por Jorge Rubiani

La existencia de planilleros en la Justicia Electoral es un baldón inexcusable para todo el país. Y una muestra de que los altos niveles de corrupción manchan todo el sistema democrático paraguayo. Una prueba irrefutable de los más vergonzantes hábitos en que han incurrido los partidos y sus internas en la dirección de las políticas públicas y especialmente en los procesos electorales. ¡Verdaderamente indignante! Pero más allá del escándalo, indigna todavía más la justificación con la que connotados exponentes de nuestros partidos tradicionales pretenden arropar la perversión.   

“Yo tengo recomendados, pero no son futbolistas”, dijo alguno. Otro admitió que se limitó “a cumplir con el cupo que le dieron”. Pero -agregó sin rubor - “son todas personas idóneas”. ¿Quién dijo que fueran idóneas? Si admitieron el procedimiento vergonzoso, ilegítimo e ilegal, ya no lo son. Otro más, de mentalidad corrupta como pocas, declaró que gracias a ese sueldo algunos paraguayos no son arrojados a la calle; que el procedimiento ha evitado que “compatriotas mal acusados de planilleros se convirtieran en ladrones”.  ¡Lamentable! Como lamentable es que haya periodistas que escuchan estos indecorosos argumentos... y no digan nada. Porque ante semejantes despropósitos, por la misma responsabilidad ciudadana que nos incumbe a todos, deberían espetarles a sus circunstanciales interlocutores que los autores de semejantes delitos ¡SON UNA CATERVA DE LADRONES! Delincuentes de la peor especie, porque además de cobrar un dinero que no les corresponde, le roban al país.   

 

Que por culpa de ellos, y para poner el dedo solo en las llagas más dolorosas del Paraguay, muchos niños dan clase bajo los árboles. Por culpa de estos ladrones, los maestros no tienen un salario digno. Estos planilleros y sus mentores hacen que en los hospitales públicos no haya equipos, ni medicamentos, ni camas, ni servicios. Por culpa de estos delincuentes y los de su misma calaña: los que les consiguieron el puesto en pago por sus conciencias y sus votos, todavía tenemos campesinos sin tierra, jóvenes sin futuro, obreros sin trabajo o mal pagados en un Paraguay que agoniza debajo de las estimulantes estadísticas macroeconómicas. Por culpa de estos badulaques, Elías Cáceres, un joven paraguayo con el mismo coeficiente intelectual que Albert Einstein, Charles Darwin y Bill Gates, tiene que apelar a la generosidad de sus vecinos que organizaron una pollada para pagarle sus estudios. ¡¡Lamentable y denigrante!!  

 

Me inclino avergonzado ante la memoria de José Dejesús Martínez, un joven de 21 años que, herido en Estero Bellaco, pidió morir con los suyos en Tuyutí; de José de la Cruz Ayala, joven idealista y mártir; de Blas Garay, el que nos espetara su “A pasado de glorias, presente de ignominia”; de los cadetes Pastor Pando y Carlos Sisa, quienes con sus 16 adolescentes años ofrendaron sus vidas en la reconquista de Boquerón. Me avergüenzo ante la memoria de Eligio Ayala, que fue a la tumba desde una casa alquilada después de haber sido ministro de Hacienda y Presidente de la República, porque al momento en que sus restos sean trasladados al Panteón Nacional serán manoseados por quienes justifican estas trapisondas. Me inclino, contrito y reverente, ante la memoria de tantos dignos paraguayos que dieron su vida por que tengamos esta democracia que es un FRAUDE, porque no nos ha permitido consagrar a los mejores en los más altos cargos de la república. Y porque ha reducido la constitucional exigencia de la idoneidad y la honra al reparto de cuotas, cargos y prebendas. Fraude que ha sido displicente, indolente e irresponsable para corregir y castigar los males que preanunciaban esta debacle.   

 

Y más que la vergüenza, asumo la certeza de que, por la simple ley de los promedios, este mal “descubierto” casi por casualidad bajo la sucia alfombra de la Justicia Electoral, esconde los mismos males que retozan impunes en la mayoría de los estamentos del Estado Nacional. ¡Pobre Paraguay!

 

al_dome_reles

Estoy de acuerdo con usted, pero ojala emplearamos esa misma energia para exigir un Justicia en serio. La impunidad es bárbara, robos, asaltos, crimenes por robar un celular, polibandi, miembros de la Corte atornillados, magnicidio con sus matones metidos a candidatos presideciables, narcos liberados por ese código procesal penal que es un verguenza, pero hacemos mas escándalo por unos planilleros sinverguenza. Es que lo groso ya no nos asusta de tan cotidiano que es. Pobre Paraguay como diría Blás Garay A. ¡Cambalache siglo XXI!

 

 

 

Comentarios  Ir a formulario



Anónimo

INSCRIPCIÓN AUTOMÁTICA Y DESBLOQUEO DE LISTAS
Dos medidas urgentes esperan al Congreso apenas reinicie su periodo ordinario de sesiones: la inscripción automática de electores, para terminar definitivamente con el despilfarro de los políticos que instrumentan a Justicia Electoral para hacer pagar a todo el pueblo los costos de sus operadores, y el desbloqueo de listas electorales, para aumentar el control popular sobre los políticos que por falta de control usaron como lo hicieron a Justicia Electoral.
Los políticos que abusaron de sus cargos en el Congreso para hacer pagar a los contribuyentes sus gastos particulares harán todo lo que esté a su alcance para retrasar o evitar la implementación de estas medidas urgentes, y dependerá de la vigilancia y el activismo de la ciudadanía ayudar a los congresistas comprometidos con el cambio a convertir estas medidas en leyes con pleno imperio en la República.

La ciudadanía tiene ahora que sumar fuerzas y cada político que se comprometa con el cambio, independientemente de lo que haya hecho antes, debe ser bienvenido y apoyado, mientras que cada político que se oponga al cambio debe ser execrado.

De lo que se trata es de asegurar el cambio: Primero el cambio, luego ya habrá tiempo para pedir las cuentas.

Los defensores del esquema de privilegios que ahora están siendo puesto al descubierto en Justicia Electoral son hábiles y tienen muchos años en el oficio de engañar al pueblo paraguayo.

La ciudadanía debe prepararse para identificar en el Congreso a supuestos defensores del cambio planteando supuestas dificultades técnicas para retrasar la aprobación de la inscripción automática y el desbloqueo de las listas.

A esos partidarios encubiertos del status quo hay que decirles simplemente que el costo de superar cualquiera de las dificultades que arguyan para torpedear el cambio, o el de todas ellas sumadas, es con creces mucho más barato que seguir soportando el modo en que han usurpado recursos del pueblo.

Este año solamente, por ejemplo, esos políticos han presupuestado cuarenta y siete millones de dólares para sus recomendados, dejando sin dinero la terminación de las obras del Hospital de Clínicas.

La solución de cualquier problema que planteen la inscripción automática y el desbloqueo de listas será más barata que esa ignominia que han votado los políticos.

Las dos semanas que quedan antes del inicio del periodo de actividades del Congreso serán usadas por estos políticos prebendarios en contra del pueblo paraguayo, como han usado en contra del pueblo los últimos largos años en que han estado en la actividad pública.

El pueblo debe saber que la inscripción automática y el desbloqueo de listas implican la destrucción del negocio de estos políticos y, por tanto, nada bueno debe esperarse de ellos, pues ya han mostrado que carecen de cualquier escrúpulo a la hora de perjudicar al país.

Harán cualquier cosa, cualquier cosa literalmente, para tratar de mantener sus privilegios escandalosos y ofensivos.

Pero, si al final de estas jornadas, una mayoría mínimamente decente en el Congreso logra que cada paraguayo se encuentre en el padrón electoral automáticamente al cumplir dieciocho años para poder elegir en qué lugar de las listas electorales quiere poner a cada candidato que esté en ellas, se habrá obtenido un reaseguro para la democracia paraguaya que difícilmente pueda alguien destruir en el futuro.

http://www.lanacion.com.py/articulo.php?inscripcion-automatica-y-desbloqueo-de-listas&edicion=2&sec=29&art=12988

Fecha: 21/02/2011 05:53.


Derlis Manuel Rodríguez

Lata pararâ

Es increíble la forma en que algunos partidos, que podemos contar con los dedos, vienen realizando gestiones brillantes con sus parlamentarios, en especial PPQ y PDP con la diputada Masi. Lo increíble también es que siguen soñando con el país de maravillas de Herminio Cáceres, pensando que pueden hacer primavera con una sola golondrina. A estos ñatos empotrados hoy en el poder solo vamos a poder combatirlos con las mismas armas, específicamente por el suceso de la Justicia Electoral. Patria Querida tiene “ganados” 550 cupos, PDP 400 cupos, pero renuncian a darles trabajo a sus operadores políticos para tener tres días de prensa. Esto es Paraguay y la política lastimosamente es así. Yo quiero un Paraguay nuevo, cambiado, con mayores oportunidades para los jóvenes, pero estoy seguro de que si no utilizamos las mismas armas que los demás, quizá esté muy equivocado, pero hasta ahora todo es lata pararâ.

Fecha: 21/02/2011 06:05.


Anónimo

EL ELECTORALISMO A DESTIEMPO APARECE COMO UNA FLAGRANTE CONSPIRACIÓN CONTRA EL PAÍS
El país está en una etapa en que la concentración de todos los actores en mantener el crecimiento económico y la mejor distribución de los ingresos son de absoluta prioridad. Los políticos no se dan cuenta de la primacía de los intereses nacionales. Las prematuras campañas proselitistas les impiden trabajar a favor de las urgencias del país.

Cuando más el país necesita la dedicación de todos los sectores para mejorar las condiciones sociales, económicas, culturales e institucionales, para mantener y orientar nuestro crecimiento hacia el desarrollo, la distracción política vuelve a profundizarse.

Asistimos ya a un prematuro electoralismo, en una situación en que todavía estamos a mitad del actual mandato y hay tantos problemas por resolver. La participación que la democracia postula es el acceso a los medios que permitan una mejor calidad de vida para todos. El mero sufragio sin desarrollo con equidad se califica como la manipulación de la "democracia" por la política.

En este proceso gobierna la inercia. Basta un movimiento en algún sector partidario para que se generalice la acción. Es lo que se observa apenas los colorados convierten su enrarecida puja interna en una lucha por la precandidatura presidencial. Si al margen de la ANR se cuestionase esta atemporal campaña se demostraría una mayor responsabilidad y sensatez en los otros sectores políticos, especialmente de los que conforman el Gobierno. Pero no, el contagio es transversal.

Los que integran la Alianza oficialista están también en campaña, en particular algunos líderes del Partido Liberal. No solo lanzan postulaciones sino los aspirantes realizan actividades proselitistas. Y aun el presidente Lugo cae en contradicciones. Públicamente declara que todavía no es tiempo para un electoralismo con vistas a las elecciones de 2013, pero a la vez adelanta su postura política. Afirma que preferiría un candidato outsider.

La prudencia y la responsabilidad recomendaban llamar la atención de que, por lo menos en el marco aliancista, la única tarea debe concentrarse en mejorar la eficiencia del Gobierno, sobre todo para mantener el crecimiento y traducirlo en desarrollo social. La lógica del poder conmina al logro de aunar esfuerzos en pro de los supremos intereses de la nación, pero esa racionalidad es escasa en nuestro medio.

Así, lo más previsible es que la marea por la sucesión presidencial perturbe irremediablemente a nuestra clase política y distraiga a una parte de la ciudadanía.

Y ello a pesar de que desde el derrocamiento de la dictadura el país viene esperando cambios sustanciales. Que el proceso de democratización nos lleve a la refundación de un verdadero Estado nacional, con políticas favorables para todos los paraguayos. Con un Ejecutivo al servicio de la República, y no de fracción alguna donde el patrimonialismo y el clientelismo se habían entronizado en el gobierno, además de estatizar la corrupción.

Asimismo, con un Congreso que sea verdaderamente de la Nación, y en consecuencia anteponga los intereses generales a los de los particulares. Y con una justicia por fin administrada por el principio de la neutralidad jurídica.

Estos cambios siguen pendientes. Y por lo tanto tenemos una frágil institucionalidad. De igual manera, y con mayor abandono para el pueblo, los cambios estructurales continúan postergados. No es casual entonces el olvido de la reforma agraria y la presencia del agravamiento de la pobreza social.

El electoralismo prematuro es de este modo una conspiración contra el país. Y justo cuando la política podría izar su bandera de progreso.

http://www.ultimahora.com/notas/405019-El-electoralismo-a-destiempo-----------aparece-como-una-flagranteconspiracion-contra-el-pais

Fecha: 21/02/2011 06:08.


Añadir un comentario



No será mostrado.