ALCALÀ DE XIVERT ABARROTADA.

Una delegación del Consulado de su país de origen, Paraguay, se suma al masivo evento.Los vecinos reciben al flamante ganador de ‘Operación Triunfo’ con emocionante tributo.

Nahuel fue recibido por el alcalde y sus vecinos, quienes le dieron su apoyo en el acto de homenaje. El ganador de ‘OT’ deleitó con su voz. MARZALNahuel fue recibido por el alcalde y sus vecinos, quienes le dieron su apoyo en el acto de homenaje. El ganador de ‘OT’ deleitó con su voz. MARZALUna delegación del Consulado de Paraguay arropó al ‘triunfito’, que cantó en presencia del primer edil. MARZALNahuel fue recibido por el alcalde y sus vecinos, quienes le dieron su apoyo en el acto de homenaje. El ganador de ‘OT’ deleitó con su voz. MARZALNahuel fue recibido por el alcalde y sus vecinos, quienes le dieron su apoyo en el acto de homenaje. El ganador de ‘OT’ deleitó con su voz. MARZAL

 

La plaza de la iglesia de Alcalà dse quedó anoche pequeña para recibir a Nahuel, flamante ganador de Operación Triunfo. Más de 500 personas, venidas de distintos puntos de España y de Paraguay, asistieron al homenaje que el Ayuntamiento y el Club de Fans del cantante organizaron para dar la bienvenida al artista.

 

El mismo apoyo que recibió Nahuel durante su participación en el concurso se lo transmitieron anoche los vecinos y los seguidores, en un acto en el que participaron el Grup de Bombos i Tambors El Repiquet y el colectivo de Danzas, que agasajaron al triunfito con los sones y bailes típicos.

 

El joven, acompañado del alcalde, Francisco Juan Mars, llegó a la abarrotada ágora haciéndose paso entre una multitud de fans que quería fotografiarse con él. “Es muy cariñoso, siempre tiene buenos detalles con nosotros”, explica Alicia, una de sus paisanas, que comentó que “nosotros ya veíamos que algún día triunfaría porque canta muy bien”.

 

Y es que Nahuel, natural de Paraguay pero residente en el municipio, ha conseguido durante estos años muy buenos amigos. De hecho, su club de seguidores en la localidad, formado sobre todo por una gran parte de sus allegados, obsequió a su admirado con mucho cariño y un vídeo que refleja su llegada a su casa y su paso por el programa.

 

“Estoy muy contento de poder estar hoy aquí, siempre os llevaré en mi corazón”, afirmó emocionado el artista, al que casi no le salían las palabras por la emoción tras recibir una placa conmemorativa por parte del primer edil. Este afirmó que “es un ejemplo de esfuerzo para muchos jóvenes, un espejo en el que mirarse. Además, su voz ha servido para dar a conocer nuestro municipio”.

 

Por otro lado, una representación del Consulado de Paraguay también estuvo presente. Uno de los momentos que más emocionó al cantante fue cuando apareció su madre. Además, su novia, Laura, y demás familiares acudieron a apoyarle. Su carrera solo acaba de comenzar y este mes grabará su primer disco. H

 

 

03/03/2011 J. M. MARZAL

Comentarios  Ir a formulario



Anónimo

Nahuel: De cantar en colectivos a su Operación Triunfo


Tuvo una dura infancia. A la edad de 6 años comenzó cantando con su padre en los colectivos. Su madre tuvo que abandonar el país para emigrar a España; hasta que –dos años después– decidió llevarlo con ella, tras descubrir la existencia de un concurso musical televisivo llamado “Operación Triunfo”. Cinco años después, y ya con 19, el paraguayo Nahuel cumple el sueño de su vida: consagrarse ganador del certamen y firmar un contrato discográfico internacional.
por Jorge Coronel



“Tuve que desde muy pequeño trabajar para mi familia. Trabajaba cantando en los buses; desde los 6 años comencé a cantar con mi padre (…) Lo pasé muy mal, no es una cosa que se lo deseo a todo niño; porque un niño podía estar jugando perfectamente y yo, mientras tanto, estaba trabajando. Yo quería jugar, ¡y no me dejaban jugar!”, narraba Nahuel Sachak Chávez, meses atrás, cuando quedar elegido para el concurso era solo un sueño tejido por su madre.

De un casting del que participaron más de 8.000 jóvenes alrededor de toda la geografía española, solo 18 serían los seleccionados para formar parte de la Academia. Por esas cosas de la vida en que no solo dependen el talento y el esfuerzo, sino también la fortuna, el paraguayo nacido el 7 de septiembre de 1991 en la colonia Luz Bella, de San Pedro de Ycuamandyyú, fue elegido para formar parte del reality show musical. El mismo programa que germinara –diez años atrás– a nuevas luminarias del pop en español.

“La verdad que fue un impulso de mi madre; ella fue la que me decía: ‘Tienes que ir a tal sitio: Tienes que irte a Operación Triunfo’. ¡Yo no tenía nada de idea de lo que era Operación Triunfo! Llegaba recién, y no tenía una métrica de lo que era”, reconoce hoy Nahuel, luego de que resultara nada menos que el ganador por popularidad de la última edición del concurso de televisión. Y el único extranjero en lograrlo.

Fue así que su madre Julia –tras descubrir el formato de aquellas galas televisivas en donde los concursantes de una Academia compiten por triunfar en el mundo de la música– no dudó en ir a buscar a su hijo Nahuel, quien por entonces vivía con su tío en la humilde colonia Luz Bella, en Paraguay.


Humilde vivienda donde, hace 19 años, nacía Nahuel en la colonia Luz Bella,
distrito de Guayaybí, San Pedro. Fotografía: Enlatino.com

“No solo es mi sueño, sino que es también el sueño de mi madre. Yo le dije: ‘Hemos cumplido nuestro sueño, mamá’. Y la verdad es que me alegro un montón de poder haberlo cumplido”, señala un Nahuel aún emocionado por tal hazaña.

Noble, afable y cordial, el novel cantante aprovecha cada declaración para agradecer, una y otra vez: “Le agradezco mucho a todo el plantel de OT, a todos los paraguayos que me apoyaron; a toda Valencia, toda Barcelona… que estuvieron ahí. Todos los paraguayos de Málaga… ¡A los amigos de toda España, y de mi país!”, señala el joven que supo despertar pasiones a lo largo y ancho de ambos países.

Cuando se le recuerda de aquellos días en que no podía ir a jugar con sus amigos porque tenía que ir a “trabajar” –ya cantando, claro–, Nahuel solo suelta, a carcajadas: “¡Hacíamos siempre lo mismo!”. Durante un tiempo, además, se habían buscado la vida haciendo música por las calles de Brasil.



Nahuel, momentos previos a la final en el reality musical español, Operación Triunfo - enlatino.com


Hoy vive junto a su madre y hermanos en el pequeño pueblo de Alcalá de Xivert, provincia de Castellón; y a pesar del subidón que significó tamaña repercusión, reconoce que no ha cambiado su visión de la vida y humanidad: “Bueno, ahora mismo no ha cambiado mucho. Veo solo que la gente me quiere, me apoya, y yo voy a luchar por la gente. Ahora mismo no voy a pensar en la fama. La fama ya vendrá luego. No voy tras ella, ¿sabes? Lo que tengo claro es que hay que trabajar, mantener la humildad, ante todo. El respeto, la amabilidad, y la verdad que yo creo que es la única forma de poder triunfar en este mundo”.

En una entrevista exclusiva, el compatriota ganador accedió a charlar de su infancia, de su reacción ante tan laureada victoria, del dolor que provocó la cancelación de Operación Triunfo y de su inminente debut discográfico. Hasta se animó a hablar de discriminación, de piratería, del futuro y de sus sueños de convertirse en un gran cantautor.


–OT representó un fenómeno sin precedentes en la televisión española. ¿Cómo fue el momento en que anunciaron que resultaste ganador?

–La verdad es que yo me sorprendí mucho… La verdad que no solo uno me dijo que me lo merecía; pero escuchar esas palabras de sus bocas era muy alentador. Yo creo que se lo merecían todos. Para mí, ante todo, mi ganador era Álex. Estaba ahí adentro diciéndole: ‘Ganarás tú, ganarás tú’; y cuando escuché mi nombre… ¡Pufff! Estaba sin creerme lo que estaba pasando, la verdad.

–Parecía un sueño, textualmente…

–Sí, sí, sí… ¡de golpe! (risas) Y cumplí tantos sueños esa noche… Al ganar OT también nos fuimos a una discoteca, y conocí a Lionel Messi y a (Gerard) Piqué, entre otros ídolos, y la verdad… ¡bua! ¡Fue lo mejor!

–Fue otro sueño cumplido…

–¡Sí! Otro sueño cumplido en un día. Lo que son las cosas, ¿no?


Fotografía: kedinlive.com.
–Se podría decir, sin embargo, que fue una victoria agridulce; ya que esto significó tu consagración, pero al mismo tiempo la cancelación de un programa muy importante en la televisión española… (N. de R.: El programa fue cancelado de la programación, tras diez años de vigencia, por bajos niveles de audiencia).

–Sí. Yo creo que este programa no se merece para nada lo que le acaban de hacer. Y el que lo haya hecho lo va a pagar caro, tarde o temprano. Y yo creo que se ha quedado en todos el dolor y la pena que tuvimos al momento en que supimos que se iba a acabar.

–El productor asignado para tu disco es Carlos Nerea, quien trabajó con grandes como Antonio Vega –uno de tus ídolos–, Pedro Guerra, Joaquín Sabina y Fito Páez. ¿Cómo te gustaría que sea tu esperado primer disco?

–Yo ya he tenido el placer de poder conocerlo (a Nerea). Y la verdad que es un crack, un fenómeno. Yo no me lo esperaba, pero era como hablar con mi propio amigo, ¿sabes? Es muy amigable, y la verdad que se lo agradezco. Porque yo no soy nada aún, estoy en pleno apogeo. Soy un bebé en esto. Estoy saliendo del cascarón, o sea que hay que trabajar mucho.

–Sabemos que tocás la guitarra, el piano; y también componés. ¿Estás trabajando en la composición de canciones para el disco, o ya tenés varias hechas?

–Ya las tengo; las canciones ya las tengo hechas. Y la melodía… Mi productor ya las tiene para escuchar las cuatro canciones, y estamos ahí para trabajarlas.

–¿Qué géneros musicales te dan mayor placer interpretar?

–La verdad, entrar a OT me ha abierto a tantos estilos, que es impresionante. Y yo no creía que podía superarme a mí mismo, y que la gente pueda escuchar canciones nuevas (…) De verdad es un orgullo para mí poder hacer esas cosas y era mi sueño el poder ser un cantautor. Espero luchar. Soy muy novato aún en el mundo, pero debo trabajar… y estudiar ante todo.


Un sueño cumplido: Nahuel gana OT2011.
–¿Qué opinión te merece la piratería, que en España –como en Paraguay– está cambiando toda una industria con el “top manta”?

–Es una pena, pero es muy difícil luchar contra ello, ya aunque te conciencies lo haces. No sé, es una manía ya… una costumbre. No es una costumbre de un país solamente, sino una costumbre mundial. La piratería es lo que está primero ante todo.

Es una cosa que, la verdad es muy difícil de parar, y a artistas nuevos como yo nos gustaría mucho que nos compraran los discos, porque vivimos de que la gente escuche nuestros discos, y nuestras canciones, y sería muy bueno el poder vender por lo menos un poco, ¿no? Pero, a ver, vamos a ver qué hacemos, porque es una cosa muy complicada.

–Se anunció también que Paris Hilton promocionaría tu lanzamiento discográfico en una fiesta privada. ¿En qué consistiría el soporte de Hilton? ¿Cantarían juntos?

–No, no, cantar creo que no (risas). Espero coincidir con ella, y nada más que eso. Yo creo que una mujer como ella tan importante no te va a perder su tiempo con un cantante novato que acaba de comenzar. Yo creo que es muy difícil que pase eso. Para mí sería un honor, pero lo veo muy difícil (risas).

–De la Academia de OT germinaron artistas como David Bisbal, David Bustamante y Chenoa. ¿Se siente alguna presión de lo que pueda ocurrir a partir de ahora en tu carrera?

–No. La verdad es que yo no pienso en esas cosas, porque yo no me comparo ni me puedo comparar a ellos, porque son unos grandes y unos maestros, y es muy difícil llegar a donde están ellos. Porque es una cosa muy complicada… Pero yo creo que no hay que pensar en eso, hay que hacer lo que uno ama, y ya a la gente le gustará; y si no le gusta, pues hay que trabajar por una cosa que a la gente le guste.

–Pero sos consciente de que el primer gran paso ya está hecho…

–Ya. Es lo que te he dicho: acabo de salir de un cascarón. Estaba dentro de un huevo cerrado, no podía salir de ahí; pero al final, pues se ha roto y he salido. Ahora mismo estoy desnudo, y no sé las cosas (que van a pasar)… Es muy difícil de explicar porque ni yo tengo claro cuándo voy a comenzar. Estamos en pleno proyecto.

–¿Seguiste las ediciones anteriores de Operación Triunfo?

–La verdad que seguí solo una, la penúltima; pero conocí Operación Triunfo viendo OT1, con David Bisbal, David Bustamante y todos esos grandes. Fue cuando dije: “Yo también quiero cantar como ellos. Quero aprender lo que ellos aprenden, y disfrutar como ellos disfrutan”; y la verdad es que se me ha cumplido el sueño de todas las maneras.





–Desde tu llegada a España, con 14 años, ¿te sentiste alguna vez discriminado o tratado diferente?

–Bueno, eso es normal, como todos los días, que la gente a veces… Pero yo siempre tuve la suerte de poder llevarme muy bien con todos en este pueblo, la verdad es que se agradece mucho. Pero gracias al fútbol conocí a todos la verdad. A todos los que son mis amigos ahora conocí gracias al fútbol.

–En algún momento dijiste, emocionado: "Mi madre limpia culos todos los putos días y ya... Yo ya no la quiero ver así. Estoy harto de que ella haga eso. Quiero que ella disfrute de su vida". ¿Ahora tenés más claro el futuro de tu familia?

–No, no tengo claro aún esas cosas… el futuro. Yo creo que es mejor vivir el momento, porque la vida son dos días. Eso es lo que se me ha metido adentro desde que he salido de la Academia, y es una cosa que hay que aprovecharla. La vida son dos días y hay que aprovecharla, pero al máximo siempre.

–¿Sentís que a partir de tu éxito como paraguayo exitoso en España, puede cambiar en parte los prejuicios respecto al trato europeo con los inmigrantes?

–Yo, de mi parte, no he vivido mucho la discriminación; por eso yo creo que no hacerle referencia es la mayor defensa que uno puede tener. De las cosas malas se aprende también.

–¿Qué le dirías a tus compatriotas que hoy no tienen otra salida más que salir a cantar a la calle, como cuando eras muy chico?

–Que sigan trabajando, que exploren cosas nuevas. Y si lo ven bien cantar en el autobús… si tienen que probar irse a otro país, pues que se vayan y que aprendan otros estilos. Y la verdad es que yo les animo a lo que les apetezca; pero siempre y cuando trabajando y amando lo que uno hace. Disfrútalo, y ya está.

Animado, espontáneo, sincero y jovial, el chico triunfo acaba de recibir un homenaje de parte del pueblo que lo adoptó en España, y que hoy lo ve como hijo prodigio, aún siendo extranjero.

“La verdad, me sorprendí mucho y no me lo creía todo. La gente que había... ¡es muy fuerte! Quedé alucinado diciendo: '¡Cómo puede ser!'. Pero sí, créetelo porque me lo pasó”, señalaba el compatriota, aún inconsciente de su carisma que ha logrado cautivar la atención de miles de seguidoras que hoy suspiran por él en la Madre Patria.

–¿Cuáles son los próximos pasos que le esperan a tu carrera?

–Yo, ahora mismo, lo que me venga lo haré. Mientras que sea bueno, yo lo voy a hacer. No tengo ningún problema de seguir trabajando en cosas que debo de trabajar. Tengo ganas de aprender y tengo ganas de estudiar. Tengo ganas de poder seguir cantando y poder seguir alegrando a la gente… La verdad que es eso lo que más me llena de placer.



Por estos días, Nahuel descansa junto al calor de su familia en el pequeño pueblo de Alcalá, a dos horas de Barcelona, mientras ansía las próximas fechas que le esperan a su apretada agenda. El primer single, compuesto por cuatro o cinco canciones, estará disponible a finales de mayo; días después de cumplirse el bicentenario de nuestra patria. Se estima, además, que el disco de Nahuel llegue a las tiendas digitales y centros comerciales el próximo 4 de junio; en un novedoso soporte de reproductor MP4 a ser comercializado en España y otros 30 países.

El paraguayo triunfante no se olvida de sus raíces, de su pueblo, de su tierra. Tampoco de todos los paraguayos que creyeron en él y lo apoyaron, a pesar de las distancias, con sus ánimos y votos de confianza. “Desde aquí les digo que muchísimas gracias, que son los mejores; que estoy muy alegre y muy contento, y muy orgulloso de poder ser un paraguayo más, es lo que soy: un paraguayo con orgullo y con honor. O sea que desde aquí daros un abrazo muy grande y ya muy pronto nos vamos a ver”.

Espontáneo, auténtico, sincero, así es Nahuel. Aún conserva detrás del acento el orgullo de ser paraguayo. Lejos quedaron los tiempos en que el humilde niño debía salir a trabajar, pasando el sombrero en los autobuses, cuando prefería jugar como uno más de su edad.

Hoy, tras cumplir 19 años, con la humildad intacta y un sueño cumplido, Nahuel disfruta de un destino que lo ve ganador. Con valentía guaraní y un corazón tricolor, hoy disfruta en tierra española de su verdadera condición: iniciar una nueva vida marcada por su propia operación. La del triunfo. Porque por siempre será el paraguayo que hizo de las suyas en Operación Triunfo.

Fecha: 06/03/2011 16:40.


gravatar.comdelicia

eres un crac ,el orgullo de los migrantes

Fecha: 16/11/2011 12:14.


Añadir un comentario



No será mostrado.