• Olivia Amelia Petrini di Monforte   

Estoy 500% de acuerdo con lo expresado por Lourdes Peralta en su artículo «¿Quién nos hace pelear?». No sé qué porcentaje de los paraguayos serán homosexuales, pero no creo que sea la inmensa mayoría. Por eso me parece desproporcionada la atención que se le presta al tema del matrimonio entre personas del mismo sexo. No digo que no sea importante. Todo lo que afecte a un ser humano lo es; pero, si bien es importante, no es urgente. ¿No tenemos acaso otras prioridades que merecen nuestra atención inmediata?   

Por ejemplo, la educación: es la base de nuestro desarrollo económico y por ende una garantía para nuestra supervivencia como nación libre y soberana. Ahora, con el internet, como nunca tenemos posibilidades: dedicándonos a las industrias y servicios en línea, nuestra mediterraneidad ya no sería un obstáculo. Ya no tendríamos porqué estar a merced del Brasil y de la Argentina rogándoles puertos para sacar nuestros productos. Podríamos también convertirnos en un paraíso de la investigación científica y en un centro financiero… pero para todo eso es imprescindible la educación y formación matemática, científica y tecnológica de los niños y de los jóvenes. Enfoquémonos en lo que es importante y urgente. Escojamos nuestras batallas y no nos dejemos manipular.

 

Comentarios  Ir a formulario



Aireana Grupo

MARCHA LGBTI 2010 DE PARAGUAY

Mucho colorido, alegría y diversidad en la 7ma. Marcha por los derechos LGTBI

Por la igualdad y la no discriminación.

Con fiesta y mucha emoción se realizo el 2 de octubre, la séptima marcha por los derechos de las Lesbianas, Bisexuales, Gays, Trans e Intersex. La consigna de la marcha fue el reconocimiento de la diversidad y por la no discriminación. Bajo el lema “Con taco alto, champión o py nandi exijo libertad para ser feliz”, más de 500 personas de todas las edades y cuerpos de todas las formas y colores llenaron las calles de Asunción, de colorido, bailes, música, reflexiones, deseos, alegría, diversión y mucha buena onda.






La marcha es realizada por la Coalición LGTBI de Paraguay, (Aireana, Panambí, Paragay, La Comuna de Emma, Chana y todas las demás, Ñepyru de Coronel Oviedo y Las Ramonas) esta alianza ha ido creciendo y sumando fuerzas con el feminismo y otros espacios sociales. Entre feministas, clown, comunistas, socialistas, anarquistas, la lista de organizaciones convocantes y participantes de esta séptima marcha, se hizo interminable.


El acto central fue frente al Panteón de los Héroes y fue animado por la actriz y conductora Leticia Medina, el programa de la marcha contó con show de títeres argentinos, danza árabe, una comparsa trans, actuaciones teatrales, monólogos, consignas, también formo parte de la agenda las reivindicaciones. Marie Betancurt de la organización Panambí destaco. ”Las personas trans exigimos el reconocimiento legal de nuestros nombres sociales, a no ser expulsadas de los colegios y a que se nos deje trabajar”, Carolina Robledo de Aireana dijo: “exigimos a la fiscalía hacer su trabajo y que no quede impune el caso de Norma Machado, además de reivindicar el gusto y el placer por ser lesbiana”. Mónica de la organización UNES expreso “las trabajadoras sexuales exigimos que la policía deje de reprimirnos y coimearnos”


Uno de los momentos emotivos fue también la participación en el escenario de familiares de lesbianas hablando ante el público para dejar en claro que las personas LGBTI también tienen familias.


“Desde la Coalición no planteamos matrimonio “gay-lésbico”, nuestra lucha es mucho más amplia, exigimos derechos básicos como, no discriminación, libertad, educación, trabajo, ejercer libremente nuestra sexualidad, exigimos el reconocimiento de nuestras familias diversas sin la imposición del matrimonio como único modelo valido” expreso Carolina Robledo de Aireana.


El evento fue totalmente autogestionado, con recursos propios de las organizaciones de la Coalición y de quienes la apoyaron, esto permitió poner escenario, sonido, música, una bandera de la diversidad gigante, desplegada durante la marcha. No se contó con plata del Estado ni de partidos políticos, al contrario de la campaña fundamentalista religiosa que organizó un festival el mismo día con todos lo recursos de la iglesia, los colegios privados y la prensa derechista.


Al finalizar la marcha, las y los organizadores se despidieron invitando a la 8ª marcha por los derechos LGBTI, la diversidad y la no discriminación que se realizará el 1º de octubre del 2011.

Fecha: 10/10/2010 11:11.


Anónimo

NUEVO ATAQUE DE LA CULTURA GAY

SOMOS MÁS los que defendemos 1 sola forma de MATRIMONIO -HOMBRE Y MUJER


SEÑORES DIPUTADOS, SOLICITAMOS EL RECHAZO DE LA RATIFICAION DE ESTE CONVENIO, MUCHAS GRACIAS

CONVENCIÓN IBEROAMERICANA DE LOS DERECHOS DE LOS JÓVENES

OBJECIONES

El 10 de setiembre de 2009, el Presidente de la República, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, remitió al Congreso Nacional la "Convención Iberoamericana de los Derechos de los Jóvenes" que fuera firmada por el Paraguay en España, en el año 2005.

Este proyecto obtuvo media sanción del Senado y pasó a la Cámara de Diputados, donde tiene dictamen favorable de la Comisión de Relaciones Exteriores.





De aprobarse y ratificarse esta Convención por el Paraguay, sus disposiciones serían obligatorias en

nuestro país con jerarquía SUPERIOR a las leyes y nos obligaría a adaptar la legislación interna a

sus disposiciones.


Artículos objetados de este Proyecto:


ORIENTACIÓN SEXUAL Y MATRIMONIO

Artículo 5. Principio de no-discriminación. El goce de los derechos y libertades reconocidos a los

jóvenes en la presente Convención no admite ninguna discriminación fundada en la raza, el color, el

origen nacional, la pertenencia a una minoría nacional, étnica o cultural, el sexo, la orientación

sexual, la lengua, la religión, las opiniones, la condición social, las aptitudes físicas, o la

discapacidad, el lugar donde se vive, los recursos económicos o cualquier otra condición o

circunstancia personal o social del joven que pudiese ser invocada para establecer discriminaciones

que afecten la igualdad de derechos y las oportunidades al goce de los mismos.


COMENTARIO: Esta Convención, en su Art. 20, señala que se garantiza a los jóvenes el derecho a formar

una familia y unirse en matrimonio. De conformidad al Art. 5, ninguno de los derechos señalados por

la Convención puede admitir discriminación alguna por la orientación sexual.

POR ESTE MOTIVO, ESTO PODRÍA ABRIR LAS PUERTAS PARA CONSIDERAR LA APROBACIÓN DEL MATRIMONIO ENTRE

PERSONAS DEL MISMO SEXO.

Cabe señalar que la expresión "discriminación por orientación sexual" no se halla incorporada en

ninguna legislación vigente en Paraguay a la fecha.


Artículo 20. Derecho a la formación de una familia. 1. Los jóvenes tienen derecho a la libre elección

de la pareja, a la vida en común y a la constitución del matrimonio dentro de un marco de igualdad de

sus miembros, así como a la maternidad y paternidad responsables, y a la disolución de aquél de

acuerdo a la capacidad civil establecida en la legislación interna de cada país.

2. Los Estados Parte promoverán todas las medidas legislativas que garanticen la conciliación de la

vida laboral y familiar y el ejercicio responsable de la paternidad y maternidad y permitan su

continuo desarrollo personal, educativo, formativo y laboral.


COMENTARIO: El concepto de familia y matrimonio de este Artículo no tiene la claridad del Art. 59 de

la Constitución Nacional y podría entenderse como nuevos tipos de familias y matrimonios a

incorporarse encubiertamente al orden jurídico de Paraguay.


MAYORÍA DE EDAD Y PATRIA POTESTAD


Artículo 1. Ámbito de aplicación. 1. La presente Convención considera bajo las expresiones "joven",

"jóvenes" y "juventud" a todas las personas, nacionales o residentes en algún país de Iberoamérica,

comprendidas entre los 15 y los 24 años de edad.


COMENTARIO: Esta Convención considera joven a la persona desde los 15 años hasta los 24 años. Sin

embargo, la Convención de los Derechos del Niño considera niño hasta los 18 años, y en el lenguaje

interno, a la etapa comprendida entre los 14 y los 18 años, el Código de la Niñez y la Adolescencia

llamada "Adolescencia".

Al reconocer el carácter de joven desde los 15 años, está otorgando de hecho la mayoría de edad, a

partir de esa edad y vulnera la patria potestad de los padres. Eso se desprende del contenido de los

artículos de la Convención.


Artículo 16. Derecho a la libertad y seguridad personal.

1. Los Estados Parte reconocen a los jóvenes, con la extensión expresada en el Pacto Internacional de

Derechos Civiles y Políticos, el derecho a su libertad y al ejercicio de la misma, sin ser coartados

ni limitados en las actividades que derivan de ella, prohibiéndose cualquier medida que atente contra

la libertad, integridad y seguridad física y mental de los jóvenes.


COMENTARIO: El Art. 16 de la Convención habla de una libertad sumamente amplia, propia de una persona

mayor de edad. En el Derecho Paraguayo, la mayoría de edad se adquiere a los 18 años de edad. Sin

embargo, esta Convención, de ser aprobada, tendría jerarquía superior a las leyes, y brindaría

tácitamente la mayoría de edad a los 15 años. Las libertades de la que habla la Convención son

prácticamente absolutas y vulneran la patria potestad, puesto que el Art. 16 dispone que se prohibe

cualquier medida que atente contra la libertad de los jóvenes (desde los 15 años).


Artículo 21. Participación de los jóvenes.

1. Los jóvenes tienen derecho a la participación política.

3. Los Estados Parte promoverán medidas que de conformidad con la legislación interna de cada país,

promuevan e incentiven el ejercicio de los jóvenes a su derecho de inscribirse en agrupaciones

políticas, elegir y ser elegidos.

La Convención garantiza, en el Art. 21 a los jóvenes los derechos políticos (inscribirse en

agrupaciones políticas, elegir y ser elegidos). Es decir, el joven de 15 años ya podría votar y

activar en política. Esto vulnera el principio de mayoría de edad establecido en el derecho interno,

que se adquiere recién a los 18 años.


OBLIGACIÓN DE ADOPTAR SUS DISPOSICIONES EN EL DERECHO PARAGUAYO


Artículo 8. Adopción de medidas de derecho interno.

Los Estados Parte reconocen los derechos contemplados en esta convención y se comprometen a promover,

proteger y respetar los mismos y a adoptar todas las medidas legislativas, administrativas y de otra

índole, así como a asignar los recursos que permitan hacer efectivo el goce de los derechos que la

convención reconoce.


COMENARIO: Por este artículo, el Paraguay se comprometería a adoptar medidas legislativas para

promover los supuestos derechos establecidos en esta Convención. Si la constitución del matrimonio no

puede sufrir discriminación por orientación sexual (Art. 20 y Art. 5), el Paraguay se obligaría a

tener que adoptar medidas legislativas para aprobar el matrimonio homosexual.

Si el ejercicio de la patria potestad por parte de los padres "colisiona" con las "libertades" de los

jóvenes, la patria potestad tiene que ceder ante estos derechos y los padres perderían la autoridad

que hoy la ley les brinda sobre sus hijos de 15 años.


ASOCIACION DE USUARIOS Y CONSUMIDORES DEL PARAGUAY

Fecha: 10/10/2010 11:12.


gravatar.comAireana, grupo por los derechos de las lesbianas

EL Sr Gustavo Olmedo no sabe que desde que el mundo es mundo hay mujeres que aman a mujeres y hombres que aman a hombres. Formamos parte de todas las culturas en todos los tiempos aunque le pese.



Acostumbrado como está el sistema ideológico imperante, machista y heterocentrista a imponerse y silenciar las voces “diferentes”, cree ahora que porque empieza a verse la injusticia, se trata de una dictadura. ¿Será su manera de ver el mundo?.Si se trata de incluir, para ellos significa imponer, porque están acostumbrados a ser los únicos que existen: única orientación sexual, única forma de familia, única verdad… ya los conocemos.



La “homosexualidad” no se difunde, no se puede difundir; gays y lesbianas existimos desde siempre sin difusión ninguna. No pretendemos que todo el mundo sea lesbiana o gay, aunque sí ustedes pretendan que toda la gente sea heterosexual. En el mundo cabemos todas/os: heteros, gays, lesbianas, trans. Usted piensa que enseñar la realidad de la humanidad diversa está mal, entonces es necesario ocultarla ¿para que las nuevas generaciones sigan agrediendo a quienes consideran diferentes?.



Educar en la ignorancia produce violencia. Hay travestis, gays y lesbianas asesinadas a lo largo y ancho de este mundo por ser lo que son. Ese es el resultado del prejuicio impuesto desde la educación de siempre, o sea, la que usted defiende. Mostrar la diversidad humana no es un atropello a “la” familia, en ningún momento se dice que el modelo tradicional está mal. Más bien se propone que se reconozca con las otras realidades existentes. No se trata de encarcelar por opinar sobre matrimonios, sino de que el Estado reconozca a sus ciudadanos/as garantizando los mismos derechos.



Con su artículo aplaude la discriminación proponiendo que se siga enseñando el silencio, insinuando que es “normal” que haya personas sin derechos humanos, que está bien que se maltrate (a veces hasta el crimen) a personas que son como usted, aunque le pese.



Aireana, grupo por los derechos de las lesbianas

Eligio Ayala 907. Asunción

Tel y fax 447976; 492835

e-mail: aireanaparaguay@hotmail.com

www.aireana.org.py







Homosexualidad y educación



lunes 17 de agosto, diario Ultima Hora



Por Gustavo Olmedo B.

Fecha: 10/10/2010 11:14.


Gustavo Olmedo B.

Homosexualidad y educación

lunes 17 de agosto, diario Ultima Hora



Por Gustavo Olmedo B.

Fecha: 10/10/2010 11:15.


Anónimo

Discriminar

José Tomás Martínez Zárate

En nuestros días la palabra más pronunciada en los medios de comunicación y en la calle es discriminar. Sería bueno conocer con exactitud el significado de un término tan utilizado. Según el diccionario, significa: “Separar una cosa de la otra. Dar trato de inferioridad a una persona o colectividad”. La primera acepción “separar una cosa de la otra” no creo que tenga una connotación peyorativa, debido a que cualquier acto humano puede realizar una separación de una cosa o la otra sin que esa elección implique algo discriminatorio. Tener la capacidad de distinguir una cosa de la otra es tener raciocinio, discernimiento. La segunda definición sí es una actitud condenable en todo ser humano, dar trato de inferioridad es reprobable para cualquier mente racional. Esta palabra tan malinterpretada en este momento crucial de la historia es el caballito de batalla de aquellos que quieren vivir en una sociedad gobernada por el relativismo.

Si me enfrento a una persona con malas inclinaciones, por ejemplo ante un ladrón de autos, un pederasta, un violador, o un asesino, un drogadicto o alcohólico, lo primero que voy a hacer es ponerme en guardia y voy cuidar mis intereses como cualquier ser humano que tiene uso de razón. Si esta actitud mía o la de cualquier persona es calificada como discriminación, estamos ante un problema social de gran magnitud. No reconocer lo bueno de lo malo es evidentemente una pérdida de valores que nos puede llevar al caos. Sabemos que cualquier ladrón, asesino o violador puede reformarse, toda vez que quiera y tenga la ayuda profesional o idónea para cambiar su comportamiento. Pero el primer gran paso que debe dar ese hombre es reconocer que tiene una conducta desordenada. Sin esa gran premisa ningún ser humano puede cambiar, porque “el peor enfermo es aquel que no reconoce su enfermedad”. Lo más lamentable es que hoy muchos miembros de nuestra sociedad no solamente no distinguen lo bueno de lo malo, la conducta normal y la conducta desviada, y hasta se busca “legalizar” el desorden moral de muchos.

Si en la actualidad se quiere despenalizar el aborto, lo que se busca es que el asesino pueda seguir matando. Si se pretende legalizar el matrimonio homosexual lo que se quiere es perjudicar a los propios homosexuales que en vez de buscar salir de su mala inclinación se le está premiando. Si no reconocemos que tener relación sexual con gente del mismo sexo es una degeneración del hombre, entonces en muy poco tiempo vamos a creer que el robar no es tan malo, como de hecho ya está instalada esa creencia en la sociedad, al considerar gente muy honorable a personas que han vaciado las arcas del Estado. Estamos muy cerca de aprobar leyes que vayan contra toda naturaleza humana porque ya no distinguimos lo bueno de lo malo. Si les consideramos inferiores a los homosexuales estaríamos discriminándolos, pero si reconocemos que necesitan ayuda para salir de sus malas inclinaciones, les estaríamos haciendo un gran bien. Llevar a un enfermo de sida al sanatorio es una obra de caridad, considerarle un ser inferior a nosotros es una discriminación, pero decirle que no está enfermo y hacerle creer que no necesita ayuda es una alienación.

La homosexualidad es una mala inclinación del ser humano, es una conducta inmoral como lo es el adulterio, el robo, la mentira. No por eso vamos a considerarlos inferiores que a nosotros, son hijos de Dios igual que nosotros, pero decir que Dios les hizo así es una falta total de lógica, si en la Biblia encontramos que la homosexualidad es un pecado abominable (Lev 18, 22), en otra parte considera una aberración (Rom 1, 27) no podemos creer que Dios les hizo homosexual, Dios no se contradice. Con esa manera de pensar en el futuro no nos sorprendamos que los ladrones, los asesinos, los adúlteros, los mentirosos digan: “Dios me hizo así” y la sociedad enferma los apañe diciendo: “no hay que discriminarlos”.

Fecha: 05/01/2011 14:37.


Añadir un comentario



No será mostrado.