Los fiscales Erico Ávalos y Eduardo Cazenave del caso de la chica asesinada en Sta. Rita ya le están por culpar hasta al frío más o menos, que manera de hacer papelones!
De tantos “giros” en el caso Jessica Lovatto, los investigadores están bien mareados.
Mientras: La policía y la prensa contra la presunción de inocencia. El joven investigado por la fiscalía estuvo preso. Ingresó a una cárcel bajo el cargo de “violación y asesinato”. Resultó ser inocente. Otra prueba más de que la fiscalia no se encarga de investigar. El acusado si de limpiar su nombre!
¿Fuiste a la Expo de Mariano el año pasado? cuidate. Puede que aparezcas en algún "circuito cerrado" y te imputen por el caso Lovatto. (...decí que había cámaras!)
Es una vergüenza jugar con la dignidad y libertad de una persona, si salís en los medios ya no limpias tu nombre.
Preocupa la casi nula (para no decir nulidad total) reacción del Ministerio de la Mujer en los casos de Feminicidio en Paraguay y el SNT hablando del abuso sexual y homicidio de una mujer como si se tratara de una bolsa de papa.

 

 

Clamor de justicia

Los recientes sucesos criminales en la ciudad de Santa Rita revela el manejo poco serio de las investigaciones y la falta de interés de las autoridades de esclarecer las ilicitudes. En una manifestación de ayer, varias familias, con
diferentes historias, revelaron cuan impune han quedado atroces asesinatos y violaciones. La iniciativa es a raíz de los cambios bruscos en el rumbo de las investigaciones sobre el asesinato de una joven de 19 años, que incluso desencadenó en el encarcelamiento de un joven que terminó libre poco después de descartase las primeras hipótesis que le sindicaban como autor. 
La impunidad es la garantía máxima de la criminalidad. Un Estado que no castiga a los ciudadanos que atentan contra otros, ya sea menoscabando su bien, su integridad e incluso sacándole la vida, está destinado a perder el control. 
El escaso seguimiento que se le da a los crímenes, sin esclarecerlos, sin detenciones y sin procesar a los responsables, terminaron colmando la paciencia de los pobladores de esta ciudad. Esto ocurre cuando el Estado no da ninguna garantía de brindar seguridad. 
El total demérito del sistema judicial debe ser analizado con detención para buscar soluciones a corto, mediano y largo plazo. Se debe encontrar la manera que las sanciones sean aplicadas de manera tan conveniente que sirva de ejemplo a los demás ciudadanos, para que se abstengan de cometer algún ilícito. 
Estos sucesos que sacan al tapete las deficiencias, tanto de la Policía Nacional como del Ministerio Público y el Poder Judicial debe ser motivo para iniciar un proceso de reforma de todo el sistema de administración de justicia, de tal manera a que la ciudadanía tenga tranquilidad. 
Se debe iniciar por depurar las causas, darle el trámite debido, hacer cumplir las leyes procesales a rajatabla y excluir a los funcionarios públicos que mercan con la desgracia ajena. 
Este clamor de justicia es signo de alerta para empezar a buscar soluciones a la criminalidad, la mora judicial y la corrupción imperante que entorpecen la administración de justicia.

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.