ELIGIO AYALA – EJEMPLO DE VIDA

Publicado: Miércoles, 02 de Marzo de 2011 10:01 por jotaefeb en POLÍTICA: tapa lo urgente e importante

 

Andrés Granje

Los restos del mas grande de los estadistas paraguayos reposarán por fin en el sitio indicado para que las generaciones presentes y futuras les rindan el homenaje que su gestión como servidor publico se merece, porque Eligio Ayala,  no solo fue uno de los mas probos  de los Presidentes Paraguayos,  comparable con la autoritaria  honradez de Francia, la férrea integridad del Coronel Rafael Franco, con el agregado que  también Ayala sirvió con admirable patriotismo al Paraguay como ministro de Hacienda, siendo tenaz cancerbero de la cosa publica, con un celo y criterio admirable que llevó al país a progresar  en medio de la precariedad y sin apoyo de empréstitos internacionales hizo los aprestos para la  contienda bélica con Bolivia que era inminente.

 

Eligio Ayala, hizo  de la honestidad y la buena administración  de la cosa publica  sus máximas virtudes, sus contemporáneos afirman que era una persona difícil en el trato,  que no caía  bien a todos, sin embargo la visión clara de su misión en un país pobre y devastado como el nuestro estabilizó la economía. Lamentablemente los políticos que emergieron luego crecieron   inficionados por la impostura. Los oportunistas y logreros, los corruptos y cleptómanos  tomaron el control de los bienes públicos y lo usaron como propios  en un carnaval de desfachatez inaudito que no tiene visos que se corrija en corto tiempo, porque el virus de la inmoralidad se apoderó  profundamente de todas las estructuras sociales del país, no solamente de la clase política.

 

El Paraguay lamentablemente no tiene una tradición de destacar a los prohombres civiles que resaltaron por su  probidad o patriotismo, generalmente estos ilustres personajes pasan desapercibidos y casi nunca tienen el reconocimiento ciudadano,  sus nombres pocas veces quedan en los bronces, no se les rinden homenajes póstumos, ni son exaltadas y difundidas sus obras. Esa amnesia tan común, esa desmemoria hasta si se quiere programada, forma parte de la costumbre tan paraguaya de ningunear a las figuras honradas,  pasando el rasero sobre justos  y pecadores, igualándonos   a todos en la mediocridad y la vulgaridad.

 

Por eso, esta bien que los restos del patriota, enjuto de físico, pero gigante en su estatura moral descanse en el lugar donde se encuentran  los manes de la patria,  pero no es el único lugar donde encontrarle a Eligio Ayala, no. El estadista sigue vigente, su mensaje mas  actual que nunca,  en los libros que escribió, sus ideas políticas, sus pensamientos,  son los sitios donde las nuevas generaciones, los aprendices de políticos y estadistas pueden buscar los consejos y la inspiración en el ejemplo de vida  y la obra de este hombre de quien tenemos que estar orgullosos todos los paraguayos de bien sin distinciones de banderías políticas.

Comentarios  Ir a formulario

vivaparaguay

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.