ARTISTAS EN LA MIRA

Publicado: 15/12/2014 09:34 por jotaefeb en CULTURA: lo que nos falta

Un total de 39 pensiones graciables fueron cedidas irregularmente a funcionarios y jubilados estatales, según una investigación de la Cámara de Diputados. Además, en la lista completa de 516 beneficiarios, que sería remitida a la fiscalía, figuran desde el comediante Rafael Rojas Doria, que ya cobra otro sueldo del Estado, hasta ex comunicadores y deportistas asalariados del erario. Esas 39 personas reciben en total G. 553 millones al año del dinero público, en un rubro que actualmente se encuentra desvirtuado y politizado, dicen. Las pensiones  concedidas irregularmente fueron identificadas por una comisión investigadora presidida por el diputado liberal Édgar Acosta, cuyo nombre –según fuentes de su partido– se baraja para dirigir la Contraloría General de la República.

Esta es la información que se conoció este fin de semana, en donde el sensacionalismo mediático magnifica la nota, por tratarse de grandes nombres otrora y hasta en la actualidad, en esa manía tan paraguaya de hurgar en la inmundicia para denigrar cuanto de valor tenga el país. Esto se da  principalmente cuando se trata de figuras que gozaron y sigue gozando del aprecio de la gente, entonces hay que buscarle taras, ningunearlos difamarlos o agrandar sus defectos de tal forma que la repulsa ciudadana caigan sobre ellos, empeñados a que el país no tenga referentes en ningún campo.  Se  imaginan lo ridículo que es el cuestionamiento del Diputado Acosta a la pensión graciable de artistas como Rojas Doria, Alberto de Luque y Antolín Leguizamón, personas que conforman reliquias del arte y de la locución en el país.

La gente que lee estos comentarios sabe del rechazo al sistema dictatorial stronista  que siempre pregonamos, inclusive en nuestra trayectoria de periodista hemos sufrido a la dictadura desde los medios de comunicación donde nos cupo actuar. Sin embargo y en base a esa experiencia no podemos admitir que les quieran crucificar a Rojas Doria, por haber dicho que al Dictador Stroessner le gustaban los chistes de los compadres. El hecho que este dúo cómico haya actuado para el régimen autoritario o que inclusive votaran por el, no  es motivo para esta demencial caza de brujas que se quiere instalar un cuarto de siglo después, desde el momento que jamás hemos escuchado un chiste de alabanzas a Stroessner o de critica o burla a algún opositor a ese régimen.

Sus chistes eran apolíticos y en ocasiones acidas hacia los integrantes abusadores del régimen, como ministros, funcionarios o comisarios. Además, si uno mira el triste sino de los artistas locales, condenados a morir en la pobreza denigrante y el abandono, como el  triste final  de Carlos Miguel Giménez, o en el  exilio más cruel,  como Teodoro S. Mongelos, ambos de filiación colorada, el hecho que ahora a los meritorios se le quiera dar una condición digna de vida en su vejez, juntando lo que recibe de pensión graciable  y los salarios mencionados no da para más, no debiera ser atacados con tanta saña e impudor. Debiera antes el diputado que quiere ser Contralor investigar los abusos y desordenes  que se cometen por miembros del parlamento y que causan mucho mas perjuicios económicos  a la nación.


por Andrés Granje

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.