La vida de los trabajadores no es nada fácil en este país, no obstante un vendedor de revistas se toma el tiempo para ayudar a hacer los deberes de la escuela a su hija.

Este momento quedó guardado en la fotografía tomada por el ciudadano Franklin Boccia y ya contabiliza casi 1.000 "me gusta" y fue compartida 1.780 veces.

Boccia dedicó un emotivo posteo al pie de la foto que reproducimos a continuación:

"Ahí estaba ella, con los ojos fijos en esa pulcra hoja de cuaderno bien forrado con títulos subrayados con lápices de colores, escribiendo con dedicación sus primeras frases, -en cursiva-, tratando de no salir de las dos rayas.

Ahí estaba él, con los ojos puestos en ella pero con la misma concentración y atención a cada movimiento del lápiz, controlando y apoyando.

Ambas miradas llenas de orgullo mutuo, de esperanza y amor; la escena me llenó el alma, y como un furtivo paparazzi retorné sobre mis pasos para robarles esta imagen y retratar este momento,-sobre la calle Chile-, que solo compartieron conmigo.

Si solo me hubiera animado a decirles gracias, a felicitarles, si solo hubiera podido retornarles de alguna manera todo lo que me brindaron, pero quién era yo para romper ese momento íntimo familiar y de superación."

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.