El Presidente Fernando Lugo afirmó que sin duda el apoyo del sector industrial es clave para que avance el plan de reforma del Estado, y que incluso, muchas iniciativas pueden ser realizadas por empresas privadas paraguayas que están preparadas.

Comentarios  Ir a formulario



Anónimo

En el Día del Empresario, Lugo destacó crecimiento económico-financiero del país

En el Día del Empresario, el Jefe de Estado asistió al acto oficial realizado esta noche en el predio de la Expo, en Mariano Roque Alonso. Durante su discurso, el presidente Fernando Lugo ratificó la intención del Gobierno, de dialogar con el sector empresarial y construir una agenda de trabajo que contemple a otros sectores sociales, para sentar la paz en un acuerdo de corto, mediano y largo plazo, que nos permita construir un desarrollo económico incipiente y sostenible. Enfatizó que “está en nuestras manos, resolver las dificultades a través del diálogo, que se base en la colaboración y el esfuerzo de empresarios, gobierno y demás sectores sociales” durante un mensaje expresado durante el acto que tuvo lugar en la Feprinco.

Lugo expresó sus congratulaciones a los empresarios por su día, y agradeció al sector, por su compromiso con la nación, durante un acto que tuvo lugar en sede de la Feprinco.

En la ocasión destacó que según la CEPAL estimó un crecimiento del 7% para nuestro país, colocándose en tercer lugar después de Brasil, con el 7.6% y de Uruguay, del 7%. Destacó que estos datos indican la rápida recuperación de la región, por la confianza y la expectativa positiva del gobierno, empresas y sectores sociales para reencauzar la economía y la reactivación.

El Jefe de Estado recordó lo que pasamos e hicimos juntos en el 2009 por la crisis mundial y una sequía que provocó la caída del 24% del sector agrícola. Añadió que ambos problemas derivaron en una contracción del producto interno bruto, en 3.8%, pero pese a la recesión económica, el Gobierno implementó la política de fuerte impulso del gasto público, que registró un incremento del 27% con relación al 2008 y equivalente al 3.8 % del producto interno bruto.

Destacó que el sector privado no se dejó abatir por el efecto de la doble crisis y con el plan de reactivación del Gobierno, para sostener los puestos de trabajo, impulsó otra política de apoyo sin precedentes a la industria nacional. Mencionó que se realizaron transferencias directas, por un valor de 40 millones de dólares, con capacidades crediticias para los sectores con mayor demanda de mano de obra, como las micro, pequeñas y medianas empresas y la agricultura familiar campesina.

Igualmente, se implementó la transferencia monetaria condicionada, que benefició a 103 mil familias, en comparación a 15 mil del 2008. Todo esto, se logró pese a la baja recaudación fiscal, con un superávit del 01.% del producto interno bruto, resultado del incremento de la recaudación impositiva, del 6.4% y la situación financiera del país, se mantuvo sólida, con reservas internacionales del 26% del producto interno bruto. Un coeficiente de otorgamiento externo del 16% del producto interno bruto y una inflación de tan sólo 21.9% en el 2009, destacó el dignatario.

Ratificó que para el 2010, las perspectivas de crecimiento de la economía, son alentadoras, con un marcado incremento de la inversión privada y la notoria recuperación del sector agropecuario, de la industria y de la construcción.

Mientras que el sector financiero, superó la crisis, sin resquebrajarse, con una gran recuperación del crédito, reducción de las tasas de interés y un tipo de cambio estable, que se refleja en una inflación estimada para fines del 2010, en menos del 5%.

El presidente Lugo señaló que esta buena situación de la coyuntura económica, no debería hacernos olvidar, la necesidad de ratificar cada aspecto a fin de poder avanzar con las reformas. Invertir mas y mejor en la formación del capital físico y del capital humano. Mejorar nuestra conectividad comercial con el resto del mundo, para superar nuestra mediterraneidad, mejorar nuestra productividad y competitividad y reformar las instituciones del Estado, para ganar mayor eficiencia.

En ese sentido, “el plan estratégico, económico y social, tiene trazado un ambicioso plan de mejoramiento de la navegabilidad de los ríos, de los puertos y aeropuertos, como para promover el uso de la energía hidroeléctrica en la transformación productiva”, indicó Lugo.

Otro esfuerzo para sentar las bases de la productividad, consiste en promover la calificación de los recursos humanos, e impulsar el desarrollo tecnológico y las innovaciones. Asimismo, debemos subrayar el esfuerzo de todos y la cooperación interinstitucional, para impulsar la diversificación de la producción. Y por ende, el Gobierno está empeñado en avanzar en las reformas estructurales de la administración pública y de las empresas públicas, para lograr mayor eficiencia, efectividad y equidad en servicios.

Fecha: 30/07/2010 07:15.


Añadir un comentario



No será mostrado.