Te elevo esta plegaria, Señor Todopoderoso para que, en tu infinita sabiduría y misericordia, sepas encontrar la forma de perdonar al hermano Fernando Armindo por sus hirientes pecados y lo vuelvas a re-encausar a la buena senda.

Lo pusiste como pastor a cuidar tus rebaños y te traiciono embarazando a muchas de las ovejas a su cuidado.

Junto con tu iglesia le diste un aura o imagen de esperanza  para que uniera a tu rebaño y hasta hoy día no ha hecho mas que acentuar las divisiones que separan a los cabrones azules, rojos, rosaditos, blancos y violetos en mosaicos aun mas multicolores. Los únicos que parecen estar más unidos parecen ser los corderos colorados; y por ello te damos gracias.

Lo bendeciste con un enorme capital político para que encarara el tremendo desafío de los cambios que mejorarían la suerte de sus hermanos y no hizo mas que derrocharlo y despilfarrarlo en nimiedades y banalidades.

Miente y engaña a sus hermanos cuando dice que se encuentra en el centro "poncho juruicha" cuando abiertamente se posiciona con los ateos izquierdistas. O realmente se encuentra perdido y desubicado, en cuyo caso realmente necesita de tu ayuda.

Se burla, mofa e insulta a sus hermanos con quienes comparte el Palacio por bendición tuya y del electorado. Es cierto que estos hermanos también se dejan y en muchos casos hasta se merecen, pero el hermano Fernando Armindo ya peca de arrogancia y soberbia.

 

Hemos escuchado fuertes rumores de que ya había empeñado su alma por 25 millones al primo venezolano de Lucifer para cubrir su campaña. Recuperadlo Señor antes de que entregue al país  completo cuando llegue el vencimiento.

También lo han visto cuidando y alimentando a los lobos que se comerán muchas de tus ovejas.

 

En fin, Señor Altísimo, los pecados del hermano Fernando Armindo son ya muchos y estamos seguros de que seguirá agregando muchos mas,  por lo que elevamos este ruego para que lo traigas a un sano Juicio y todos juntos en el mundo político, con tu divina ayuda y bendición, lo confinemos a una santa penitencia con mucho tiempo para la reflexión y el arrepentimiento.

 

Ohhhh, Señor Todopoderoso, escucha mis ruegos.

Y si realmente estas escuchando, Ohhhh Señor mío, por favor hacedle ganar a Cerro Porteño el próximo partido.

 

MENSAJE RECIBIDO DE VICTOR FLEITAS

Ciudad: New York

Comentarios  Ir a formulario



Anónimo

A MULTIPLICAÇÃO DOS FILHOS

Ex-bispo e presidente do Paraguai, Fernando Lugo vê crise de governabilidade se agravar depois de novas acusações de paternidade

Luiza Villaméa

O presidente do Paraguai, Fernando Lugo, tem um encontro marcado com o presidente Luiz Inácio Lula da Silva no dia 7 de maio para discutir possíveis mudanças no Tratado de Itaipu, uma das principais bandeiras na campanha que culminou em sua eleição à frente de uma coligação de esquerda.



Foi também o fim de 61 anos de hegemonia do Partido Colorado. Na semana passada, no entanto, não se sabia se Lugo terá condições de, finalmente, começar a tentar cumprir sua promessa eleitoral. Enfraquecido no Congresso, onde não tem maioria, e em confronto direto com seu vice, o liberal Federico Franco, Lugo encontra-se atolado por uma crise de credibilidade, depois que três mulheres anunciaram serem mães de filhos seus.



Em dois dos casos, as crianças teriam sido concebidas enquanto ele ainda era bispo da Diocese de San Pedro, na região central do país.



Ex-coordenadora de uma pastoral, Damiana Morán Amarilla, 39 anos, foi a terceira e mais recente mulher a se apresentar como mãe de um filho do presidente. Batizado Juan Pablo em homenagem ao papa João Paulo II, o garoto tem 16 meses. Ela contou ter conhecido Lugo em 2006. "Me apaixonei, porque ele, como homem, é um fenônemo", declarou. Disse também que sabe de outras seis mulheres que apontam Lugo como pai de seus filhos.



No dia anterior, a vendedora ambulante Benigna Leguizamón, 27 anos, tinha entrado com uma ação na Justiça para que Lugo reconhecesse a paternidade de seu filho Lucas Fernando, de 6 anos.



Na quinta-feira 23, foi a vez de a Justiça determinar que o sobrenome do presidente fosse incorporado ao nome de outro garoto, Guillerme Fernando, de quase 2 anos. Sua mãe, Viviana Carrillo, foi o primeiro - e até agora único - caso reconhecido por Lugo. A multiplicação de filhos do antigo bispo virou até sucesso musical. "Lugaucho tem coração, mas não usa condón (preservativo)", diz refrão de música do grupo Los Angeles.



A oposição, por sua vez, não está levando na brincadeira as revelações em torno da vida privada do presidente. Já entrou com uma ação contra Lugo, com base na lei que considera estupro o sexo com meninas de até 16 anos, pois Viviana teria essa idade quando começou a relação com ele. Por causa dos escândalos, na semana passada o presidente teve de cancelar uma viagem oficial aos Estados Unidos. Pelas pesquisas de opinião pública, a popularidade de Lugo caiu de 64% para 48% em apenas 15 dias.



Para o cientista político Aldo Fornazieri, diretor acadêmico da Fundação Escola de Sociologia e Política de São Paulo, os supostos filhos não poderiam motivar um pedido de impeachment.



"É uma questão de natureza pessoal, não envolve crime contra a administração pública", afirma Fornazieri. "Pode ocorrer, porém, uma crise de governabilidade se a falta de credibilidade se agravar", alerta. Este é o temor do presidente do Movimento de Justiça e Direitos Humanos, Jair Krische. "Embora a tensão não tenha acabado, Lugo estava conseguindo administrar o conflito entre os sem-terra do Paraguai e os brasiguaios", afirma ele, referindo- se aos cerca de 300 mil brasileiros que vivem naquele país.



http://www.terra.com.br/istoe/edicoes/2059/a-multiplicacao-dos-filhosex-bispo-e-presidente-do-paraguai-fernando-lugo-132306-1.htm

Fecha: 30/07/2010 08:24.


Anónimo

EN EL NOMBRE DEL PADRE

Los casos del ex obispo Fernando Lugo resucitan los de los hijos extramatrimoniales de, entre otros, Evo Morales, Alejandro Toledo, Lula y Menem

Media docena de reclamaciones de paternidad contra el presidente de Paraguay y ex obispo Fernando Lugo, han forzado a la memoria a recordar otros casos similares. El continente americano parece proclive a generar Jefes de Estado con descendencia extramatrimonial de la que reniegan y sólo reconocen, como Lugo, cuando se encuentran entre la espada de una demanda y la pared de un puesto o carrera política que amenaza con desmoronarse.



Alejandro Toledo negó la paternidad de Zaraí durante catorce años. La niña se convirtió en pieza de cambio en la campaña electoral contra Fujimori (2000) y posteriormente frente a Alan García (2001). El ex presidente de Perú renegó de la chica decenas de veces. La demanda inicial de la madre de la muchacha se interpretó inicialmente como parte de un proceso electoral envenenado por el Gobierno de Alberto Fujimori y su siniestro asesor Vladimiro Montesinos. Ambos contrataron los consejos de un entusiasta del tema, José Luis Sanchís. El asesor español convocaba citas y ruedas de prensa para ofrecer a los periodistas el bocado más jugoso de la campaña: todos los detalles del caso de la menor.



Toledo se resistió inicialmente al ADN y rechazó los consejos de Alvaro Vargas Llosa que, a su lado en la campaña del 2001, le insistió desesperado para que asumiera su responsabilidad. Un año más tarde, tras una compleja batalla judicial, Toledo reconoció a la adolescente.



Similar actitud adoptó Carlos Saúl Menem con su hijo Carlos Nair. Si en el caso de Toledo sus objeciones se atribuían a la amenaza de su mujer, Eliane Karp, de divorciarse si reconocía a Zaraí, en el de Menem se atribuyeron las objeciones a Zulemita. La hija del ex presidente argentino, hoy con una excelente relación con su hermanastro, no quería ni oír hablar del asunto. Menem, que tenía debilidad por su hija, no quiso contrariarla aunque veía a escondidas al muchacho.



En el año 2006 la justicia falló a favor de Carlos Nair y el muchacho, apuesto y simpático, se convirtió en la mejor baza electoral de Menem para conseguir un escaño en el Senado.



El caso de Evo Morales no llega a la presunta familia numerosa de Fernando Lugo pero también tiene una historia peculiar. Se hizo el remolón durante años para reconocer a Eva Liz, de 13 años y a Alvaro, de 11, ambos de diferentes madres. Tras aceptar la paternidad, después de denuncias en la prensa que podían amenazar su poder, Evo disfruta hoy de los jóvenes con los que ha empezado a mostrarse en público.



En la seguidilla de hijos naturales del poder también se encuadran los de Luiz Inacio Lula Da Silva y Alán García. En 1974, a un año de enviudar, el actual presidente de Brasil mantuvo una relación con la enfermera Miriam Cordeiro. Fruto de la misma nació Lurian. Su padre no esperó a demandas ni escándalos. La niña fue inscrita de inmediato con los apellidos de su padre. Al año siguiente Lula contrajó matrimonio en segundas nupcias con Marisa Letizia Rocco con quien sigue casada.



Alan García obró de manera similar. Apodado en sus buenos tiempos “caballo loco”, el ex presidente de Perú reconoció hace tres años en un mensaje a la Nación ser el padre de Federico, hijo de la economista Roxana Cheesman para quien tuvo palabras de respeto y reconocimiento. El actual jefe del Estado realizó su confesión acompañado de su mujer, la argentina Pilar Nores, con la que tiene cinco hijos. Federico lleva El apellido García desde su nacimiento.



Estos casos hacen recordar en Europa al de Mazarine, la hija extramatrimonial de Francois Miterrand, cuya existencia era un secreto a voces en Francia donde la prensa de entonces no acostumbraba a dar publicidad a la vida privada de los personajes públicos. Pero ninguno iguala al de Fernando Lugo. El ex obispo rompe todos los moldes con media docena de hijos que reclaman, por medio de sus madres, los derechos que les corresponden.

Fecha: 30/07/2010 08:25.


Anónimo

La Coordinadora por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia (CDIA), colectivo de 26 organizaciones de la sociedad civil que trabajan en el sector de los Derechos de niños, niñas y adolescentes, ante los hechos divulgados por la prensa y de conocimiento público, acerca de la paternidad del Presidente de la República del Paraguay Fernando Lugo, manifiesta cuanto sigue:



Que dentro de la misión de esta coalición se encuentra la defensa y promoción de derechos, entre los cuales se inscribe que niños, niñas y adolescentes tienen derecho a la nacionalidad, a un nombre que se inscribirá en los registros respectivos, a conocer y permanecer con sus padres y madres y, a promover ante la Justicia las investigaciones que sobre sus orígenes estimen necesarias, sin distinción de clase o cargo que se ocupa.





Que el proceso político iniciado en el Paraguay, en abril del año 2008, nos interpela a impulsar cambios hacia una sociedad sin desigualdades y a luchar por erradicar prácticas tradicionales de discriminación hacia las mujeres y vínculos de personas, en su mayoría hombres adultos en posición de poder o autoridad en relación a adolescentes mujeres, que desencadenen en abusos.





Que estas prácticas lejos de contribuir al desarrollo integral, nos mantienen inmersos/as en una cultura patriarcal, perpetuando roles de victimización y de falta de oportunidades reales de desarrollo e inserción igualitaria en la sociedad y en el mercado laboral.





Que las Instituciones del Estado deben garantizar la protección para que niñas, niños y adolescentes estén preservados/as de toda forma de violencia.





Ante lo anteriormente mencionado, la CDIA insta a:







- La ciudadanía a estar alerta y vigilante ante situaciones que vulneren derechos de niños, niñas y adolescentes y que denuncie y exija la restitución de los mismos por los canales correspondientes.







- Las instituciones del Estado a que, en el cumplimiento de sus funciones, extremen esfuerzos para investigar y esclarecer los hechos.







- Las instituciones públicas y privadas a promover la educación en derechos y a no tolerar prácticas contrarias a los mismos.







Asunción, 21 de abril de 2009







Coordinadora por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia (CDIA)



Brasil 455 e/ Cerro Corá y 25 de Mayo



Asunción - Paraguay



Teléfono: (595-21) 227-061



Telefax: (595-21) 232-021



E-mail: comunicacion@cdia.org.py /cdia@cdia.org.py



www.cdia.org.py



Fecha: 30/07/2010 08:28.


Anónimo

EL HUMOR RODEA AL ESCÁNDALO EN PARAGUAY

La tercera mujer que le adjudica un hijo a Lugo dice que "como hombre es un fenómeno"

Muchos aprovecharon las denuncias de paternidad que envuelven al presidente Fernando Lugo para hacer bromas y chistes de todo tipo. Una canción de cumbia se está convirtiendo en hit



“Yo también quiero ser obispo, dónde me inscribo”, señaló un programa humorístico, en el que calificaron al presidente de "semental de la patria".



Grupos musicales no tardaron en satirizar la situación. "Lugo no usa condón", señala el estribillo del tema Lugaucho, la cumbia del momento, grabada inmediatamente después de la primera confesión del jefe de Estado la semana pasada. La canción, ideada e interpretada por el grupo Los Ángeles, de Humberto Recalde, se está convirtiendo en un hit en Paraguay.



El lunes, en un acto político al que asistió el mandatario, una gran pancarta decía: "Lugo, papá de todos los paraguayos".



Varios apodos surgieron para el ex obispo que hasta ahora asumió la paternidad de un niño de los tres casos denunciados. Algunos lo llaman "El semental de Paraguay", "Papá de todos los paraguayos" o "Superpapá".

Fecha: 30/07/2010 08:34.


Anónimo

CRECEN LAS BURLAS SOBRE LA PATERNIDAD DE FERNANDO LUGO

Chistes y una cumbia, todo vale para reírse del caso

En Paraguay, el estribillo de una canción popular dice: "Lugo tiene corazón, pero no usó condón".

Además de duras opiniones de mujeres indignadas por las revelaciones que afectan al ex obispo católico y presidente, parte del público participa extasiado en el affaire con burlas de todo tipo, convertida en sketches, frases, chistes y hasta canciones entonadas por los más chicos.



"Lugo tiene corazón, pero no usó el condón", señala el estribillo del tema "Lugaucho", la cumbia del momento, grabada inmediatamente después de la primera confesión del jefe de Estado la semana pasada.



Uno de sus autores dijo al diario sensacionalista Crónica que no pensó que esa música generaría tanta polémica y que lo mezclarían con una supuesta conspiración para derrocar al mandatario. "Quiero aclarar que yo no calumnié a nadie, solo repito lo que dice la mayoría de la gente", manifestó el compositor Humberto Recalde del grupo Los Angeles y autor del nuevo hit.



Este periódico ya había publicado hace una semana una supuesta relación del presidente con la popular modelo argentina Jesica Cirio, tomada en sorna por el público. También los diarios amarillos le atribuyen presuntos romances con la ex Miss Paraguay Yanina González y hasta con la cantante colombiana Shakira.



"Los niños cantores de Lugo", es el título de un sketch del grupo humorístico Ab Ovo que estrenará el 1° de mayo en el teatro. Tony Apuril, vocero del grupo dijo al diario sensacionalista Popular: "Nosotros vamos a representar a los niños cantores de Lugo. Van a cantar todos sus hijos. Ahora, dicen que apareció el segundo y vamos a ver si no vienen otros más. Nosotros, por las dudas ya tenemos completo el coro de niños".



Otro grupo teatral humorístico, encabezado por el veterano Carlitos Vera, "el hombre de las mil voces", ya anunció el próximo estreno de "¡Grande Pa!", como la conocida telenovela argentina.



"Indudablemente estoy agradecido eternamente al presidente Lugo porque nos da un temazo con la historia de sus hijos para deleitar a nuestro público", ironizó. Vera dijo que se vestirá de cura para el show. La modelo Lilian Ruiz será una empleada doméstica que llega del campo y que terminará por meterse en una "situación embarazosa".



"El semental del Paraguay", "Superpapá", "Papá de todos los paraguayos", figuran en grafitis en paredes y baños, con inspiraciones de ciudadanos que toman en sorna la grave situación del presidente.

Fecha: 30/07/2010 08:36.


Anónimo

'SEMENTAL DE LA PATRIA'


Los paraguayos no se ahorran los chistes sobre la paternidad del presidente Lugo cuando era obispo

MARCELA VALENTE

«¡Borom-bom-bom, borom-bom-bom, el presi Lugo, no usó condón!», coreaban ayer los paraguayos en las celebraciones del primer aniversario del histórico triunfo del ex obispo Fernando Lugo en las presidenciales de su país. Pero mientras el público se divierte, el mandatario padece, tras descubrirse su paternidad cuando ejercía de obispo, un escarnio impensado que no conoce todavía final.

Los rumores existían desde siempre en Paraguay, un país machista en el que los datos oficiales admiten que de cada 10 niños inscritos en el registro civil, siete son anotados por la madre sola.

A Lugo, de 58 años, se le atribuían romances secretos con mujeres bonitas, muy jóvenes, hijos y algunas fiestas no religiosas. Pero la presentación en sociedad de un niño de dos años, concebido cuando el presidente aún era obispo, conmocionó a la sociedad y a la Iglesia, y lo que es peor, animó a otras mujeres a denunciar que ellas también escondían un 'Fernandito', como le pusieron aparentemente todas, siempre a solicitud del rebautizado 'Semental de la patria'.

Lugo reconoció ser el padre del pequeño, hijo de Viviana Carrillo, de 27 años, sin someterse al ADN. «¡Habemus papá!», clamaban divertidos los paraguayos tras el reconocimiento oficial. Pero cuando ya se había iniciado el trámite del apellido y el escándalo se aplacaba, apareció la segunda, Benigna Leguizamón, madre de un niño de seis.

Diecisiete hijos

Los paraguayos explican ahora que ADN significa «Aventura de Nando». De hecho, otra mujer se prepara para reclamar. «Le atribuyen 17 hijos, pero yo no creo que sean tantos», especuló el senador Miguel Carrizosa. Habrá que esperar para ver si la magnitud del escándalo merece un juicio político para removerlo del cargo. Por de pronto, la imagen pública del presidente cayó. Quienes lo consideraban «muy honesto» pasaron de 65 a 48% de los encuestados.

El obispo Rogelio Livieres Plano admitió que la Iglesia sabía de los amoríos de Lugo. Reveló que la nunciatura recibió «varias» denuncias de mujeres que tenían hijos del ex obispo. «Es conocido desde hace años», dijo, y explicó que por esa razón -y no por su decisión de participar en política- se aceptó su vuelva al estado laico.

En el Gobierno lograron neutralizar la primera denuncia. El presidente, con rápidos reflejos, reconoció al pequeño sin esperar un proceso judicial o un examen genético. Sus colaboradores lo celebraron e incluso intentaron capitalizar el traspié como «un acto de valentía y honestidad». Pero el segundo caso ha sido un duro golpe.

Fecha: 30/07/2010 08:37.


Anónimo

"EL CELIBATO ES UNA ESPECIE DE CHANTAJE", AFIRMA SACERDOTE


Tras el escándalo por la paternidad del presidente Fernando Lugo cuando aún era obispo, el debate sobre el celibato cobró fuerza. A decir del religioso Pedro Chinaglia, el celibato resulta una especie de chantaje para muchos sacerdotes, aceptado "a regañadientes".





El cura salesiano explicó, en contacto con radio Uno, que los sacerdotes diocesanos "tienen la promesa de no casarse", no el "voto de castidad perfecta o celibato"



"Uno puede tener vocación para el sacerdocio y otro para el celibato; son dos vocaciones distintas", manifestó. "El celibato es una especie de chantaje, lo aceptan a regañadientes". Alegó que esto hizo que muchos religiosos dejaran el sacerdocio para poder casarse.



Chinaglia recordó que hace dos años se realizó un sínodo en Brasil, donde el principal pedido elevado al Papa Benedicto XVI fue que el "celibato sea libre", es decir, opcional. "Aún no tenemos respuesta", expresó.



"Creo que el Papa no se arriesgará a un cambio tan radical" en la Iglesia Católica, puntualizó el italiano.



LUGO NO VIOLÓ EL CELIBATO



En una entrevista publicada en Última Hora este domingo, el salesiano Chinaglia había manifestado que el ex obispo Fernando Lugo no violó el celibato cuando se desempeñaba como religioso y tuvo relaciones sexuales con una joven, Viviana Carrillo (26) con quien tiene un hijo de dos años.



"El celibato significa no casarse, y Lugo no se casó, así que no violó este voto, ahora sí, lo que Lugo violó fue su voto de castidad", puntualizó en aquella oportunidad Chinaglia.



Ahora, tras un nuevo escándalo en el que Benigna Leguizamón lo acusa de una paternidad irresponsable, salió a la luz que el caso de Viviana no era el único. Incluso, la propia Iglesia Católica reveló que ya tenía conocimiento de este tipo de denuncias contra el ex obispo de San Pedro.





"EL CELIBATO ES UNA INVENCIÓN HUMANA, NO ES UNA LEY DIVINA"

El religioso Pedro Chinaglia sostiene que el celibato fue impuesto para solucionar una época crítica de la Iglesia entre los siglos II y III. Otros sacerdotes dicen que es un don de Dios y un proceso de aprendizaje.

Sentado en un sillón de la Congregación Salesiana, el religioso Pedro Chinaglia se ve tranquilo. De pronto, su rostro relajado por el descanso se ilumina ante la consulta sobre el celibato. Con su peculiar acento italiano, el religioso plantea, antes que nada, que el celibato, tal como lo conocemos, no existió desde siempre como imposición para el sacerdocio.



"En los primeros tiempos, los apóstoles tenían familia, pero luego, con el correr del tiempo entre los siglos II y III, los feligreses notaron que los monjes cristianos, que vivían solos en los monasterios, bajo un régimen de austeridad y celibato, dedicaban más tiempo a Dios, mientras que los sacerdotes casados tenían que resolver sus problemas domésticos", explica el padre.



Esta situación, según Chinaglia, hizo que las parroquias perdieran fieles y, entonces, las autoridades de la Iglesia aconsejaron, y luego impusieron, a los sacerdotes seguir el ejemplo de los monjes renunciando a la familia. "El celibato en el sacerdocio fue un invento humano, de la Iglesia, para corregir esta situación, y luego se hizo obligatorio en el Concilio de Trento, cuando corría el año 1500, pero no es una ley divina", asegura el italiano.



ES UN DON DE DIOS. "El celibato es un estado sobrenatural al que llega el sacerdote, y donde se reserva el amor a una persona en singular para amar a toda la creación de Dios", manifiesta, por su parte, monseñor Rogelio Livieres Plano.



El celibato eclesial, según Livieres Plano, es un proceso de aprendizaje que se va afianzando con los años. "A medida que pasan los años, los futuros sacerdotes fortalecen su celibato o, por el contrario, encuentran alguna dificultad ya en el seminario, y abandonan el sacerdocio y vuelven a sus casas", explica.

Normal">

La idea del celibato como un don de Dios también se plantea en un escrito del padre César Nery Villagra, rector del Seminario Mayor Nacional.



Según el texto, el apóstol Pablo aconseja a los hombres quedarse como él, sin casarse, siempre y cuando tengan el don del celibato, ya que "es preferible casarse que consumirse en la pasión" (1 Corintios: 7-9).



No obstante, según la conclusión de Villagra, Pablo recomienda el matrimonio para los que no tienen el don del celibato, aunque el matrimonio si bien es legítimo, tiene sus limitaciones.



Explica la limitación referida diciendo que el célibe está en un estado superior, ya vive, según Villagra, en la lógica de la resurreción en el Reino de Dios, donde las relaciones matrimoniales resultan superadas (Mateo 22: 29-30).



El doctor Arnoldo Wiens, perteneciente al credo evangélico, se suma a la postura de que el celibato es una creación humana. También cita a Pablo, pero esta vez a favor del matrimonio, cuando dice que "el obispo debe gobernar bien su casa y hacer que sus hijos obedezcan con respeto. Porque el que no sabe gobernar su propia familia, ¿cómo podrá cuidar de la iglesia de Dios?" (1 Timoteo 3:1-5).



Según Wiens, la cuestión del celibato también pudo deberse a una cuestión económica, ya que para la Iglesia es más fácil y económico mantener a un solo hombre, que a toda una familia.



LUGO NO VIOLÓ EL CELIBATO



Para el padre Chinaglia, el ex obispo Fernando Lugo no violó el celibato cuando se desempeñaba como religioso y tuvo relaciones sexuales con una joven.



"El celibato significa no casarse, y Lugo no se casó, así que no violó este voto, ahora sí, lo que Lugo violó fue su voto de castidad", puntualiza.

Fecha: 30/07/2010 08:39.


Anónimo

EL 75% DE LOS CURAS QUIERE CELIBATO OPTATIVO

De acuerdo con el doctor en Sociología Pedro Gorondi, responsable de varias encuestas sobre el tema encargadas por la Conferencia Episcopal Argentina, el 75% de los consultados (laicos, obispos y sacerdotes) están a favor de que el llamado “don de Dios” sea optativo. Cuáles son las razones económicas y políticas detrás de la negativa.



Como Adán y Eva, que fueron arrojados del Paraíso al mundo temporal, el ex obispo y actual presidente de Paraguay, Fernando Lugo, está cayendo a los sótanos de una vida que no estaba del todo en sus planes. El salto al vacío sucedió el pasado 6 de abril –lunes de Pascuas–, cuando se vio obligado a admitir públicamente que había concebido un hijo –y mantenido una larga relación sentimental– mientras oficiaba como prelado de la Iglesia católica. Y el duro aterrizaje en la tierra terminó de darse un par de días atrás, cuando Lugo demostró que ni siquiera un presidente –ni siquiera un ex obispo– zafa del clásico sainete del “separado-con-hijos”: ahora debe pasar manutención por su criatura –Guillermito, de dos años–, debe cerrarle la boca a la madre de Guillermito –que no para de hablar con la prensa– y debe dejar que un voluntarioso miembro de su familia –en este caso, Pompeyo Lugo, su hermano– salga a decir que él, Fernando, sigue siendo un buen tipo. “El celibato es una tortura”, dijo entonces Pompeyo Lugo en defensa de su sangre, y con esta frase dio por reabierto un debate que desde hace ya varios años, de un modo intermitente, convulsiona a la Iglesia católica: el que refiere a la sensatez del celibato en pleno siglo XXI.



Además, durante la Conferencia Episcopal Latinoamericana, hecha en Brasil en 2007, los obispos emitieron un comunicado donde por primera vez reconocían que faltaban sacerdotes y seminaristas, y que el motivo de esta merma estaba estrictamente relacionado con la restricción sexual. “Cada vez se le encuentra menos sentido –advierte Gorondi–. El planteo es: si en la Iglesia se le da tanta importancia al amor y la familia, ¿por qué se obliga a los sacerdotes a vivir una vida tan solitaria y angustiante? Esas situaciones de aislamiento forzado finalmente los terminan empujando y condicionando para tener relaciones, hijos furtivos y todo tipo de prácticas que el Papa no quiere que sucedan”.



Por todo esto, en el 2004 –tres años antes de que se hiciera la Conferencia latinoamericana– los sacerdotes brasileños escandalizaron al mundo al hacer público –mediante una encuesta encomendada por la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil– que el 41% de ellos admitía haber violado el celibato. Pese a ello, el 48% opinaba que esta restricción era importante y un 41% afirmaba que debería ser optativa. “Es común, especialmente en las ciudades pequeñas, que la gente conozca a los hijos de los curas, que son llamados ‘sobrinos’, y a la mujer del sacerdote –remató Luis Antonio de Souza, responsable del estudio–. La gente se lo toma con naturalidad”.



En Paraguay, la población no se tomó el “affaire Lugo” tan ligeramente. Desde que se supo la historia, la imagen positiva del presidente cayó 16 puntos: del 64,14% al 48,04 por ciento.



De eso no se habla. Jesús nunca habló de celibato. De hecho, fue recién en el siglo XVI, con el Concilio de Trento, que la Iglesia católica estableció que la función sagrada de celebrar la misa sólo podía ser practicada por varones controlados y regulados en su vínculo con Dios. Desde entonces, la Iglesia latina carga sobre el hombro un debate latente, que en el siglo XX empezó a avivarse. Por no hablar del siglo XXI. “Es tiempo de una discusión amplia sobre la idea del celibato obligatorio, ya que se trata de una opción de conciencia y espiritual muy personal”, opina José María Poirier Lalanne, experto en religiones y director de la revista católica Criterio. “La permanencia del celibato obligatorio da la pauta de que tenemos una Iglesia autoritaria, desactualizada y no comprometida con la realidad que se está viviendo: un punto de vista que sin duda impactará negativamente en los jóvenes con vocación religiosa”, agrega el sacerdote Guillermo Mariani, famoso por haber publicado un libro –Sin tapujos. La vida de un cura– que en 2004 reabrió el debate sobre las restricciones sexuales.



Pero ninguna de estas opiniones parece torcerle el brazo al Papa. En noviembre de 2006, a poco de asumir, Benedicto XVI reunió a los cardenales de la Curia romana para hablar del tema. Sobraban los motivos: en septiembre de ese año, el arzobispo rebelde africano Emmanuel Milingo había ordenado a cuatro sacerdotes casados y, a la vez, había lanzado el movimiento Curas Casados Ya. Una vez que tuvo a la cúpula eclesiástica delante, Benedicto fue claro: del celibato optativo no se habla más, dijo. Y –en el Vaticano– no se habló más.



Pero sí se habló en otros países. En la Argentina, por caso, hubo varios sacerdotes que terminaron contrayendo matrimonio. Los episodios con más estado público fueron el de Leonardo Belderrain (un párroco platense que dejó el sacerdocio para casarse); el del sacerdote Luis Armendáriz (un mendocino que fue padre, pero que hoy sigue dando misa en provincia de Buenos Aires), y principalmente el de Jerónimo Podestá, el primer obispo en desatar un escándalo: cuando se enamoró de Clelia Luro –39 años, separada, seis hijas– se alejó de la institución eclesiástica –fue suspendido ad divinis, al igual que Belderrain– y fundó la Federación Latinoamericana de Sacerdotes Casados.



“Muchos obispos están pidiendo el celibato optativo, porque se les está yendo mucha gente muy valiosa –advierte Clelia Luro, viuda de Podestá, quien murió hace nueve años–. Pero la Iglesia no se flexibiliza por varios motivos. Uno es el económico: si los sacerdotes pudieran casarse, a su muerte no quedaría nada del patrimonio personal para la Iglesia. Y otro es más de fondo aún: cuando un sacerdote empieza a vivir su propia vida, madura y se hace libre. Y es muy difícil llevar una institución piramidal cuando está poblada de hombres libres. Yo sé que en algún momento el debate va a llegar. Tiene que venir un Papa inteligente, que no es el caso de este Papa. Pero, por suerte, nadie es eterno”.



OPINIÓN



La abstinencia ordena la cabeza



Fortunato Mallimaci (Investigador del Conicet experto en religión)



Por más crisis que haya, para la Iglesia católica el celibato sigue teniendo sentido. Nuestros estudios demuestran que hay un sector de jóvenes que entra a los seminarios porque encuentra allí una Iglesia más conservadora y autoritaria, un espacio de sentido que a ellos les organiza la cabeza. Varios de los que hoy ingresan a la estructura eclesiástica provienen de sectores profesionales, acomodados; a veces son hijos de militares, comerciantes prósperos, familias que necesitan tener bien en claro quién es el amigo y quién el enemigo. El celibato, en estos sectores, da credibilidad y honorabilidad, da diferenciación. Y si llega a haber debates, qué más da. Para la institución eclesiástica siempre es más cómodo hablar de celibato que de un sacerdote como Von Wernich, que cometió delitos de lesa humanidad (asesinó) y, sin embargo, sigue en las filas de la Iglesia.

Fecha: 30/07/2010 08:40.


, siempre pulcros y con un libro bajo el brazo, eran un ejemplo para los demás», comenta Lucrecia, una vecina.



El matrimonio no prestó atención a los rumores sobre la relación, hasta que, hace tres años, la joven vino con la noticia de que el obispo la había dejado preñada. Le facilitaron dinero y la mandaron con su embarazo a Naranjal, un pueblo en la frontera con Brasil, donde consiguió un empleo en el Servicio de Promoción Profesional.



HUMOR CAMBIANTE



Para entonces, Lugo había colgado la sotana y, en enero de 2007, cuatro meses antes del nacimiento de Guillermo, se presentó como candidato a la Presidencia. No obstante, mantuvo su relación clandestina con Viviana e incluso la convenció de mudarse a Asunción, donde la mujer comparte, hasta hoy, el piso con Rolando Lugo, hermano del presidente.



«Antes de asumir su cargo, Lugo la visitaba con frecuencia y ambos se comportaban como dos pichones. El candidato llegaba en un Nissan Patrol o en el Mercedes-Benz negro que compró cuando era obispo. Tenía abruptos cambios de humor: lo veías y era el sujeto más simpático de Paraguay. Pero al instante se convertía en un tirano: no quería que Viviana saliera con el bebé por miedo a los paparazzi y a sus adversarios políticos. Armó todo un drama al enterarse de que ella se había matriculado en la universidad», dijo un conocido, también anónimo, a la prensa local.



Los amigos y los padres de Viviana aseguran que ella nunca aspiró a convertirse en primera dama. Entonces, ¿por qué se querelló? Las malas lenguas dicen que por celos, tras airearse un supuesto romance del presidente con la vedette argentina Jessica Cirio.Pero la mayoría de los paraguayos cree que Viviana lo hizo para que Guillermo no creciera como bastardo, sino como el hijo de este ex obispo que aseguraba recientemente: «El celibato es imperfecto, perfecto sólo es Dios».

Fecha: 30/07/2010 08:42.


Anónimo

IGLESIA PARAGUAYA "PIDE PERDON" POR LUGO

La Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) pidió "perdón por los pecados de los miembros de la Iglesia", en un comunicado que hace directa alusión, aunque sin mencionarlo, al presidente Fernando Lugo, quien admitió que tuvo un hijo cuando todavía era obispo.

Lugo, de 58 años, reconoció el lunes su relación con Viviana Carrillo, de 26, madre de su hijo, que nació el 4 de mayo del 2007. La gestación se produjo cuando el mandatario era obispo emérito de San Pedro, 350 kilómetros al norte de Asunción.

El comunicado de la jerarquía católica no mencionó a Lugo, aunque sí aludió a "los últimos acontecimientos", es decir al escándalo que suscitó desde la semana pasada la demanda por filiación.

"Pedimos perdón por los pecados de los miembros de la iglesia, tanto pastores como fieles", expresó el comunicado.

Pidió asimismo a obispos y sacerdotes renovar el compromiso asumido por el clero en la reciente Misa Crismal de Semana Santa, ocasión en que los mismos reafirmaron sus promesas asumidas con la ordenación, incluyendo el celibato.

"Recurrimos a todos los fieles católicos y a las personas de buena voluntad a orar por nosotros para mantenernos fieles a nuestra misión sacerdotal y episcopal", expresó la nota.

Ante una pregunta de los periodistas, el vicepresidente de la entidad, monseñor Claudio Jiménez, admitió luego que lo ocurrido con el presidente Lugo afecta a la iglesia católica.

"Hay personas que tienen una impresión de los obispos, y tenemos que hacer méritos para recuperar esa consideración", expresó.

Consultado si Lugo puede recibir la comunión tras lo ocurrido, Jiménez afirmó que el único pecado que no puede ser perdonado, como dice la Biblia, es el cometido contra el Espíritu Santo, "y después todo se perdona".

Entanto, un representante legal del presidente acudió hoy a una oficina judicial para oficializar el reconocimiento del niño e inició los trámites para darle el apellido Lugo.

Fecha: 30/07/2010 08:43.


Anónimo

El presidente de la República, Fernando Lugo, debió aclarar su condición de padre en momentos en que asumía la candidatura a la presidencia del país, dijo desde México, el periodista paraguayo, Benjamín Fernández Bogado. Calificó de una especie de provocación la última misa celebrada por el entonces todavía obispo Fernando Lugo, un 8 de diciembre del 2006 en Caacupé, días antes de dar inicio a su campaña.

El comunicador manifestó, en declaraciones realizadas a Radio Ñandutí, que a partir de ahora espera una mayor sensatez del parte del jefe de Estado, para recuperar el terreno perdido, y que empiece a gobernar con mayor rigor.



Lugo debe dejar los temas personales y concentrarse en los grandes temas; no dejar las cuestiones transcendentales que son de interés de toda la sociedad paraguaya, expresó.

Fecha: 30/07/2010 08:45.


Anónimo

Y AHORA.....¿QUIÉN PODRÁ DEFENDERNOS?


Jorge Rubiani. Arquitecto/Historiador

"Cada pueblo tiene el gobernante que se merece", nos decían. Para disculpar a Stroessner seguramente. Hasta que expulsado el Dictador y ya en democracia, elegimos una y otra vez lo que creímos merecer. Y para la conducción de "los destinos de la patria" cambiamos de militares a empresarios, de empresarios a basquetbolistas, de filósofos delirantes a sacerdotes. Y fue recién entonces que creímos merecer lo que tenemos.



Pero he aquí que cuando todavía Obispo, nuestro presidente, factor de sueños de cambio, tuvo relaciones con una chica de 16 años. Menor de edad cuando Lugo había vivido ya 48 primaveras. En ocho años de relación nació un bebé que ahora, con dos años de edad, enfrentaba dificultades para obtener ayuda del padre. Por lo que su madre decidió demandarlo. Escándalo, negativa de que el hecho sucediera, acusación de complot contra el jefe de Estado. "¡Los abogados son operadores de Nicanor!" decían los mas exaltados. Entrevistas secretas con la señorita. Desistimiento de acciones y anuncio de demanda contra los demandantes. Hasta que, finalmente, admisión de paternidad, auto exculpación y proclamación de honestidad. Seguido de un coro de elogios de asesores y colaboradores del Sr. Lugo: "Tuvo el coraje"... "Asumió la verdad con valentía"... "Pocos son los que reconocen sus faltas y errores". Algunos llegaron a excusarlo por las tentaciones que tienen todos los sacerdotes. ¿Tentaciones? Si... es posible. De que un hombre -circunstancialmente sacerdote- se enamore de una mujer. Que sueñe llevar con ella una relación. Podría efectivamente "tentarse" en casarse, formar un hogar. ¿Pero puede llamarse tentación al hecho de que un hombre mayor se aproveche de una casi-niña, 32 años menor que él?. ¡Aunque no fuera sacerdote! ... eso no es tentación. Es abuso, chantaje y prepotencia, dada la condición de obispo del Sr. Lugo.



Pero con el nivel de autocrítica exhibidos por los corifeos del Presidente, se imponen algunos interrogantes: ¿Nadie sabía del asunto?¿Nadie de la Iglesia se enteró de nada? ¿O fue la razón por la que suspendieron a Lugo? ¿Nadie de la parentela -de ella o de él- sabía algo? ¿En San Pedro al menos ...nadie se enteró de nada? O la relación secreta y el niño son el origen de la candidatura de Lugo!? ¿No son el resultado del consabido y tantas veces repetido juego de fundar proyectos sobre secretos compartidos? ¿Y puede ser ésta la razón de la pre eminencia de Paková, Elvio y otros "compañeros" en el gabinete presidencial? ¿Qué mas saben ellos ... para que sean tan importantes, tan subsidiados y tan intocables? ¿Y en la Alianza? ¿Ignoraron todos lo que todo el departamento de San Pedro sabía? Y ninguno reclamó el simple y elemental procedimiento de averiguación de antecedentes que se estila para cualquier gerente de feria .... antes de elegir a NADA MAS Y NADA MENOS que un candidato a presidente de la República? ¿Así nomás se arman los proyectos políticos en el Paraguay ... cuando -a toda costa y sin muchos reparos- se busca el acceso al poder?



Yo no me trago lo de la "la valentía y el coraje" inventados por algunos irresponsables para que el Sr. Lugo salga indemne del brete en el que se metió solito. Por irresponsable y abusador de menores siendo Obispo; y doblemente irresponsable cuando ya Presidente de la República pretendió valerse de sus prerrogativas para negar un hecho grave (¿uno sólo?) y ocultarlo. ¿Dónde están las "militantas" femeninas y feministas? ¿O también se las silencia -como a los hombres- con un simple cargo?

Algunas veces se me ha criticado por las críticas a Lugo. No me interesa fastidiar al presidente. Critico -en todo caso- lo mismo que a cualquiera que proclama virtudes sin estar dispuesto a ejercerlas. Y especialmente a aquellos que incurren con talento en los mismos defectos y vicios que señalan a los demás. Por lo que me parece francamente indignante que mucha gente que se ha desgañitado antes por parecidos pecados cometidos ahora por el "Señor presidente", quieran exculpar a éste por la supuesta virtud de reconocer sus errores.



Concluyamos que probablemente ningún pueblo merezca a sus gobernantes por el sólo hecho de confiar en ellos. Pero empieza a merecerlos cuando acepta sus errores, cuando se muestra complaciente, displicente e irresponsable frente a los que abusan en el mando. Y sobre todo, cuando en vez de comprometerse a erradicar la corrupción en cualquiera de sus formas, la sociedad empieza a caer en la peligrosa distensión de aceptarla como algo normal e inevitable.



Asunción, 21 de abril de 2009



"SOBRINOS DE MI ÚNICO (?) HERMANO..."

Jorge Rubiani

Arquitecto/Historiador



La crónica histórica del Paraguay alude muy ocasionalmente a Obispos en la función de mandatarios. Mientras que el anecdotario es mucho mas generoso en reivindicar el papel de sacerdotes como padres de familia. Curas/gobernadores fueron dos: Fray Bernardino de Cárdenas (1649) y Fray Juan de Arregui (1733). No estuvieron mucho tiempo en el poder como para hacer notar la diferencia.



Sacerdotes/padres de familia, hubo tantos que no se sabe cuantos. Pero en la misma época del Dr. Francia, el “generalizado amancebamiento” era practicado por no pocos religiosos. “Privado de dirección espiritual durante la dictadura vitalicia” -escribe Pérez Acosta- “el clero paraguayo se había relajado en el mayor abandono e indisciplina”. Al punto que muchos "se vanagloriaban de tener hijos de diferentes mujeres". Conocedor de estos desbordes y en "vista del comportamiento inmoral que observaban muchos sacerdotes", el Supremo ordenó en Febrero de 1824 que nadie contrajera matrimonio sin su permiso. La situación no habría mejorado a la muerte de Francia porque un año después de su deceso, el obispo José Vicente de Orué lanzaba una Carta Pastoral con un minucioso inventario de los vicios del clero, instando a sus ministros a abstenerse “…de la sensualidad, lascivia y demás desórdenes diametralmente opuestos a la santidad”. No habrá sido fácil la erradicación de esos males. Y a juzgar por lo que se cuenta y sospecha, los vicios continuaron.



En las primeras décadas del siglo XX, el Pa'í Petricola oficiaba de Cura Párroco en San Estanislao. Famoso por su liberal concepción del celibato, se le atribuía la paternidad de muchos hijos. Cuando la visita de algunos miembros del Obispado de Asunción y notando los mismos que varios chiquillos correteaban por la sacristía, preguntaron a Petricola:

- "Y estos niños ...¿quiénes son?". Sin dudar un segundo, el Cura les contestó:

- "Son sobrinos de mi hermano".

Por entonces, la gente sabía -o suponía- que la famosa expresión "Pa'ima he'i", no estaba referida solamente a lo celestial o eterno, sino a cosas mucho mas concretas y terrenales. Las que incluían la "asesoría espiritual" de muchos religiosos a cándidas muchachas. De manera que no llamaba la atención que un sacerdote tuviera hijos, aunque el hecho fuera un escándalo. Pero si aplicáramos la ley de los promedios (método Carnegie) y se supiera que uno de ellos lo tiene y se sabe, podría admitirse que en proporción, hay otros 10 que lo tienen ...pero no se sabe.



Por lo que cuando un ex sacerdote y Obispo, hoy presidente de la República, es acusado de tener relaciones con una menor y de cuya consecuencia engendró un hijo, sólo puede hacer una cosa: facilitar y colaborar con la mas transparente investigación para llegar a la verdad. Y conocida ésta, si ha sido como él asegura: encarar entonces las demandas que quiera. Todos le apoyaremos. Pero si empieza demandando a los demandantes como ha sucedido ahora, es que "embarra la cancha antes del partido" y no hace sino dificultar el ansiado y transparente camino a la verdad.

¡Es una pena! porque en realidad, nunca preocupó demasiado que no tuviéramos un presidente perfecto. Siempre que fuera -al menos- sincero y honesto. Y tampoco hubiera importado demasiado que sus hermanos tuvieran sobrinos que no fueran precisamente de sus hermanas. Pero, definitivamente, esperábamos -y todavía esperamos- que el señor Fernando Lugo Cañete hiciera notar la diferencia. Y que asuma cualquiera de sus roles: como ex sacerdote y Obispo, posible padre de familia, Líder Nacional y -sobretodo- Jefe de Estado, con calidad y alto sentido del honor y la responsabilidad.

Fecha: 30/07/2010 09:35.


Anónimo

ES MÁS QUE UNA “CUESTIÓN PRIVADA”

por Osvaldo Cáceres Encina

Esta cuestión de los hijos de Fernando Lugo ya se vuelve cansadora y para algunos hasta ya forma parte del folclore de nuestro país. Sin embargo, es necesario hacer un análisis para intentar ver cómo repercuten estos hechos en los actos de gobierno del actual Mandatario.



El caso del primer hijo le golpeó tanto que, pese al intento de buscar argumentos políticos y jurídicos para contrarrestar esta situación, terminó por abandonar la pelea, como ocurre en el boxeo, abatido por los golpes, para reconocer que tenía un hijo.



Lo hizo, en un gesto político en el cual sus asesores de propaganda quisieron vender la imagen de valentía de una persona. Pero lo cierto es que nos encontrábamos ante una situación de un hombre que se negó a reconocer a su hijo durante dos años, e inclusive la posibilidad de que haya cometido un delito, (la relación con la mamá empezó cuando supuestamente tenía 16 años), que a esta altura ya está prescripto.



Para el segundo caso tomó otra actitud. Una dura, señalando que el ADN debía determinar si era su hijo o no. Sin decir es o no es así. Las consecuencias las sufrieron los miembros de su gabinete, con cambios repentinos y hasta irrespetuosos para quienes minutos antes habían trabajado para él. Todo con el fin de opacar la reacción social. Ahora ya se habla de un tercer hijo y la paciencia de la gente se está acabando.



En el primer caso, con el fin de terminar con el acoso de la prensa, Lugo dijo que solo una vez iba a hablar de ese tema por el interés superior del niño de proteger su intimidad. También destacó que era una cuestión privada, que por ese motivo iba a contratar un abogado particular. Buscó confundir lo público con lo privado.



El interés superior del niño pasa no solo por proteger su identidad, sino en otorgarle todo lo indispensable para su protección integral, conocer sus orígenes y tener un derecho a la identidad, y cuando estos postulados no se respetan, se obliga a una intervención judicial y si el implicado es el Presidente de la República, entonces esto necesariamente se vuelve público.



No hay nada privado. Hablamos de la investidura de un mandatario. Del responsable de administrar al país. Aunque nos asaltan las dudas al respecto, ya que si en casa anda con desórdenes internos ¿qué garantías tenemos de que no le van a afectar a la hora de tomar decisiones de Estado?. Como el caso del cambio de los ministros. ¿Quién puede estar tranquilo cuando le reclaman públicamente que no solo cumpla con la ley, sino también con su conciencia?



Lugo habla de que contrató a un abogado privado, pero no explica quién se hará cargo de los gastos. En principio renunció a su sueldo. Tuvo que rever esa situación para pagar la asistencia al hijo reconocido, además, está ante la posibilidad de tener que asumir otras demandas de filiación. ¿Le alcanzará el sueldo para pagar todo? ¿No debería explicar cómo lo hace?



Finalmente una cuestión que también hábilmente se intenta separar. Lugo ya no es obispo. Sin embargo, la gente lo votó para un cambio necesario en este país porque provenía de un sector mayoritario considerado fiable, como es la Iglesia Católica.

El fue nada menos que miembro de la jerarquía y hasta poco antes de anunciar su candidatura estuvo ejerciendo sus oficios como en aquella misa del 8 de diciembre de 2007 en Caacupé, en el que se robó todo el protagonismo.



Esto sin contar que se está viendo un desgaste muy rápido de las relaciones de la jerarquía de la Iglesia con alguien que, paradójicamente, fue integrante de ese cuerpo, lo cual también tendrá consecuencias como ocurrieron con otros gobiernos.



La transparencia empieza por casa. Lugo y sus asesores -que hasta el momento poco favor le hicieron- lo deben entender o terminará desgastado antes de tiempo, con lo que sepultará una esperanza que prendió en la ciudadanía de ver un gobierno serio, honesto y transparente, postulados de los que el pueblo paraguayo fue privado durante 60 años.

Fecha: 30/07/2010 09:36.


Anónimo

POR QUÉ LOS OBISPOS DEL PARAGUAY PIDEN PERDÓN


Solo una lectura atenta y teológicamente motivada del Comunicado del Consejo Episcopal Permanente de la CEP, del 14 de abril de 2009, permite comprender la importancia de este documento, que no puede ser sino la primera respuesta a la "bofetada" que un miembro del Episcopado dio a la Iglesia paraguaya (utilizo las palabras del Obispo de Encarnación, Mons. Ignacio Gogorza, cf. "ABC Color", 14 de abril de 2009, 3).



La primera y fundamental observación nace del pedido de "perdón por los pecados de los miembros de la Iglesia, tanto pastores como fieles". Esto quiere decir que toda la Iglesia, sin distinciones en su interior, se pone delante de Dios y pide perdón.



Solo después los Obispos han hecho la renovación del compromiso asumido en la ordenación episcopal y, de esta manera, han pedido a todos los sacerdotes llevar a la práctica las promesas confirmadas en la Misa Crismal.



Dirigiéndose al Dador de todos los dones, han pedido también "la gracia de una profunda purificación".



La Iglesia de los pobres



La importancia teológica de este documento se encuentra en el redescubrimiento de "la Iglesia de los pobres" en su sentido auténtico, que encontramos en el n.º 8 de la Lumen gentium, la Constitución dogmática del Concilio Vaticano II sobre la Iglesia. En ella se recuerda que el Fundador de la Iglesia se hizo pobre y sufriente, y que la Iglesia, "abrazando en su seno a los pecadores, es a la vez santa y siempre necesitada de purificación, y busca sin cesar la conversión y la renovación".



La Iglesia es verdaderamente "Iglesia de los pobres", porque tiene en su corazón y en su boca solo el escándalo y la locura de la cruz del Señor Jesús (cf. 1Cor 1, 22-25), un Dios que no ha buscado el poder para solucionar los problemas de los hombres, sino que ha renunciado a toda su riqueza hasta el punto de reducirse a nada (cf. Fil 2, 6-8).



Esta dimensión de auténtica pobreza la encontramos a continuación en el número citado de la Lumen gentium.



"La Iglesia continúa su peregrinación 'en medio de las persecuciones del mundo y de los consuelos de Dios', anunciando la cruz y la muerte del Señor hasta que vuelva (cf. 1Cor 11, 26). Se siente fortalecida con la fuerza del Señor resucitado para poder superar con paciencia y amor todos los sufrimientos y dificultades, tanto interiores como exteriores, y revelar en el mundo el misterio de Cristo, aunque bajo sombras, sin embargo, con fidelidad hasta que al final se manifieste a plena luz".



Todo el debate que se está llevando adelante últimamente sobre el "caso Lugo" se ha reducido a una falta contra la castidad. El problema existe. Pero, lo más grave y profundo es lo que concierne al pecado de volver a una concepción triunfalista de la Iglesia, donde se olvida y se borra la cruz del Mesías (cf. 1Cor 1, 17) y, en la búsqueda de los poderes de este mundo, se cree tener una solución que no nos es dada y no nos pertenece dar.



La purificación a la cual estamos llamados, gracias a la saludable bofetada que hemos recibido, es la purificación no solo de la codicia del hombre carnal, sino sobre todo de la arrogancia del éxito (cf. 1Jn 2, 16).



Si lo reducimos todo a un pecado carnal - ciertamente muy grave y escandaloso - de un miembro de nuestra Iglesia, comprobamos no haber sabido aprovechar los acontecimientos salidos a la luz en la Semana Santa de la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.



El Cristo y el Anticristo viven en el corazón de cada uno de nosotros. Nadie está llamado a juzgar a nadie, sino que todos debemos empezar pensando en nuestra conversión personal, en el cambio de nuestro corazón, en la purificación de nuestros actos.



Pero, es importante comprender dónde se encuentra el núcleo teológico del problema.



El teólogo ruso Solov'ëv puso de relieve los rasgos de este núcleo en el conocidísimo Breve relato sobre el Anticristo. La teóloga Michelina Tenace señala agudamente al respecto:



"Sustituir la conciencia del pecado con la conciencia de los problemas es, pues, un camino abierto hacia el ateísmo, como hace el Anticristo, que en el Relato es presentado como uno que tiene la solución para cada problema, mejor de como hace Dios: Dios salva amando, el Anticristo salva 'haciendo el bien'. ... Hacer desaparecer la dificultad es a menudo la ilusión de quien cree que la dificultad, y no la falta de amor, es la causa de su infelicidad".



Discípulos del Señor y no caciques



Me permito hacer una última anotación para que este pedido de perdón no caiga en el vacío, sino que adquiera la plenitud de su sentido.



En nuestro pedido de perdón, no solo tenemos que dirigirnos a Dios, sino que debemos tener el coraje evangélico de pedir perdón al pueblo, que ha tenido confianza en sus pastores.



Los caciques no saben reconocer sus errores y pedir perdón. Los discípulos del Señor, por el contrario, lo saben y deben arrodillarse delante del pueblo más pobre y humilde, que ha confiado en ellos.



La ex candidata presidencial del Partido Colorado, Blanca Ovelar, en una entrevista a "La Nación" del 19 de abril de 2009 (pág. 4), ha hecho esta contundente afirmación: "Creo que la Alianza ganó por la condición de obispo de la Iglesia Católica. ... El pa'i es una autoridad. Por su investidura de hombre consagrado tiene toda la credibilidad. Eso le dio fuerza al proyecto".



Y, en su análisis político, en "Última Hora" del 19 de abril de 2009 (pág. 14), Estela Ruiz Díaz ha escrito: "El capital político de Lugo se basaba en credibilidad que deviene de su lucha social como religioso".



Entre nosotros y Dios está también el pueblo; sobre todo están los más pobres, con quienes Jesucristo se ha identificado: sobre esto cada uno tendrá que rendir cuentas en el día del juicio final.



El Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia es muy claro sobre este punto:



"El peso del pasado, que no se puede olvidar, puede ser aceptado solo en presencia de un perdón recíprocamente ofrecido y recibido: se trata de un recorrido largo y difícil, pero no imposible. El perdón recíproco no debe anular las exigencias de la justicia, ni mucho menos impedir el camino que conduce a la verdad: justicia y verdad representan, en cambio, los requisitos concretos de la reconciliación" (n.os 517-518).



Escuchemos, todos unidos, la conclusión de este fundamental documento del Consejo Episcopal Permanente de la CEP, y hagamos nuestra su conclusión, uniéndonos "a la Madre del Señor Jesús, la Santísima Virgen María, en su humilde deseo de poner en práctica, con fe y convicción, en nuestras vidas 'lo que Él nos diga', para seguir sus pasos, como sus discípulos misioneros, con renovada esperanza".



E. G.

Newsletter, Missione Redemptor hominis

Sitio www.missionerh.it:

Fecha: 30/07/2010 09:37.


Anónimo

QUÉ DECIR DE LO QUE PASA?


Francisco Lucas sscc

Creo que el Sr. Presidente, en condiciones normales, ojo!, debería dimitir ya!, si quiere seguir teniendo una mínima dignidad, tras ofender al país entero, aunque no haya sido su intención. (el pueblo acuñó: “de buenas intenciones está lleno el infierno”)

Pero si por “razón de Estado”, la dimisión fuese más perjudicial al país. Al menos, debe pedir perdón clara y públicamente, por este orden:



1º A todas las mujeres con las que tuvo relaciones sexuales, seducidas o seductoras!.

2º A los hijos/as que haya tenido y negó su cariño paterno al que tienen derecho.

3º A la Iglesia Católica -1ª Institución ofendida- basureada una y otra vez.

4º A su hermosa Congregación del Verbo Divino.

5º Al país entero al que ocultó por acción u omisión,

sus fechorías, durante la campaña electoral.

6º Al Congreso de Diputados y Senadores elegidos por el pueblo, al que

representan, sean, o no, algunos también corruptos o incluso más.

7º Al Señor Vice-Presidente por el maltrato y manoseo vergonzoso, público y reiterado.

7º A los ministros destituidos, por la forma irrespetuosa y de mala educación.

Y no vale que sus enemigos, estén montando una perversa campaña para hundirlo, olvidando su propia corrupción, y “del árbol caído quieran hacer leña”. La presunta perversidad de ellos no justifica las culpas suyas. Más aun con esta posible confesión sincera se elevaría mucho sobre ellos.



SEGUNDO

En cambio, no siendo mi especialidad la política, pero pese a ello, dudo de que sea lo mejor hacerle “juicio político”, porque en esta situación lo prioritario es el pueblo paraguayo que necesita gobierno y programas ya, inmediatos; y no enzarzarse en divisiones, nuevos cabildeos, demoras irrecuperables etc.

Así mismo en lo personal, lo que le va a ser muy difícil, urge dar cariño y respaldo a los hijos que fue dejando en su tortuoso camino pastoral.

Aún podría esperarse que como compensación a semejante deuda con la Iglesia, la nación y la sociedad entera, se entregara con alma y vida; con total dedicación a gobernar con justicia y practique un “nunca más” a la mentira, deshonestidad, ocultamiento y toda frivolidad.

Con todo, sigue siendo mi hermano, rezo por él y le deseo un “resucitar” cristiano, ya que todavía tiene una oportunidad como todo pecador.

De esta suerte, lo dicho no es para condenarlo –quién soy yo?- sino para que se salve él, y el pueblo humilde levante cabeza cuanto antes.

Y tal vez así lograría con el apoyo de muchos o casi todos los que le votaron ayudar a este pueblo tan hundido y que tanto esperó de él.

Y es lo que deseo y pido.

Fecha: 30/07/2010 09:38.


Anónimo

LOS TESTÍCULOS DEL FERNANDO LUGO

Beatriz Gimeno (INDYMEDIA)

El Presidente de Paraguay, Fernando Lugo, ha sido saludado como la esperanza de la izquierda en un país empobrecido por la corrupción política, la injusticia y las sucesivas dictaduras militares.

Lugo fue obispo de una de las regiones más pobres de Paraguay antes de ser presidente. Ahora se ha sabido que mientras era obispo tuvo, que se sepa y por ahora, dos hijos con dos mujeres diferentes. Las dos mujeres tenían menos de 20 años en el momento de quedarse embarazadas, él sobrepasaba los 50.

Siendo él, se supone, un hombre de izquierdas y preocupado por las injusticias sociales, no parece que le preocupara, sin embargo, que la Iglesia, la asociación en la que él ocupaba un alto cargo, siguiera prohibiendo el preservativo, condenando y dificultando el uso de cualquier método anticonceptivo (y el aborto por supuesto) que pudiera librar a las niñas y jóvenes de países muy pobres de ser más pobres todavía. A él no le importó nada que siendo el primero en saltarse las reglas de su iglesia las más pobres se vieran sin embargo sujetas a ellas. A Fernando Lugo no pareció importarle en su momento la suerte de esas dos mujeres y de sus hijos. No sólo no reconoció su paternidad, sino que la ocultó y ni siquiera les pasaba dinero o ayuda a las madres.



Al ahora presidente de Paraguay no pareció importarle demasiado que esas dos mujeres, casi niñas, criaran solas a sus hijos, ni le importó tampoco que esos niños crecieran en la miseria. Mientras, él seguía hablando de igualdad y de justicia. Al final, el ex obispo ha tenido que reconocer su paternidad porque una de las jóvenes comenzó un juicio por filiación y la otra amenaza con hacerlo. El presidente dice que en su caso no se trata de un abuso sexual, como los de tantos sacerdotes, sino de una historia de amor. Magnífico. Un amor que no incluye la suerte de las chicas, a las que dejó abandonadas y embarazadas en medio de una sociedad terriblemente machista; un amor que, al parecer, no se extiende a sus propios hijos de los que no se ha ocupado sino cuando ha sido amenazado judicialmente. Un “amor” que no empujó al obispo a arriesgar ninguno de sus entonces muchos privilegios, sino que se esforzó por mantener dicho “amor” en la más absoluta clandestinidad; privilegios en cambio, a los que renunció con facilidad cuando la alternativa era ser presidente. Ser presidente es una cosa, ser padre es otra.



Resulta que ahora la derecha paraguaya (la cómplice de todas las dictaduras, la dueña de la riqueza del país) acosa a la izquierda por la paternidad de Lugo, por lo que la izquierda ha sentenciado que criticar al presidente es hacer el juego a la derecha. “A lo hecho, huevos” ha escrito el diario Popular. El médico Enrique Stola por su parte ha declarado que si la primera mujer no hubiera denunciado al ex obispo éste seguiría “con sus testículos ocultos". Todo esto nos señala la importancia de los testículos en esta historia, importancia que, como sabemos, va mucho más allá de su papel en la concepción. Además de inscribir a su primer hijo en el Registro Civil -y ya veremos que hace con el segundo, o con los que vengan- el presidente ha anunciado que tendrá que volver a pedir la mitad del sueldo presidencial (al que había renunciado) para pasarle alimentos a la mujer y al niño. Pobre hombre. Ahora resulta que con el medio sueldo de presidente de un país no le da para mantener a una pequeña familia (o no tan pequeña ya se verá)



En fin, debajo de todo esto late el drama de una sociedad en la que siete de cada diez niños o niñas son inscritos como de padre desconocido, con lo que eso significa de condena a la pobreza para ellos y también para sus madres que tienen que criarles solas y en muy difíciles condiciones. Eso y lo de siempre, que para la izquierda o la derecha, los derechos y la igualdad de la mitad de su población, las mujeres, son prescindibles. Cuando hablan de igualdad están hablando de la igualdad de ellos porque la de ellas es otra cosa que pasa, al parecer, porque ellos se envainen los testículos.



Beatriz Gimeno es escritora y ex presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales

Fecha: 30/07/2010 09:39.


Anónimo

ORACIÒN A LA CONGREGACIÒN DEL MIEMBRO DIVINO

ORACIÓN PARA UN PRESIDENTE DECEPCIONANTE.

Se persigna con el dedo medio de la mano izquierda: Chester Swann*

Luque, 23 de abril de 2009.



Padre ajeno que estás por los suelos.

Vilipendiado sea hoy tu nombre.

Por burlar nuestros anhelos.



Viniste a nos, de tu reino encantado.



Y has defraudado la voluntad de tu pueblo.



Que te creían llegado del cielo.



Viéndote impoluto en apariencia.



Creyendo en tu límpido pasado.



Y hasta el pan nuestro de cada día.



Hoy nos lo niegan tus empresaurios.



Que ellos perdonen tus devaneos.



Así como nosotros perdonamos a los traidores.



Que cedieron nuestras riquezas al extranjero.



Mas no vuelvas a caer en la tentación de la lujuria.



Y trata de librarnos de los hombres escombros.



Que aún no nos dejan en paz



Por los años de los años.



Amén.



· Ex periodista, cantautor, escritor y diseñador gráfico, entre otras maneras de perder tiempo sin perecer en el intento..

Fecha: 30/07/2010 09:40.


Anónimo

LA INCOMPATIBLE RELACIÓN ENTRE LA IGLESIA Y EL SEXO

Irina Santesteban (LA ARENA)

El reconocimiento de la paternidad de un niño por parte del presidente paraguayo, el ex obispo Fernando Lugo, pone una vez más de manifiesto que los dogmas de la Iglesia Católica son violados por sus propios sacerdotes.



Hace ya muchos años que se discute, tanto al interior como por fuera de las estructuras de la Iglesia Católica, sobre la conveniencia de mantener la obligación del celibato para quienes se ordenan sacerdotes. El diario "Crítica" en un artículo de su edición del domingo pasado, ofrece datos que surgen de encuestas encargadas por la Conferencia Episcopal Argentina, realizadas por el doctor en sociología Pedro Gorondi. Según estos sondeos "el 75% de los consultados (laicos, obispos y sacerdotes) están a favor de que el llamado 'don de Dios' sea optativo". El artículo expresa además que, durante la Conferencia Episcopal Latinoamericana, realizada en Brasil en 2007, los obispos emitieron un comunicado donde por primera vez reconocían que faltaban sacerdotes y seminaristas, y que el motivo de esta merma estaba estrictamente relacionado con la restricción sexual.



Sin tapujos



En 2004, en Córdoba, el cura Guillermo Mariani, renunció a su sacerdocio antes de que se le realizara un juicio canónico promovido por el arzobispo de esa ciudad, Carlos Ñáñez. Las sanciones contra Mariani tuvieron como origen la publicación de su libro "Sin tapujos", en el cual relata diversos aspectos de su vida como sacerdote -incluyendo algunas experiencias sexuales- y en el cual se pronuncia en contra del celibato. El libro fue uno de los más vendidos en Córdoba en ese año, e incluso fue presentado en la Feria del Libro que se realiza anualmente en la "docta".



Mariani fue muy duro con la jerarquía eclesiástica, calificó a Ñáñez como un "puntilloso represor ideológico", y dijo que la Iglesia de Córdoba estaba gobernada por una "dictadura".



Años antes, el obispo Jerónimo Podestá, también escandalizó a la Iglesia Católica, al confesar que se había enamorado de una mujer separada y con seis hijas. Fue suspendido "ad divinis" por la jerarquía eclesiástica y fundó la Federación Latinoamericana de Sacerdotes Casados.



Una de las razones más fuertes por las cuales la Iglesia no acepta el casamiento de los sacerdotes, es de contenido económico. Al no tener familia -reconocida, al menos- los bienes de los sacerdotes a su muerte quedan para la Iglesia. En cambio, si se aboliera la obligatoriedad del celibato, habría que proceder a dividir claramente el patrimonio de la Iglesia del de los curas, que son los administradores de este patrimonio y de todos los negocios que involucran a ésta. Al fallecimiento de los sacerdotes, sus herederos podrían reclamar bienes supuestamente de propiedad eclesial.



Doble discurso



Más allá de los fuertes intereses económicos que mueven muchas de las decisiones aparentemente espirituales o filosóficas de la Iglesia, los propios feligreses cuestionan esta actitud tan cerrada sobre la posibilidad de que los sacerdotes puedan tener una vida sexual o familiar como cualquier persona normal. La misma contrasta con la posición negatoria o condesciente que mantuvo durante muchos años la Iglesia, sobre las graves denuncias de pedofilia que pesan sobre muchos sacerdotes, al punto que son conocidos como los "curas pedófilos".



Si bien el Papa Benedicto XVI ha pedido perdón por el accionar de los sacerdotes católicos que han abusado de niños y adolescentes en todo el mundo, durante años la posición de la Iglesia frente a denuncias de pedofilia, fue ocultarlas y trasladar al supuesto responsable hacia otras parroquias para evitar eventuales causas judiciales. Como casi siempre este traslado era furtivo y sin conocimiento de la comunidad que recibía al sacerdote sobre sus antecedentes, en muchos casos se producían nuevos abusos de menores, agravando la situación del pedófilo y la de la propia Iglesia Católica, que objetivamente actuaba como encubridora.



El caso Lugo



En el caso del presidente paraguayo, no se trata sólo de la paternidad de un niño que fue concebido mientras él todavía era obispo y, en consecuencia, sometido a la obligación del celibato. Esa sería la menor de las cuestiones. Lo grave del caso es que Fernando Lugo confesó su paternidad luego que la madre denunciara quién era su padre. Más allá de la presión que ejerce la jerarquía eclesiástica sobre los sacerdotes que tienen hijos, que evidentemente influye para se nieguen a reconocerlos, en el caso del ex obispo y actual presidente Lugo, su posición como primer mandatario de una nación con mucha población católica, lo obligaba a tener una actitud diferente. No sólo es grave no haber reconocido al niño al momento de su nacimiento, pues lo priva del primero de sus derechos, reconocido en la Convención Internacional de los Derechos del Niño, la identidad. La circunstancia de ser Lugo 26 años mayor que la madre, y haberse conocido que la relación habría empezado cuando ésta tenía sólo 16 años, es el dato más preocupante de esta relación.



No es tan importante que un sacerdote, aún un obispo, rompa la prohibición de mantener relaciones sexuales, impuesta por la jerarquía eclesiástica. Lo que importa en este caso es que la relación que engendró ese hijo, se constituyó entre un obispo, que es la más grande autoridad de la Iglesia en una región, y una jovencita de 16 años. Aunque no existen evidencias ni denuncias de abuso por parte de Lugo, es evidente que éste ejercia una autoridad sobre la adolescente, y que esa autoridad obró como un facilitador de la relación.



El caso del obispo argentino Podestá, fue muy distinto: él se enamoró de una mujer adulta, lo confesó y al ser sancionado por la Iglesia, fue crítico de esta decisión y fundó la Fundación Latinoamericana de Sacerdotes Casados.



Regocijo conservador



Es obvio que los sectores conservadores y de derecha del Paraguay, que lo gobernaron con "mano de hierro" durante décadas, han aprovechado esta situación para criticar al gobierno de Lugo, de contenido progresista. Pero sus críticas están más dirigidas a los cambios sociales promovidos por el ex obispo que por estos graves errores de su conducta personal. De todos modos, y haciendo esta aclaración, es bueno que quienes apoyamos el gobierno de Lugo, que arribó al poder votado masivamente por los campesinos y los sectores más desprotegidos del país hermano, digamos también las cosas como son.



Bregar por una sociedad más justa e igualitaria, también incluye la lucha contra actitudes patriarcales y machistas, que han sometido a niñas y mujeres durante siglos.

Fecha: 30/07/2010 09:42.


Añadir un comentario



No será mostrado.