CUENTO CHINO

Publicado: 27/09/2010 11:19 por jotaefeb en PAÍS: lo que nos quebranta

  • Andrés Granje

Diecinueve futbolistas paraguayos están varados en Hong Kong sin poder retornar al país , estos atletas fueron con la sana intención de edificar una solida carrera deportiva en el gigante del continente asiático,  tuvieron la  mala fortuna que el empresario que les llevó era trucho,  se quedó sin dinero, no consiguió colocar a ningún atleta en ningún club, de hecho tuvieron casi nula posibilidad de mostrarse a algún club chino y están en una situación critica, sin dinero para comer, prácticamente ya sin hotel, viviendo en plazas publicas, con la posibilidad de que se le venza la visa de permanencia .

Enrique Martínez, uno de los atletas logró retornar, gracias al pedido de ayuda a sus familiares, tuvo que vender una cámara digital para establecer la comunicación, sus parientes  les enviaron para el pasaje, este muchacho a su retorno, contó la tristísima experiencia que están pasando el resto del plantel de 22 jugadores, ahora quedan  19, l otros tres retornaron también por sus medios,   fueron  llevado por el empresario Ramón Rojas Montiel, este señor no consiguió colocar ninguno de los muchachos a quienes embaucó con la promesa que les iban a conseguir contrato de 200 y 300 mil dólares de prima con sueldo de 10 mil dólares al mes, al final nada de eso sucedió y la situación de los atletas es dramática y lamentable en China.

 

Ya tomo carta en el asunto el Ministerio de Deportes de nuestro país, creemos que lo primero es devolver sano y salvo a los muchachos al país, luego sancionar de por vida al seudo empresario que de manera tan irresponsable sometió a tanta penuria al plantel. Enterados también los medio de prensa se pusieron en contacto con los atletas vía internet,  la conversación con ellos realmente fue muy revelador de lo que están padeciendo los chicos, que nunca tuvieron la posibilidad real de quedarse en ningún club de ese país, porque el empresario no tenia contacto sólidos para el efecto.

 

Destacamos la gallardía de los jóvenes, los que hablaron con los medios de prensa, inclusive uno de ellos,  el mas joven del grupo, un chico de 19 años, saco dramatismo al tema, para no intranquilizar a sus familiares, se notaba a pesar de la situación extrema en que se encontraban mucha dignidad y corrección, en todo momento transmitieron confianza en que todo se iba a solucionar, también destacable la nobleza del grupo para con el empresario, ya que señalaron los atletas que el mismo estaba haciendo lo posible para conseguir dinero para el retorno, en ningún momento se escucharon palabras de encono o enojo extremo contra el mismo,  sin embargo entre líneas se notaba la dificultades extremas que pasaban, a una pregunta respondieron que entre todos los 19 chicos no juntaban  50 dólares , como mínimo precisan setecientos dólares cada uno para retornar.

 

Lo concreto es que no se debe permitir la salida de ninguna delegación paraguaya para los efectos que sean sin las mínimas reservas que aseguren la estadía y el retorno sin complicaciones posteriores al país, esta experiencia es humillante no solamente para ellos sino para toda la sociedad paraguaya.

Comentarios  Ir a formulario



Anónimo

FÚTBOL: ESCUELA DE VIDA

Carlos Miguélez Monroy (CCS)

Para algunos departamentos de recursos humanos de empresas norteamericanas, la actividad deportiva le da al candidato un valor añadido. Aunque haya quienes consideren concepto elitista la “formación del carácter”, las actividades extracurriculares pueden aportar para muchos niños y jóvenes una escuela de vida con distintos valores.



El fútbol, una de esas escuelas, corre peligro en la actualidad por la excesiva mercantilización del deporte. Con el crecimiento desmedido de la publicidad, la creciente incursión en el deporte de negocios financieros, inmobiliarios y especulativos, además del de las apuestas, el capital que genera el fútbol parece no tener límites. Para contener esa tendencia, el presidente de la UEFA, Michel Platini, propone la puesta en marcha un reglamento de Fair Play financiero.



Se trata de evitar que algunos equipos revienten el mercado de fichajes con dinero que no tienen. Es el caso del Real Madrid, con una deuda que podría superar los 500 millones de euros. El club merengue ha obtenido en pocos meses millonarias líneas de crédito para comprar las fichas de Cristiano Ronaldo, Karim Benzema, Kaká y otros conocidos futbolistas en España. Los fichajes alcanzan un total de casi 300 millones de dólares en plena época de crisis, cuando los autónomos y a las pequeñas empresas no obtienen ese mismo trato.



“Hay que entender a los bancos. Le dan facilidades al Real Madrid porque saben que amortizará los gastos y pagará”. A este grado llega la prepotencia y la utilización de tópicos falsos. Algunos estudios financieros demuestran que son mejores pagadores quienes obtienen pequeños préstamos que quienes adquieren grandes deudas. De ahí algunos éxitos de los microcréditos.



Semanas después de que el presidente del Barcelona calificara de “modelo prepotente” la estrategia de su adversario en Madrid, el directivo barcelonista logró recalificar los terrenos del Ministadi. Convenció a las autoridades de Barcelona para poner en marcha un complejo urbanístico que le reportará al FC Barcelona 350 millones de dólares.



No pocas figuras públicas y ciudadanos consideran que, por encima de todo, el fútbol es un negocio. Los talibanes del beneficio a cualquier precio parecen ignorar que también son negocios el tráfico de drogas, la trata de personas, la venta clandestina de órganos. Tendrían razón al responder que, en estos casos, se trata de actividades ilegales. Pero el mundo del fútbol se ha salpicado en los últimos años de casos de lavado de dinero, de narcotráfico, de manipulación de resultados y de sobornos. Estas actividades se ven favorecidas por el descontrol financiero que Platini busca corregir.



Los órganos internacionales y nacionales del deporte están llamados a velar por que toda actividad deportiva afiliada aspire no sólo a cumplir la legalidad, sino buscar la ética también.



Nadie niega el componente mercantil del fútbol ni sus posibles aspectos positivos. Pero si el negocio prima por encima de todo, si los clubes contratan jugadores más por el efecto mediático que por el espectáculo futbolístico que aporten; si sus pretemporadas se diseñan en torno a la posible venta de camisetas y no a la preparación de sus jugadores; si la parte formativa de los clubes pasa a un segundo plano, ¿qué es lo que verán los niños y los jóvenes que, al hacer deporte, se ven reflejados en las grandes estrellas mediáticas?



Se empaparán menos de la cultura del esfuerzo, de valores de compañerismo, de juego en equipo y fair play. Verán más el narcisismo de Beckham y de Cristiano Ronaldo, el triunfo fugaz de un Ronaldinho desinflado por la vida nocturna, el ensalzamiento de los “récords millonarios” de los fichajes, el lamentable nivel cultural de la gran mayoría de los futbolistas cuando se les entrevista, a pesar de los millones de euros que ganan.



Sin capital, sería imposible mantener escuelas de fútbol para niños y jóvenes: los campos, el pago de directivos, entrenadores, preparadores, personal administrativo, de mantenimiento y todos los gastos que conlleva formar futbolistas y personas. La clave está en el equilibrio, en la buena gestión, en la transparencia y en que los valores del deporte queden salvaguardados. De lo contrario, el deporte podrá pasar desapercibido en un Currículum Vitae en lugar de convencer al entrevistador de que tiene frente a sí a una persona integral.



Carlos Miguélez Monroy es periodista.

Fecha: 27/09/2010 16:06.


Anónimo

EL FÚTBOL SE COMPORTA IGUAL QUE LA ECONOMÍA

Publicado por Carlos Rodríguez

América Latina exporta 2 toneladas de soja al mundo desarrollado por el equivalente de 1 kilogramo de computadora que importa de aquella fuente. La comparación sigue siendo penosa si hablamos de maní, maíz, zinc o petróleo de este lado y de tecnología de punta, del otro.



Los latinoamericanos somos proveedores fundamentalmente de materias primas y ahí radica nuestra condena. Así también exportamos Maradonas baratos, Messis a medio hacer, Santa Cruces recién cosechados y luego se cotizan a 10 o 20 veces más, una vez en mercados desarrollados.

La mayoría de los mejores futbolistas de Europa son latinoamericanos o africanos y en África se replica el fenómeno que mencionamos al principio. Así como exportamos soja en grano y allá lo convierten en aceite o en alimento animal o en otros 500 diferentes rubros elaborados, pasa con los futbolistas.

El fútbol europeo es el más poderoso del mundo en términos económicos y deportivos, pero cuidado: a nivel de clubes.

Hemos visto luego de la reciente Copa Confederación disputada en Sudáfrica la debilidad de las selecciones europeas de fútbol porque las reglas establecen que deben ser conformadas por jugadores europeos.

Esto implica que se conforman sin los mejores jugadores que están disputando sus torneos que pertenecen sin embargo a las selecciones de sus países de origen (latinoamericanos y africanos).

Los dos ejemplos más tétricos de fracasos en a Copa Confederación fueron Italia y España. La primera, la campeona mundial y la segunda, la mejor selección del planeta según la FIFA. La selección italiana se eliminó en la fase inicial y la española llegó al tercer puesto por detrás de Brasil y Estados Unidos de América.

Y en el plano económico, se da un mismo fenómeno con los productos básicos y los futbolistas aquí en Latinoamérica. Contribuimos a solventar los problemas de aprovisionamiento del mundo desarrollado, ayudamos a resolver el hambre de la población más adinerada pero nos quedamos sin disipar nuestros propios problemas.

Tal vez debamos seguir exportando futbolistas con futuro para que remesen sus dividendos a nuestras economías pero parece ineludible hacer el esfuerzo aún pendiente, de procesar las materias primas que las vendemos en bruto, para que aquella comparación inicial de vender 2 toneladas para comprar un kilogramo, llegue a puntos más equitativos.

Pasa por exportar óleos y no granos.

http://rescatar.blogspot.com/

Fecha: 27/09/2010 16:14.


Anónimo

¿QUIÉN DIJO QUE RONALDO ES CARO?

Por Manuel Ortiz

http://apuntesdebolsillo.blogspot.com/

¿Quién dijo que el fichaje por el Real Madrid de Cristiano Ronaldo era caro? ¿94 millones de euros es una cantidad elevada con respecto a qué? ¿Con respecto a lo que puede valer la propia capital de España? Hay que ser muchísimo más prosaicos y tratar de ver las cosas desde otros pronunciamientos menos radicales, mucho más objetivos, para darse cuenta de que éste y otros fichajes que en el futuro se produzcan ―superiores― no serán más que operaciones financieras de puro saldo, de pura baratija. Todo consiste en modificar ciertas reglas, algunos comportamientos. Y darle por fin ese carácter tan mediático y global que los propios presidentes reivindican.



Una cosa es que llegue un jugador a un club, se ponga el balón como almohada sobre el césped e inicie una larga y soporífera siesta sobre el rinconcito más mullido de la hierba, mientras sus compañeros entrenan, que es lo que han viniendo haciendo todos estos figurones desde siempre. A esto debe ponerse fin de un certero manguerazo. Para empezar, porque el terreno de juego va a estar lleno de compañeros entrenándose y para el jugador va a resultar bastante molesto estar recibiendo contínuamente pelotazos. Y acto seguido, porque van a comenzarse a disputar una serie de encuentros apenas sin fin que no van a poder con el supuesto cansancio del jugador, por mucho que se llame Ronaldo, Kaká o Pipí.



Rentabilizar la operación Ronaldo, como tantas otras que se quieran hacer en este mismo sentido, debería ser, en pura lógica ―y así ha de hacerse―, toda una operación de alto riesgo. Pero no es para tanto. Y para eso, lo primero que hay que hacer es poner a los futbolistas a trabajar. Por ejemplo, la Liga no es suficiente. Y además, es corta. Prolonguémosla. Que en lugar de 20 equipos haya 40. Con la Copa del Rey hay que hacer es tres cuartos de lo mismo. Si con los equipos de Primera y Segunda División se nos queda corta, añadamos la Tercera. Y alguna Regional si falta hiciera. Ampliemos igualmente a más jornadas y a una liguilla más extensa la Champions League. ¿El Mundial? Que jueguen todos los equipos del globo desde la primera jornada de eliminatorias, con encuentros que aunque no lo parezcan pueden reasultar a la postre totalmente apasionantes, como un Zaire-Vietnan de pronóstico imprevisible. Fútbol a diario, tres o cuatro partidos, todos retransmitidos por canales de televisión temáticos o, mejor dicho, dedicados por completo al fútbol. Y las estrellas, por contrato, tendrían la obligación de jugar en todos ellos como titulares. ¿De qué otra forma podrían justificarse sus ganancias? ¡Que se les pagara más si hiciera falta con tal de justificar su ficha! Habría que organizar muchos más torneos, a cada cual siendo "el partido del siglo", nada del partido de la jornada, que en cada jornada ya habría al menos seis o siete partidos de la jornada, del mes, del año, de la década, del siglo, del calendario lunar, metamarciano. Fútbol sin descanso, apto para ser visto a cualquier hora según los horarios internacionales. ¡Y cómo aumentarían las tiradas de los periódicos con tanto partido y tanta competición para poder seguir las incidencias de los que nos perdimos y estar al tanto de las clasificaciones! Entonces veríamos de verdad a las estrellas quizá un poquito menos galácticas, más demacradas por el agotamiento, ¿pero no habíamos quedado en que lo que importaba era el figurín del futbolista, a quien veríamos también en los descansos del juego, anunciado todo tipo de yogures, de aguas minerales y de equipaciones deportivas, que es lo que de verdad les importa a los presidentes, junto a sus flamantes y nuevas urbanizaciones? ¿Llegarían estos incluso a recalificar a los propios jugadores?



¿Costoso, pues, el fichaje de Cristiano Ronaldo? ¡Tonterías, será porque quieren! ■

Fecha: 27/09/2010 16:28.


Añadir un comentario



No será mostrado.