Es increíble como el paso dado por los integrantes de la Comisión de lucha contra el narcotráfico de la Cámara Alta de dar a conocer los nombres de los diputados y políticos que estarían involucrados con narcotraficantes y que serían los narco políticos causa tanta roncha a tal punto que el vocero del grupo el ex fiscal y ahora senador  Arnaldo Giuzzio tuvo que aclarar cual fue finalmente el paso que tuvieron que dar  y cual el objetivo perseguido  "Nosotros no dimos a conocer ninguna grabación, ningún audio, solo dimos a conocer un mensaje político al crimen organizado. Hay un grupo de congresistas que quiere romper esa red de corrupción que está armada para defender al narcotraficante. El narcotráfico antes financiaba, ahora se incorpora a la política", manifestó.

En verdad hasta el Director de la DINARD Luis Rojas, se molestó por la forma en que se utilizó el material entregado por este organismo de seguridad a la comisión parlamentaria, tampoco la fiscalía que había prometido apoyar toda esta investigación está mostrando mucho interés, al menos no acudieron los fiscales a una reunión pautada con los parlamentarios de la comisión por lo que estos tuvieron que enviarles la denuncia a la fiscalía, lo que demuestra precisamente que no se mueren por investigar y llegar al fondo de la cuestión, pudo haber sido como dijo el Senador Giuzzio que se tratara solamente de una descoordinación sin embargo en este tiempo de las comunicaciones,  de los teléfonos celulares y los  mensajes es improbable que no pudieran coordinar un encuentro sobre tema tan importante.

Indudablemente el poder de la narcopolitica es inmenso  y va a dar batalla, pasado el momento del shock mediático, se vera como se hará cuesta arriba para los senadores de la comisión llevar adelante este proceso en contra de los corruptos,   inclusive muchos piensan que con el receso parlamentario de diciembre y la feria judicial de enero, será propicio para que comiencen a operar las mafias de tal forma a llevar la atención hacia otros temas y enfríar este caso  y el año venidero será solo recuerdo de un fracasado intento de limpiar el poder legislativo, si estas voces agoreras se hicieran realidad sería realmente un gran retroceso y quizás la mayor oportunidad perdida para sanear las estructuras de una anquilosado sistema, que esta carcomido hasta sus células más pequeñas por una corrupción galopante que necesita de cirugía mayor si se quiere erradicar el mal.

En el parlamento todos  de boca para afuera, pregonan el deseo de erradicar las células cancerígenas del cuerpo legislativo, sin embargo habría que ver cuántos parlamentarios en realidad acompañaran hasta el final estas investigaciones y los juicios en los tribunales ordinarios que debiera ser la derivación natural  de lo iniciado con la presentación de los nombres de los narco políticos. En realidad muchos hacían un fervoroso alegato contra el narcotráfico y su influencia en el legislativo, solamente para los periodistas y sus cámaras de televisión y micrófonos  pero de allí a respaldar una campaña de saneamiento con todas las consecuencias que una acción así pueda generar no está en el presupuesto de políticos oportunistas que solamente buscan el provecho personal sin ninguna preocupación por el país.


por Andrés Granje

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.