La cinta dirigida por Lucía Martin, Lucas Keese y Mariela Vilchez combina herencia cultural indígena y perspectivas de emancipación socialista.

Para ello toman como ejemplo el asentamiento Tava Guaraní que lleva varios años de lucha contra los latifundistas y a los ataques de la elite agraria en su país, el Paraguay.

Entre memorias, cosechas, poesías y asambleas, la comunidad va construyendo sus imágenes.

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.