Dicen que en las redes sociales genera más indignación una falta ortográfica que una mentira; por eso algunos políticos se esmeran por escribir bien.

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.