En Paraguay una persona corre serio riesgo de ser asesinada. Así lo demuestran las estadísticas policiales, que señalan los homicidios como segunda causa de muerte. Más de 700 personas perdieron la vida de esta forma en el 2010.

  • por Elvio Díaz Valinotti

La Organización Mundial de la Salud establece que la manera de calcular el índice de violencia en un país es señalando la cantidad de asesinatos por cada 100.000 habitantes.

En el mundo hay en promedio ocho homicidios por cada 100.000 personas; sin embargo, Paraguay supera esta tasa con 12 (11,509), si tomamos en cuenta la cifra de asesinatos del año pasado (722) y la actual población total, de 6.273.103 habitantes.

Los números no son tan fatalistas, ya que el Índice Global de Paz (GPI) -que mide el nivel de violencia en más de 140 países- ubica a nuestro país en el puesto 77 (violencia media).

 

En peor situación se encuentran nuestros vecinos, Bolivia (con GPI 81) y Brasil (83), excepto Argentina (71).

 

Sin embargo, estamos lejos del nivel de paz que se vive en Chile (GPI 28) o Uruguay (GPI 24), y ni qué decir de Nueva Zelanda (GPI 1, el más pacífico) o Japón (GPI 3).

 

De esto pueden testimoniar los familiares de Vanesa Benítez, cuyos asaltantes la ejecutaron de un balazo en la cabeza y dejaron huérfano a un niño de sólo cinco años de edad.

 

“Esto ya no tiene límites. Tiran a matar”, lamentó la fiscala Graciela Ortiz, quien -al igual que muchos- considera que no se justificaba segar la vida de una persona por unos billetes.

 

Otro hecho similar se registró hace una semana. El cliente de una ferretería de Pedro Juan Caballero fue asesinado de tres balazos por una banda de asaltantes.

 

Igualmente, el pasado 31 de enero, un ganadero murió en Fernando de la Mora víctima de la delincuencia, al igual que una joven de Capiatá, de tan sólo 18 años, fue apuñalada para ser despojada de un televisor y un celular.

 

Los casos suman y hasta alcanzan media docena de fallecidos durante asaltos registrados entre el 5 de enero y el 6 de febrero.

 

INSEGURIDAD Y ARMAS

 

La tendencia común es que mientras mayor sea la percepción de violencia e inseguridad, un mayor número de ciudadanos tiende a adquirir revólveres, pistolas o escopetas.

 

La prueba de ello estaría en las armerías, algunas de las cuales, como Camping 44, registraron aumentos en sus ventas, según confirmaron los propios trabajadores.

 

Yeny Villalba, quien trabaja en el Centro de Estudios Judiciales (CEJ) en la lucha contra la violencia armada, señala que la adquisición de armas no constituye una salida para frenar esta escalada de inseguridad.

 

Indicó que la solución factible sería encarar la cuestión desde el ámbito educativo y, específicamente, preventivo.

 

Comentó que hay buenas experiencias en el exterior donde mediante un trabajo coordinado entre los municipios, policías, escuelas y población en general, se logró hacer frente a la violencia.

 

De cualquier manera, sería oportuno que el Gobierno encare con mayor fuerza su “lucha” contra la violencia a nivel país.

 

Son muchos los anuncios rimbombantes de la Policía y el Ministerio Público, pero no hay suficiente respuesta para que la ciudadanía perciba que es seguro ir a comprar un clavo de una ferretería.

 

Venezuela, país más violento de América.

http://www.abc.com.py/nota/el-riesgo-de-que-te-maten-en-paraguay/

 

Comentarios  Ir a formulario



Anónimo

RÉCORD DE ASESINATOS Y DE PRESOS

El Observatorio Venezolano de Violencia estimó que en 2010 hubo 17.600 asesinatos en todo el país.
Observatorio Venezolano de Violencia
Por RFI
Venezuela encabeza la tasa de homicidios por habitante del continente, una cifra que se desprende de los datos parciales reconocidos por el ministro de Interior que explica los asesinatos como una herencia de una “cultura de violencia e impunidad”. En su comparecencia en el Parlamento, el funcionario indicó además que las cárceles nunca estuvieron tan llenas.

Venezuela es el país más violento de América. En 2010, registró una tasa de 48 homicidios por cada 100.000 habitantes, según cifras oficiales divulgadas el martes por el ministro de Interior venezolano Tareck El Aissami.

El funcionario, que respondía a preguntas de los diputados en el Parlamento -las primeras desde el retorno de la oposición al recinto tras cinco años de ausencia-, no dio una cifra nacional de homicidios (no lo hace desde 2005), aunque teniendo en cuenta que Venezuela cuenta con unos 30 millones de habitantes, el número de asesinatos para ese período superaría las 14.000 personas.


Este número está por debajo de la realidad, según la organización Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), que estima que en 2010 hubo 17.600 asesinatos en todo el país. Esta cifra fue de 19.133 asesinatos en 2009, según un informe de Instituto Nacional de Estadística (INE) filtrado a la prensa.

“Hay cifras del INE que para nadie son un secreto. Estamos en una tasa de homicidios de 75 por cada 100.000 habitantes. Si a 12 años de este fracaso no se ha parado tanta muerte, entonces hay una sola pregunta: ¿por qué no renuncia, señor ministro, por incapaz?", preguntó a El Aissami el diputado opositor William Barriento, aludiendo a los años que Chávez lleva en el poder, y sin dar la fuente de sus datos.

El ministro de Interior respondió que el Ejecutivo heredó "una cultura de violencia e impunidad" contra la que ha venido luchando a través de planes específicos, como proyectos pilotos de una policía "humanista y no represora".

"Para nosotros las víctimas no son cajones de madera que podemos alinear. Sabemos que nos falta mucho por realizar pero hacemos el esfuerzo de combatir el hampa y crear condiciones de buen vivir que solo es posible en socialismo", aseguró el vicepresidente Elías Jaua, presente en la Cámara.

Hacinamiento carcelar

El alto índice de violencia en Venezuela se ve acompañado de un récord en materia de personas privadas de su libertad. El país sudamericano contaba en 2010 con 44.520 detenidos, la mayor cantidad de presos en la historia de Venezuela, informó Al Aissami durante su interpelación.

"No es un logro, por supuesto, ni lo decimos con orgullo, todo lo contrario, nos genera un mayor compromiso que debe traducirse en una transformación estructurada del sistema de justicia en Venezuela", sostuvo el ministro.

El número sin precedentes de presos se traduce por un hacinamiento histórico. Según los últimos datos de la ONG Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), que denunció la muerte de 221 presos durante el primer semestre de 2010, las prisiones del país sólo tienen capacidad para albergar a unos 15.000 reos.

Para el OVP, que en 2009 contabilizó un total de 366 muertos en las cárceles venezolanas, el hacinamiento es una de las principales razones de violencia en los penales.

Este martes, el diputado opositor Alfredo Osorio recordó a El Aissami que "más del 90% de los privados de libertad en las cárceles están esperando sentencia", lo que constituye otro de los graves problemas del sistema penitenciario nacional.
http://www.espanol.rfi.fr/americas/20110209-record-de-asesinatos-y-de-presos

Fecha: 15/02/2011 10:34.


gravatar.comEugenia

Hola, quisiera saber si hay alguna investigación psicológica acerca de este tema de homicidios en el Paraguay ya que va aumentando por año, es un problema social que le debería interesar a los psicólogos de nuestro país y si lo hay quisiera que me pasen la fuente estoy haciendo una investigación acerca del tema y necesito alguna información para tener una fuente, gracias...

Fecha: 26/05/2013 22:52.


Añadir un comentario



No será mostrado.