AGUA PURA Y LIMPIA

Publicado: 11/11/2014 06:19 por jotaefeb en PAÍS: lo que nos quebranta

No pasaron aun una semana de la rotura de un caño  de la ESSAP que dejo sin el vital líquido a más de 100.000  vecinos de Asunción,  cuando a horas temprana de la víspera, a las 07:00,  la soldadura de una aductora en Viñas Cue aparentemente se desprendió, según reportes preliminares. La gigantesca y vieja cañería se encuentra en la planta conocida como “VK2” y aparentemente hubo un exceso de presión, por lo que no se descarta que la avería se haya producido por mal manejo. Lo cierto y lo concreto es que al conocerse la noticia nuevamente la alarma cundió en la población porque se pensó que se podía pasar por la negra experiencia de la semana anterior donde por demasiado tiempo las familias asuncenas estuvieron sin agua.

Felizmente los responsables de la aguatera estatal calmaron la ansiedad de la gente señalando que la reparación del caño no iba a generar desabastecimiento, pero muestra la precariedad de un servicio que crece en deficiencia para la población. En efecto, a pesar de vanagloriarnos de tener la cuenca de agua potable más rica y abundante de la región con el acuífero guaraní, los ríos de agua dulce que fácilmente puede tratarse para el consumo, la provisión del sistema de agua potable sigue siendo insuficiente para abastecer todo el territorio patrio y en el interior hay localidades que no cuenta con el servicio local de agua tratada lo que de por si genera todas clases de enfermedades que compromete la salud de las presentes y futuras generaciones.

En las ciudades con mayores poblaciones de la región oriental  tampoco el ente estatal encargado del servicio pudo hacer frente a las crecientes demandas de las urbes y tenemos una precariedad alarmante de las prestaciones, a tal punto que el agua entregada a los hogares carecen de garantías sanitarias para el consumo lo que obliga a las familias y centros  productivos, de industrias y comercios  en donde haya conglomerado de personas en actividad a adquirir aguas minerales envasados  para el consumo  o de depuradores o filtradores para garantizar la calidad de ingesta del liquido vital, cuando se esperaba que el agua entregada por la ESSAP tendría que estar sanitada y resguardada de todo germen nocivo para el organismo humano.

Este sistemático comportamiento deficiente  de la estatal se debe en gran medida por la falta de eficiencia de sus funcionarios y directores, desde décadas atrás estos puestos han sido ocupado por recomendados políticos y no por profesionales capaces, la sobreabundancia de funcionarios no redundó en mejores servicios por el contrario, encarecieron las prestaciones  sin permitir la renovación de los equipos productores y transmisores del liquido a los hogares. Otros que hilan más fino señalan que forma parte de una política perversa que busca pauperizar los servicios con un objetivo concreto devaluarla como empresa para  luego privatizarla sin que la población objete mucho el operativo de venta, lo que sería un despropósito tan grande como inicuo, pues sería como caer de la sartén al fuego.

Andrés Granje

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.