TERAPIA EN LOS PASILLOS

Publicado: 25/11/2014 11:52 por jotaefeb en PAÍS: lo que nos quebranta

La información y la foto que ilustró la tapa del diario es elocuente y muestra las precariedades en que se desenvuelve el Instituto de Previsión Social (IPS) dice que pese a la tercerización de camas en sanatorios privados, los pasillos de la Unidad de Emergencias del Hospital Central se mantienen hacinados con pacientes crónicos que se internan hasta más de siete días en el estrecho e incómodo corredor. Una historia que se repite todos los días y desde hace años. Una larga fila de camillas, agolpadas una detrás de otra, es el panorama diario en Emergencias que recibe un promedio de 1.400 pacientes por fin de semana y más de 400 asegurados por día, cifra alta que incide en el hacinamiento del espacio hospitalario.

El hospital central del IPS, no es una institución de beneficencia, ni siquiera es estatal o que dependa de los recursos presupuestarios del estado, por el contrario se sostiene con el aporte de los asegurados que son los trabajadores legales o en regla de este país, por eso extraña que pase por estas privaciones que imposibilitan una mejor atención a sus pacientes. Por el contrario en el IPS, el primer paso que realiza el asegurado para recibir tan siquiera un saludo del funcionario encargado es pasar a comprobación de derechos, donde ven si están al día con sus aportes para recibir atención médica. Entonces no se entiende como puede darse esta precariedad crónica que soporta el ente al punto que debe atender pacientes en los pasillos.

Se suele decir que es difícil encontrar médicos para que los asegurados realicen consultas a tal punto que cuando uno llama al call center, para agendar una cita médica, debe soportar por hora la musiquita esperando ser atendido, cuando después de superar la prueba de resistencia a la paciencia, se reemplaza la voz de la grabación por la operadora, esta explica de muy mal tono, que el numero para tal o cual Doctor ya está agotado y si se quiere consultar con el galeno de marras, se deberá llamar pasado una semana para intentar nuevamente conseguir el dichoso numero, lo que indica que la cantidad de médicos no abastece el servicio y se necesitaría contratar más gente de blanco para el hospital central y las periféricas.

Los grandes empresarios y los sistemas de seguros médicos y previsionales desde hace décadas quieren apropiarse de la membrecía y las instalaciones del IPS, tanto en el seguro médico como en el sistema jubilatorio, sin embargo el IPS se da el lujo de rechazar nuevos asegurados porque en las condiciones actuales ya no puede atender más pacientes, lo que parece un contrasentido. La gente es consciente que a pesar de las dificultades en los servicios sigue siendo el mejor seguro y en donde se asiste de manera integral al enfermo, sin mayores erogaciones extras, como lamentablemente se da en otros seguros, lo lindo sería que haya una mejor administración que permita que el Instituto crezca en calidad de servicios e infraestructuras de acuerdo a las necesidades de la clase trabajadora.


Andrés Granje.

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.