Ahora detenido como estafador, Thomas von Schilling, denunció antes, por ejemplo, malversaciones en la renovación de esta casa de Kolping en Paraguay.

Como presunto estafador fue detenido un ex directivo de la fundación Kolping en Paraguay. Éste había lanzado antes, junto a otra ex directiva, acusaciones de corrupción que tocan a instituciones alemanas de cooperación.

Fuerzas de la organización internacional de policía criminal, Interpol, arrestaron la semana pasada en Paraguay al antiguo director general de los institutos de formación vocacional de la católica fundación Kolping en ese país sudamericano, según reporta la prensa paraguaya.

 

El inculpado, ha pasado de acusador a acusado, luego de haber hecho públicas el pasado año – junto a la antigua  directora ejecutiva de Kolping Paraguay, Brigitte Fuzellier – acusaciones de corrupción que involucran a miembros de la fundación católica Adolph-Kolping y a fondos del Ministerio de Desarrollo y Cooperación Económica (BMZ) en Alemania.

 

¿Ex director, ex estafador y ex Barón?

 

El ciudadano alemán de 45 años de edad ha sido identificado por el tabloide paraguayo ABC como Thomas Egbert Schilling, natural de Naumburg, al sur del estado federado alemán de Sajonia Anhalt. Sin embargo, documentos institucionales y judiciales firmados por él en Paraguay lo presentan como Thomas ("Freiherr" o Barón) von Schilling.

 

Según el diario paraguayo Última Hora, Schilling contaba con dos órdenes de captura solicitadas por una fiscalía alemana por supuestos actos de estafa. El rotativo cita "fuentes de la investigación" de acuerdo con las cuales el detenido habría falsificado además un título universitario alemán para obtener su antiguo puesto de dirección en Kolping Paraguay.

 

Sobre Schilling pesa una "orden de captura internacional”, asegura ABC en su edición digital. De acuerdo con informaciones atribuidas a agentes de Interpol, Schilling habría estafado en 2005 a varias personas en la ciudad alemana de Düsseldorf, “al ofertar en una página web puestos de trabajo en el extranjero”. Las presuntas víctimas habrían depositado y visto desaparecer – en la cuenta bancaria de una empresa fantasma – una fianza por gastos de pasaje hacia el país donde se les ofrecía el puesto laboral.

 

Sin embargo, agrega ABC, “los intervinientes desconocen la suma estafada por el ciudadano alemán, así como el número de  víctimas”. El inculpado vive desde hace varios años en Asunción, la capital de Paraguay, donde ha estado vinculado laboralmente con el periódico alemán Aktuelle Rundschau, además de con la representación de la católica obra Kolping en el país sudamericano.

 

¿Ex acusador?

 

De acuerdo con fuentes de la Policía Nacional citadas por la edición online del rotativo paraguayo Ùltima Hora, Schilling habría sido capturado “cuando iba a visitar a otra ex directora del instituto” en la capital, Asunción.

 

Según antiguas notas de prensa de la Asociación de Ayuda Social y al Desarrollo de la Obra Kolping en la ciudad germana de Colonia (SEK), el ahora inculpado ex director habría sido empleado – con financiamiento del Ministerio de Cooperación alemán – por la ahora también ex directora ejecutiva de Kolping-Paraguay, Brigitte Fuzellier. La propia fundación Kolping, desde Colonia, asegura que Schilling se habría postulado con un título falso, informa el portal alemán de noticias latinoamericanas amerika21.de.

 

Entre 2009 y 2010 Fuzellier y Schilling, uno de sus más estrechos colaboradores, interpusieron ante la justicia paraguaya denuncias de corrupción contra miembros de la Obra Kolping en Paraguay y Alemania.

 

Hasta dos millones de euros de donantes alemanes habrían sido malversados por directivos y colaboradores de Kolping-Paraguay entre 2002 y 2007. Ello, sin que la sede de Colonia, primero, y las autoridades de “evaluación y revisión externa” del ministerio alemán de Cooperación, más tarde, facilitaran y agilizaran investigaciones “objetivas” y “transparentes”, según denunciaron también Fuzellier y Schilling en carta abierta al Parlamento alemán.

 

Ambos directivos fueron retirados de sus puestos antes de concluida una serie de investigaciones que el ministerio de Cooperación alemán llevó a cabo en Colonia y Paraguay. El escándalo de corrupción continúa sin aclarar. Los resultados del informe ministerial, anunciado inicialmente para septiembre de 2010, no han sido hechos públicos aún.

 

Autora: Rosa Muñoz Lima

Editora: Claudia Herrera Pahl

Comentarios  Ir a formulario



gravatar.comjotaefeb

Como el Diario ABC constantemente publica artículos sobre KOLPING y por alguna razón no funciona la posibilitad de colocar comentarios o que nos preguntan también nuestra postura sobre los hechos quiero hacerles llegar mi comentario dirigido al Secretario General de Kolping International . muchas gracias desde ya en tomarse el tiempo en leer .

Estimado Sr. Tintelott
Después de que me fuera presentado el último escrito suyo dirigido a la asociación de familias Kolping, me veo obligada a poner algunas cosas en su lugar. Usted continúa acusándome, específicamente por medio de declaraciones falsas y afirmaciones no ciertas. Su comportamiento genera conflictos en lugar de resolverlos. Usted sabe que el estado de cosas es otro. ¿Por qué le teme a la verdad como el diablo al agua bendita?
Ya en aquel entonces, poco después de haber asumido el cargo, informé tanto al señor Drolshagen como al señor Schwab acerca de las irregularidades que había encontrado. El señor Drolshagen me pidió revisar incluso aún más a fondo las documentaciones. Puedo presentar en cualquier momento los respectivos mensajes de correo electrónico. Durante mi actividad anterior en la Fundación IESC fui entrenada para denunciar las discrepancias por principio. Lo cual desde el comienzo hice en reiteradas ocasiones, tanto con respecto al Sr. Schwab como al Sr. Drolshagen. Incluso las actas de las sesiones de directorio lo reflejan.
Sin embargo, algo que en aquel entonces jamás se me cruzó por la mente, fue que la dirección general de la SEK haría todo cuanto estaba de su parte para esconder el asunto bajo la alfombra. Cuando usted tomó conciencia de hasta dónde llegaban mis averiguaciones, lamentablemente escogió reaccionar de una manera totalmente equivocada. En numerosas ocasiones le hemos escrito, pero usted prefirió no responder a nuestros escritos; tampoco lo hizo el entonces prefecto general suyo. En aquel momento, la situación aún no se agravaba. Usted recordará que hemos intentado una conversación con usted, incluso a través de Rottenburg-Stattgart. Aquella vez, a todos los de la fundación Kolping usted nos ignoró y nos pasó por alto. No nos quedó otra alternativa que salir a la luz pública. Tenga presente que antes de hacerlo hemos consultado incluso con el Vaticano.
Señor Tintelott, usted no puede atribuirme a mí la actual situación catastrófica imperante en la Fundación Kolping, tal como me la imagino. Son sus propias decisiones fallidas en situaciones de crisis las que provocaron el agravamiento de las cosas. Las represalias y el recorte de recursos que todos nosotros tuvimos que sufrir debido a sus colaboradores, fueron el detonante de todo el caos. Hoy en día usted hubiera contado con un proyecto que podía exhibir internacionalmente, pero su temor le hizo transitar por un camino completamente distinto. Lo que siembra lo cosechará, es por eso que en el largo plazo no tendrá éxito con actuaciones desleales.
¿Recuerda usted aquel día de setiembre del 2010, un día antes de mi destitución, la conversación conjunta mantenida con la Sra. Cónsul Inga Häuser? Ahí yo le ofrecí entregar mi cargo a finales del año. Con un traspaso ordenado y todos los balances de todos los años, que ya estaban casi a término de la auditoría. También le había ofrecido que hasta el momento del traspaso usted pusiera a mi lado una persona de su elección. Lamentablemente, usted decidió otra cosa.
¿Era tan grande el temor que se tuvo que recurrir a un traspaso violento? ¿Fue realmente necesario irrumpir en nuestras oficinas la noche siguiente, aún antes de que se me comunicara que estaba destituida? Todavía recuerdo cuán asustado estaba usted cuando le mostramos los casi veinte biblioratos con nuevo material probatorio que queríamos remitir al BMZ a la semana siguiente. ¿Fue ese el detonante? Si usted hubiera hecho caso a la propuesta de entonces, hubiera podido ahorrarse muchas cosas. Es una experiencia penosa para mí enterarme posteriormente, un año más tarde, a través de la asociación de familias Kolping, de qué manera reaccionaron usted y el señor Drolshagen aquella vez.
¿No le parece vergonzoso que usted y el señor Drolshagen amedrentaran mediante coacción y chantajes a los campesinos, con el fin de lograr que estos me despidan sin fundamentos jurídicos? Entiendo muy bien lo que ocurrió: usted empujó a los campesinos hasta el borde del despeñadero, para disimular las motivaciones de los mismos, al igual que con todo lo demás. Para mí resulta creíble el modo en que los dos miembros de la directiva, Vicente I. González y Teodosio Cubilla, por la fundación Kolping, en calidad de representantes de la asociación de familias Kolping, formularon su accionar en su comunicado del 21.09.2011 y en su denuncia penal. Yo, al igual que cualquier otro católico creyente, moriría de vergüenza por una conducta de ese tipo. Recuérdelo, señor Tintelott, ¡los molinos del Señor muelen lento, pero con justicia! En algún momento usted y sus colaboradores deberán asumir la responsabilidad.
Dígame, ¿qué imagen refleja el señor Drolshagen de sí mismo, cuando en el mismo día contrata nuevamente al ex contador, el señor Jorge Enrique, como contador principal, siendo que en contra de él obra ante la fiscalía una apabullante carga probatoria y la misma le está indagando? Muy cuestionable me parece esta manera de actuar. Ciertamente, Jorge Enrique era el único que podía poner al día las documentaciones para el BMZ acorde a los criterios de usted. A mí esa manera de actuar me hace pensar que es como si se dijera a un ladrón de bancos: VUELVE Y ELIMINA TODAS TUS HUELLAS DIGITALES, Y, SI FUERA POSIBLE, PLANTA TODAVÍA ALGUNAS PRUEBAS FALSAS.
Me pregunto: ¿Por qué hace algunos meses el señor Drolshagen mantuvo un agradable encuentro con el ex gerente Max Samaniego? Aquí, en Asunción, en un restaurante. Como bien lo sabe usted, contra el señor Samaniego aún hay una denuncia penal en curso.
¿Ese encuentro tuvo algo que ver con la amenaza de aquel entonces contra los señores Drolshagen y Schwab? ¿Cuando les comunicó a ambos que la cosa se pondría bien mala para ambos si lo dejaban caer? A mí me parece que la cosa es así.
Extraño me parece que Olaf von Brandenstein haya apartado del caso a los abogados que habían detenido las pretensiones indebidas contra el señor Samaniego. Mediante ello, el señor Samaniego ganó el proceso. ¡No por la situación jurídica! No, por inacción de la defensa, al igual que en el caso Torres.
A mis oídos llegó la información de que en este caso posiblemente se trate un asunto legalmente urdido, cuyos costos los deberá asumir ahora la Fundación Kolping. Si hay algo de cierto en eso, es difícil de comprobar. ¡Sería lógico y comprensible que así fuera! Si – tal como usted mismo se lo explicó a la taz – el señor von Brandenstein se mudó a la Kolping con todo su estudio jurídico, ¿por qué él entonces no rechazó estas pretensiones indebidas del señor Samaniego? El daño para la Kolping es grande e irreparable. Como abogado, el señor von Brandenstein fácilmente hubiera sabido evitar eso. ¿Porqué no lo hizo? ¿Conoce usted la respuesta? Si no la sabe, pregúnteselo a él.
Me pregunto cómo es que usted puede justificar y admitir que el señor von Brandenstein incorpore todo su estudio jurídico, incluidos sus empleados así como su esposa, a la Fundación Kolping. Un estudio jurídico como ese, sumado a los costos accesorios, cuesta un montón de dinero. Tal como también me enteré, el señor von Brandenstein continúa trabajando como abogado para terceros (caso Meeco y otros). ¿Qué pasa ahí con la transparencia, los límites empresariales, el aventajamiento personal? Por favor, ¿dónde quedan?
El supuesto rechazo por parte del BMZ de la empresa la que durante mi época de trabajo le fuera encomendada la auditoría, tal como el señor von Brandenstein se lo explicara a los miembros del directorio durante una sesión del mismo, es algo que pongo muy en duda. Señor Tintelott, pida que le muestren las actas del directorio, ahí consta todo el proceso “bien en claro”. No me es posible imaginar que el BMZ le pondría reglas a este respecto a la Fundación Kolping. Además, en diversos escritos del BMZ se señala que ellos en ningún caso se inmiscuyen en los asuntos internos de la Fundación Kolping. No, señor Tintelott, ¡otras eran las motivaciones aquí imperantes! De esto me voy a ocupar todavía con mayor detalle más adelante.
Es que el hecho es este: En su momento, la realización de la auditoría fue encomendada en el marco de una debida licitación, tal como lo había ordenado el señor Drolshagen. En enero del 2010, el directorio de la Kolping decidió por unanimidad, a cuál firma se otorgaría el mandato para realizar la auditoría. Así consta en el acta de directorio. Por ello es totalmente absurdo cuando usted, el señor Drolshagen o el señor von Brandenstein afirman que yo otorgué arbitrariamente por cuenta propia el mandato a la firma auditora. Además, le hemos enviado las tres ofertas al señor Drolshagen. Como éste, luego de haberle hecho la consulta respectiva en diversas oportunidades, no se decidía, por razones de tiempo la decisión fue adoptada por el directorio de la Kolping.
Para mí, la situación es la siguiente: La empresa auditora a quien el directorio de la Kolping otorgara a inicios del 2010 el mandato para realizar la auditoria, ya casi había concluido la auditoría de los últimos años. Quedaban tan solo minucias que resumir. De un informe parcial de la empresa auditora se desprendían hechos gravosos, que probablemente resultaban sumamente desagradables para usted y al señor Drolshagen.
No tan solo eso, el registro de la contabilidad actual en un sistema contable, que por fin fue incorporado a partir de inicios del 2010, luego de la salida del contador principal Jorge Enrique, no fue objetado por los auditores.
Observación: Jorque Enrique no quiso responder a las preguntas hechas por los auditores, hasta que se sintió acosado por los mismos para posteriormente considerarse despedido, lo cual para mí fue incomprensible. Hizo caso omiso a varios llamados para que se presentara nuevamente a ocupar su puesto de trabajo.
Tal como ya lo dije anteriormente, los hechos le resultaban a usted sumamente desagradables, en el marco del encubrimiento tenía que entrar a operar una nueva empresa auditora. Voy a expresarme de este modo: una empresa que esté más que a su favor. Para mayor desagrado, todavía existía la resolución de directorio de enero del 2010. Entonces se tenía que contar con una nueva resolución de directorio.
¡Increíble! Para engañar a los miembros del directorio, rápidamente el señor von Brandenstein trajo a colación la supuesta instrucción del BMZ. Esa que dice “la empresa auditora a la que en aquel entonces se otorgó el mandato, es rechazada por el BMZ”. Con esta estructura, para mí abiertamente engañosa, el señor von Brandenstein logró su objetivo. El equipo contable del Dr. Ricardo Rodríguez Silvero, un buen amigo del señor von Brandenstein, se halla ahora abocado a contabilizar todo de nuevo. Los trabajos preliminares necesarios fueron hechos para él por Jorge Enrique. ¡Seguramente ya no hubo necesidad de realizar una nueva licitación! Tal como me fuera informado de acuerdo con el acta de directorio; gracias a eso los costos de la auditoría se habrían duplicado.
Lo que me rebela mucho es el asunto con el Ministerio de Hacienda, sobre el cual ya le informé el 7.10.2011. Tal como le dije, la empresa Loofah S.A. solicita todos los años el “CRÉDITO FISCAL”. Al verificar nuestros datos en el sistema del Ministerio de Hacienda, se constató que desaparecieron del sistema todos los procedimientos relacionados con la adquisición de las manijas de madera de Kolping. Tal como me fuera explicado, algo así es posible únicamente si por parte de la Fundación Kolping Paraguay se hizo una rectificación o si la Fundación Kolping no presentó las facturas. Le pregunto, ¿qué clase de manipulaciones se están haciendo actualmente en la contabilidad de la Kolping?
Preocupante resulta ya incluso el hecho de que el señor Julio Santos y yo al igual que antes aparecemos como responsables de la Fundación Kolping ante el Ministerio de Hacienda a pesar de habernos desvinculado por completo de la Fundación desde septiembre del 2010. En mayo del 2011 usted me aseguró que esto solo había sido un malentendido y que ya habíamos sido borrados, cosa que sin embargo no había ocurrido hasta octubre del 2011, cuando hicimos la verificación ante el Ministerio de Hacienda.
Para el caso de que aquí se estén haciendo maquinaciones para desacreditarme, les aconsejo encarecidamente no hacerlo. Una cosa está firme: yo no voy a dejar que usted o quienquiera que fuese me ensucie. Yo nada tengo que ocultar y menos aún hice algo injusto. Al respecto de las irregularidades y demás circunstancias concomitantes en relación con la Fundación Kolping, presenté una declaración ante el Ministerio de Hacienda, para que el asunto conste en actas, para el caso de que aquí hayan sido manipulados algunos hechos.
¿De qué manera contabilizan realmente el importe de 180 millones de los campesinos Kolping en el tema de Kolping roga? En aquel entonces, a los campesinos se les presentó una solicitud de proyecto para el año siguiente, que firmaron de buena fe. Cuando que en verdad se trataba de la recepción de los importes pagados del proyecto de fomento del BMZ, que estaba en curso. Ambos auditores se vieron obligados a confirmar posteriormente el engaño a los campesinos. La traducción errónea que ambos auditores recibieron de la SEK, no estaba en coincidencia con el informe de auditoría del señor Lezcano, que nosotros podíamos exhibir en versión original. Como a partir de ahora el inmueble “Kolping roga” es de propiedad de la Fundación Kolping, pero fue pagado con dinero de los campesinos, y el señor Schwab y el señor Drolshagen estaben en conocimiento de eso, deberían devolverle a los campesinos los 180 millones de guaraníes o transferirles el inmueble a la asociación.
Usted pregona por todas partes que las acusaciones de corrupción no fueron confirmadas por el BMZ, al tiempo que oculta hechos trascendentes. Por ejemplo, la desviación de los fondos de la UE y de donaciones y otras cosas más.
Me pregunto, ¿de qué manera pretende la Fundación Kolping aclarar los movimientos en las cuatro cuentas que no fueron incluidas en las declaraciones de la contabilidad? Además de las cinco cuentas oficiales, ¡que quede bien en claro! ¿Qué pasa con las transferencias mayores que fueron recibidas por el señor Siebert y otros en sus cuentas particulares? ¿Qué hará usted si de pronto se ve confrontado con hechos de otros países? Permitir el flujo de patrimonio fundacional a cuentas particulares, es de declaración obligatoria. ¿Cómo piensa explicarles a los donantes lo que ocurrió con sus donaciones? Yo lo sé y lo puedo explicar. No, lo puedo demostrar, y puedo contestar muchas preguntas más. ¡Usted bien sabe de qué volumen se trata y todo de lo que aún no se habló!
Aquí podría incluir yo una inmensa lista, pero me la reservo para el caso de que usted abrigue la intención de permitir que el asunto continúe escalándose aún más. Para mí en realidad todo el asunto estaba resuelto con mi destitución. Lamentablemente, el señor von Brandenstein siempre provoca nuevos puntos de contacto, que yo no quiero ni voy a aceptar así nomás.
Puedo reconocer un patrón en todo esto. Tal como lo sabrá, Alice Neufeld von Brandenstein fue nuestra abogada en la Kolping. Una vez, en una agradable ronda en el Rotary, se soltó y se refirió muy abiertamente a las prácticas de Olaf von Brandenstein. Así, Alice relató que Olaf se había especializado en crear conflictos entre las partes, que posteriormente habrían de ser resueltos, y que generalmente él tenía ya listas las soluciones. Ese tipo de cosas cuesta dinero, mucho dinero. Cosechó muchos logros con eso siendo abogado penalista. Ella también dijo que es un arte eso de mantener el problema cocinándose por mucho tiempo. Que eso trae más dinero. ¿Qué pasa si durante todo este tiempo él está aplicando esta técnica entre usted y yo, creando de esta manera conflictos que luego del señor von Brandenstein deberá resolver para usted? Mire un poco en retrospectiva sobre los acontecimientos ocurridos desde mi salida. De parte de usted provino una acción, y de nuestra parte una reacción. ¿Cuáles acciones fueron desencadenadas por el señor von Brandenstein con y sin su conocimiento? Pregúnteselo, repiense un poco estos pensamientos y acontecimientos. Tome como ejemplo actual el problema con la asociación de familias Kolping. Durante largo tiempo, el señor von Brandenstein trató tan mal y miserablemente a los campesinos, que éstos se sintieron profundamente lastimados en su honor, hasta que un buen día se les colmó el vaso. La SEK perdió la credibilidad por no haber mantenido ellos su promesa. ¡Ahí tiene usted su conflicto! Es fatal cuando usted lastima al paraguayo en su orgullo. Ciertamente le dirá sí, sí, sí, pero lo que realmente quiere decir con eso es ¡que las ganas te den provecho! Es precisamente esta la situación con la que el señor von Brandenstein le obsequió a usted ahora. Tirarme a mí el mono por las pretensiones aumentadas de los campesinos, responde lisa y llanamente a un cálculo, o es el intencionado paso previo a un nuevo conflicto.
Usted sabe que yo levanté ese establecimiento y muchos otros también. Cuando comencé, apenas cubríamos el 40% de los costos. Si en aquel entonces ustedes no nos hubieran recortado los fondos de manera tan extrema, hubiésemos cerrado el año 2010 con un 80% de cobertura de costos y dos años más tarde nos hubiésemos auto-sustentado. En lugar de eso, ustedes nos empujaron a una espiral de deudas, provocando con eso un caos. ¿Valió la pena, solo para encubrir todo el asunto? Me pregunto de qué manera se hace hoy día la cobertura de costos en la Fundación Kolping, cuando que ya tan solo se inscribe a un tercio de la cantidad de alumnos? ¡En este tiempo, ese déficit ya será enorme!
¿Sabe usted lo que dicen los actuales y también los anteriores colaboradores? Dicen: “Antes no sabíamos que con la Kolping estábamos tan bien, hoy lo sabemos, pero lamentablemente, ¡demasiado tarde!”
El hecho de que la iglesia católica de Paraguay se haya retirado de la Kolping, y que el tema Kolping estaba en el orden del día de la última conferencia de obispos, es algo que debería hacerle pensar.
Eva Chaporro, en aquel entonces la mano derecha de Liliana Canelli y en su momento corresponsable en el Instituto, fue nuevamente incorporada por el señor von Brandenstein, tal como me fuera informado. Tal cual se lo habíamos dicho a usted en aquel entonces, ella, al igual que Liliana, era miembro activo de una secta religiosa brasilera. Ahora es ya tan solo cuestión de tiempo para que todos los crucifijos y retratos de Adolf Kolping vuelvan a desaparecer en el depósito y que todo el embuste comience desde el principio.
Señor Tintelott, ¿cuándo empezará a corregir rumbos? ¿Cuándo sea demasiado tarde? Hasta ahora, todos sus esfuerzos fueron fallidos en el largo plazo, y usted continuará fracasando. Cada aparente derrota que nos infligía, posteriormente se convirtió en una victoria para nosotros. Su camino no está bendecido, deténgase y póngale fin a las injusticias. Pienso que su accionar no sigue lo preceptuado por Adolf Kolping, quien nos enseñó el camino durante todos estos años.
Nuestra preocupación y nuestro esfuerzo estuvieron dedicados al pueblo paraguayo, a la asociación de familias Kolping, a la obra de vida de Adolf Kolping. Aún queda tiempo, ¡no destruya usted su obra!

Fiel a Kolping, Brigitte

Fecha: 01/12/2011 12:03.


gravatar.comMARIANO GONZALEZ

ESTA LLEGANDO SU FINAL SEÑORA DEL DIABLO.

LOS QUE NO TE CONOCEN QUE TE COMPREN.

IMPRESIONANTE LAS MENTIRAS Y LAS MEDIAS VERDADES.

QUE PASO CON LOOFAH? DENUNCAISTE QUE TE ROBARON, QUE FALLO EL BID.

QUE PASO EN EL ROTARY 58.000 DOLARES FUERON A LOOFAH?

QUE PASO EN KOLPING? EN BREVE SE SABRA TODA LA VERDAD.

DIJISTE QUE LILIANA CANNELI ERA TU HERMANA. POR FAVOR
LA TIRASTE COMO TRAPO SUCIO, LUEGO DE UTILIZARLA.

TE GUSTA VERDAD ESE ALDO GONZALEZ, TE HACE VIBRAR.

BRIGITTE O HANNELORE O KRELLER O FUZELLIER O DE GARCIA,
CARAY ME OLVIDE DE ALGUN OTRO.

LEVANTASTE KOLPING??? SI YA ESTABA TODO HECHO, NO...
LO QUE QUERIAS ES LEVANTAR LOOFAH S.A QUE ESTA EN QUIEBRA Y LE DEBES AL BID 200.000 DOLARES, VERDAD.

TE CREES LA UNICA INTELIGENTE, PERO YA TE LLEGARA TU DIA
, TU MANO DERECHA EN KOLPING, TE ACORDAS ........EL CONDE, EL YA ESTA DONDE DEBE ESTAR, LUEGO TE TOCARA A TI.

ME REVIENTA QUE ESTAS EN RADIO ÑANDUTI CON EL CALENTON
DE NICOLAS, APARECES CON ESA VOCECITA DE BUENITA Y MUY AMABLE. SI TE CONOCIERAN..............

A VECES SOS TRADUCTORA, A VECES EMPRESARIA, A VECES ECOLOGISTA, A VECES FEMINISTA, A VECES COMUNICADORA
SOCIAL, A VECES AUDITORA, A VECES DOCTORA CLARO USANDO
A OTRO PARANOICO COMO EL DR. FILARTIGA COMUNISTA.

ANTES ERAS AMIGA DE LA SOBRINA DEL PRESIDENTE LUGO,
ANTES ERAS AMIGA DE CUQUEJO
ANTES ERAS AMIGA DE LINO OVIEDO
ANTES ERAS AMIGA DE MARCIO
ANTES ERAS AMIGA DE .......................

SIGUE.

MARIANO G.

Fecha: 15/12/2011 15:42.


Añadir un comentario



No será mostrado.