PERIODISTAS EN LA MIRA

Publicado: 05/11/2014 05:54 por jotaefeb en PAÍS: lo que nos quebranta

Las cifras son alarmantes, al menos 700 periodistas fueron asesinados en los últimos diez años en el mundo en el Paraguay la cifra de comunicadores asesinados ascienden a 17 de los cuales solamente en un caso la justicia condenó a un culpable por la muerte del periodista radial  Salvador Medina asesinado en el 2001, sin que el autor o autores morales fueran condenados. En el mundo al igual que en el Paraguay el 90 por ciento de los casos no son investigados con lo cual el juicio y mucho menos el castigo esta  lejos de llegar para los responsables de estos crímenes. Este 2014 ha sido muy duro y dramático para el país pues han sido asesinados  4 periodistas, sin que la justicia haya determinado culpable en tres de los caso mencionados.

En el último caso  en la zona Curuguatay,  la muerte  del periodista de ABC Color  Pablo Medina y su asistente Antonia Almada, se tiene sobrados elementos incriminatorios en contra de Intendente de Ypejhu,   y  componentes de la familia Acosta sin embargo este, su hermano, sobrino y algunos otros allegados presuntos implicados directos en el atentado criminal  siguen  prófugos,  se cree que protegidos por  la narco política de la zona, es decir la ciudad de Curuguatay y alrededores en donde los Acosta son amos y señores y su influencia es grande. Si bien es cierto en este caso el gobierno nacional a través de sus órganos de seguridad  garantiza  que hallaran a los culpables y   los presentaran a la justicia, la ciudadanía duda que así sea.

Es que han existido tantos otros casos desde la primera emblemática muerte del periodista radial Santiago Leguizamón que nunca fueron esclarecidos y a pesar de que vox populis, asegura quienes son los autores de este aleve crimen que fue la primera víctima que se cobró  la corrupción del narcotráfico como mostrando los dientes, anunciando que estaba dispuesto a todo, la ferocidad a lo que podía llegar y va llegando, adueñándose del poder, que hoy es casi  omnímodo,  ganando  con la compra de conciencias en todos los niveles, el judicial, el legislativo y hasta las estructuras del Poder Ejecutivo, lo que le da este inmenso reino de corrupción e impunidad que le permite mandar en el Paraguay y que si no se hace algo convertirá a nuestra nación en la más corrupta del orbe.

Por eso debemos honrar, respetar y hacer justicia como sociedad a estos Quijotes modernos, los periodistas como Santiago Leguizamón y Pablo Medina, que lanza en ristre y la adarga en brazos, en estos casos sus escritos y palabras, embistieron lleno de coraje e idealismo contra los feroces molinos de vientos, que son los carteles del narcotráfico  y la narco política, con sus aspas despiadadas y crueles que no dudaron para  de forma violenta segar la vida de estos valerosos comunicadores. En verdad se necesita de mucha valentía para presentarse a tan desigual combate solo en la frontera, sabiendo de antemano que tanto elementos de la justicia como de la policía están comprados y difícilmente puedan brindarles alguna seguridad o amparo.

Solamente ante esta realidad queda la solidaridad ciudadana traducida en acciones que obliguen a las autoridades a que de una vez por siempre se haga justicia en el Paraguay.


por Andrés Granje

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.