Me acuerdo cuando mi papá me dio plata para pagar la cuenta de la electricidad –que ya llevaba tres meses atrasada y ya vino el aviso de desconexión-.

Me estaba yendo a Capiatá a pagar la cuenta, cuando veo el cartel del sorteo de una camioneta color verde agua, hermosa.
Con la plata que me había dado mi papá compré unas boletas del sorteo… Cuando volví a casa se lo conté a papá, quien furioso, me cagó a palos.
Al otro día, al levantarse papá, abrió la puerta de la calle y se encontró con una flamante camioneta de color verde agua estacionada frente a casa. Allí todos empezamos a llorar, especialmente yo. Era la camioneta de la Ande que vino a cortarnos la electricidad y a mí me cagaron a palos de nuevo…

Luis Veron

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.