INVESTIGACIONES

Publicado: 06/11/2014 16:38 por jotaefeb en PAÍS: lo que nos quebranta

El Canciller Nacional sentó postura en el caso Arlan Fick dijo que  "Es una cuestión que concierne exclusivamente a nuestro Gobierno". Estas declaraciones fueron hechas luego que el padre de Arlan, Alcido Fick, se reunió en la víspera con Álvaro Díaz senador del estado de Paraná, por el opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), pidiendo la intervención del parlamentario brasileño, por falta de confianza de las autoridades paraguayas. Arlan Fick lleva 218 días en poder del grupo armado Ejercito del Pueblo Paraguayo.

Nos parece correcta la posición del canciller Loizaga, pues entendemos que sería una grosera intervención del país vecino  en caso que bajo cualquier estrategia quiera mediar para liberar a Arlan, a no ser que exista un pedido expreso del gobierno paraguayo y haya un convenio de por medio para permitir que formen parte de las investigaciones que se realizan para lograr la liberación del adolescente. Comprendemos la desesperación de la familia Fick y en especial la del padre, lo amargado y desengañado que debe estar de las autoridades paraguayas, que en todo este tiempo transcurrido más de 200 días no dan solución al tema y del mismo EPP que pese a que ya se pagó el rescate y todas las exigencias del grupo irregular no liberan al chico.

Lo cierto es que el gobierno y en especial sus fuerzas de seguridad hizo bien poco hasta el momento para liberar a Arlan, llamó la atención en su momento el poco interés de las autoridades nacionales para acercarse a la familia Fick donde después de semana de cometido el plagio muy violento y con fallecidos, las autoridades nacionales se acercaron con su voz de solidaridad, cuando se esperaba que de manera rápida se pusieran a disposición de la familia. A pesar de las promesas y las reiteradas batidas por las zonas de influencia del EPP, los órganos de seguridad a pesar de haber desmantelados campamentos y hasta ultimado integrantes de la banda no pudieron hallar el refugio donde tienen a Arlan y al uniformado Morinigo, secuestrado casi al mismo tiempo que Arlan.

Comprendemos la ansiedad de los padres de Arlan en esta situación, es lo menos que haría  cualquier  padre o madre,  recurrir al expediente que fuera para  intentar liberar a un hijo, más todavía en las condiciones de esta familia extranjera, que es hasta natural que piensen que las autoridades nacionales no les da la suficiente atención. Sin embargo esa intromisión  no podemos permitir a menos de dañar severamente nuestro prestigio como nación, si a una banda de forajidos vinculados con el narcotráfico y los secuestros extorsivos no podemos detener debemos desmantelar todo el organismo de seguridad, para que lo queremos en estas condiciones.


por Andrés Granje

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.