo alguna vez la ex intendenta: Deposite su basura en el jardín de la Municipalidad. Los buenos ejemplos tienen que ser repetidos, ¿o no?

Fecha: 14/02/2011 10:21.


Anónimo

LAS UNIDADES MILITARES DEL CHACO DEBEN SER TOTALMENTE REESTRUCTURADAS
Desde hace más de una década, las Fuerzas Armadas de la Nación se hallan postradas en un estado de virtual colapso en cuanto a su condición de apresto institucional para cumplir con la misión de custodiar la soberanía nacional, como primera línea de la presencia del Estado en todo el territorio de la República, al tiempo de cooperar con las fuerzas del orden público para brindar seguridad a los habitantes, protegiendo sus vidas y sus bienes, particularmente en las despobladas áreas de influencia de nuestras permeables fronteras.

Que haya sido precisamente la Región Occidental la más abandonada en cuanto a presencia militar se refiere configura una lamentable ironía, pues se trata no solo de la parcela de territorio nacional más extensa y despoblada, sino que fue recuperada del poder de Bolivia mediante la victoriosa Guerra del Chaco, al costo de más de 30.000 vidas paraguayas.

Más que por su efectivo en hombres, la capacidad de cualquier fuerza militar depende de su condición de apresto, vale decir, de su organización, armamento, equipos, logística y entrenamiento. Sin esta capacidad operacional, una fuerza militar deviene inservible, como es el caso actual de nuestras Fuerzas Armadas. Se impone, pues, que el presupuesto asignado al Ministerio de Defensa Nacional para mejorar la presencia militar en el Chaco no se limite al mejoramiento del confort de los cuarteles, al aumento de personal, a la adquisición de armamentos, de equipos individuales de combate y de medios de transporte.

De poco serviría la inversión que se haga en estos menesteres si la misma no es complementada con una reestructuración de las unidades y subunidades orgánicas de combate, de conformidad con doctrinas y tácticas modernas de empleo, así como con una organización de apoyo logístico integral que proporcione a las fuerzas de combate alimentación, sanidad, municiones, transporte y demás servicios administrativos que demanda una operación militar sostenida.

Finalmente, estas unidades –que han de ser livianas y flexibles– deben tener asegurado un presupuesto plurianual para instrucción de combate, mediante ejercicios tácticos en el terreno, sin los cuales no podrían completar su apresto operacional para ser empleadas con éxito en caso de necesidad.

Lamentablemente, del contexto de las declaraciones del ministro de Defensa Nacional y de los máximos comandantes militares, hasta ahora no es posible inferir de un modo claro e inequívoco los alcances del plan de modernización de las Fuerzas Armadas previsto por el gobierno de Fernando Lugo para el presente año y los próximos.

La actual carrera armamentista emprendida por el gobierno de Evo Morales –con su centro de gravedad posicionado sobre nuestra frontera– no debe influir en el plan de reorganización y modernización de nuestras Fuerzas Armadas, sin que esto implique dormirnos sobre los laureles. Ellas requieren una reestructuración orgánica y operacional, de abajo para arriba. Sería una equivocación intentar hacerlo por substracción, de arriba para abajo, como al parecer lo pretende el Gobierno. Es necesario decirlo: así como están hoy, nuestras Fuerzas Armadas no tienen condiciones de sacar provecho de las inversiones que el Estado haga a su favor en infraestructura, armamentos y equipos modernos.

De no procederse a una previa reorganización de las mismas, el dinero que el Gobierno planea gastar para reequiparlas será un gasto inútil, como el efectuado por Alfredo Stroessner a comienzos de la década de 1980, cuando con el dinero de las compensaciones recibidas de Itaipú efectuó una “compra política” de armamentos y equipos militares del Brasil, con el cuento de “modernizar” las Fuerzas Armadas. Aunque el dictador nunca dio a conocer el verdadero monto de dicha adquisición, la misma fue estimada, en su momento, en más de US$ 100 millones.

Para disimular la falencia estructural de las Fuerzas Armadas y vender a la opinión pública nacional el cuento de la “modernización”, Stroessner, antes de anunciar la millonaria compra de armamentos, procedió a crear los Comandos de Cuerpo de Ejército (tres), grandes organizaciones burocráticas, hasta ahora vigentes, cuyo presupuesto conjunto en personal y gastos administrativos supera actualmente el millón de dólares, sin prestar función útil alguna a la institución militar. Por tales razones, en ningún momento las arcas del Estado tuvieron dinero suficiente para sostener la operación regular y el mantenimiento de los tanques, barcos y aeronaves, los que en poco tiempo devinieron chatarra.

ABC Color, en más de una ocasión, ha reflejado la percepción pública de la necesidad de que las Fuerzas Armadas de la Nación sean repotenciadas para que puedan tener la capacidad institucional de cumplir la misión que la Constitución Nacional les asigna. Es de esperar que en esta oportunidad el gobierno de Fernando Lugo, por la razón que sea, no caiga en el error de Stroessner, colocando de nuevo la carreta delante de los bueyes.
http://www.abc.com.py/nota/las-unidades-militares-del-chaco-deben-ser-totalmente-reestructuradas/

Fecha: 14/02/2011 10:40.


Anónimo

MOROSIDAD JUDICIAL, UN MAL QUE DESESPERA A TODA LA CIUDADANÍA
Por Raúl Ramírez Bogado

El peor mal que aqueja al Poder Judicial es la morosidad. La eternización de los procesos facilita la corrupción. Los justiciables saben cuándo entran al sistema, pero no tienen idea de cuándo saldrán.

Al final de cuentas, lo que se quiere es una definición de sus problemas. Una respuesta, sea buena o mala. Total, se puede apelar y tratar de revertir el fallo, si es que está errado.

Es que la falta de una sentencia en un plazo razonable, como dice la Constitución, o dentro del plazo legal, como indican los códigos, hace que los desesperados ciudadanos hagan cualquier cosa para que sus expedientes tengan resolución.

Esto es aprovechado por todos. A veces por los abogados que dicen a sus clientes que necesitan dinero "para el juez" para que dicte sentencia. Otras veces por los funcionarios que piden coimas para que "salga la resolución", que saben que está por salir. En estos casos, el juez nada sabe de ello.

Pero también están magistrados corruptos que piden dinero para dar un fallo a la medida. Aclaro que no todos los abogados, funcionarios o jueces son así. Pero la eternización de los procesos hace que se llegue a estos extremos.

Justamente, el Centro de Estudios Judiciales había analizado la diferencia existente entre los juicios iniciados y las sentencias que se dictaban.

Sus conclusiones referían que más de 369 mil causas iban a entrar al sistema judicial en el 2011. Es el resultado de los casos que quedaron desde el 2008 sin una definición, y los que iban a entrar este año.

Así se puede dimensionar más o menos el problema. Una verdadera carga para los juzgados del país. Se puede alegar que existen muchas razones: que no hay magistrados, que no hay funcionarios suficientes, que no hay elementos. Creo que se tiene que agregar también que no hay ganas o voluntad real de cambio, pues las explicaciones que se dan parecen solo más excusas.

Por ejemplo, el 23 de noviembre de 2010 la Corte dictó la acordada 658 que regula el Sistema Disciplinario del Poder Judicial. Debía entrar en vigencia el 1 de febrero, pero a pedido del Sindicato de Funcionarios Judiciales del Paraguay (Sifjupar), entrará en vigencia el 1 de abril de este año, para que todos "se interioricen de su contenido".

La normativa es interesante desde el punto de vista que considera una falta grave que un juez no dicte resolución dentro del plazo que la Corte o el Tribunal de Apelación le fijó. También es falta grave no acudir al despacho sin causa justificada.

La acordada también va para los funcionarios que tienen 15 minutos de tolerancia para ingresar, o aquellos que se ausenten sin justificación. Los abogados, escribanos y otros auxiliares de Justicia igualmente están entre los que deben ajustarse a esta acordada.

En fin, la aplicación real de estas normas puede mejorar la administración de justicia. Esta semana, el nuevo presidente de la Corte, Luis María Benítez Riera, dijo que tratarían de agilizar los expedientes.

"Realmente nuestra función como Poder Judicial es una función jurisdiccional. Tratar de dar pronta justicia. Justicia pronta y barata", explicó. Ojalá que esto se cumpla y no sea sólo una manifestación de deseo.

Fecha: 14/02/2011 10:40.


Fernando Azuaya

SE PELEAN TODOS

Es increíble cómo aquellos que no tienen votos son los que más se pelean. Me estoy refiriendo a los partidos políticos de izquierda en el Paraguay, quienes ya están lanzando y rechazando nombres a candidatos a presidente en el 2013.

Y no se crea que Camilo Soares sea el único que habla sobre el particular, todos dan su opinión, aunque el ex ministro de Emergencia Nacional se constituya en el hombre que aporta más datos para una anticipada polémica.

Pero tal vez sea cierto, por un lado, lo que Camilo le dice a los liberales, en el sentido de que si el PLRA busca alianza, no debe menospreciar a nadie y primero debe empezar a dialogar para luego imponer. Pero tampoco es justo que los de la izquierda jopara tenga que dictar normas de una candidatura muy lejana todavía.

Probablemente la politiquería barata sea lo que más le gusta a nuestra gente y por ahí nos perdemos siempre. Es por eso que el proyecto país queda atrasado, postergado y sin buenas perspectivas de cambio. Lo mejor que se pueda hacer en éste momento, es trabajar, trabajar y trabajar, y cuando llegue el tiempo se habla de quién sucederá a Fernando Lugo. Por ahora es muy temprano, y como dijo alguien dijo, los que se quieren adelantar a los acontecimientos merecen un tirón de orejas.



Fecha: 14/02/2011 10:41.


Anónimo

EL PRESUPUESTO MUESTRA EL PODER DESTRUCTOR DE POLÍTICOS CORRUPTOS EN EL PARAGUAY
No terminamos aún los paraguayos de admirar el comportamiento de la economía nacional en el 2010, comportamiento logrado mediante el trabajo, fundamentalmente de los emprendedores del sector privado y funcionarios honestos y eficaces, cuando ahora debemos ceñirnos la preocupación ante el futuro: el Presupuesto de Gastos de la Nación. Pareciera que ha sido estructurado con la clara intención de utilizar el dinero público para objetivos sectarios. La voracidad particular se antepuso al interés del país. Esta es una muestra más de cuán destructores pueden ser los políticos antipatriotas.

La cifra global de lo inflado por el Parlamento da la pauta de que estamos ante un Presupuesto General de Gastos de la Nación de casi imposible cumplimiento: 400 millones de dólares, aproximadamente. El Ministerio de Hacienda ha señalado que no cuenta con los recursos suficientes para poder hacer frente a este despropósito creado por los legisladores. Y en contrapartida propone una salida poco inteligente: elevar o generar nuevos impuestos.

El presupuesto estatal para el año 2011, establecido por la Ley Nº 4.249, es una mera "creación" de los políticos con objetivos absolutamente espurios: mantener aparatos partidarios, movimientos internos parásitos, "liderazgos" personales y a esos zánganos insaciables e inservibles para la sociedad a los que se les da el pomposo nombre de "operadores políticos".

De esos 400 millones de dólares inflados, 200 millones están destinados a remuneraciones al personal del Estado; es decir, al nuevo personal que se introducirá al aparato como parte de "cuotas" que se asignan los mismos políticos. Se descuenta que ese personal será de la más completa inutilidad a los fines del funcionamiento estatal. Estarán ahí solo para cobrar un salario y luego dedicarse a la politiquería. Tal vez ni deban concurrir al "trabajo".

En total, el presupuesto salido del Congreso (que distorsionó en suma medida el enviado por el Ejecutivo) dispone la creación de nada menos que 5.960 cargos públicos; de los cuales, 376 son exclusivamente para el Congreso, como si allí hubiera alguna necesidad de más gente.

Esta situación deviene del hecho de que en el Paraguay hace mucho tiempo la política dejó de ser una actividad cívica para tornarse una mera diligencia crematística con miras a crear disponibilidades de ingresos para gente que no tiene posibilidades laborales en el sector privado porque no sabe hacer nada (hijos, parientes, amigos, vecinos, amantes de políticos) y para crear caudillejos millonarios.

Todo con la plata de la gente. Ahí está el ejemplo palpable y patético del Tribunal Superior de Justicia Electoral, con sus aproximadamente 8.000 planilleros, "cupos" de personajes que tienen por lo menos una porción de poder.

En suma, la gente que trabaja honesta y eficientemente en el Paraguay deberá redoblar esfuerzos para concebir más crecimiento económico y mayores viabilidades de recaudación fiscal. Los paraguayos decentes debemos trabajar el doble porque políticos y gobernantes indecentes y destructivos no se sacian en su función de esquilmarnos.
http://www.ultimahora.com/notas/403278-El-presupuesto-muestra-el-poder-destructor-de-politicos-corruptos-en-el-Paraguay

Fecha: 14/02/2011 10:43.


Añadir un comentario



No será mostrado.