KUÑA PARAGUAY

Publicado: 14/03/2011 16:13 por jotaefeb en PAÍS: lo que nos quebranta

Comentarios  Ir a formulario



Anónimo

Un récord de 128 millones de personas más pobres del mundo recibió un micropréstamo en el 2009
El Informe del Estado de la Campaña de la Cumbre de Microcrédito 2011 se lanzó recientemente en una conferencia de prensa en el National Press Club en Washington, D.C. Según el informe, más de 128 millones de personas de las familias más pobres del mundo recibieron un micropréstamo en el 2009 -un nuevo récord.

Algunos datos que resaltan del informe:
• Un total de 641,1 millones de personas resultaron beneficiadas por la concesión de microcréditos en 200
• 128,2 millones de personas tuvieron acceso a un microcrédito en 2009.
• De estos, 104,7 millones, un 81 por ciento del total, fueron mujeres.
• El principal objetivo de la campaña es crear las condiciones para que cerca de 175 millones de familias, unos 800 millones de personas, resulten beneficiadas por un microcrédito a finales de 2015.
• En América Latina, en 2009, los créditos alcanzaron a 2,83 millones de hogares. En Asia llegó a 117,1 millones de familias. En África y Oriente Medio a 7,85 millones de familias, En Europa Oriental y Asia Central sumaron 270.000 hogares.

Para descargar el informe completo click aquí: http://bit.ly/gPb9bQ


Al suponer que existe un promedio de cinco personas por familia, esto quiere decir que los préstamos a los 128 millones de clientes más pobres afectaron a unos 641 millones de miembros de familia, lo cual es más de la población combinada de la Unión Europea y Rusia. Los micropréstamos se utilizan para ayudar a aquellas personas viviendo bajo condiciones de pobreza empezar o expandir una variedad de pequeños negocios tales como la venta de bienes básicos, la producción de productos hechos a mano y la provisión de servicios de teléfonos celulares a pueblos aislados.

“El microcrédito ha ayudado de manera muy efectiva a millones de mujeres pobres y sus familias salir de la pobreza”, dijo la Embajadora de los Estados Unidos para los Asuntos de la Mujer, Melanne Verveer. “Con el primer centenario del Día Internacional de la Mujer, nos complace que más del 81 por ciento de las personas muy pobres que recibieron micropréstamos eran mujeres. Son más de 100 millones de personas. Las mujeres emprendedoras son una de las inversiones más inteligentes de las microfinanzas. Han mostrado no tan solo fuertes retornos debido al éxito de sus negocios, sino han mostrado una tasa alta en el pago de préstamos y reinviertan en sus familias y sus comunidades”.

El promedio de mujeres que reciben préstamos de Fundación Paraguaya, una de las instituciones de microfinanzas del país, es del 80,36% confirmando la cifra en el contexto mundial. Esta organización de microfinanzas cuenta más de 2.000 Comités de Mujeres Emprendedoras (Bancas Comunales) en todo el país, integradas por cerca de 30.000 mujeres, cuyos créditos promedios son de G. 325.229 (US$ 71). La Fundación Paraguaya promueve el emprendedurismo, posibilitando que personas de menores recursos creen puestos de trabajo e incrementen sus ingresos familiares. Desde 1985 ha contribuido en la creación de más de 50 mil nuevos puestos de trabajo brindando capacitación gerencial a más de 76 mil microempresarios y otorgando más de 421 mil créditos.

En general, según el informe, más de 190 millones de personas obtuvieron un micropréstamo en el 2009. Sin embargo, la Campaña se enfoca en los 128 millones de personas más pobres. En los 12 años desde la fundación de la Campaña, el número de familias muy pobres con un micropréstamo ha crecido más de 16 veces: de 7.6 millones de personas en 1997 a 128 millones de personas en el 2009. El informe incluye datos de más de 3.500 instituciones con más del 93 por ciento de la información recopilada el año pasado corroborada por una tercera parte verificadora.

En una entrevista extensa en el informe, Sir Fazle Abed, fundador de BRAC en Bangladesh y a quien la Reina Elizabeth le concedió el título de caballero el año pasado por su trabajo para acabar con la pobreza, habla de las grandes esperanzas y los asuntos preocupantes en el campo hoy en día.

“Las microfinanzas es la cosa más emocionante que les ha sucedido a las personas pobres en los últimos 30 años en términos de la inclusión social”, afirmó. “Al asegurar la inclusión financiera hemos trabajado con los pobres de una manera que honra su dignidad, y hemos demostrado que el alivio de la pobreza necesita un método con soluciones múltiples”. Cuando le preguntaron cuáles eran sus preocupaciones, respondió, “Hay mucha avaricia entrando a las microfinanzas. Muchas personas desean ganar mucho dinero de ellas, y eso me preocupa. Aunque entiendo la razón—cuando el retorno sobre la inversión es alto, fluirá más dinero hacia este sector, pero pienso que las personas no deben aprovecharse de ello y ganar dinero de la pobreza.” También enfatizó que el sector necesita abordar el asunto del sobreendeudamiento que pueda afectar a algunos segmentos de prestatarios y no perder la vista de su enfoque en el desarrollo.

El Profesor Muhammad Yunus, ganador del Premio Nobel de la Paz y cofundador de la Campaña de la Cumbre de Microcrédito, espera que las instituciones de las microfinanzas permanezcan cometidas a su misión de ayudar a los pobres al cobrar bajas tasas de interés y que se aceptarán las leyes apropiadas para que las instituciones microfinancieras tengan acceso a los depósitos locales y que puedan otorgar préstamos de los mismos en lugar de buscar fondos prestatarios de inversionistas comerciales.

“Esto tendrá un impacto mayor en la salud”, dice el Profesor Yunus, “porque las personas pobres sufren de enfermedades como la anquilostomiasis que adquieren a través de la piel de sus pies. Queremos hacer zapatos de bajo costo para que niños y adultos puedan pagarlos y usarlos todo el tiempo”.

“Es importante notar que las microfinanzas son más que crédito para los microempresarios”, dice Larry Reed, el autor del informe y el antiguo Director Ejecutivo de la Opportunity International Network. “Algunos de los datos que demuestran los resultados más convincentes vienen de los programas de ahorros para los pobres y los muy pobres, y muestran mucho potencial de llegar a las áreas rurales, incluso para las finanzas y el seguro agrícolas, especialmente cuando están integrados a otros esfuerzos ligados al desarrollo”.

En 1997, menos de 8 millones de las personas más pobres del mundo recibían micropréstamos. Ahora, Janet Bett ha jugado un papel en ayudar alcanzar a más de 128 millones de los clientes muy pobres. La Campaña de la Cumbre de Microcrédito tiene como meta alcanzar a 175 millones de las familias más pobres del mundo para el 2015, y asegurar que 100 millones de dichas familias superen el umbral de pobreza de US, 25 del Banco Mundial.

Fecha: 14/03/2011 16:24.


Añadir un comentario



No será mostrado.