El Presidente Horacio Cartes fue claro en sus expresiones  se cumplirá con el estado de derecho y no se permitirá la vigencia de grupos armados paramilitares en el país como el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). El comandante de la Policía Nacional Francisco Alvarenga, ratificó lo dicho en su discurso inaugural por Horacio Cartes, al decir que el EPP no marcará la hoja de ruta del Gobierno. Indicó que esta gestión será más dura en la lucha contra el grupo armado.

Aunque no marque la hoja de ruta, el EPP debe estar en un lugar preferencial de las preocupaciones de las esferas del poder, al menos es lo que se clama de todos los sectores de la población, después de los tristes sucesos surgen voces pidiendo una vigorosa intervención del estado de todos los sectores del país. Hemos escuchado el pedido de los empresarios, los hombres del campo, sectores religiosos, todos piden que finalmente la paz vuelva en el campo para poder seguir trabajando en paz y prosperidad. Lo acontecido es una declaración de guerra al nuevo gobierno por parte de este grupo que a estas alturas perdió hace tiempo, si alguna vez lo tuvo, su perfil de organización que lucha por las reivindicaciones sociales para convertirse solamente en un grupo terrorista.  

La ciudadanía más que nunca espera del gobierno un proceder eficaz, profesional, solvente en la lucha contra el EPP, sin "chambonadas"como las cometidas en el pasado reciente, donde las intervenciones  policiales y hasta militares fueron el hazmerreir de la gente, por lo grotesco y circense que fue la presencia de uniformados, sin resultados positivos después de mas de un mes de estado de excepción y con una gresca entre uniformados al final que fue la decepción y la comidilla de la gente. Además Cartes tiene fama de expeditivo y eficaz que mejor para probar esto que estructurar desde el gobierno operaciones que terminen con el terror, deteniendo a los principales cabecillas de esta organización que azuela la zona norte de la región oriental del país.  

Somos conscientes que con la detención solamente de los principales dirigentes el problema no se resuelve en el norte, después deben darse las grandes políticas de contención y desarrollo de la región mas pauperizada y peligrosa del país. En esa tarea deben cooperar todos, los sectores empresariales, clericales y políticos  que ahora se rasgan las vestiduras exigiendo al gobierno terminar con el EPP, se debe invertir y crear las condiciones ideales generando  fuentes de trabajo digno, con justicia social para de esa manera elevar la calidad de vida de nuestros conciudadanos hoy totalmente marginados y expoliados en la zona, terminando con la falacia que los campesinos no quieren trabajar, que son indolentes o no tienen iniciativa y  por eso no progresan, que siempre se presenta como justificativo a la inacción desde las diferentes esferas del poder.

Andrés Granje

 

El Presidente Horacio Cartes ya cuenta con foto oficial, según la Dirección de Comunicación. La veremos colgada en las oficinas publicas y de las otras… Photoshop a full, cual lo que es el drama de aparecer con las arrugas oficiales (!?)

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.