Ex combiente y HC

Publicado: 12/06/2016 10:50 por jotaefeb en PAÍS: lo que nos quebranta

Quedate quieto longevo humano, te succionare lo poco que te queda de vida.

Escuche a los docentes de historia Pedro Caballero y Eder Rodas.
El principal problema que presenta la enseñanza de la historia en nuestro país es el recorte horario sufrido. En apenas dos horas semanales se deben impartir conocimientos de historia paraguay, historia universal y geografía. Hoy en día se imparte clase a base de textos que no aportan lo necesario, porque se parte de conocimiento fragmentado. Llama la atención que el MEC en el año del bicentenario, ordena eliminar historia del 1ro y 2do año de la media, dejándolo solo en el 3ro. Paraguay al día de hoy carece de políticas de estado en cuanto a educación. Las críticas fueron enormes y el ministerio se vio obligado a revisar esta orden,por lo que hoy de nuevo se enseña historia en dichos cursos.

Comentarios  Ir a formulario



Anónimo

Los paraguayos andamos como ovejas sin pastor. Una probable mayoría de ciudadanos prudentes, enmudecen. Una multitud de ignorantes, caducos y chiflados impone el volumen de sus voces y la estupidez de sus discursos. No hay una voz señera, no hay guía magistral. Del lado de la prudencia y la sabiduría reina el silencio. No han muerto, sin embargo, todos los líderes valiosos, algunos quedan.
Es de principal importancia que los partidos políticos rescaten a sus viejos correligionarios. Grandeza de corazón hará falta hasta para pronunciar ciertos nombres que faltas habrán cometido, pero es la hora cuando devolver deben a la patria su experiencia y lo que aprendieron en sus funciones pasadas. La edad, por otro lado, habrá templado malquerencias y ambiciones bajas.
Hace años, monseñor Ismael Rolón, viejo y retirado, nos obsequiaba sus cartas desde mi oasis, trocitos confortantes de reflexiones generosas. Fue el último pastor que escribió y a quien se escuchó, hasta donde yo sé. Faltan hoy más personas que nos recuerden que el cristianismo no es tanto teología difícil y aburrida cuanto respuestas sanas a nuestras inquietudes diarias.
En el Paraguay no tenemos el club en nuestra cultura, espacios de discusiones constructivas, pero cualquiera puede convocar a viejos amigos para deliberar “un poco” y enviar mensajes de crítica, sugerencias y peticiones a las autoridades partidarias y nacionales para el bien de todos. Que vuelvan a hablar los viejos, porque los jóvenes no se han lucido.
Carlos J. Ardissone V.

Fecha: 12/06/2016 10:53.


Añadir un comentario



No será mostrado.