Facebook Twitter Google +1     Admin

DESVERGONZADO

  • Mabel Rehnfeldt

Nunca se aplicará más legítimamente la palabra “desvergonzado” a Miguel López Perito de lo que puede aplicarse en estas últimas horas de la semana que se va. “Desvergüenza: Falto de vergüenza y de respeto. Dicho o hecho desvergonzado”.   

No sabemos si con anuencia o no de su jefe Fernando Lugo, el caso es que el jefe del gabinete civil de la Presidencia, Miguel López Perito, pretende reciclar a Héctor Lacognata. Llevado por su admiración hacia la figura del médico y generoso con el dinero ajeno, López pretende convertir en agencia de empleos el Palacio de López. Lo que es peor, una agencia de empleos para gente con malas referencias laborales: ni más ni menos que un sospechado de haber recibido pagos indebidos.  

Uno puede hasta coincidir con López Perito en que el ex canciller es una persona interesante. Pero eso no invalida, disfraza ni oculta los motivos iniciales –que aún permanecen– y por los cuales Lacognata fue destituido: percibir una doble remuneración, lo que está penado por nuestra Constitución Nacional.   

 

López Perito se mofa del pueblo que los eligió y de los bolsillos que los sostienen. Se burla de los impuestos que pagamos para financiar sus salarios al hablar de que inventará un nuevo cargo de asesor, cargo inexistente y que, como si fuera poco, debiera ser creado por ley y no por antojo del hombre fuerte del gobierno de Lugo. ¡Qué fácil es ser generoso con el dinero ajeno!   

 

Si el jefe del gabinete de Lugo está tan ansioso de seguir contando con el concurso de Lacognata, debiera pagar de su bolsillo el sueldo de nuestro ex ministro. Pero y aún así, previendo que parta de su inmensa generosidad el pago del salario, antes primero debieran pararse ante un fiscal, devolver todo el dinero percibido de Itaipú, ponerse a disposición del Ministerio Público, arreglar las cuentas que pudieran estar pendientes y allí reinventar la propuesta del reciclaje del ex canciller.    López Perito propone un circo en el cual convierte en payaso al propio Presidente de la República, veamos por qué.   

 

Imagínese que Ud. es dueño de una empresa. Y despide a uno de sus gerentes más importantes por indicios de comportamientos ilícitos. Un par de días después Ud. descubre que su secretario volvió a contratar al gerente al cual Ud. –como director de la empresa– acaba de despedir. Y no contento con eso, Ud. también descubre que no es su secretario quien pagará el sueldo del reciclado. Sino usted mismo, o lo que pueda ser mejor, los accionistas que lo sostienen.   

 

Parece un chiste, ¿verdad? Pero no. Es exactamente la situación que propone López Perito, quien convierte en bufón a Fernando Lugo y públicamente se burla de la renuncia de Lacognata aceptada por el Mandatario. Hasta aquí las cosas, se confirma con creces la visión que tiene la Embajada americana de él y con la cual coincidimos casi todos sin necesidad de que WikiLeaks nos confirme: Miguel Angel López Perito es el verdadero mandamás del Paraguay.   

 

http://www.abc.com.py/nota/desvergonzado/


vivaparaguay

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.